In Taberna Quando Sumus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In Taberna Quando Sumus

Mensaje por Jason W. Blake el Dom Jun 15, 2014 7:00 am

 La mayoría de los novicios llegan de muchos hogares para huérfanos que maneja la iglesia católica en todas partes del mundo, cuando un sacerdote nota “el don” en un chiquillo, comienza a adoctrinarlo para ser más que solo un cordero en el rebaño, enseñándole que tras una agresión solo se ofrece la otra mejilla a otro igual, pero que en el mundo existen cosas con las que la piedad y la misericordia no son algo a demostrar. Cosas que habitan en las sombras, que buscan destruirnos, alejarnos de la luz del señor, comernos o solo degustarse en nuestro dolor y sufrimiento. Más tarde estos chicos llegas, si quieren, a la abadía de St. Melchiorre en Mont Blanc al límite entre suiza Alemania e Italia, para ser entrenados en el arte de blandir la Fe y la espada.

 Pero no todos siguen esa ruta, otros recibimos el curso infectivo sufriendo en carne propia el horror que aguarda en los rincones más sombríos del mundo, yo mismo por ejemplo hace ya más de 20 años que perdí a mi esposa y mi hijo a manos de un grupo de vampiros que planeaban festejar su propia versión retorcida del día de San Patricio, el solo recordarlo me hierbe la sangre y es un dolor que me alienta a golpear con fuerza cuando mi cuerpo se encuentra al límite y me entrega la motivación para enfrentarme a seres con más aptitudes que las que poseo.

 La orden de vigilantes me ofreció a mí lo mismo que a todos los otros que llegamos a ella por circunstancias trágicas, el poder para buscar la venganza y desatar la santa furia de Dios padre donde sea, pero la orden entrega más que solo eso. Para llevar el dolor, superar el desgano y desesperanza la orden posee una fuerte camaradería, sentarse con hermanos de armas a contar anécdotas, comer y beber junto a la chimenea aleja a las sombras en el interior.

 Aquí estoy una noche de jueves, con mis dos aliados favoritos, el instructor de esgrima Furio Malatesta y Anette Duboux, junto a nosotros una chica de unos diez y siete años que apenas ha hablado algo desde que llego a la abadía, tiene los ojos hinchados de tanto llorar y apenas levanta la cara, al llegar supimos que un grupo de licanos molestos porque su padre erigió su hogar sobre “terreno sagrado”, mataron a su familia mientras ella se encontraba fuera. Todavía no nos dice su nombre, podrá averígualo pero quiero escucharlo de ella. En estos casos siempre nos reunimos un grupo de veteranos y contamos nuestras propias historias, con la esperanza de transformar el dolor en ira y la ira en sed de venganza, luego contamos historias de batallas y demostrar que existe una forma de enfrentar los demonios y ganar.  Por supuesto todos aquellos que deseen unirse a este rito de iniciación pueden hacerlo, siempre y cuando mantengan el tacto.

OFF ROLL:
Cree este tema para que los vigilantes cuenten sus trasfondos, mostrando lo que los motiva y además para crear un espacio de convivencia para la orden. Espero que lo disfruten.
avatar
Jason W. Blake
HUMANOS - VIGILANTES
HUMANOS - VIGILANTES

Mensajes : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.