'Cuentame tu vida en una gota de sangre'

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

'Cuentame tu vida en una gota de sangre'

Mensaje por Marca del Lobo el Dom Mayo 04, 2014 9:07 pm

Úrsula Kozlova




'Cuentamelo todo en una gota de sangre'


El panteón de las deidades gozaba de una habitación completa para sí, tan amplia como un salón de suelo marmolado en piezas negras relucientes. En las paredes, los espejos delineados en marcos dorados se encontraban cubiertos por velos negros similares a los que los antiguos humanos usaban en el luto. Ubicada de manera perfecta, las mesas de roble tallado tenían en su superficie reluciente un candelabro que contaba con tres velas encendidas de forma que las penumbras se deshacían en los vaivenes de las siluetas sin forma marcada, similares a las que se pierden ante la visión que no se ha adaptado por completo a la oscuridad. No había alfombras en ninguna parte del recinto, con única excepción de la parte central del mismo, dónde una mesa colocada en forma de altar de obsidiana resaltaba. Un mantel de color rojo como la sangre misma cubría la parte superior de la misma y en el centro de ésta, una copa de un metal que bien podría ser plata o bien podría ser platino, resaltaba cómo única pieza en medio de cuatro velas rojas. El maestro de sombras tenía diferentes protocolos para poder dar una lección a sus iniciados pero, la maestra de sangre, en cambio, cumplía con otras formalidades. Bella en todas sus formas, vistiendo un vestido tan negro que se perdía en medio de la perpetua oscuridad de la habitación, Ursula Kozlova se encontraba con la mirada puesta sobre el cáliz sagrado. Contaban los antiguos que en ésta misma pieza, el primer Donovan había hecho un pacto con los demonios para así, obtener la vida eterna. ¿Qué extraño ser se habría presentado ante él que, capaz de tocar su sangre una vez mortal, logró darle la forma al primero que encabezaría todo un clan después? Eso era algo que ni siquiera la magnífica maestra de la sangre podría responder, dado que la mente de los hijos de Donovan estaba limitada a aspectos que no fuesen leyenda. Pero lo que si sabía, era que en ese cáliz la sangre de los primeros hematomantes fue pasada de maestro a discípulo y de discípulo a maestro. Pocos eran aquellos capaces de conocer los antiguos secretos de la magia de sangre, y por eso, este ritual era prohibido y personalizado para cada uno. No era el honor de ver aquello que los ojos mundanos no pueden ver, sino de ser merecedor de ello.

La puerta de la habitación se vería abierta por la invitada en aquella noche de luna nueva. El intercambio de sangre era un suceso tan íntimo que pocos podrían siquiera aceptarlo. En ese momento en el cual el vínculo se estableciese, ambas quedarían ligadas para siempre como una madre guarda el vinculo sanguíneo con su hija; como un esposo guarda el vinculo metafísico con su esposa.

La tenue luz del recinto iluminó las facciones de mármol de la Reina Úrsula, mientras sus ojos diamantinos se elevaban hacia la puerta, viendo con soberbia habitual a la joven iniciada casi como si la estuviese estudiando en secreto – Acércate, querida mía – susurró en voz baja mientras una tenue sonrisa se dibujaba en sus delicados y hermosos labios teñidos de rojo. El Cáliz estaba vacío pero no sería por mucho tiempo. La mano diestra de la maestra hematonante se extendió con la delicadeza y la parsimonia de las sombras mientras le invitaba a Katerina a ingresar – La noche no espera. – agregó con calma mientras sus ojos diamantinos bajaban delicadamente al caliz vacío. La delicadeza de sus facciones no dejó notar aquel desagrado fugaz que invadió su ser ante la sola idea de establecer una unión con alguien que no era Donovan. Ni siquiera Ileana había tenido tal derecho y placer. Pero Katarina parecía cumplir con los requisitos para volverse un aprendiz de la sangre y los tiempos que se acercaban no dejaban lugar a dudas acerca de la necesidad de los Donovan de tener un grupo fuerte y cerrado con el cual proteger al clan…A los clanes.

Por un instante, sus ojos de hielo se posaron en los ajenos, admirando la inocencia de un cuerpo cuya mente carecía. Podría parecer una niña para cualquiera pero, esa muchacha lejos estaba de serlo. Sin romper el contacto visual, la voz de la reina habló lentamente. - ¿Estás segura que deseas proseguir, Katarina? ¿Tienes idea de lo que sucederá a continuación?-







Love to LCJUNIOR @ Caution 2.0


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Cuentame tu vida en una gota de sangre'

Mensaje por Katharina Leisser el Dom Mayo 04, 2014 11:12 pm

Hacía tan solo un par de noches que había arribado nuevamente a su país de origen, pues Katharina hacía años había emprendido un largo viaje por el este de Europa y sus adyacencias en busca del conocimiento que solo se adquiere al recorrer el mundo, pues llego el momento en que ya no bastaba con solo leer en los cientos de libros que habían llegado a sus manos e irremediablemente llegaba el momento de salir de la seguridad de la biblioteca y adentrarse en las profundidades del mundo exterior. ¡Había vivido tantas cosas en aquellos meses!, sin embargo sentía que aquél viaje no solo le había hecho descubrir el mundo con sus maravillas y peligros a partes iguales, sino que la había preparado física y mentalmente para afrontar el mayor aprendizaje de su vida hasta ese entonces. Por extraño que parezca, parecía haberse gestado en aquella mujer, de apariencia tan aniñada, un cambio tan grande que solo podía corresponder a su verdadera edad en aquél mundo, y que sin embargo era imperceptible para todo aquél incauto que se dejara llevar por la juventud que irradiaba su pequeño cuerpo y sus ojos claros de adolescente.  


Aquella noche recorrió las calles bajo la hermosa luna nueva que centelleaba sobre sus rojizos cabellos, encontrándose con que a pesar de saberse las calles de su ciudad natal de memoria, parecía como si todo adquiriera un nuevo significado a medida que se acercaba a su lugar de destino, y es que no era para menos, Katharina sabía en su fuero interno que aquél camino marcaría para bien o para mal un antes y un después en su existencia como “Oscura” y al llegar, después de haber meditado tanto tiempo sobre lo que ahora acontecía, se permitió no titubear antes de abrir la puerta que le separaba de su gran prueba y allí, allí estaba ella.....  La Reina.


Con respeto apartó la capucha negra de sus cabellos y bajo levemente la mirada en señal de admiración, enmudecida, las palabras se quedaban cortas para describir la belleza y presencia de aquella mujer que parecía sondear su alma a través de aquellos ojos diamantinos que le observaban.


"-      Acércate querida mía –" Escuchó y aquella voz pareció sacarle de su ensimismamiento, por lo que comenzó a moverse en su dirección sin apartar la mirada de sus exquisitos gestos, admirándola sin perder su propio temple.  – La noche no espera – Volvió a escuchar y asintió emitiendo una leve sonrisa, mientras se adentraba en la oscura habitación.
 
“ - ¿Estás segura que deseas proseguir, Katarina? ¿Tienes idea de lo que sucederá a continuación?-
 

Las palabras de La Reina parecían llegar como un sueño, tantas veces había pensado en aquél momento y en aquellos instantes la mismísima joya del clan le hacía esa pregunta, una que múltiples veces ella misma se había preguntado en la soledad de su mente,  pero que solo en aquél momento comprendía cual era la única respuesta hoy y siempre:


Mi Reina….  Pocas veces he estado más segura de algo antes… - Contesta a medida que se va acercando más a Ursula- y aunque desconozco que me deparará el destino, ahora solo sé que deseo ser digna de pertenecer al clan y que usted me haya dedicado su tiempo esta noche... -  Responde en un tono bajo pero desprovisto de miedo, elevando un poco sus ojos cristalinos para observar a su interlocutora. 
avatar
Katharina Leisser
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 7

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Cuentame tu vida en una gota de sangre'

Mensaje por Marca del Lobo el Dom Mayo 11, 2014 8:30 pm

Úrsula Kozlova




'Cuentamelo todo en una gota de sangre'

Los ojos diamantinos de la joya de la raza cayeron cual manto de la noche sobre la muchacha frente a ella, dueña de la cabellera rojiza y la mirada inocente que tantas vestales tenían. Los rasgos felinos de Úrsula transmutaron un instante cuando la oscuridad del recinto delineó sus preciosas facciones a medida que sus cabellos caían cual cascada de obsidiana sobre su pálida espalda. Y entonces fue cuando el sublime rastro de una débil sonrisa zigzagueó en sus labios mientras las débiles palabras de la joven ante ella acariciaban sus oídos. No había calma en Katharina, sino esa reacción tan normal en los hijos de los hombres que permiten a los vampiros acceder a lo que ocultan en sus venas.

¿Le temes a la noche, hermosa Katharina? Porque la noche no se parece en nada a la mujer que con ella se viste y observa tu silueta con un cáliz de metal plateado en sus manos. La noche no es más que el ajuar de la reina Donovan, quien camina como dueña y señora de ésta.

Con parsimonia sombría, una de sus perfectas y delineadas cejas se levantó de forma altanera, entrecerrando así sus ojos de hielo a la vez que comenzaba a exhalar el aliento de esa hermosa copa que sostenía en sus manos; deliciosos dedos tan níveos como la nieve – Somos dueños de nuestro destino, Katharina – susurraron así sus labios, separándose por un leve instante, aquel que dura lo que un pestañeo. Era como si marcase  con esa acción una reprimenda a la novata que está ante sus ojos – Mi tiempo es algo que no regalo a muchos, querida mía. Y no tengo tolerancia ante la idea de gastarlo pero, en ti veo una posibilidad abierta que bien podría valer esta noche…y muchas más- susurró como si su voz fuese un ronroneo y por vez primera, su mirada de hielo se clavó en la ajena, como si con éste único gesto buscase introducir y fusionar su ser con el de la muchacha.

-Por tus venas, Katharina, corre el líquido vital que te hace hermana mía. Somos hijos de una madre que palpita con cada latido de nuestro corazón. Lo que tú me pides…lo que yo puedo entregarte es un vinculo que supera ese…-el tinte transparente de sus ojos empezó a ser consumido por el color carmesí a la vez que sus labios delicados mostraban una nueva forma al entreabrir los labios, dónde dos colmillos perlados se dejaban ver por encima. La sangre dentro de sus venas empezaba a arder mientras su aliento parecía exhalar el deseo de morder la carne de la Donovan frente a ella. Pero no podía más allá de que su hambre y sed lo pidiesen. El ritual debía llevarlas a ambas al estado previo para así, permitir que el líquido vitae adquiriese el calor humano y lujurioso del depredador a punto de cazar. Úrsula bajó el caliz, depositándolo en el altar. Sentía las venas de sus muñecas hinchándose apenas por debajo del manto transparente de su piel de mármol. Y entonces en un gesto elegante, la joya de la raza colocó sus labios entreabiertos en la misma, abriendo su propia muñeca y con ésta, saboreando el sabor de su propia sangre. No fue más que una leve caricia, capaz de despertar los más internos y poderosos deseos. Pero la sangre del color escarlata oscuro comenzó a manar de la misma. Los ojos rojos de Ursula se clavaron en el líquido que escapaba de su ser y con un movimiento suave de su rostro, aquel que amenazaba con caer sobre el altar se detuvo en el aire.

Su mano se abrió, meciendo sus dedos apenas doblados hacia lo alto y entonces, como llevado por fuerzas desconocidas y ajenas, la sangre que escapaba de ella formó una esfera escarlata que se mantenía completamente contenida a escasos centímetros de la palma nívea. –La sangre es nuestra vida. Esta sangre puede crear nueva vida…Cuando te alimentas de un compañero, la vejez mortal que nos amenaza desaparece. Sin ella, no somos más que un leve suspiro en el temible e infinito universo. – sus ojos parecían hipnotizados en aquella forma carmesí que flotaba en su diestra. – Mi sangre canta el relato de lo que fui, lo que soy y lo que seré. El vínculo que me une al primero y al último Donovan. El vinculo que me une a la madre de sangre que nos permitió existir. – Susurró de nuevo, ahora separando sus ojos de la figura que se mecía con completa armonía en el aire para posar sus ojos felinos en la joven – Dame una razón por la cual yo quisiera compartir una parte de mí contigo. Y te ruego, Katharina…no digas que es por ayudar al clan. La decisión siempre es más personal que eso. En este momento, cuando ves tu sangre moverse ante ti; cuando reconoces tu historia te das cuenta que el camino del Donovan es muy solitario y cada decisión es tan propia como la sangre misma – la mirada diamantina de la preciosa mujer se perdió nuevamente en aquella esfera, llenándose sus ojos de lágrimas ante la sola visión que se abría ante ella. ¿Por qué ella había aprendido tal nivel de control? ¿Fue por el clan? No, tal como había dicho, la elección siempre era  mucho más personal.

‘-Porque tú eres mío y yo soy tuya-‘resonó en su mente aquel instante sombrío en el cual Ursula eligió el control de la sangre como arma.

Tan simple...tan personal...tan humano...








Love to LCJUNIOR @ Caution 2.0


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Cuentame tu vida en una gota de sangre'

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.