Y, así se forma una manada?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Dom Sep 01, 2013 11:10 pm

Todo había ido excelente en al competencia de Parkour si no hubiera pasado lo que siempre pasa, un inesperado calambre en el centro del estómago siempre me indicaba que el cambio estaba cerca y tan inoportuno como siempre.... en medio de un concurso, donde estaba rodeada de humanos que estaban admirándo mi superioridad en... bueno casi en todo.
No quería retirarme, oh, vamos estaba ganándo el jodido concurso! Pero tampoco podía quedarme, si me veían se armaría un gran escandalo y era peligroso para mi y para el clan. Ya que aunque los siglos habían pasado y el ser humano había evolucionado (según los libros) estos seguían respondiéndo con balazos cualquier cosa que no conozcan.

Como sospechaba, los humanos del concurso ni se percataron cuando me fui, corrí todo lo que pude antes de que los calambres comenzaran a ser más intensos. Por suerte la noche estaba de mi lado y pude refugiarme bajo un puente el caul no tenía ninguna luminaria, no me gustan estos cambios, odio sentir que no tengo control de mi cuerpo... aunque cuando el cambio esta hecho no se siente tan mal, es el proceso el molesto y, hasta cierto punto, doloroso. Pero los adultos del clan solían decirme que uno se acostumbra con el pasar de los años, que el dolor es sólo porque mi cuerpo aun esta en crecimiento y no sé que más.
Una vez en mi forma de lobo salí corriendo, muchos huamnso cruzaron mi camino aunque para sus débiles ojos sólo fuí una sombra pasajera. No me paré a buscar a alguien del clan, cada vez que cambiaba a mi forma animal mis instintos se alborotaban haciéndome entrar en una especie de frenesí en el que sólo quería correr lejos de la ciudad y cazar.

No tardé en dejar el molesto bullicio atrás, a mi alrededor sólo estaban los bosques y las granjas con sus peresozas vacas y caballos de patas peludas los cuales relinchaban nerviosos al sentir el olor del lobo negro. Yo aun soy un cachorro, pero en mi forma animal tengo un tamaño considerable para un lobo de mi edad....

Un delicioso aroma me saca de mis pensamientos guiándo mis pasos hasta una granja, me levanto en mis patas traseras y olisqueo el aire...mmm... gallinas...

El hambre hacía rugir a mi estómago, así que, como era de noche y los humanos del campo suelen dormirse a la misma hora que sus queridos pollos, no vi el peligro en entrar.... comer uno o dos gallinas, bueno quizás tres y luego irme. Todo en silencio y nadie se enteraría. Era el plan perfecto! de no ser por las escandalosas gallinas las cuales comenzaron a hacer un alboroto horrible, ¿acaso no pueden dejar que les parta el cuello en silencio?
Los perros del campesino no tardaron en llegar, pero estos no se atrevieron a entrar, los canes sabían mejor que el humano que no se jugaba con lo que estaba dentro. Y como nunca, el humano hizo caso del poco instinto que tienen.
Yo esperaba que el humano entrara y cuando lo hiciera lo empujaría con fuerza y huiría, pero lo que hizo el muy hijo de su madre, fue cerrar el gallinero trancándo las salidas dejándome encerrada! ENCERRADA!

Si hay algo que no es recomendable parala salud mental de cualquier lobo es el encierro! Así que en mi afán de buscar una salida me arrojé contra las puertas del gallinero, mordí la madera de las puertas hasta que me sangró mi hermosa boca, pero era inútil. Comencé a pasear asustada y molesta jadeándo por el esfuerzo, de la pura frustración maté a las gallinas que habían quedado encerradas conmigo dejándo un lío de sangre y plumas que se pegaron a mi pelaje azabache.
Con el paso de las horas me heché junto a la puerta metiéndo el hocico bajo la brecha que había habierto a dentelladas y ahí me quedé, pensándo y pensándo, que pasará cuando llegara la mañana? y si vuelvo a cambiar y quedo en mi forma intermedia? sin duda el granjero me matará y luego apareceré en las noticias como el chupacabras Sueco.

En el silencio de la noche el miedo me embargó y sin más me puse de pié, tomé todo el aire que pude y aullé, no era un llamado ya que acostumbro a estar sola ya que incluso entre los Likaios soy diferente...ye so ya es mucho decir.
Mi aullido rompió el silencio de la noche quizás algo agudo a causa de miedo, pero sin duda un aullido triste y solitario.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Moira el Dom Sep 01, 2013 11:50 pm

Unos chicos del instituto habian decidido que sería divertido " salirnos" de una de las clases, los miré con un dejo de desaprobación en el rostro, durante todo el día estuvieron insistiendo, hasta que finalmente cedí, era la última clase del día, no sin antes utilizar un tono severo para reprimirles de la siguiente forma


Solo no olviden que recien estamos iniciando la carrera, faltar a clases por la razón que sea, es algo malo, muy malo.

Tomé mi bolso, y lo acomode sobre uno de mis hombros, las cosas han cambiado mucho desde el tiempo remoto en que recien habia llegado a vivir con los humanos, pero algo que he aprendido de ellos, y quizá es una de las máximas reglas que me he visto forzada a aprender es renovarse o morir, finalmente tomar un día de descanzo no sería tan malo, y los chicos habian dicho que una competencia de algo llamado Parket  seria algo fuera de lo común, nunca habia escuchado de ese deporte, por lo que aunada a una gran curiosidad, misma que me provocaba cualquier actividad realizada por seres humanos me obligó a seguirlos, la tarde comenzaba a caer y eso era sin duda un privilegio para mi, finalmente mi sangre y mi clan no me abandonarían nunca, y la luz del día me mantenía siempre en un estado perpetuo de sopor e incomodidad que se disipaba cuando la luz de la luna llegaba por fin.

Tome asiento entre los compañeros de mi clase, mientras miraba entre preocuapada y asombrada las suertes que hacían, un ligero estremecimiento recorrió mi piel, en el preciso instante en que una chiquilla de cabello morado y tez morena, y una mirada sumamente llena de vida realizaba sus acrobacias, esa percepción infalible, ese aroma, esa niña no era otra cosa que un cachorro, y por la rara mezcla de su aroma, o bien, se habia pasado demasiado tiempo entre humanos, o bien la sangre humana corría entre sus venas, haciendola una mestiza, lo cual explicaría el hecho de que la chica estuviese aqui, yo tras haber vivido muchos años con los humanos me habia acostumbrado a su aroma, por lo cual me resultaba medinamente fácil percatarme de su presencia, incluso en la sangre de mis hermanos de raza.

Pero algo raro le sucedía a la chica, la muchacha hizo un gesto de espasmo, la seguí con la mirada, mientras la muchacha escapaba a toda velocidad ¿y si había peligro?, me levante tranquilamente, tras esperar alrededor de diez minutos a que la chica hubiese partido para no despertar sospechas entre mis amigos, y tras despedirme de ellos, partí velozmente, guiandome de mi olfato para seguir la esencia de esa chiquilla.

El animal estaba surgiendo y sin lugar a dudas, en una criatura tan joven como era ella, la transformación seria o bien peligrosa o bien incontrolable,su esencia cada vez se percataba mas cerca de la mia, pero al mismo tiempo una mezcla de otros aromas, en especial animales  llegaba a mi nariz, fue entonces cuando comprendí el peligro en que estaba la chica, corrí lo más rapido que pude, lo cual era un poco complicado debido al tacón de las botas cafés que llevaba, hasta detenerme a muchos metros de distancia de una granja, vi a la muchacha, transformada en lobo internarse en aquel lugar, solo para escuchar el cacareo aterrado de los animales, y cuando me decidia acercarme a actuar, un humano apareció, llevaba una escopeta e iba seguido por tres perros, encerró a la muchacha, yo sabia lo que es estar encerrado, asi me sentia cuando vivia con los Fenrir, pensaba desesperadamete que hacer hasta que en un momento lo supe.

Salí corriendo de entre los árboles en presencia de aquel hombre mientras le gritaba

Auxilio por favor!, se lo suplico!, ayudeme, un sujeto extraño me está persiguiendo, venia con mis amigos de paseo al bosque, pero me he extraviado, y de pronto aparecio ese hombre horrible, por favor señor por favor, no deje que me haga nada.

La mentira habia dado en el blanco, y el hombre me dijo que me despreocupara, que el me ayudaria, me dijo que esperara en el granero, mientras el buscaba por el bosque que segun su comentario conocia a la perfección y que ningun pervertido podría hacerme nada mientras el y el viejo Hocicos, su perro estuvieran ahi, me dijo que justo habia atrapado a un ladrón de gallinas que hacia meses estaba hurtando a sus animales y estaba en el interior del granero, seria cuestion de hablar a la policia para que se los llevaran al pervertido que me habia intentado agredir en el bosque y al descuidado ladron, el hombre se alejo con sus perros ladrando furiosamente alrededor de el, y de vez en cuando dirigiendome una mirada que parecia adivinar que sabian que era yo.

Me quedé un tiempo parada afuera del granero, mientras escuchaba el alboroto que se producía adentro, sabia que tenia que liberarla, pero a vecez es bueno un poco de autocontrol y dar un pequeño escarmiento, escuchaba a la loba rascando la madera, y por un momento me pareció ver su hocico asomandose por debajo del hoyo en la puerta que habia abierto, la escuché aullar tristemente, y entonces recargué mi espalda sobre el granero, mientras hablaba con un tono de voz serio que no dejaba de traer un aire de preocupación.

Debería dejarte encerrada al menos toda la noche ahí, hasta que aprendas que no es bueno hurtar de las personas, pero comprendo perfectamente por lo que estas pasando, primero que nada debes tranquilizarte, déjame ver si veo una forma de sacarte, estas puertas han sido aseguradas

En efecto, solo tendría que transformarme para romper la madera de un par de golpes, pero eso sería destruir la propiedad privada, tenia que idear algo, muchas horas habian pasado y sin lugar a dudas el granjero, arduciendo alguna broma, no tardaría en volver.
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Oren Astvinur el Lun Sep 02, 2013 12:57 am

La vida es diferente cuando la naturaleza es parte de uno, la percepción cambia y el mundo puede ser mucho más de lo que se ve a primera vista. El agua fluía libremente por aquél arroyo y desestimarla hubiese sido un grave error. Pura y cristalina, un regalo para todo ser viviente que habitaba entre los árboles. El lobo, aún hombre, refrescó su rostro en aquél afluente, despertando los sentidos. El sol comenzaba a caer, y con este se daba inicio a su día. La luz dorada era bella mas siempre dolorosa a la vista si la exposición era demasiado directa y prolongada. Evitarla era la mejor opción, y siempre encontraba mayor comodidad en el argénteo resplandor de la luna. Su cuerpo estaba preparado para aquella noche, fuertes golpes de electricidad fluyendo entre sus conexiones, marcando el preludio de su llegada. Luna llena. El momento del ciclo quizás más significativo para aquellos que poseen el espíritu del lobo, inclusive un poco más para este en particular. Nadie podría evitar que la luna se alzara, y él no conseguiría luchar contra su propia sangre,  tampoco estaba en sus planes hacerlo. Lo primero que debes aprender para controlarte es aceptar que eres un lobo. El orgullo y autoestima en tal caso es buen arma.

Estiró su cuerpo al incorporarse, dejando que la energía fluya con naturalidad y fuerza. Despertó sus músculos contrayéndolos levemente,  y por último sonrió al bosque a manera de saludo por el día. Que no fuera capaz de ver a los espíritus no significa que estos no estuvieran observándolo, esa parte de su ritual de todos los días era para honrarlos como es debido. Su estómago gruñó, tal y como lo haría si se dejara caer en las fauces del lobo, pero aún no era momento. Cantaría a la luna cuando esta se alzara en la cúspide celestial bañando todo con su luz. Tenía una buena cantidad de horas hasta entonces por lo que comenzó a caminar despreocupadamente por la zona. La vida bajo el verde cobijo era por sobre todo tranquila. Los Ardwolf podrían jactarse de tener una existencia más movida, pero él como Fenrir, obedecía más al llamado natural y el de los espíritus que una cruzada sangrienta. Poseía poco aprecio por los no muertos, pero eso no significa que los iría a buscar. La mejor ofensiva es una buena defensa, era una enseñanza que aplicaba a muchos aspectos de su vida.

Las hojas secas crujían bajo el peso de sus pies, un sonido y sensación que inevitablemente le recordaban que aquél era su lugar, su hogar, una parte de sí. Dio un salto, extendiendo sus brazos en alto para colgarse de una rama, balancearse y luego subir y bajar haciendo uso de la fuerza de sus brazos. Soltó el agarre cuando sintió sus músculos arder, el ejercicio era un buen preparativo para la transformación. Si conoces tu cuerpo, te conoces a ti mismo. Si te conoces a ti mismo, conoces al lobo. Nada queda resumido a un hecho aislado, el universo es una red intrínseca de causa y efecto. Toma tiempo, pero el entendimiento lleva a la superación.

Así es que se perdió en sus pensamientos, caminando sin rumbo con los brazos cruzados tras la nuca y una sonrisa tonta que no parecía querer desvanecerse de su rostro. ¿Quién podía culparlo? Era un espíritu libre, con una manada a la cual considerar familia y un hogar al cual sentirse perteneciente ¿Qué más se puede pedir de la vida? Pensarlo puede convertirse en un mal presagio, y como Oren bien sabía, nada es eterno y las cosas podrían cambiar de un segundo para el otro. Las palabras acerca de lo ocurrido en Londres aún hacían eco dentro de su mente,  agregando un poco de ruido a su perfecto panorama, la sensación de que las circunstancias están por cambiar.

El aullido llegó perfecto, tan nítido como si fuera propio o surgiera del interior de su propia cabeza. Entendía la razón de ello, sentirlo de esa manera le permitía centrarse, despertar sus instintos. Proteger.

Comenzó a correr, y no hizo caso de la distancia. El origen provenía de los lindes, y los límites significaban humanos. No le agradaba la idea de poder toparse con uno, pero el deber llamaba y cuando el instinto lo hace, el lobo no puede resistirse. La distancia se acortaba rápidamente, el viento haciendo de testigo de la velocidad que habían adquirido sus piernas, deteniéndose en seco al dar con la fuente. Un granero, y ya había alguien presente allí. Se aproximó con sumo sigilo, intentando entender la situación. El olfato revelaba a dos lobos, uno en el interior de la estructura y la otra era quien simplemente estaba parada ¿Por qué no hacía nada? Dejó su sigilo de lado, caminando hasta la puerta del granero como quien tiene la intención de aplastar un castillo de arena. Una…dos, y la madera de la entrada cedió ante sus fuertes patadas. Observó la escena en aquél interior, un humano sentiría terror ante ello pero Oren simplemente se arrodilló nada más entrar y en un rápido movimiento sujetó al lobo negro por el cuello como quien maneja a un perro mediano –Quieta, no pasa nada- Su voz era suave, segura e imperativa en cierto punto – Vamos a salir de aquí y vas a seguirme para evitar más problemas – dicho lo último la soltó, evaluando su reacción. Cuando lo considero oportuno miró a la otra persona, esperando una explicación por su accionar. Si aceptaban dejar el lugar, las llevaría al tranquilo resguardo entre los árboles.
avatar
Oren Astvinur
MANADA DE FENRIR
MANADA DE FENRIR

Mensajes : 91

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Lun Sep 02, 2013 1:36 am

Mis aullidos cesaron cuando me llegó el aroma de otro lobo, otra hembra que estaba del otro lado de la pared de madera del gallinero. Me acerqué a esa pared olfateándo moviéndo mi cola con suavidad ante la pequeña esperánza de que me ayudara a salir de aquí, pero dejé de moverla al escuchar sus palabras y el tono de su voz.

-Vas a dejarme aquí?!.- ok, reconozco de que estaba asustada y mi voz sonó algo más chillona de lo que me hubiera gustado, pero el tiempo pasaba y el encierro me estaba sacando de mis casillas.- El humano volverá en cualquier momento! y...sólo fue una gallina, las demás armaron el alboroto!.- Trataba de explicar, pero se me hacía difícil hilar un pensamiento cuando tu interior grita desesperadamente por salir de allí.

Escuché que iba a ver la forma de sacarme de ahí, más no escuchaba que se moviera...no iba a hacer nada? No estaba dispuesta a esperar a que volvieran los perros junto con el humano y su rifle. Volví a sentir como la ira subía como el vapor del agua hirviendo el cual salió en un bajo gruñido mientras mi aliento se condensaba en el aire frío de la noche. Intenté nuevamente el golpear la puerta con mi cuerpo tomándo impulso desde el otro lado del gallinero y azotándo la esquina de la puerta con mi hombro. Y si, dolió, pero el dolor sólo aumentaba mi desesperación por salir de allí.
Al ver que no iba a poder derribar la puerta reanudé mi trabajo con la esquina, ahora que mi hocico ya no sangraba volvía  morder furiosamente la madera sacándo pequeños trozos los cuales aflojaba con mis patas las cuales no tardaron en llenarse de astillas. Ya tendría tiempo de quitarmelas una vez estuviera fuera.
Tan concentrada estaba en intentar salir que no noté la presencia del otro lobo, además allí dentro del gallinero el aire estaba saturado por el olor a plumas, suciedad, sangre de gallina y a mía, eran muchos aromas juntos para que mi nariz pudiera captar el olor de un lobo que se acercaba.

Retrocedí ante la primera patada a la puerta preparándome para huir en cuanto, lo que fuera que estaba golpeándo abriera la puerta, pero cuando me disponía a saltar sobre la figura que entraba esta me agarró firmemente de la piel del cuello lo cual me hizo quedarme quieta de forma instintiva, pero aun así no dejaba de gruñir lo más amenazante que pude, aunque mi cola estuviera entre mis patas mientras intentaba safarme. Más cuando escuché su voz tranquila y sus palabras dejé de moverme, noté también como me soltaba y al verme libre retrocedí, pero no me arrinconé ni me encogí... no puedo negar que tenía miedo más no por eso lo iba a dejar en evidencia.
Quizás era la herencia genética de mi padre lo que me hacía pasearme de una esquina a otra mirándo a los ojos al lobo que estaba entre la puerta y yo. En mi ojos no había el menor temor hacia el lobo, tampoco desafío...simplemente brillaba la necesidad de salir de ahí y la fortaleza de luchar si era necesario para lograrlo

Por la actitud del lobo sabía que no me dejaría irme así como así y honestamente estaba adolorida, mis patas me ardían por intentar despedazar la madera al igual que mi boca. Sacudí la cabeza y me froté un costado del hocico con una pata en un intento de quitarme las molestas astillas.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Moira el Lun Sep 02, 2013 6:07 am

Bueno si, era un punto a su favor, seguramente el humano volvería armado, o con la policía, y cuando viera lo que se encontraba ahi adentro, seguramente dispararía a matar y yo tendría que intervenir, pues no podría dejar que ninguno de los dos se hiciese daño, además un licantropo aprendiendo a controlar su transformación es algo peligroso si no se tiene la debida precaución, pero exactamente en ese momento no sabia que hacer, y destruir la propiedad privada no se encontraba dentro del estricto código moral con el que había sido educada.

En esas divagaciones me encontraba cuando se acercó a nosotras brotado casi de la misma oscuridad que nos rodeaba, como si se hubiese materializado un muchacho, era mucho mas alto que yo, lo miré fijamente mientras se acercaba y di un paso hacia atrás un poco asustada por la repentina presencia, hasta que su aroma reveló su origen, del mismo modo que habia revelado el de la chica que se encontraba prisionera, me dedicó una mirada un tanto fría, o al menos así lo sentí, mientras veía como empezaba a golpear la madera, un golpe.

Oye que..., dos golpes Oye!, me estas escuch....tres golpes y la madera cedió ante la fuerza de aquel lobo.

Oye, esto es propiedad privada no puedes llegar y destruir las cosas, sabes el problema en que nos meteremos si el hombre regresa de nuevo y nos ve a los tres aquí, pensara que., me quedé callada, pues mi atención la captó en un instante la loba de pelaje negro que se encontraba ante nosotros, cruzé un brazo rodeando mi vientre, mientras con la otra mano, hacia un cairel en mi cabello, la misma posee que adoptaba una y otra vez cuando algo me llamaba la atención.

Quien quiera que me viese, no hubiese pensado que tendría algo que ver con aquel mundo, usualmente siempre estaba vestida de una forma lo mas presentable posible, escucha la voz de aquel sujeto, sonaba tranquila y profunda, y tenia algo de conciliadora y reconfortante escucharlo, mire a uno y a otra al mismo tiempo, mientras sentía la misma mirada inquisidora que el hombre me habia dedicado la primera vez, como intentando pedirme una explicación.

Bueno, es que, bueno yo pensaba que sería una buena lección de autocontrol y moral, para que no volviera a intentar, ya sabes robar, los hombres asustados son peligrosos. Y por otro lado, creo que deberías de intentar enfocar tu mente, intenta dominar a la bestia, al principio es dificil, pero con el tiempo lograras hacerlo,te vi mientras estabas en ese torneo de parké, y por la expresión de horror que pusiste, deduzco que al menos intuyes cuando el cambió vendrá, ese es un buen inicio. Dije sin dejar de jugar con mi cabello, mirando a la joven licana como si fuese una especie de institutriz. Baje la vista un poco incomoda por la acción que habia tomado y añadí rapidamente.

No era mi intención dejarte encerrada, te iba a terminar sacando de todas formas...puedo...puedo ir con ustedes, invente una historia para ganar tiempo, pero supongo que el granjero no es completamente estupido y se ha percatado en estos momentos de mi mentira, asi que debe estar en camino, lo mejor será que nos movamos rapido...y ten cuidado con esas astillas, si tienes que correr doleran como mil demonios.

Alzé la mirada por encima de mi hombro, mientras observaba a la distancia, intentando captar cualquier señal de alerta, y decidí ponerme en movimiento no sin antes dirigirle al misterioso lobo una ultima palabra.
Por donde nos vamos?.
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Oren Astvinur el Mar Sep 03, 2013 3:03 am

Por supuesto que la había escuchado, un lobo tiene mejor audición que cualquier humano y ante la cercanía, bueno exclamar un poco más hubiese podido considerarse una falta de respeto por parte de la mujer. Se obligó a desestimarla casi por completo, centrando su completa atención en la pequeña cachorra que yacía apresada en su agarre. La joven era una luchadora, al menos de espíritu ya que plantarle cara a un lobo adulto que la tenía sometida era toda una hazaña. Nuevamente hizo caso omiso de la combinación de actitudes. Los cachorros eran de intentar con fuerzas hasta caer rendidos, incultos y desconocedores de las reglas del lobo. Estiró el brazo para rodear su cuerpo con este y en un nuevo movimiento rápido cargaba a la pequeña canina  a sus espaldas. Con parte del problema resuelto, ya era capaz de hablar con mayor distensión.

-Sé que es propiedad privada, pero ellos tampoco tienen mucha consideración cuando comienzan con sus incendios y talas. No estoy destruyendo su hogar, aunque lo justo determine lo contrario- comentó con la mirada puesta en quien parecía ser la segunda en escala de edad. El bufido siguiente salió sin represión, natural e indignado ante las palabras que tenía que escuchar. Hablaba como humana, vestía como humana, actuaba como una, sino fuera por su aroma y su entendimiento de la situación podría pasar por una ante sus ojos - ¿Pensabas? - fue lo único que dijo antes de obligar a sus piernas a caminar. Mantenía aferrada a la cachorra negra con fuerza, evitando que cayera ante un ataque desenfrenado por ser libre. No parecía molesto con aquello, caminando con total libertad como quien lleva una mochila vacía a su espalda.

Los árboles comenzaron a aparecer en el camino, privando de la poca luz que quedaba, haciendo del sendero un pasillo oscuro de terreno sinuoso. Por suerte no necesitaba de la vista para andar, y al mismo tiempo esta se adaptaba perfectamente al negro casi absoluto. La ventaja de ser lobo esta en usar más de un sentido para percibir el mundo. La visión es lo más fácil de engañar, valerse de los  demás hace al lobo superior en muchas situaciones. Ya en el cobijo de los árboles, donde la dirección perdía sentido entre tantos sitios que parecían iguales y rara vez alguien humano se adentraba, volvió a hablar- Si quieres enseñar autocontrol y moral a un cachorro, hazlo donde su vida no corra peligro, o la de otros no lo estén debido a su pérdida de control- Miro severo a la chica, aunque no era de su típico estado durante una luna llena cercana. Su personalidad justa y paternal siempre salía a relucir por sobre todo lo demás - ¿Será de tu agrado si te encierro ahora mismo para que aprendas la lección? -Obviamente no lo haría, era solo una pregunta retórica para demostrar su punto a la loba desconocida. Inspiró profundo, buscando la calma total, solo entonces bajó a la cachorra de su espalda, depositandola con cuidado sobre el suelo para atender a sus heridas - ¿Como te llamas? - Preguntó para desviar su atención a momento que quitaba una astilla - Yo soy Oren - informó con su tono seguro e imponente a ambas grabando el nombre en aquél momento- Y por esta noche será mejor que tu pequeña te quedes cerca mío - Luego de la escena en el granero no podía dejarla sola, y tampoco podía confiar en los métodos de la otra loba - ¿A qué manada pertenecen? - preguntó poniendose de pie nada más terminar su labor.

-La mía esta cerca, por lo que estarán seguras en la profundidad del bosque, libres para correr y cantar a una luna que promete ser hermosa- finalmente sonrió despreocupado, lanzando una mirada hacia los cielos de donde descendía una hermosa luz de luna llena. Aún faltaban pocas horas, pero la enorme energía  que emanaba para el lobo ya era casi palpable en sus venas.
avatar
Oren Astvinur
MANADA DE FENRIR
MANADA DE FENRIR

Mensajes : 91

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Mar Sep 03, 2013 4:11 am

Mientras la loba desconocida hablaba, o intentaba hablar con el lobo adulto yo intentaba mantener la calma caminándo de un lado a otro del gallinero, podía escuchar mi propia respiración agitada por el esfuerzo de intentra huir y la adrenalina que corría por mis venas ante el peligro. Cuando escuché de la posibilidad de que el humano volviera me hizo acercarme nuevamente para volver a alejarme, quería salir, pero no podría con aquel lobo en medio del camino.
Mi ansiedad estaba subiéndo y el intento de disculpas de la otra lobano ayudaba a calmarme por lo que solamente gruñí en respuesta. Apenas el lobo adulto se movió me puse en alerta enseñándo los dientes, pero al intentar moverme una de las astillas en mi pata se enterró aun más desconcentrándome, fue entonces cuando sentí que me agarraban con fuerza de mis patas y me acomodaba en sus hombros.

No sabía si agradecerle o morderle el hecho de que la cargaba, ahora que mis patas no tenían la presión de sostener mi peso comencé a sentir el doloroso latido de las astillas metidas entre las almohadillas de mis patas. Apenas salimos al fresco aire nocturno y sentí el aroma a campo abierto intenté safarme, pero sólo me encontré con el fuerte agarre en mis patas, al parecer el lobo que me llevaba conocía mis planes de escape. Decidí no pelear más...por ahora, relajé mi cuerpo sobre los hombros del lobo y dejé caer mi cabeza mirándo la nieve. Cualquier humano que los hubiese visto pensaría que el hombre llevaba a un lobo muerto en sus hombros, ya que no me moví hasta que sentí que me dejaba en el suelo me quedé tirada ahí sin moverme, pero no aguanté mucho y me puse de pie casi de un salto retrocediéndo de inmediato clavándo mis ojos violetas en ambos lobos.

Cuando preguntó mi nombre y luego por mi manada no respondí de inmediato, me dediqué a estudiar a ambos dpandome cuenta de que a la chica la había visto en algunas ocaciones, era amiga de uno de los muchachos que frecuentaba para practicar Parkour.

-Soy Sheila....-
Murmura dejándo que Oren le quitara las astillas.- A ti te conozco...estabas en el concurso de Parkour....-Alcé mis orejas hacia Moira.- Pero jamás te he visto en la guarida o en nuestro territorio, al menos los que he visitado...-Comentó ya con un poco más de confianza.- Yo vivo con los Likaios...pero voy y vengo a mi antojo.- Se sentó en sus cuartos traseros sacudiéndo la cabeza.- Y tu?... no te había visto, pero si había captado tu olor.... suelo venir aquí cada vez que cambio y necesito salir de la ciudad ya que no sé cuando volveré a mi otra forma.- Explicó dándo un suspiro bajándo la cabeza y las orejas en un claro gesto de que no sabía que hacer.

Cuando Oren dijo lo de la luna alcé mis ojos al techo del bosque donde por entre las ramas se podía adivinar el hermoso y mágico brillo de la luna, la hermosa luna que todo lo observaba. Lancé una mirada a ambos lobos ante tomar aire profundamente y aullar, de buenas a primerasno se escuchó más que un débil sonido, pero a medida que iba alzando mi hocico hacia el cielo el aullido se hacía más potente y gruezo como si fuera capaz de llenar el bosque entero con el sonido. Entre los Likaios de mi edad decían que les daba miedo mi aullido, aparte de que era considerablemente más grande que los cachorros de la manada, mi aullido era mucho más potente como el aullido de guerreros lejanos.
Cuando terminé de aullar los miré con mis orejas bien alzadas a la espera de una respuesta, si no querían responder a mi saludo sería mi momento de agradecerla ayuda y retirarme, pero si respondían podríamos cantarle a Selene la más hermosas canciones que sólo los nuestros y ella saben interpretar.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Moira el Mar Sep 03, 2013 5:39 am

Me quedé boquiabierta ante la respuesta que me daba aquel hombre, moví los labios en un intento de responderle, mientras llevaba mis brazos hacia el suelo en un movimiento fuerte de indignación, ni siquiera mi madre me hablaba de esa manera, y este sujeto, hombre, lobo o lo que fuese, bueno, si aun formase parte de algún clan, sin duda alguna, mostraría un poco más de respeto ante un chamán de mi categoría, pero hacia años, de hecho estaba casi segura que ya nadie recordaba a Moira " Conejo Azul", aquella loba que habia decidido abandonar a los suyos por buscarse un lugar entre los seres humanos que tanta fascinación despertaban en ella.

Ante la incapacidad de dar una respuesta certera solo me limite a decir Bueno, a vecez es bueno aprender a mantener la cabeza fría en cualquier situación, no fué tan grave, yo aprendí a controlarme de peores formas.

Y era muy cierto, mi madre tenia un caracter muy rigido a decir verdad, y los ancianos sabios de la tribu mucho más.
Las palabras de la joven loba desviaron mi atención hacia ella, asi que después de todo, ella me tenia mas familiarizada, me sorprendió un poco ante el hecho de no haberme percatado que era una loba ¿y si el hecho de vivir con los humanos me estaba quitando poco a poco mi licantropía?, rogaba por que así lo fuese, al menos ellos viven medianamente felices ignorando las cosas y el mundo sobre natural que los rodean, yo no, la guerra es inminente ahora que los espiritus me habian dicho que uno de los grandes vampiros habia muerto y su clan...bueno parecía estar a punto de resquebrajarse, no debian contemplar los horrores a los que yo tenia que estar acostumbrada, y sobre todo, su vida era tan corta, que les permitia disfrutar intensamente de las personas, la naturaleza y esas cosas estaban bien...pero creo que habia algo mas importante, algo mas allá de todo eso.

Eso Parkour, y sí, bueno, realmente yo tampoco te habia visto, a vecez suelo visitar a los likaios, aunque, bueno...siempre estoy ocupada, no tengo mucho tiempo para ser social. No era algo que desease compartir con extraños, la ideología de mi vida era un tema tabú y muchos lobos se horrorizarían de mi forma de actuar.

Mire al lobo que se hacia llamar Oren, y luego dirigí una mirada hacia Sheila antes de responderle al lobo.
Yo...yo me llamo Moira, supongo que este tatuaje habla por si solo. Me quité la chaqueta de cuero café que llevaba encima, y desabotoné los dos primeros botonos de la blusa con girasoles estampados que llevaba, descubrí un poco mi busto, justo sobre el corazón, tenia tatuada la cara de algo que recordaba el perfil de un guepardo, volví a abotonar mi blusa un poco abochornada y observé a Sheila proferir su aullido, mientras me recargaba en el grueso tronco de un arbol que tenía a mis espaldas, esta situación me resultaba por momentos incomoda, al parecer a ellos les gustaba el hecho de ser lobos, con todo y que sheila no pudiera dominar su transformación.

Estas bromeando Oren, quedarse en el bosque no sería bueno, es decir seguramente cuando aquel hombre vea el destrozo que armamos...que armaron en su propiedad llamará a las autoridades, no es que el bosque sea demasiado grande ahora que como lo fué antes...y si trae a las autoridades, los guardabosques podrían seguirnos la pista, además...creo Sheila que lo mejor sería que intentases controlar a tu animal, a vecez eso ayuda para volver a tu forma humana, y asi podríamos regresar a la ciudad juntas, la gente sospechara de haber visto como desapareciste, quiero decir, fue algo abrupto, abandonar asi una competencia de parko..parke...lo que sea!...y no quisiera ser una molestia para Oren. evite dirigir la mirada hacia el lobo, tenia algo de imponente, incluso para mi,por el contrario me limite a sonreir timidamente mientras me acercaba a Sheila, y enterraba mis dedos en su grueso y negro pelaje
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Oren Astvinur el Miér Sep 04, 2013 12:19 am

Hay momentos en que la tensión puede condensarse de tal manera hasta el punto de poder ser cortada con el movimiento de una zarpa. No entendía la reacción de las hembras ante su accionar. Era un lobo, y entre estos siempre puedes estar en confianza, resguardo y seguridad. En una manada no hay lugar a sospechas y segundas intenciones, la honestidad es un valor del lobo como también su aporte al conjunto de la raza en sí misma.  Quizás estaba demasiado acostumbrado a vivir en su grupo, con rostros conocidos desde tantos años que no alcanzaban los dedos para contarlos. Había visitado otras manadas y había comprobado que ese sentimiento de pertenencia era prácticamente universal para un lobo ¿Qué tenían de especial las dos extrañas que las mostraba como una excepción a la regla? Volvió a sonreír, esta vez más amplio y con el intento de poner más intención en el gesto, si esta no funcionaba podría llegar a tener problemas ¿Quién no confía en la amabilidad de un compañero de luna? Inspiró profundo, intentando comprender, espíritus de testigo. Lo mejor era dejarles hablar, si las intenciones no bastaban, el dialogo siempre era un buen recurso.

Sheila por un lado, la más pequeña. Negro pelaje, algo grande para un cachorro de Likaios, y mucho más fiero que uno sin duda. Supuso que en su adultez sería una buena cazadora o guerrera si ponía sus esfuerzos en ello – Aunque pierdes el control al iniciar, parece que no tienes problema una vez lo recuperas. Con un poco de práctica tendrías buen control de ti misma. ¿No tienes a nadie para enseñarte? – Llevó la mano a su bolsillo trasero, sacando un humilde pañuelo con un bordado en forma de tortuga en una de las puntas para limpiar los restos de sangre y plumas en la pequeña loba. Seguramente aquello se veía en exceso familiar, como un padre limpiando el desastre de su niña. Sin embargo, al igual que el instinto, Oren no podía ignorar esa parte de sí mismo. Hacerlo podía significar negar su propia persona.

La siguiente en la lista era la mujer, aquella que mostraba ser más humana que loba, como si de alguna manera pudiera ocultar su esencia tras capas de maquillaje, perfume y vestimenta citadina. No hay manera de ocultar la verdad a quienes la sienten en cada fibra de su cuerpo. Ser un licántropo te ata innegablemente a la naturaleza, y con ella a cada una de tus hermanos, sin importar las distancias, desestimando diferencias. Solo la traición es capaz de romper tan fuerte vínculo y esta es extraña en un grupo tan grande y unido por la camaradería del lobo – Moira- Al instante que mostró su tatuaje todo se volvió incluso más extraño ¿Una Fenrir, tan arraigada a las costumbres humanas? Lo más probable es que se hubiera alejado al poco tiempo de llegar a la adultez, cuando el vínculo natural se muestra más débil. Tampoco iba a juzgarla por ello, de la misma manera que no lo hacía con ningún Likaios. Segundos antes llevaba a una subida a su espalda, la misma que ahora lo miraba con hermosos ojos. Ante la siguiente apreciación de Moira no pudo evitar ladear la cabeza- ¿Bromeas verdad? –preguntó, curioso y realmente creyendo que lo hacía – No hay lugar más seguro para un lobo que la profundidad de un bosque Fenrir, deberías de saberlo. Ningún humano llega muy lejos aquí, Sheila debería ser capaz de andar libremente, interiorizarse mejor con su yo lobuno. Estaré cerca para instruirla, los cachorros no me molestan –le acarició la cabeza a la menor, escuchándola aullar luego y sonreír como respuesta- Vamos, son bienvenidas conmigo, nunca negaría una pata a quien lo necesita.

Luego de sus palabras inspiró profundo, acompañando al canto de Sheila en un aullido desde su forma humana. Tras terminar, volvió a sonreír a sus nuevas compañeras – Si necesitan llegar a resguardo, siempre sigan el aroma a lirio, las llevará a mi sitio. De momento les enseñaré el lugar, prepararnos para la luna llena – comenzó la marcha a un paso animado, queriendo infundir confianza en las otras dos, pues aquél era un día de felicidad para el lobo y a nadie se le debería negar tal deleite.
avatar
Oren Astvinur
MANADA DE FENRIR
MANADA DE FENRIR

Mensajes : 91

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Miér Sep 04, 2013 2:03 am

Moira escribió:Bueno, a vecez es bueno aprender a mantener la cabeza fría en cualquier situación, no fué tan grave
-Eso no deberían hacerlo los padres?... o al menos alguien en quien confíes?...- Dijo mirándo a la otra loba con evidente enfado, se había llevado un susto de muerte y Moira creyendose la maestra.- Te he visto varias veces, pero estas tan ocupada fingiéndo ser lo que no eres que ignoras a los tuyos.-Sus palabras eran duras y francas, no había intención de ofenderla a propósito y si se molestaba a la cachorra le traía sin cuidado.

Volvió su atención a Oren moviéndo la cola ante sus palabras, ahora que la adrenalina estaba bajándo sentía que ya podía pensar con más claridad y calma. Se quedó quieta cuando este le limpiaba la cara sin dejar de mover la cola, cuando ya terminaba y antes de que Oren retirara su mano, Shei le dio una pequeña lamida en señal de gratitud.
Aquel lobo adulto se veía tranquilo y se notaba que sabía mucho de esto de ser lobo, muy por el contrario que Moira que actuaba como si el ser lobo fuera algo malo que debía ocultarse...bueno, no es conveniente revelar que eres un lobo,pero tampoco es bueno intentra que no lo eres. Volvió la mirada a Oren cuando este le preguntó sobre si tenía alguien para guiarla.

-No, los Likaios me recogieron cuando tenía tres años y así salvaron mi vida, me han enseñado lo básico. Pero los demás cachorros me tienen miedo y eso divide a la manada... así que prefiero vagar sola por la ciudad y cuando puedo converso con los adultos del clan.- Explica sentándose en una actitud más relajada, con ambas patas traseras hacia un lado, un estilo bastánte cachorro.

Miró a Oren cuando este sonrió a mi aullido comprendieron finalmente que estaría a salvo con él, más su mirada se volvió más arisca cuando se centraron en Moira ya que esta ni siquiera había hecho un gesto de cortesía ante su aullido. Algo en esa chica no le agradaba, quizás sea su reticencia hacia su naturaleza, tal vez el que se vistiera e intentara oler como humano o el hecho de que le había preocupado más una estupida puerta de gallinero que la vida de una de los suyos. Sacudió la cabeza cuando escuchó lo que Oren decía sobre el bosquelo cual le pareció una idea genial, sería una buena forma de pasar el tiempo que estuviera en su forma lupina.

-Oren, no tienes que explicarle que harás conmigo.... No me conoce, así que no tiene nada que ver conmigo.- Dijo mirándo a Moira directamente.- Yo decido quedarme contigo Oren, al menos hasta que pueda controlar los cambios...-Volvió a mirar a Moira por su preocupación por que los humanos notaran su ausencia.- Me tiene sin cuidado... no paso mi tiempo con humanos como para que noten que no estoy y la manada esta acostumbrada a que me ausente, lo sabrías si pasaras más tiempo con los tuyos....

Ok, puede que con esto último si lograría enfadarla. Pero era lo que el lobo azabache de ojos violetas pensaba, sólo esperaba que si lo hacía al menos lo hiciera como un lobo ya que si le veía otra conducta humana podría morderla.

-Yo me voy con Oren...-
Centenció con decisión. Cuando vio que Moira se le acercaba el cachorro gruñó, pero no hizo nada para alejarse. No le agradaba, pero sentía que también que debía respeto por los mayores...y ambos eran mayores. Así que dejó que Moira acariciara su pelaje.

Dio un respingo alzando sus orejas ante el aullido de Oren uniéndo el propio al del mayor antes de olisquear el aire notándo un leve aroma a lirios en el aire. Se levantó notándo el ardor en sus patas, pero al no tener las astillas el dolor no era tan severo así que comenzó a seguir a Oren aunque mantenía unos metros de distancia ya que se detenía a oler aquí y allá, se desviaba en cada arbusto investigándo curiosa todo lo que veía o se movía.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Moira el Miér Sep 04, 2013 5:54 am

No me extrañaba para nada la dureza de las palabras de aquellos dos, la joven en su haber era mucho más franca y hablaba claramente, como cualquier adolescente humano, el varón por el contrario, sentía la dureza de sus palabras bajo una mascara de cordialidad obligada mas que sentida, pero ya había aprendido a vivir con eso, no era que me molestase demasiado, si no era mi cabeza quien bloqueaba esas acciones, era cierta coraza, el corazón se me habia endurecido y a decir verdad no me daba pena alguna admitirlo, estaban orgullosos de ser lobos, y olvidaban que también teniamos algo de humano ¿y que si alguno de nosotros estamos orgullosos de ser mas humanos que lobos?, en ese caso, ellos también fingirían ser quien no son por comportarse como licántropós, y rechazar su lado humano, era divertido pensarlo, mas no decirlo en voz alta, en el fondo sabía la respuesta, sería la misma que mi madre me habia dicho la última vez que la vi.

Asentí con un suave gracias ante la invitación de Oren, mientras observaba a la luna brillando a lo lejos, el también aulló, como dicen por ahí, que a la tierra donde fueres haz lo que vieres, y aunque ese tipo de "rituales" solía hacerlos a sola, pues no me quedó mas opción que hacer lo mismo, elevé mi rostro hacia el cielo tachonado de estrellas, y de mis labios brotó un aullido agudo, que lentamente fue subiendo de intensidad, casi como si fuera un cuerno de caza el que sonara, al termino de aquel aullido, algo que para mi era natural ocurrió, el bosque se quedó callado de repente, y una fuerte brisa de viento arrastró las hojas muertas de los árboles formando un remolino alrededor de mio, los espiritus de los grandes vientos y la naturaleza respondían a mi saludo, así era, como día a día, en cada luna llena del mes, ellos me recordaban quien era, pese a las decisiones que hubiese tomado, fueran o no las acertadas, finalmente eran mis decisiones, habia vivido mas años de los que podía recordar entre licántropos.

Pero entonces el siguiente comentario de la cachorra hizo que retirara mi mano, alzé una de mis cejas, mientras en mis labios se dibujaba una sonrisa irónica ante las palabras de la chiquilla, la honestidad era algo que admiraba de la gente, la igualadez no.

Que interesante cachorrita Sheila, veo que no sólo te cuesta trabajo controlar tus cambios, también tu lengua, muestra más respeto, pues no estás ante una burda cazadora, recolectora o guerrera...los espíritus responden a mi llamado, y la naturaleza toma de mi para que yo tome de ella mientras hablaba, las raices saltonas de los arboles que nos rodeaban comenzaron a moverse lentamente, hasta que de un sonoro crack, brotaron de la tierra, azotandose contra el suelo, produciendo un chasquido sonoro como el de un látigo, antes de volver a enterrarse, una vez me habia serenado ante la reacción que había tomado, no era que me sacasen de quicio muy a menudo, mi trato hacia las demás personas se había vuelto un tanto intolerante...Recuerdo cuando los ancianos mencionaban que la dulzura de mis facciones no correspondía con la severidad de mi animo.

Sabiendo eso, no será necesario volver a dar una advertencia, los ancianos ni siquiera se molestaban en advertirme cuando me dirigía a ellos como tu lo has hecho, las raíces eran sólo una caricia comparada a lo demas...me interesas sin embargo, y después de todo, no dejo de ser una guía espiritual para aquellos que asi lo consideren, domino todos los cambios de forma, este es solo el primero que experimentaras...pero no el mas poderoso, es la esencia de donde venimos y de lo que somos, algo que aunque no lo crean, no he olvidado, pero la historia de mi vida no es algo que comparta a menudo, ni las razones que me llevaron a tomar el camino que elegí.

Miré a Oren y escuche lo del sendero de Lirios y asentí en silencio.
-Me hará bien ver a otros Fenrir, hace tanto tiempo que no veo mi lugar de origen, seguro los Fenrir de la bretaña francesa , excepto la misma Saya y mi madre deben recordarme Para que no pensaran que era una especie de bruja regañona revelé el segundo dato de mi vida...si era una Chamán Fenrir y procedía de la bretaña francesa...los motivos de mi autoexilio....eso ya sabría si compartirlos o no, después.
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Oren Astvinur el Miér Sep 04, 2013 10:29 pm

Escuchó lo que la pequeña tenía para decir, analizando a sus personas en el proceso. La espontaneidad del accionar muestra a las personas en su verdadera naturaleza, sin los muros del engaño y la mentira. El intercambio de ideas no estaba dirigido hacia él, sino que se daba entre las dos hembras y él podía aprovechar el momento para observarlas como quien lee un libro. Hay que admitir que la cachorra tenía carácter, un poco fuera de lugar, pero había más sabiduría en sus palabras que lo que ella misma podría dar cuenta – En un inicio, la pequeña tiene razón, es responsabilidad del mayor mantener la calma y guiar al inexperto. La historia es testigo de ello, solo los grupos con grandes líderes prosperaron lo suficiente para ser recordados – Volvió a tocarle la cabeza como premio por sus palabras. Finalmente simplemente quedó mirándola, las palabras pueden sobrar cuando es la propia esencia la que hace contacto y en su momento le dedicó un divertido guiño de ojo como pequeña muestra de confidencialidad entre ambos- Puede que yo no sea Likaios, pero eres completamente bienvenida entre los míos cuando necesites ayuda o un simple consejo. Un lobo nunca está solo y es la obligación de cualquier manada brindar auxilio. No lo olvides, pues lo mismo se espera de ti si un hermano está en peligro.

Acto seguido su mirada se posó en Moira, la loba quien con cada segundo se volvía más y más peculiar. Por un segundo no sabía si creer a sus oídos, como si lo que le llegaba fuera una versión distorsionada de la verdad. Tuvo parpadear y mover su cabeza para cerciorarse de que los sentidos no le engañaban. La mujer era extraña, curiosamente extraña para ser un miembro de la misma manada que él. La curiosidad le picó, y si estuviera en su forma de lobo le verían mover la cola justo en ese momento - ¿Chaman? Puedes escuchar a los espíritus, ¿Verdad? – no hizo falta que respondiera a la pregunta, pues estos no tardaron en acudir al llamado de la loba, poniendo parte de la naturaleza circundante a su merced y deseo de corazón. No envidiaba tal poder, sino que lo respetaba, tal oficio era de suma importancia entre las líneas de los Fenrir. Parte de sí quiso disculpar su actitud para con ella, pero la verdad es que aún había mucho que conocer para tener un panorama completo de quien era Moira.

Rio por lo bajo ante la sinceridad de la menor, una virtud que venía de la mano de la misma inocencia que poseía pues a sus ojos era eso. De ninguna manera podría culparla por lo ocurrido, esperar distinto sería como pedirle a un gato que aúlle a la luna- Hay espacio en mi hogar como para toda una manada de cachorros. Algún día serán quienes hereden la responsabilidad de cuidar el clan, y como tal es mi deber que aprendan bien cómo hacerlo.  Por esto mismo, las explicaciones están a la orden jovencita – rió, dejando que su risa inunde las inmediaciones de aquél extraño trío de lobos, escuchando luego la explicación que daba Moira a la cachorra azabache- Escuchala muy bien, pues hay mucha razón en su palabra. Lo que sientes no es más que una ínfima parte del completo ser que eres. Repasaremos todo ello una vez haya concluido la luna llena. Este es un momento para conectarnos con nosotros mismos y nuestros hermanos, lecciones para después – Sonrió amistosamente a ambas para adentrarse más en el bosque con su paso.

Tal y como lo había advertido, el sendero por el cual comenzaban a transitar se tapizó en flores, todos lirio en un hermoso despligue de color. A simple observación podía deducirse que aquello estaba hecho a propósito, y que la naturaleza lo favorecía con su don. Tomó un lirio blanco, colocándolo cuidadosamente sobre la cabeza de Sheila y luego uno amarillo para hacer lo mismo tras la oreja de Moira- Yo llegué desde Suiza, no muy lejos de la Bretaña francesa, y este es mi hogar ahora. Bienvenidas sean – volvió a sonreír con cierto encanto misterioso, seguro  y de liderazgo innato.
avatar
Oren Astvinur
MANADA DE FENRIR
MANADA DE FENRIR

Mensajes : 91

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Jue Sep 05, 2013 12:22 am

Definitivamente no le caía bien aquella loba que se negaba a si misma sobretodo con su actitud altanera como si fuera una gran lobo alpha, siendo que estaba tan sola como Sheila, sólo que en vez de rodearse de los suyos prefería a los humanos.

-Veo que el poder los hace intolerante a la verdad...-Comentó entrecerrándo los ojos al sentir el viento que anunciaba el saludo de los espíritus, puede que ella fuera una gran chamana, puede que fuera el lobo más poderoso del planeta favorecida por todos los espíritus y hasta la misma Gaia estuviera de su lado, pero no por eso Shei iba a cambiar sus palabras.

Se quedó quieta cuando las raíces comenzaron a moverse a su alrededor brincándo hacia atrás cuando estas chasquearon como látigos en lo que le pareció una amenaza, cayó sobre sus patas con la cabeza baja y el pelo del lomo y cuello herizados, la cola levantada en señal de que no estaba sustada en lo más mínimo.

-Las amenazas no sirven conmigo Moria...-
Gruñó apartándose de ella sin quitarle los ojos de encima, una vez hubo puesto una distancia segura entre ellas dio media vuelta para seguir a Oren aunque sus orejas estaban hechadas hacia atrás atentas a los ruidosos pasos de la loba vestida de humana.

Su mal humor pareció desvanecerse cuando Oren le habló, su pelaje volvió a ser sedoso y suave mientras su cola volvía a balancearse con suavidad al ritmo de sus pasos.

-Bueno, yo tampoco soy Likaios..aunque creo que eso se nota a simple vista.- Comentó mientras bajaba la vista a sus patas mucho más grandes y sin garras retractiles como los de la manada que la acogió.- Además tengo más fuerza física aunque al ser más grande también soy algo más lenta que mis compañeros de juego... Claro, eso lo sabía... jamás se le niega auxilio a un hermano.- Agregó batiendo la cola con más entusiasmo.- Escucharía sus palabras si vienieran de un lobo, pero no me agrada que me hablen como humana...y, mejor me callo, no quiero arruinar tan hermosa noche...-Dijo de mala gana mientras se echaba a correr.

Se alejó de los mayores perdiéndose en la penumbra del bosque jugándo a las escondidas con Selene la cual, al pillar a la cachorra arrancaba reflejos plateados de su pelaje negro brillánte haciendole correr nuevamente. Le gustaba aquel lugar, lleno de flores y muy lejos de los peligrosos humanos además que a esa hora de la noche el aroma de algunas flores se intensificaban comos los jazmines y los juncos cuyo olor dulzón encantó a la joven lobo la cual hundió la cabeza en las flores para inundarse del aroma, al poco rato estaba echada panza arriba moviéndo las patas para tocar las florecillas. No había nada mejor contra un cachorro malhumorado que un campo de dulces flores en una noche de luna llena.
No le gustaba andar tan "bipolar", se podría decir, pero en la luna llena solía tener las emociones y sus instintos aun más a flor de piel que en las demás fases lunares...Quizás esto le afectaba especialmente ya que ella había nacido en la fase lunar contraria a la llena, la noche sin luna.

Cuando sintió que ya estaba más calmada decidió volver con los mayores, llegándo en una actitud calmada más no sumisa ubicándose cerca de Oren, de la nada este colocó una flor en su oreja la cual cayó cuando la cachorra alzó la cabeza para ver aunque luego la recogió con cuidado manteniéndola en su hocico.

-Yo también soy de Suecia, viví en Kiruna una ciudad al sur del país.-
Comentó batiendo la cola al escuchar aquella bienvenida.- Gracias a ti por invitarnos y por querer ayudarme.- Agregó luego antes de recostarse cruzándo sus patas delanteras lo qeu le daba una apariencia algo imponente y seria para ser una simple cachorra develándo su herencia Ardwolf, ya que sólo estos poseían el porte de aguerridos luchadores aun en una edad tan temprana como la de Sheila. Claro que esta ilusión del imponente guerrero se descaneció en cuanto el cachorro se movió, sólo una mera ilusión causada por Selene que revelan una gran verdad.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Moira el Sáb Sep 07, 2013 1:52 am

Oh no, niña no fue una amenaza, no soy de ese tipo de personas. Si, lo mejor sería que cerrases ese hocico tan suelto, mestiza estúpida, mi paciencia estaba comenzando a llegar a un límite el cual se iba a volver crítico, si esa chiquilla volvía a faltarme al respeto, dirigiendose a mi como si fuera su igual, lo demás sería destrozarle el cuello con mis garras, o hacer que la tierra se la tragase viva, aunque para mi me tendría sin cuidado atacar a uno de los míos, seguramente el otro lobo la ayudaría, por lo que el si sería un oponente más digno, muchacha insolente, sin darse cuenta que mi autoexilio impuesto se termina cuando yo lo decida, sin embargo y para la mala suerte de la cachorra, tendría que cargar con no pertenecer a ningún grupo y ser señalada siempre.

Así que haría lo mismo que hacía cuando alguien en clase me desagradaba, cuando los comentarios incidiosos perseguían por el pasillo a la extraña Moira Loneheart, la chica que no socializaba con nadie, y de la que por alguna razón decían que realizaba cultos satánicos, tiempo de bloquearla de mi presencia, y si el momento llegaba, no alzaría mi mano para brindarle ayuda, cosas graciosas del destino, si tuviese el don de ver en el futuro, y Oren no hubiese aparecido, la hubiese dejado adentro, para que al amanecer el anciano granjero perforara su cuerpo con su escopeta...¿Sorprendidos?...bah, sería mentir al decir que mi carácter es dulce, la bestia duerme encerrada en mi, clamando por salir, mis garras no han sentido la sangre en mucho tiempo, y los mismos espíritus que me acompañan claman a gritos hacerse presentes...pero a diferencia de otros, yo si sabía controlarme, y sobre todo, no pensaba ponerme al nivel de una chiquilla desabrida.

Observé apenas con un ligero movimiento de reojo la figura de la oscura loba alejandose para explorar, y entonces me agazapé en cuatro, mientras me movía con los mismos movimientos sigilosos de un felino en dirección a Oren y le hablaba, emitiendo un susurro apenas perceptible, que bien se hubiera podido confundir con el sonido de las hojas siendo mecidas por la suave brisa del viento.
Me importa un comino si has tomado a esa chiquilla insolente como tu protegida Oren, solo te lo advierto a ti, ya que las "amenazas" no le afectan a esa boquifloja...solo una más, y esa niña va a lamentar el momento en que se cruzó conmigo, tengo la paciencia de un león con hambre, y hoy es luna llena, y los cachorros insolentes, testarudos y mal agradecidos, bueno...digamos que no son precisamente los seres que mas me gusta tratarsubi un poco la voz, regresandola a su tono habitual, pero sin quitar la postura corporal que habia adoptado.

Tu me pareces un hombre bastante sensato, hablas en base a la madurez, y no a tus meros impulsos, eso es lo que diferencia a los humanos de los animales estúpidos casi por reflejo,mire de reojo hacia la dirección en que Sheila habia marchado, y agregué.

Me supongo que entonces, debes estar familiarizado, o alguna vez haber pasado cerca de la manda Fenrir, donde Saya se alza como lider, ahi está mi hogar, pero no lo he visto hace ya muchos años

Permití que Oren pusiera aquella flor amarilla en su cabello, mientras lo miraba fijamente a los ojos, un poco extrañada por el gesto, hacia tiempo que los actos de cortesía no se encontraban entre los gestos dirigidos hacia su persona, en el momento en que Sheila volvía despues de explorar el lugar, puse una mano en el piso,y acerqué mis labios a la tierra, susurrando palabras inentendibles,la fuí alzando lentamente, y casi a la par que la alzaba, del suelo comenzó a brotar una hermosa flor de lis de color blanco, con sus petalos tan blancos y brillantes que parecían reflejar la misma luz de la luna.

Sea pues Hermano Oren, y en muestra de tu hospitalidad, te entrego esta flor de Lis, en recuerdo de esta noche y de tu amistad...presta atención a sus pétalos, cuando estos se cubran de rojo, alguien cercano a ti estará en peligro...cuando la flor se marchite...alguien importante habrá muerto, es lo que los espiritus desean, que sirva mi ser como puente entre ellos y los aquí presentes. me puse en rodillas y despojé mi cuerpo de la chamarra verde que llevaba, depositandola en el suelo, y observando a lo lejos la luna, cerré mis ojos, mientras llegaban las voces de los espiritus de la naturaleza, a mi también me alegradaba verlos en su entorno casi tanto como ellos se alegraban verme de vuelta.

Aun no termina mi prueba...pronto dije con suavidad, dibujando una sonrisa en mis labios, para de momento abrir los ojos de golpe, y dedicarle la misma sonrisa enigmática a Oren.

avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Oren Astvinur el Miér Sep 11, 2013 8:44 pm

Mientras caminaba dedicó unos segundos más en mirar a sus acompañantes. Incluso bajo el mismo velo la vida podía tomar tantos matices, virtudes, colores y tamaños. Llegó  a cuestionarse si alguna vez sería capaz de comprender aunque sea una parte del complejo tramado universal, ¿O sería ese conocimiento limitado a grandes mentes conectadas al esplendor de los espíritus? No tenía idea al respecto, pero lo mínimo que podía hacer era intentarlo. No existen reglas escritas en piedras al respecto, y en la vida uno posee el libre albedrío para aprovecharlo a gusto personal. Carecía del miedo de encontrarse frente a un sinsentido, pues incluso si al final su objetivo se le era negado, habría tenido un propósito en la vida, una razón de existencia. Pocos se pueden vanagloriar de poseer algo que parece obvio, y sin embargo hace tanto a la completitud de una persona ¿Cuáles serían las razones de vida de Sheila y Moira?- El poder no es más que una herramienta, es la sabiduría – o la falta de ella- la que guía el accionar de las personas- Sus palabras no tenían el propósito de insultar a la loba mayor, sino de ser un consejo para la cachorra, una enseñanza de vida como muchas otras tantas que aún tenía que aprender.

La dejó ir, tan libre y animada que las patas de la loba azabache parecían no tocar el suelo con cada paso, su pelaje perdiéndose en la oscuridad de la noche, perceptible solo por el brillo de sus ojos y el aroma que desprendía. Su atención fue obligada a centrarse en Moira. No le gustaba aquella postura, peligrosa y al acecho. Cerró sus brazos a la altura del pecho, inflando el pecho como cualquier macho haría al sentir retada su autoridad – Tu eres la adulta, y debes de dar el ejemplo ¿Cómo esperas que se muestre domada y respetuosa cuando la propia autoridad  se vuelve tirana en su contra? Necesita de guía no de golpes. No es como si nunca hubiésemos sido cachorros nosotros mismos – intentó relajar su posición, aunque aún atento a las actitudes y movimientos ajenos. Instintos al límite, precisos y peligrosos como el filo de una navaja- Si lo que buscas es tranquilidad para esta luna nueva, la zona oeste suele estar vacía. Los espíritus responden a tu llamada, estoy segura que te sentirás bien acogida allí.

Asintió a las palabras, puesto había escuchado  hablar de esa parte de la manada. Estaba acostumbrado a ir y venir entre los grupos de Fenrir, siempre dispuesto a escuchar y aprender de los demás, la razón de su sabiduría y temple – Todo se resume al balance entre hombre y bestia, jamás olvidar uno u otro. Conozco a Saya, más de historias que por haber estado ante su persona- Tenía curiosidad de preguntar porque había dejado atrás aquella manera y la razón de un aspecto tan humano pero supuso que la mujer querría quedarse aquello para sí misma o habría dado una explicación para esas alturas. Puso su esfuerzo en ignorar sus actitudes, en que la calma de la sabiduría lo envuelva en su manto pero Moira no lo hacía fácil- Puedes molestarte cuanto quieras, nadie va a negarte el derecho pero no le tocarás un pelo a la cachorra en mi territorio – y esa fue una definitiva, dejando luego que el aroma florar y el color de los petalos librara la tensión, notando como quizás aquello había tenido el resultado esperado.

-Aprecio el regalo, pero creo que me has entregado una carga que no sé si poder llevar –miró la flor de Lis, el conocimiento de que un hermano estaba en peligro estaba en sus pétalos, la vida de estos unida a la de los lobos. ¿Sería capaz de mirarla en una situación crítica? ¿Estaría listo para verla marchitar? Quien sabe… pero la voluntad de los espíritus no es una a la cual uno pueda rechazar por quererlo.

-¿Siquiera las pruebas terminan alguna vez? –respondió a sus palabras con aquella pregunta, levantando la mirada para encontrar la luna llena y sonreírle. Los músculos del joven se tensaron para impulsaron, y así como comenzaba a correr su cuerpo se volvía aquél del lobo. Prominente blanco e intensos ojos, pareciendo más etéreo que real, quizás espíritu y animal. Solo el destino sabe la verdad.
avatar
Oren Astvinur
MANADA DE FENRIR
MANADA DE FENRIR

Mensajes : 91

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Jue Sep 12, 2013 11:22 pm

El cachorro se mantuvo quieto como si no fuera más que una fina estatua tallada en Onice mientras los adultos hablaban, el aroma a los lirios y los dulces juncos aun llenaban su olfato y aun llevaba el aroma en su pelaje así que cruzó sus patas delanteras y descanzó su hocico ahí disfrutándo del suave aroma que había quedado. Escuchaba cada palabra másno le prestaba mayor importancia, aunque al parecer algún roce parecía haber entre ellos ya que cada uno parecía querer imponerse al otro.

Todo perdió lo interesante cuando vió como salía aquella hermosa flor del suelo, Shei se levantó y se acercó a la flor volviéndo a echarse con ambas patas delanteras estiradas y el hocico entre estas casi tocándo la flor.

-Que linda... oye, como lo hiciste?.-
Preguntó mirándo a Moira mientras batía la cola la cual golpeteaba contra el suelo.

Si, le caía mal la estirada loba que pretendía ser humana, pero no era tan rencorosa como para seguirle las amenazas y demáces. Así como podía ser importinente en muchas ocaciones, también podía perdonar a un hermano o simplemente tranformar su molestia en otra cosa cuando encontraba como calmarse, como en este caso su paseo entre lirios y juncos.
Más cuando Oren comenzó a correr tomándo su forma de lobo la chiquilla se incorporó casi de un salto moviéndo la cola de forma circular, miró a Moira antes de volver a ver como Oren se alejaba y movió sus patas inquieta.

-No vienes?

Comentó con entusiasmo emprendiendo la carrera tras el lobo blanco que más parecía un espectro  cruzándo el bosque que un animal vivo, ya que su pelaje prístino parecía brillar cuando Selene le acariciaba el lomo. Mientras que Shei se movía entre las sombras con paso ligero y silencioso, como todo lobo de pelaje oscuro prefería el camuflaje de las sombras para una emboscada efectiva.
Al euforia de una carrera bajo la luna llena la embargó haciéndo que aplicara la mayor velocidad posible mientras zigzagueaba por entre los árboles saltándo muchas veces hacia las ramas bajas para crear una lluvia de hojas al golpearlas con sus patas o cruzaba los arbustos como un espectro negro. Cuando por fin logró darle alcance a Oren la cachorra golpeó un muslo del lobo blanco con el hocico en tono juguetón antes de dar un ágil salto hacia un costado y quedarse agazapada con ambas patas delanteras separadas y la cabeza casi a raz de suelo en una clara invitación a jugar.

Hacía tiempo que Sheila no se encontraba con lobos que aceptaran jugar con ella, los Likaios, si bien le daban refugio y protección dentro de sus territorios no eran muy dados al juego con ella, al menos no en su forma lupus ya que, debido a su sangre Ardwolf era considerablemente más grande que los demás cachorros de su edad y por ende, mucho más fuerte. Así que por seguridad y temor a que no fuera capaz de controlar su fuerza la cachorra había sido relegada a la posición de "prima lejana". No le permitían participar de las cacerías por su edad, pero tampoco le permitían compartir de la presa al menos que aceptara comer al último...incluso después de los demás cachorros.
Aquí era donde su sangre guerrera entraba en acción, estaba muy agradecida por la ayuda de los Likaios, pero no iba a permitir tomar el sitio más bajo de la gerarquía solo por ser diferente, grande y fuerte. Por eso practicaba Parkour, por eso había aprendido a "cazar" en las grandes urbes robándo dinero para comprar comida... Likaios fomentaban lo de "Adaptarse para sobrevivir" y Sheila era un vivo ejemplo de esto.

Pero ahora que corría libre a la luz de la luna llena en compañía de otros lobos se sentíacompleta, no una simple mitad de algo que a nadie le agradaba. Esta noche era un lobo completo y aquella satisfacción se podía ver claramente brillándo en sus ojos violetas los cuales miraban a Oren llenos de alegría de quien, por primera vez en su vida, se siente parte de algo.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Moira el Mar Sep 17, 2013 5:53 am

Por supuesto que podrás...no te he dado el regalo por que haya nacido de mi, han sido los espíritus quienes lo han decidido, solo tu sabrás si decides no hacer caso de sus designios, si en realidad te preocupas por tu manada y por los tuyos la tomaras, de lo contrario serás algo mas que un simple espectador que se quede de brazos cruzados ante los acontecimientos que van a ocurrir, más pronto de lo que yo quisiera No le dije nada más, puse una sonrisa de suficiencia en mis labios, y entonces me volví sobresaltada cuando la cachorra habia vuelto y olfateaba la flor, la miré un poco extrañada por la repentina sorpresa, pues pensaba que se encontraba apartada de mi.

Bueno, aunque no lo creas, entro en comunión constante con la naturaleza, incluso en la ciudad, Gaia se manifiesta, sus hijos habitan en cualquier rincón, incluso los más desagradables por asi llamarlo de alguna forma, en este caso Cucarachas y Ratas, y otras alimañas que pueblan las grandes ciudades, también poseen un espiritu ancestral que brinda sus servicios a Gaia, y gracias a ellos, aun sigo manteniendo vigente mi presencia con ella, sólo es cuestión de dar para recibir...permito que ella tome de mi, para que yo pueda tomar de ella, al principio es estresante, pero supongo que después puedes hacer cosas útiles y divertidas...tu podrías aprender por ejemplo. Y era absolutamente cierto, la chiquilla tenia una mente abierta ( bastante abierta) y una predisposición a una tendencia caotica que me recordaba a mi misma en mis años mas juveniles, después de todo, dicen que cuando entras en conflicto con alguien es por que esa persona en el fondo es muy parecida a ti, mire con ojo analítico la figura de Sheila, si...si lograba serenarse al menos un poco, podría dominar el vínculo con nuestra madre en muy poco tiempo, aunque ahora viendo desde el otro lado, Oren no se veía tan..."espiritual", seguramente era un recolector o un cazador...o un guerrero, y siendo honestos a muy pocos cachorros de la manada, salvo alguno que otro que no necesariamente hubiera nacido bajo la luna adecuada, les llamaba demasiado la atención las largas horas de estudio y meditación que los chamanes realizabamos, aun a sabiendas de los dones que con el tiempo adquiriamos.

Escuché el último comentario de Oren antes de verlo transformarse en un fantasmal lobo blanco
Lo dudo, y afortunada o desafortunadamente, la que he estado aguardando, iniciará pronto...

Eh...um...bueno yo...veras...es que hace mucho que no asumo...bueno...olvídalo, no quiero causar mas disgustos por hoy me quité con decision la chamarra de cuero, y despojé mis pies de las botas que llevaba puestas, desabotoné mi blusa y al ver corriendo a Oren y Sheila salí corriendo descalza por la hojarasca del bosque, esa sensacion hacia años que no la tenia, mis pies en contacto con el terreno natural, lanzé una risotada frenética y di un salto en dirección a los dos lobos, a medida que caia mi cuerpo se transformo en el de una loba de pelaje plateado, con una marca negra sobre la espalda, que recordaba el rostro de un guepardo de perfil con las fauces abiertas, apenas mi cuerpo en su estado canino habia tocado el piso, sacudí con fuerza todo mi cuerpo, como si hubiera tomado un baño,moví la cola rapidamente de un lado a otro y comenzé a correr de nuevo en pos de Oren y Sheila, el viento soplo con suavidad, arrastrando un suave aroma floral hasta mi hocico.

Esto es...es...como volver a comer algo que te encantaba y que hacia tiempo no probabas si hubiera tenido mi aspecto humano, hubieran podido apreciar la enorme sonrisa que en mi rostro peludo se habia dibujado
avatar
Moira
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Oren Astvinur el Jue Sep 26, 2013 7:21 pm

No está en mí negarme a un regalo que los mismos espíritus me consideran apto de recibir. Es una responsabilidad que acepto con todo honor y orgullo. Dadas las circunstancias, creo que han sido ellos mismo quienes te han traído aquí justo ahora para entregar tal don. Mis gracias a ti, y mi voluntad con la de los Ancestros que siempre velan por nosotros – contestó a la mujer, conforme en saber y notar que su ira se había esfumado con la rapidez en la que había aparecido. Como un lobo es incluso más complicado manejar las emociones siendo que estas se concentran a flor de piel, esperando expresarse ante la más mínima falta del autocontrol. Uno podría pensar ¿Se puede vivir de tal caos? No ha de olvidar que incluso en el cosmos más profundo siempre existe esa incertidumbre, la posibilidad del desorden, es tan parte como uno se atreva a aceptar.

Por su lado, Sheila parecía dispuesta a abrazar su libertad, respondiendo a el llamado de su propia voluntad. El lobo gustaba de ver aquello, si bien la responsabilidad existe hasta en la más mínima interacción, la vida es cuestión de balance. Como cachorra Sheila solo debía encargarse de aprender y disfrutar su juventud. Llegaría el momento en que debería de dejar eso de lado para convertirse en un miembro activo de la manada, cambiar los juegos por el actuar en pos de la manada. Cada instante tiene su tiempo, como época de vida, un todo con el propósito del balance.

La joven cachorra se mostraba ágil y juguetona, sin tardar en presentarle un desafío cara a cara. Grandiosa es la llama energética de una vida que recién comienza. Con el pasar de los años el fuego se templa, volviéndose un continuo calor, quizás más débil, pero cuya constancia y experiencia es capaz de  quebrar hasta el más fuerte acero. Mostró sus dientes a la pequeña loba con el único motivo de intimidarla, aprovechar la apertura que aquello era capaz de provocar para saltar sobre ella y aprisionarla con su cuerpo encima de la pequeña, la azabache cabeza haciendo contraste bajo el blanco inmaculado de Oren. Dejó que Sheila gastara un poco de sus energías intentando salir, liberándola cuando lo considero suficiente para luego comenzar a perseguirla, y a pesar de ello su oído no había perdido detalle de las palabras de Moira. ¿A qué se refería con eso que aguardaba  y que iniciaría pronto? Ya había dicho al respecto minutos antes. Luego se tomaría un momento para hablar a solas con la otra loba y dar claridad a las palabras. El gran lobo blanco dio vueltas alrededor de la pequeña más su mirada estaba puesta en la otra hembra, como si la invitara a jugar con ambos. Nadie allí estaba para juzgarla por el pasado, pues a los ojos de Gaia todos eran hermanos. Las acciones y el presente serían quienes decidirían la percepción y el trato a recibir.

Oren se dejó llevar por su parte animal y el instinto de camaradería, olvidando el roce con la otra loba para dar lugar a nuevas oportunidades. Era luna llena, compartir el fenómeno con otros ayudaba a la pertenencia y compañía. El lobo solitario es la excepción y no la regla, y si se considera que el licano también es humano, el resultado es un ser apto y hecho para vivir en sociedad. La soledad es para quienes la eligen como compañera. Así es que los ojos de intenso verde le devolvieron la mirada a la cachorra, moviendo con medido cuidado su cola al punto de no dejar saber si la acechaba, o simplemente jugaba con ella. Comenzó a correr en una dirección que solo él conocía, su santuario en el bosque, el sitio al cual acudía en busca de calma y sabiduría. A pesar de ello, no le agradaba tenerlo como secreto para sí mismo, era un pensamiento demasiado egoísta para siquiera considerarlo. Su cabeza no lo pensó, y sus patas tampoco se echaron para atrás. En cuestión de lo que pareció nada, ya habían llegado a destino.

El bosque se abría en un pequeño claro entre enormes árboles, la luna casi alzándose perfecta justo encima de sus cabezas, como si esta fuera apuntada por la propia naturaleza. El centro del lugar era ocupado por piedras que habían sido colocadas formando una media luna, creciendo en tamaño hasta el centro de la misma. El macho se adelantó, dando un primer brinco hacia una de las piedras más grandes y luego otro salto hacia la que se encontraba más elevada, aquella que era lo suficientemente grande para pararse perfectamente en ella- Las sensaciones son efímeras, pero el cuerpo nunca olvida- dijo posando sus ojos en ambas. Alzando la cabeza para aullar en un perfecto tributo a la Luna. Allí, ninguno estaba solo, y bajo la luna llena, nuevos lazos fueron creados.

Spoiler:
Chicas, no se si les parece hacer un último post cada una para ir cerrando el tema, a menos que tengan ganas de darle un giro. Creo que como introducción y pantallazo de los personajes ha quedado genial.
avatar
Oren Astvinur
MANADA DE FENRIR
MANADA DE FENRIR

Mensajes : 91

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Sheila Lindgren el Lun Sep 30, 2013 11:56 pm

El cachorro azabache de ojos de amatista alzó ambas orejas al ver que el lobo blanco enseñaba los dientes, no creía haberlo enfadado, aunque en ningún momento se mostró atemorizada. Pero este leve gesto de curiosidad le había costado la posición de juego, casi sin darse cuenta se encontró con Oren encima de ella lo cual le hizo soltar un quejido de completa sorpresa más de inmediato comenzó a morderle el pelaje del cuello entre gruñidos juguetones. No le mordía en serio, sólo tomaba el tupido pelaje blando y sacudía la cabeza de un lado a otro antes de cambiar de objetivo y morderles las patas que tenía a su alcance siempre mostrando un gran control de la fuerza utilizada para no causar daño o dolor, esto dejaba en claro de que estaba más que acostumbrada a jugar con cachorros más pequeños y débiles de ella.

Apenas sintió que Oren se levantaba y le daba un poco de espacio, Sheila se escurrió por entre sus patas como una sombra pasajera y veloz en dirección a unos arbustos en cuya sombra desapareció por completo. Pero en vez de que Oren la buscara este comenzó a correr hacia otra dirección, el lobo azabache ladeó la cabeza saliendo de su escondite en las sombras antes de agazaparse cuando vio a Moira acercarse, no dejó de batir la cola contra el suelo, el hecho de ver a la otra convertida en lobo y disfrutando de lo que esto significaba le demostraba a Sheila que esta no renegaba tanto de su naturaleza como parecía.
La cachorra se movió cual felino hacia unas sombras antes de saltar encima de la otra hembra tacleándola con suavidad.


-Vamos por Oren, se nos escapa!

Exclamó entusiasta mientras tomaba la dirección en la que había visto irse al lobo blanco, de vez en cuando miraba hacia atrás para asegurarse de que la otra no le había perdido el rastro. A pesar de los roces anteriores con Moira, la cachorra parecía haberse olvidado completamente de las amenazas y la trataba como si hubieran sido hermanas de leche. La corta y dura vida de Sheila le había enseñado a disfrutar de los momentos que Gaia te regala sin importar los compañeros que esta hubiera elegido para ti. En este caso la madre tierra había elegido a dos muy curiosos y diferentes lobos para unirse a la cachorra mestiza en esta hermosa noche de luna llena. Lo que había comenzado por una noche de terror y malos ratos se estaba transformando en una de las mejores lunas llenas que Sheila recordara hasta la fecha. 
No iba a arruinar todo esto por unas cuantas amenazas de muerte, total... todos vamos a morir, lo que hace la diferencia es lo que hacemos y como vivamos el escaso trecho que une cuna y tumba.

Cuando llegó al claro casi tropieza con sus propias patas ante la belleza de aquel lugar, se tomó un momento para mirar las piedras, la luna y la figura de Oren en lo alto recortado contra Selene. La cachorra se acercó a la piedra donde se había subido Oren, quería subir también, pero algo le decía en su interior de que este era un lugar especial, sobre todo para el macho que las acompañaba y que no era momento para ser impertinente. Así que cuando escuchó aquel aullido el lobo azabache se movió un poco hasta quedar bañada con la luz de la luna y tomando todo el aire que pudo alzó un aullido muy distinto al llamado angustioso que diera cuando se vio atrapada en aquel gallinero. Este aullido salió del hocico de Sheila en un tono grave y profundo el cual subió de tono sólo un poco, pero mantuvo el tono profundo, este aullido no era del cachorro impaciente e impertinente que ignoraba lo que era una manada...este era el aullido del guerrero que dormía en el interior y que, tras este encuentro con sus verdaderas raíces comenzaba a despertar poco a poco.

Spoiler:
Me parece fantástica idea Oren, me gustó mucho este post *O*...quiero otro XD...pero por ahora este es el post oficial de la cachorra impertinente XD
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y, así se forma una manada?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.