El inicio del fin (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Fenrir el Lun Sep 02, 2013 11:20 am

El alba despunta en el horizonte después del quinto día de retiro, tu exilio para meditar y conseguir algo de los espíritus se ha prolongado demasiado, más de lo que cualquiera de la manada ha previsto -y más de lo que tu, como líder, puedes permitirte-. Fuiste buscando el silencio y la quietud de los bosques, la sabiduría de la madre tierra, y decidiste quedarte como invitada un tiempo indefinido con la esperanza de encontrarte con algún indicio, que resuelva el dilema que ahora azota a la raza licana. Mas sin embargo, no quieren los Hados que tu capricho sea cumplido pues cinco veces la luna se ha puesto en el horizonte, cinco veces el disco dorado del sol se ha elevado en reclamo de su potestad, cinco veces has esperado en vela alguna señal y solo te responde el silencio helado de la noche. Aquel día naciente has tomado la decisión de marcharte al ponerse el sol en el firmamento, aquel sitio no tiene lo que necesitas y prolongar tu estadía es más que innecesario.

Caminas por los senderos vacíos a esa hora temprana, te deslizas furtivamente por los rincones más apartados para evitar cualquier encuentro no deseado, buscas el sitio ideal para poder estar tranquila, anhelas un momento a solas para poder elevar tus plegarias a la Madre Tierra rogándole por la protección de sus hijos. Ahí, de pie en medio de la creación suprema, acariciada por el ceráfico viento de la mañana y bañada por los rosáceos rayos del sol primigenio, te sientes perfectamente libre de la cortesía palaciega y vacía de todo pensamiento que puede atormentarte. Te arrodillas en un pequeño claro, lo más alejado posible de cualquier camino y elevas los ojos hacia la última estrella, el lucero de la mañana y, como te enseñase tu padre, inicias una plegaria de indulgencia para, al terminar, sentarte en flor de loto y cerrar los ojos, hablando al viento, develando aquellos recónditos pensamientos que anidan en las noches desde tu oscura cabellera.

-Gaia, madre, guardiana, escúchame. Necesito respuestas, necesito TUS respuestas; ¿por qué permites que tus hijos caigan?, ¿acaso es una especie de bizarra diversión para ti, madre?, ¿deseas ver hasta que punto podemos llegar?. Conoces nuestras debilidades, nuestras fortalezas; han pasado siglos desde el último enfrentamiento y ahora... Ahora mis hermanos desaparecen. ¿Por qué entonces, nos pones esta prueba que quizá fallemos?-

Suspiras largamente, aquel monólogo contigo misma -por que eso es, y dudas mucho que la diosa responda a tus cuestionamientos- no te da la paz que buscas, sabes que solo una cosa te traerá ese sosiego que durante cinco lunas te ha evadido; mas sin embargo, Gaia nunca está quieta, sus designios son cambiantes cual estación del año, nunca sabes lo que puede depararte. Un intenso sonido de pasos te alerta, ¿habrá alguien descubierto tus plegarias?, ¿podrían saber a qué te refieres, sin necesidad de mencionarlo?. Te pones de pie con agilidad y tomas el bô que has llevado contigo a guisa de bastón, lo haces girar entre tus dedos y finalmente, lo detienes y estiras el brazo en dirección al ruido

-¿Quien va?, !identifíquese!-

El espíritu lupino de Fenrir impulsa cada movimiento calculado, tenso y delicado a la vez; el tiempo se detiene en un eterno "tic-tac" mientras la expectativa aumenta. Gaia juega con los sentimientos de sus hijos sin importarle mucho el efecto que tendrá en ellos.
avatar
Fenrir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Moira el Lun Sep 02, 2013 5:15 pm

Habia decidido pasar unas vacaciones en Francia, hacia alrededor de 70 años que no volvía a mi hogar original, el autoexilio impuesto por mi, me habia desistido de regresar mis pasos al que alguna vez habia sido mi hogar, sin embargo por azares del destino, me habia visto forzada a regresar, no habia vuelto a saber absolutamente nada de los Fenrir, mis hermanos de clan, las cosas habian cambiado, pero en mi cabeza parecía como si fuese ayer la época en que aún vivía con ellos, los sueños de grandeza que los chamanes del clan habían predicho para mi, no se habían cumplido, y mi vida habia cambiado tanto, que definitivamente la grandeza no se encontraba ya trazada en mi camino.

Vivía con los Likaios, habia adoptado la forma de vida de cualquier ser humano, se habían convertido, y eso me aterraba pensarlo, en la parte mas importante de mi vida, incluso aún más que la de mis propios hermanos, y aquel raro sentimiento de incomodidad que se apoderaba de mi, cada vez que pensaba que me tenía sin cuidado lo que pudiera pasar, sentía que mi misión era proteger a los seres humanos, y si en el proceso, eso significaba rechazar mi origen, me vería forzada a hacerlo, nadie habia pasado las cosas que yo, por lo que dudaba que lograsen comprender el sentido que le habia dado a mi vida, y por la misma razón el exilio que yo misma me había impuesto.

Mis pasos, sin darme cuenta, y quizá por que los espíritus así lo habían decidido, me habia visto inmersa en los amplios bosques en los que antes avitaba, recordé las imagenes de la guerra, y a mi, cuando aún era una cachorra, corriendo alegremente con mis demas hermanos por el bosque, a mi madre, y a los ancianos chamanes que me educaron como chaman también, reprendiendome y diciendome que debia comportarme como la futura conexión entre los espiritus y nuestro mundo, y que debía mantener la mente lo mas serena posible.

Nada ha cambiado, el lugar permanece perpetuo e inamovible, los mismos árboles, quizá la tribu si ha cambiado, nunca mas he vuelto a ver a ninguno de sus miembros, aunque recordaba a la perfección a todos y cada uno de ellos, dudaba mucho si ellos me recordasen, y si al verme me ignorarían por la decisión tomada, los lobos son orgullosos, y seguramente a estas alturas, ya debían de saber donde vivía y por que le habia dado la espalda a los míos.

Mientras caminaba, llegó a mis oidos un rumor...primero llegó el rumor inentendible, pero a medida que mi curiosidad crecía y me acercaba al lugar de donde aquella voz salía, podía entender mejor algunas palabras, el hecho de vivir con los humanos, me habia vuelto menos sigilosa, por que lo que estaba segura que mis pasos serían capaces de alertar a un oso hibernando, me quedé a unos cuantos metros de un claro de un bosque, escuchando atentamente.
Era una mujer la que hablaba, y por sus palabras...y el aroma que llegaba a mi nariz, sin duda alguna era una loba, pero mis sentidos se habian atrofiado un poco, al menos lo referente a mi olfato y mi oído, la vida en la ciudad es extraña, y aunque me he acostumbrado, a vecez no deja de resultarme completamente radical a la vida de un Fenrir.

La mujer habló entonces, me había descubierto, salí de detrás del árbol del que me habia ocultado,y me llevé una mano hacia el pecho de sorpresa, conocía a la mujer, aunque dudaba que ella me conociera, de niña jugaba a imaginarme que era ella, la mujer que había derrotado a Valadir cuando este habia perdido todo atisbo de cordura, su nombre si no mal recordaba era Saya...o algo parecido, mi cabeza daba vueltas, era cierto, jamás habia tenido la oportunidad de estar ante ella, solo verla pasar, su presencia imponía, ahora sabia por que era la lider, mi madre decía que en la sangre de Saya corría la mezcla de los dos clanes mas importantes...según su visión tan reducida y cuadrada del mundo.

Los designios de nuestra madre son completamente extraños. Ni siquiera yo cuando hablo con los ancestros pueden dar una respuesta clara al respecto, cierto es que los Fenrir nunca han sido un clan guerrero, quizá por eso tienen mas susceptibilidad a ser capturados por los bebedores de sangre, y sin embargo...los Ardwolf conocedores de esto han alzado las manos. Tal vez nuestro deber va mas allá de hacer la guerra, tal vez nuestra verdadera misión es la de proteger, creo que nuestras capacidades misticas nos vuelven un atractivo extra para nuestros enemigos, los Ardwolf están tan secos como los filos de las armas que blanden, y los Likaios...bueno...es bien sabido que todos consideran que han perdido gran parte de su "licantropía", por vivir entre los humanos...Lamento haber aparecido tan así, Saya....mi nombre es Moira, y me solian apodar "Conejo Azul" murmuré, y acaricié mis manos un tanto nerviosa
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Ian Wolf Backer el Mar Sep 03, 2013 12:19 am

Tras mantener un camino constante en aquellos bosques que su abuelo alguna vez recorrió en su juventud, aquel hijo perdido de linaje puro de licano se encontraba buscando a los de su propia familia, aun si ellos ni siquiera esperaban que existiese. Descansando en momentos cuando aquel gran señor sol se alzaba en la parte más alta en el cielo, también descansaba en ocasiones cuando la bella Selene le brindaba su hermoso brillo en su caminar. Alimentándose de aquellos animales que, con fervor su abuelo le enseño a darle caza, agradeciendo como siempre a su espíritu, y a la madre tierra por darle aquellos alimentos.
 
Manteniendo paso firme, por fin había llegado a la zona donde le había contado su abuelo que sus hermanos lobos se encontraba la zona donde se encontraba aquella tribu familiar, todo el lugar era nuevo para él, cada aroma que le alcanzaba a llegar al interior de sus fosas nasales era como conocer un mundo nuevo, pues cada árbol de la región tenía su propio aroma, cada animal, pero un aroma en especifico le indicaría que había llegado a su destino.
 
Percibiendo el aroma que su abuelo le había enseñado que era para delimitar la zona de la tribu, se detendría de golpe antes de cruzarla, pues él era completamente nuevo en el clan, y sabía que si entraba en este lugar podría ser visto como un intruso.  Ansioso por conocer a cada uno de los de su familia, pero a la vez temeroso de su primer encuentro, la adrenalina empezaría a correr por sus venas,  respiraría un poco agitado por el momento, dejando a un lado aquella tela donde cargaba sus pertenencias, para así, soltaría un potente aullido de presentación, nombrándose a sí mismo como Lobo Salvaje, hijo de canto de guerra y Lobo en la sombra, nieto de Garra sangrante, buscando que recordasen aquellos nombres de sus familiares que alguna vez vivieron con aquella manada, muertos en batalla hace ya 28 años atrás, remarcando aquel lobo de luna media que era su abuelo.
avatar
Ian Wolf Backer
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Fenrir el Mar Sep 03, 2013 9:04 pm

Gaia sabe por qué hace las cosas, en medio de tus plegarias por respuestas, en medio de aquella última meditación, alguien tenía que aparecer para hacerte dar un paso atrás, cuestionando fuertemente si la Diosa no se mofaba de ti al enviar precisamente a esa mujer de entre todos los posibles chamanes que pudiesen aparecer. Sonríes suavemente ante la ironía del asunto, bajas lentamente el bô apenas su voz suena un tanto tímida aunque cobrando fuerza; habla con la sabiduría de los antiguos y la reverencia a tu persona, de quienes han estado bajo tu protección. Es una Hija de Fenrir, bien que mal, ausente o presente, lleva por sus venas la sangre de los hijos del Clan y tu, Madre de todos ahora, no puedes darle la espalda.

-Hace muchas lunas que nadie me llama "Saya", pequeña Moira. Mi nombre es Fenrir, al igual que lo fue el de Valadir antes de perder la cordura, y como será el de mi sucesor, a mi caída-

Susurras con la misma delicadeza que el viento arrastrando una cortina de hojarasca en medio del sendero desierto, miras fijamente a la mujer, sopesando cada una de sus palabras en medio del silencio, la veracidad de cada una de ellas horada tu alma y tu mente cual navajas contra la piel pues acusa aquellos pensamientos sombríos que te persiguen desde la primera desaparición. ¿Será cierto entonces, que Gaia les manda una prueba?, y si es así, ¿podrán salir ilesos de ella?.

Madre, un indicio, una sola luz que indique el camino

-Todo licano tiene un atractivo para los no-muertos, tu mejor que nadie debes saberlo, los espíritus susurran en las noches sin luna, antiguos secretos para prevenir-

Suspiras largamente, realmente agotada por las noches en vela, la comunión con la Madre Tierra y la velada angustia por haber abandonado a tu familia durante tanto tiempo. La mujer ante ti puede ser una exiliada por propia mano, pero nació y creció bajo el cuidado de la manada que diriges, y así seguirá siendo, hasta el día que exhale su último aliento.

-Son muchas las diferencias entre manadas, pequeña Moira, pero somos todos hermanos, hijos de la Madre Tierra, y el deber de los líderes es siempre cuidar de los suyos, sin importar de donde vengan-

Sonríes delicadamente, si Galliard te escuchase hablar de esa manera, te acusaría de blanda y flexible para con las reglas, pero en realidad, ¿qué culpa tiene el cachorro que nace de uniones indebidas?, ¿acaso debe ser abandonado por mestizo?, ¿o acaso si una manada le da la espalda a los suyos, los demás deben hacer lo mismo?. Tu no perteneces realmente a los Fenrir, y sin embargo estás ahí, dirigiendo a la familia tras la locura de Valadir. Le tiendes la mano, invitándola a acercarse, intentando disipar su nerviosismo latente en el constante frotar de sus manos, mas un nuevo aullido te hace tensar y ponerte de forma casi automática ante la mujer, protegiendo mientras el inseparable bô gira lentamente entre tus manos, esperando. Ese sonido carga un mundo de significados, nombres antiguos que si bien reconoces, no generan una reacción de alerta, tal como lo hiciera la inesperada aparición de Moira.

-Hijo de Gaia, se bienvenido a casa-

Musitas con voz clara, dejando el arma descansar a tu lado, pero aún conservando la postura protectora hacia Moira, esperando a que aquel extraño apareciese.
avatar
Fenrir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Moira el Sáb Sep 07, 2013 5:46 am

Lo siento Fenrir, de pequeña solía jugar a ser como tú, bueno realmente yo esperaba llegar a ser alguien en la manada, y no darme a conocer por...bueno, tú mas que nadie debe de saberlo Baje la mirada un poco apenada, mientras me llevaba una mano hacia el pecho, y mordía con suavidad el dorso de mi dedo índice.

-Muchas lunas pasarán antes de que eso ocurra Fenrir, los espíritus te bendicen, puedo sentir su energía fluyendo por todo tu ser, ellos son los que te han elegido, algo han visto en ti, te esperan tiempos de gloria, y sin embargo...la gran oscuridad que se avecina, es la razón por la que una lider como tu fué elegida de entre los demás...no, no simplemente por que el viejo Valadir se haya deschavetado un poco

En el momento en que iba a proseguir con mi explicación, un ser apareció de entre las ramas, me habia distraido tanto hablando con Fenrir, que ni siquiera lo habia escuchado, Fenrir, instintiva y casi maternalmente se puso delante de mi empuñando su bastón, mientras cruzaba mis manos en actitud de plegaria contra mi pecho, y observaba al recien llegado mientras se presentaba era un hermano más, mas los nombres que daba no sonaban para nada en mi mente, quizá , aquellos antepasados, habianse unido a la tribu, una vez yo la habia abandonado, y de eso hacía la friolera de mas de 50 años, 50 años de no haber vuelto aver a los mios, hasta aquella noche, en que el destino me ponia frente a la principal lider de la manada, era sin lugar a dudas, algo que ni en mi más loca idea hubiese ocurrido, me sentía un poco incomoda, mi autoexilio era bien sábido, muchos lobos sentían rechazo hacia mi, aunque no lo demostrasen, muchos me llamaban amiga de los humanos...muchos no entendían en absoluto el por que de mi distanciamiento.

Creo que esto será de interés para ambos...bien es conocido mi actual estatus dentro del clan Fenrir, y sin embargo, aun en la ciudad los espiritus hablan, pues tal vez no sean los mas grandes de entre los hijos de Gaia, pero no dejan de serlo...el espíritu de la Rata, y de la Cucaracha hablan de vez en cuando ante mi, hablan de como sus hijos son sometidos en las penumbras de las ciudades, en lo profundo de cloacas, dicen que han visto como capturan a...nuestros...hermanos...y de como son sometidos a las torturas mas indescriptibles, en busca de algo que no pueden entender, por los vampiros dementes del conocido clan Lázaro, están intentando algo...pero se niegan a decirme más, dicen que no les está permitido intervenir, debido al destino que ha sido trazado, dicen que algo grande se aproxima,y que pronto encontraré las respuestas y el final al autoexilio...que...me he impuesto, gaia se manifiesta en todos lados, incluso en aquellos donde la maldad y la corrupcion, las ciudades, son cosa de todos los días

Levante mi rostro al recien llegado, y dibuje una sonrisa suave en mi rostro, mientras le saludaba con cortesía.
Mi nombre es Moira...y solían apodarme Conejo Azul.
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Ian Wolf Backer el Lun Sep 09, 2013 7:01 pm

Tras haber aullado sin darse cuenta que aquellas dos hermanas se encontraban a las cercanías, se sorprendería un poco ante no haberlo notado. Caminaría dando un paso dándose cuenta que había interrumpido una charla algo personal, y más al darse cuenta que, aquella loba imponente se colocaba frente a la chica mas urbanizada protegiéndola, inclinándose ante ambas en forma de sumisión, pues sabía que en una manada, un recién llegado lo menos que debía hacer es comportarse de una forma agresiva. Apenas había decidido empezar a dirigir una disculpa por su interrupción cuando escucho aquellas palabras de la chica que al parecer de igual forma acababa de llegar a ese lugar. Prestando atención a cada una de las palabras que musitaba dicha hermana urbanizada, era más que obvio que su destino era llegar con los suyos, pues era el momento en el cual debían de mantenerse unidos. ¿el destino los había reunido? no podría responder aquella pregunta, pero si sabía que su madre Gaia y la hermosa Selene estaban buscando fortalecer a sus hijos, reunirlos y hacerlos actuar ante los actos de aquellos seres impuros que se encontraban en las ciudades torturando a cada uno de sus hermanos. Tras haber escuchado cada una de las palabras de ambas chicas, solo respondería con una voz calmada, manteniendo su mirada baja en forma de respeto ante ambas hermanas.
 
-mi nombre es Ian Wolf Backer... mi nombre de guerra es Lobo Salvaje, hijo de canto de guerra de los Ardwolf y Lobo en la sombra de los Fenrir, muertos en combate contra la estirpe de sanguijuelas... nieto de Garra Sangrante de los Ardwolf quien formo parte después de los Fenrir... muerto en batalla contra la estirpe de sanguijuelas... Elegido por el espíritu guía del Guepardo-.
 
Después de nombrar su ascendencia y su propio nombre como ya lo habia hecho antes, mas esta vez buscando tratar de mostrarse con respeto para que bajara el arma aquella hermana que al parecer seria su líder, levantaría su mirada buscando verle a sus ojos, buscando tratar de generar confianza ante aquella loba guerrera, pues no era momento de pelear entre los suyos, sino de buscar mantenerse unidos para poder recuperar las fuerzas que alguna vez su familia tubo.
 
-Vengo aquí cumpliendo con lo que me ha dictado madre Gaia, vengo buscando a los míos, pues lobo con lobos debe de vivir-.
 
Diría aquellas palabras volteando a la chica, que al parecer se había autoexiliado por como lo había nombrado, buscando hacerle sentir comprensión, pues él, aunque no había estado con humanos y vástagos, había estado toda su vida desde su nacimiento con el único lobo que había conocido, su mentor y guía en todos sus conocimientos que tenia, su único familiar que en su momento quedo con vida, su abuelo.
 
-Busco al líder Fenrir, pues madre Gaia, la bella Selene y el gran Guepardo me guiaron hasta esta familia, no solo para buscar formar parte de su hermandad, no solo para formar parte de su manada, sino para cuidar de los míos y entender aun mas los pensamientos que me abruman-.
 
Diciendo esto, se ancaría mas esta vez con ambas rodillas en el suelo, y haciendo una reverencia de respeto como lo enseñaban aquellas artes marciales que alguna vez su propio abuelo le mostro el camino, musitaría unas palabras con calma, buscando que por lo menos sus palabras llegaran hasta su líder.
 
-Por favor hermanas, les pido y cada una de mis palabras lleguen a los oídos de su líder, y si él o ella aprueba que yo me una a su marchar, prometo defenderles y cuidarles como un hermano cuidaría a su hermana, como un padre cuidaría a su hijo... como los lobos cuidan a los suyos-.
 
Diría por ultimo, levantando su cabeza ligeramente volviendo a ver a la chica que había mencionado sobre sus visiones con los espíritus, sus advertencias, buscando que de igual forma estaba dispuesto a apoyarle si era aceptado en la familia de los fenrir.
avatar
Ian Wolf Backer
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Fenrir el Miér Sep 18, 2013 4:14 pm

Gaia hace todo con una finalidad, ahora pone a dos hermanos desaparecidos frente a ti con un mismo destino que los une al resto de la manada; las palabras de la joven Moira te dejan un amargo sabor de boca por la crudeza y veracidad que cargan, suavemente suspiras e intentas poner en orden tus pensamientos para poder darle a la pequeña licana, esa tranquilidad que busca, mas sin embargo, son las palabras del otro lobo las que te recuerdan que a pesar de ser su hermana, eres su líder y como tal, debes permanecer estoica.

-Mi nombre es Fenrir, Hijo de dos manadas, y es a mi a quien buscas-

Susurras imperiosa mientras clavas en la tierra la punta del bô, cerrando firmemente la mano en torno al arma y elevándote en la totalidad de tu estatura para mirar fijamente, con la autoridad de tu cargo pendiendo orgullosa en tus facciones, al joven lobo que se ha comprometido a ser parte de un todo.

-Ambos son bienvenidos, hermanos. Los Fenrir son y serán siempre su familia, sea cual sea el motivo de su separación-

Con delicadeza tiendes la diestra al licano, para sellar una alianza que más que simplemente verbal, será amparada por los espíritus que esa mañana, los han llevado a reunirse en el sitio menos esperado.

-Moira, tu y yo tendremos que hablar más acerca de lo que has dicho; si es cierto que son los Lázaro los culpables de las desapariciones, el consejo de las Manadas tendrá que saberlo-

Las cosas no pintaban nada bien, tu cabeza da vueltas y necesitas volver de inmediato a casa, hablar con alguno de tus allegados y tomar muchas decisiones. La guerra es inminente y ahora no queda duda alguna, sabes que preciadas vidas se perderán y que la tuya corre riesgo de ser una de ellas; suspiras largamente y ofreces una suave y firme sonrisa a ambos lobos, son jóvenes y ya llevan el peso del mundo en sus hombros, como buenos Hijos de Gaia, siempre mirando por el bien colectivo.

-Son bienvenidos a volver a la manada cuando gusten, las puertas de la fortaleza estarán siempre abiertas para ambos-
avatar
Fenrir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Ian Wolf Backer el Lun Sep 23, 2013 7:05 pm

al escuchar que su líder se encontraba delante de ella, inclinaría su rostro en forma de respeto, buscando dar la mejor presentación ante su manada, pues sabía que todos tenían un lugar en la manada y en el momento, su lugar era de extraño. Al escuchar las palabras de su líder aceptándole en dicha manada, esbozaría una sonrisa notoria, llena de alegría, por fin podía estar con los suyos, jamás había sentido tanta alegría en su interior, por fin conocería a mas de los suyos a parte de su abuelo.

-En serio mi señora?-

Su mirada se notaba iluminada de alegría, pues por fin podía sentirse parte de una familia. Su sonrisa se vería interrumpida ante aquellas palabras nuevamente de su señora, levantándose así, para poner su mirada se dirige nuevamente a su líder, dejando sus cosas en el suelo, para así, hablar con una voz firme, mas teniendo respeto ante su señora, buscando que lo que había descubierto no hace mucho tiempo quizás podría ayudar ante aquella guerra.

-mi señorita... hay algo que le tengo que comentar y que puede que le agrade o le desagrade ante todo esto-.


Diría con seguridad en sus palabras, para así empuñar su mano izquierda, sin dejar de ver a su patrona, pasando un poco de saliva, pues quizá esto le generaría un regaño o algo mas ante su líder, mas tenía que decirlo para tratar de dar a ver su punto de vista que habia logrado descubrir con la ultima charla que tuvo con aquella vástago unas lunas atrás.

-He descubierto que no todas las sanguijuelas son iguales, algunos son humanos que por desgracia alguien los volvió como ellos, algunos incluso desean terminar con esta guerra de la forma más pacífica, que dicha guerra termine sin derramar sangre... yo sé que no todos son asi, pero por un lado siento que quizá algunos de ellos no merezcan el mismo trato-.

Diría esto manteniendo su mirada ante su patrona, relajando sus músculos, esperando la respuesta de su magnifica líder, prestando plena atención a lo que le respondería.

-sin embargo... usted es la líder y decide lo que se tiene que hacer-.
avatar
Ian Wolf Backer
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio del fin (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.