Aquelarre de Alemania

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aquelarre de Alemania

Mensaje por Alexander Sveengard el Miér Abr 30, 2014 4:49 am

Roderich
Datos básicos
Nombre completo:Roderich (Fournier) Karstein Apodos: Manus Nigrum Edad: 229 años aprox. Raza: Vampiro (Clan Donovan) Creado por: Alexander Sveengard Relacion: Discipulo de Sveengard Estado: No disponible (Lo llevaré yo mismo)

Descripción Psicológica
Es un vampiro que se toma muy enserio su papel de “mano derecha”, y esto se puede ver reflejado en la absoluta lealtad que pregona hacia su Sire. A cuidado de “La Torre de Marfil” (Nombre con el que suelen referirse ellos y otros vástagos a la mansión de Lord Sveengard en Berlín) todo este tiempo en el que Sveengard se encerró a sí mismo en sopor que ha durado cuando menos dos siglos. En esta ausencia tomó el lugar de líder, no solo cuidando de los vampiros de la mansión, sino también dirigiendo la fortuna de lord Sveengard para hacerla crecer, convirtiéndose en uno de los empresarios más destacado de Europa. Dirige una de las cadenas de antros más famosas de Europa, y cada noche administra en persona la matriz principal ubicada en el centro de Berlín, El Duque del Infierno, un antro no solo famoso entre los humanos, sino también para todos los vampiros de la ciudad. Estos hechos lo convirtieron en un ser extravagante, refinado y locuaz que habla de negocios cada vez que se puede y con quién se puede. Se comporta de una forma especialmente neutral, inclinándose hacia la cordialidad, pero esto no siempre suele ser así, cuando la ocasión lo amerita puede cambiar drásticamente y convertirse en un violento asesino de sangre fría capaz de arrancarle el corazón a otro vampiro, y de hecho se sabe que lo ha hecho en más de una ocasión para mantener el control de su ciudad. Su aspecto es todo lo que se podría esperar de él. Viste con conjuntos elegantes y sobrios, en su mayoría trajes grises o negros. Lleva el cabello a largas como ultimo símbolo superviviente de su antigua y casi extinta naturaleza rebelde. Usualmente también suele llevar escondidas dos pistolas cromadas calibre 45 fajadas en el cinto del pantalón.
Historia
“Do You Hear The People Sing”

Mi historia comienza en el periodo al que los mortales se refieren hoy como Antiguo Régimen. Mi padre Augustin era uno de los tenientes más prodigiosos que lucharon a favor de Napoleón durante las guerras revolucionarias de Francia, su influencia consiguió para mí un lugar privilegiado en las fuerzas del futuro primer cónsul en cuanto alcance la adolescencia.

Esta de más decir que en aquel entonces la vida en Francia y en general el resto de Europa era muy dura, vivíamos en una sociedad de preferencia aristocrática que dejaba muy poco para aquellos que no habíamos nacido en una cuna noble, y la mejor aspiración para un plebeyo era pertenecer al ejército real francés.

Durante mi infancia conocí la miseria, hacerse de una educación formal era muy difícil, pero mi madre Aubrey de origen y cuna alemán me enseñó los conceptos básicos del saber que en aquellos tiempos eran casi un lujo. Ella sabía sobre historia, matemáticas y más importante, sabía leer y escribir, conocimientos que ella había adquirido por una sencilla razón de herencia familiar. Ella era una Karstein, bisnieta de la famosa condesa Carmilla que gobernaron sobre una pequeña región olvidada de Alemania hasta que cayeron en la ruina total y lo perdieron todo, hasta el castillo durante el cual vivieron por más de 300 años.

Y aun así, a pesar de estas carencias de las que hablo con tanta indiferencia, mi situación era de las más privilegiadas, el pueblo Frances era explotado de la forma más vil y maquiavélica hasta que un día apareció el movimiento insurgente, y con él su máximo símbolo iconográfico; Napoleón, quién conquisto al pueblo no solo por ser un genio de la estratega, sino por su buena relación con el pueblo y con las tropas.

«Soldados: estáis mal vestidos y mal alimentados. El gobierno os debe mucho. Grandes provincias y ciudades serán vuestras. Allí hallaréis gloria y riqueza»

El desenlace histórico de estos acontecimientos es del dominio público, pero poco se sabe de las pequeñas tragedias que hubo en esa lucha, mi padre y mi familia fueron de esas personas que dejaron la vida en la lucha, ejecutados bajo el cargo de traición a la corona. En compensación al sueño de mi padre yo continúe en la lucha hasta que el golpe de Estado triunfó. Después de eso simplemente no pude volver a casa de mis padres sabiendo que ya no estarían ahí, y de hecho en todos mis años de vampiro tampoco he vuelto.

Me mude a Alemania con el poco dinero que obtuve como pago a mis “valiosos servicios a la Republica”, así que me tuve que buscar la vida, por suerte conoci a un Sir Austriaco que estaba mudándose a Berlin y me ofreció trabajo como jefe de su sequito de seguridad, obviamente debido a mi experiencia en el ejército revolucionario. Aunque servir a un noble iba contra todo por lo que había luchado en Francia, mi necesidad me obligó aceptar aquella propuesta.

Me instale en una pequeña casa junto a la mansión de Lord Sveengard, pero incluso desde ahí pude apreciar que mi señor no tenía unos hábitos muy comunes. Jamás lo vi salir de la casa en días soleados, muy de vez en cuando durante los fríos y grises inviernos que eclipsaban al sol con sus nubarrones grises lo vi mantener caminatas lánguidas por los jardines próximos, en esos momentos se lo veía enfermo y fatigado, aunque siempre con una sonrisa. Pero por la noche la cosa cambiaba, no solo tenía más actividad, sino que se le apreciaba especialmente vigoroso y platicador.

Muchas veces me invitaba a cenar en el ceno de la mansión durante las noches, ahí comía yo solo por lo regular, él siempre se disculpaba diciendo que por enfermedad tenía que mantener horarios estrictos con sus alimentos por lo cual se veía obligado a cenar mucho más temprano de la hora común. Durante ese tipo de sesiones que se fueron haciendo más frecuentes con los meses manteníamos fluidas conversaciones que duraban hasta altas horas de la madrugada.

A pesar de ser un sujeto de cuna noble (a los cuales odiaba por lo antes expresado) lord Sveengard era diferente, me hablaba de libertad e igualdad, del derecho de rebeldía, y sí, me fascinaba escuchar sus discursos políticamente incorrectos. Todo siguió así, hasta una noche que jamás olvidare.

En aquella ocasión me invitó a pasar a la mansión a cenar como ya era costumbre, pero no hablamos de política ni religión, esa noche me confesó abiertamente lo que era: Un vampiro. Me dijo que llevaba tiempo observándome, desde mucho antes de que mudara a Alemania, y que sabía lo que le había ocurrido a mi familia, pero en su discurso me dijo que había un vampiro manipulando a Napoleón para intereses mayores, y que habían empezado un proyecto para la fundación de un segundo Imperio que dumergiria a Francia de nuevo en la opresión.

Un vampiro contra el que él estaba luchando. Ahí fue me ofreció la vida eterna, y convertirme en su compañero para esa cruzada que desarrollaban los inmortales en la oscuridad. Por motivos sentimentales, por mi padre y por lo que murió luchando, acepte. No pude resistirme, tampoco quise, ya nada me anclaba a mi vida mortal, así que me abrazó, me desangró suavemente y con sutileza se hizo un corte en la muñeca y me hizo beber.

Experimenté la muerte y volví a nacer. Al abrir mis ojos nuevas percepciones inundaron mi mente, y un nuevo mundo se abrió ante mí.

Durante mis años como neonato, Lord Sveengard y yo nos dedicamos a desenmascarar al vampiro que manipulaba a Napoleón, recientemente coronado. Sveengard aseguraba que era un Raphael misterioso quien estaba tras el monarca, y el odio hacia ese vampiro nos unió más de lo que habría logrado cualquier vínculo de sangre. Aunque nunca supimos su verdadero nombre sí llegamos a enfrentarnos a él en un combate decisivo, y si bien es cierto que consiguió escapar con vida, se vio obligado a abandonar su influencia sobre Napoleón, lo que provocó una caída en su lucha expansionista por Europa.

Tras aquellos sucesos, Lord Sveengard me ofreció la libertad, pero decidí quedarme a su lado. Fui su primer hijo, y también él primero de muchos vampiros que comenzaron a seguirlo.
Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.
avatar
Alexander Sveengard
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquelarre de Alemania

Mensaje por Alexander Sveengard el Miér Abr 30, 2014 5:02 am

El Vigilante
Datos básicos
Nombre completo: Barmen Clauswitz Apodos: El Vigilante de la Noche, El Vigilante, o simplemente La Noche, o Noche Edad: 97 años aprox. Raza: Vampiro (Clan Donovan) Creado por: Roderich Karstein Relacion: Sire y aprendiz respectivamente Estado: No disponible (Lo llavaré yo mismo)

Descripción Psicológica
Antes de ser este enigmático vampiro, el Vigilante de la Noche, o simplemente Noche, respondía ante el nombre de Barmen Clauswitz, un soldado de la antigua Alemania Nazi que lucho valiente y patrióticamente durante todo el conflicto, pero que sufrió en carne propia los efectos del Gas Mostaza durante un accidente en el campo de batalla a finales de la guerra, durante la defensa de Berlín ante la imponente invasión del Ejército Rojo Ruso. Desfigurado y al borde de la muerte, fue dejado de lado por el ejército Alemán, condenado a un destino de miseria. Efectivamente había sido dado por muerto, pero para desgracia de él mismo no fue así, de alguna manera la vida logró aferrarse a él, obligándolo a vagar durante días en medio del conflicto, en una ciudad en ruinas. Sin forma de encontrar ayuda médica, y con sus heridas empeorando, deseó encontrar una muerte más rápida y amigable en una bala enemiga, pero en vez de eso lo único que halló en su camino fue una macabra figura infra-mortal que se movía con la noche, exterminando grupos de infiltración rusa que amenazaban con incursionar en las aéreas boscosas de Waldbühne. Cuando esta criatura de los infiernos puso su mirada sobre él pensó que por fin había encontrado a la muerte, pero en vez de eso halló los únicos brazos que se extendieron para ayudarlo. Fue abrazado en medio de su sufrimiento por el Vampiro Roderich Karstein, y recogido de los brazos de la muerte para convertirse en un vastago enigmático y peligroso, pero de astuta inteligencia. Sin embargo vive en un umbral diferente al de todos los vampiros. Las heridas de su cuerpo durante vida eran demasiado profundas y graves para que el abrazo lo sanara. Sus cuerdas vocales se habían quemado con el Gas Mostaza y hablar se le dificultaba. Su voz era demasiado áspera, y su apariencia exageradamente grotesca, desde su nacimiento fue excluido de poder llevar una no-vida normal debido a su condición. Así que abandono todo sentido del Yo para convertirse en algo más, en algo superior. Cubierto por una máscara blanca, un sombrero de fedora y una gabardina gris se convirtió en un celoso guardián de su sire y para el mismísimo Lord Sveengard. Se sabe cuando alguien estorba a los planes de Roderich, o amenaza la seguridad de su casa, es él quien se encarga de desaparecerlo, no importa si se trata de un humano o de otro vampiro. Sin embargo esto no quiere decir que vive enclaustrado tras los muros del castillo, Noche sale en muchas ocasiones cuando la oscuridad cae sobre la ciudad, y se dedica a rondar las calles sin que nadie lo vea. Le gusta cazar gente perversa y delincuentes, de este modo siente que obra a favor de su ciudad y sacia su sed al mismo tiempo. Rondan unas pocas historias influencias por él que hablan de un anti-heroe que recorre la ciudad salvando a hombres y mujeres en momentos determinantes en el que casi son víctimas de las peores formas de crimen.
Historia
  Aquella escena era perfecta para él; hijo de la calle, malo hasta la medula, perverso con el corazón y el alma negra. Ella era una víctima perfecta, cruzando la calle a altas horas de la noche después de trabajar como mesera en El Duque del Infierno. Su falda ligeramente subida lo hizo estremecer con un antojo que no necesita descripción. La siguió, silbando descarado una tonadita chocante que parece salida de un himno de prisión, pero ella no se intimida, vuelve una mirada por sus hombros con un aire desafiante. Definitivamente es de esas mujeres que toman clases de defensa personal, pero él, obsceno como es, aceptó el desafió con interés. Ella mete su mano en la bolsa, y un sonido que se mezcla con el tintineo de llaves le deja saber al maleante lo que su víctima trae consigo. “Pimienta en Spray” cruza por su mente, viéndosele entretenido. La siguió unas pocas manzanas, a esa hora nadie pasa por las calles, son invisibles para el mundo de la media noche mientras ella intenta llegar a su casa.

Entonces un callejón apareció en su camino, y el villano aceleró su paso. Ella, que ahora se mostraba más aterrorizada, intentó atacar primero. Era rápida con el spray, pero era mujer, y en algún punto ellas lo hacen todo mal. Antes de que ella pudiera apretar el rociador, él agarró la lata de su mano y se la quitó. Volvió su arma contra ella, bañándola en irritante pimienta. Así de rápido la lucha había terminado, y el festín insano daba comienzo. Con un cuchillo sobre su garganta es tirada al suelo, en ese momento intenta gritar, pero una mano le tapa la boca. – Sin gritos, o el cuchillo te abrirá la garganta.- Susurrá, y como muestra le corta el cuello. No mucho, solo lo bastante para que comprenda. Le obligan abrir las piernas, le suben la falda hasta que nada en sus curvas queda para la imaginación. Va ser violada, y él con morbo por escuchar suplicas le destapa la boca.

¿Quién eres tú? ¿Por qué yo? – Le reclama ella llena de lagrimas, quién sabe si por el terror, o el spray en pimienta que la tiene prácticamente a ciegas.- Quién sabe puta, quién sabe.- Responde divertido, mientras le arranca las panties a jalones. Entonces sucede algo no previsto.

QUIEN SABE- Repite una voz áspera. ¿Un eco? No, esa no era su voz, y se tardo demasiado en responder para ser un eco. Se levanta, con el cuchillo en la mano listo para matar.- ¿Quién anda ahí?- El cazador de repente se siente la presa, no ve nada, a pesar de que hay suficiente iluminación en el callejón.

QUIEN SABE PUTA.- Le responde la áspera voz. Algo va mal, voltea a todos lados pero no ve nada.- Sal de ahí hijo de pu- No termina la frase cuando un puñetazo sale de la oscuridad y le desencaja la mandíbula. El villano no volverá hablar más, ni siquiera puede gritar, siente que se ahoga en borbotones de su propia sangre. Se tambalea por todos lados, apenas puede mantenerse consciente, pero hace un esfuerzo por defenderse lanzando cuchillazos al aire, pero no hay nada ahí. Un segundo golpe le hace ver las estrellas. De repente el cabrón ya no tiene ganas de pelear, suelta el cuchillo y a tambaleos intenta salir corriendo por la parte más estrecha del callejón. Un cañón sale de la oscuridad, sostenido por una mano que apunta sin compasión. Él delincuente que ha violado a más de una mujer en su vida vuelve la mirada, por primera vez logra distinguir a su enemigo, pero es demasiado tarde, su vida explota con el primer disparo que da justo sobre su pecho, seguido de otros que dan sobre el blanco una y otra vez.

Ese héroe cubierto por una máscara blanca se mueve hacia ella; quién yace en el piso, conmocionada e intentando comprender lo que h sucedido frente a sus ojos en cuestión de segundos. Horrorizada por todo intenta patear al hombre de la máscara cuando se le acerca, pero no logra moverlo un solo centímetro, aquello se sintió como golpear la pared.- Tú no me viste.- Su voz áspera suena sería, casi amenazante. Las sirenas de las patrullas se escuchan en la proximidad, sus luces de azul y rojo destellan en las paredes del callejón; los policías están a punto de llegar. Esos paladines de azul que siempre llegan tarde, es mejor irse, no comprenderán su estilo. Pero antes de marcharse la elegante figura mostro la bestia, y como un tigre sobre el chacal, se hizo sobre la figura muerta, bebiendo mucha de la sangre que se fue al piso con cada balazo. Y entonces se fue, tan solo un segundo antes de que llegara la policía, corriendo o volando, o simplemente caminando, nadie lo vio, solo ella; quién después de su historia sería tomada por loca.
Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.
avatar
Alexander Sveengard
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquelarre de Alemania

Mensaje por Alexander Sveengard el Miér Abr 30, 2014 5:17 am

Giselle
Datos básicos
Nombre completo: Giselle von Bulow Apodos: La Doncella de la Mano Negra Edad: 23 años Raza: Vampiro (Clan Donovan) Creado por: Roderich Karstein Relacion: Conyugues, Sire y Discipulo respectivamente. Estado: No disponible (La llevaré yo mismo)

Descripción Psicológica
De Giselle hay poco que agregar, es la Dorothy del Aquelarre Sveengard, un vampiro neonato con unos pocos años a la sombra del mundo de los inmortales. Aún requiere y necesita los cuidados de Roderich, su conyugue. Tiene el aspecto de una mujer menor a los 22 años, es además, por obvias razones, el miembro más humano en la mansión, y con frecuencia se enfrenta a la carga moral de tener que matar para sobrevivir. Y eso que no mata humano, sobrevive de la sangre de animales, lo que la vuelve en consideración más débil de lo que realmente debería ser. Sin embargo tiene una gran importancia dentro del clan, desde humana ya escuchaba y veía cosas que ningún otro podía, es un médium en potencia, con la capacidad futura de desarrollarse como Maestra de las Sombras, cuestión que parece distante por la misma moral que le debilita.
Historia

(Estracto de la ficha de Alexander Sveengard)

Mi nombre es Giselle, tengo veintidós años y soy una bebedora de sangre desde hace poco menos de un año, nací en las praderas vieneses en compañía de mis padres, en una tierra gris que había sido recocida por el sol. Allí ni siquiera la hierba era verde, de alguna manera que no me explico, los prados habían terminado por asimilarse a las rocas del paisaje. Hace pocos meses Roderich me encontró. Según me cuenta, sintió mi perfume embriagador a muchos kilómetros de distancia: y no hay llamado más poderoso para un vampiro que el dulce e inconfundible olor de una doncella virgen. No puedo calificar su acto como monstruoso… él es guapo y sincero, todo lo que siempre soñé durante mi vida mortal. Su intensa soledad lo nubla tanto como a mí, pero agradezco de cierto modo que Roderich este lo suficientemente desprovisto de maldad como para transformar su hambre en amor.

Desde que llegue a esta mansión quede sin saber que hacer. Nuestra casa, porque según dice él ahora es mía también, es un monumento a la avaricia de la edad media, su estilo clásico, sus columnas, sus extensos jardines y prados que se abren hasta el horizonte, su inmensa estructura, no puedo justificar una explicación para tanta opulencia, su único propósito debió ser el de deleitar a quienes vivían en ella.

La mansión y el terreno que la circundan están invadidos de espíritus que puedo sentir durante las noches, y eso no es ninguna leyenda sino un hecho. Pero sin duda no hay presencia más potente que la de los vampiros que viven en esta mansión, ni siquiera los fantasmas se acercan a ellos.

Por mucho tiempo no entendí una serie de cosas que pasaban aquí, lo que me sumió en un mar de confusiones, llegue a pensar en toda clase de cosas extrañas que no me atrevo a confesarme a mí misma. Por ejemplo me di cuenta que muchas de las habitaciones estaban cerradas con llave, y era prácticamente imposible acceder a ellas, pero nunca supe porque, y Roderich me cambiaba la conversación siempre que intentaba preguntarle al respecto.

También descubrí que en la biblioteca había muchos libros y documentos que recopilaban las leyendas más notables acerca del primer Donovan, fundador y líder original de nuestro clan. También encontré algunos libros que hablaban de un vampiro de más de 300 años, Alexander Sveengard, el dueño original de esta mansión, y sire de Roderich.
Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.
avatar
Alexander Sveengard
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquelarre de Alemania

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.