Cesare Di Angelo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cesare Di Angelo

Mensaje por Cesare Di Angelo el Mar Abr 01, 2014 6:18 pm

Cesare Di Angelo


Datos básicos


Nombre completo: Césare Di Angelo (su nombre se pronuncia como Chesare)
    Apodos: Carece de uno
    Original o Predeterminado: Original
    Edad: 24 años
    Fecha de nacimiento: 30/12/1989
    Lugar de nacimiento: San Gimignano, Italia
    Raza: Humano
    Grupo: Consejo de Vigilante
    Rango: Novicio


   
   

   
Descripción Psicológica


   


Es un joven bastante curioso. Ansioso por aprender y por luchar, Cesare también es bastante sarcástico. Le encanta burlarse de sus mayores,no es muy respetuoso y puede ser considerado como un joven bastante jugueton. Rara vez se toma las cosas en serio, inclusive cuando pelea porque para el la caza y la lucha contra los enemigos de Dios, aquello seres y herejes que se han atrevido a ir en contra de sus leyes, es un juego en que los humanos que quieran sobrevivir deben participar. Aún así, su lealtad está única y completamente con la Iglesia y con Dios.

Debajo de esa máscara de alegría y vivacidad se encuentra la sombra de un joven arrepentido de sus propios pecados, con un pasado sombrío, que busca evitar que la humanidad siga sufriendo a causa de una guerra en la que seres de la oscuridad se despedazan sin tener en cuenta a las pobres almas inocentes que han quedadon en medio de su conflicto.



   
Historia


   

Mi vida podría parecer un chiste. Un capricho que Dios, que con su infinita divinidad ha permitido que sus hijos sufran en un mundo de crueldad que solo sirve como prueba para alcanzar el paraíso. Nací una noche de invierno en la ciudad de los viejos rascacielos italianos ubicada en lo alto de la Toscana. El frío invernal era intenso y la nieve cubría con su manto la ciudad.
El seno de una familia pobre y humilde, completamente dedicada a Dios, fue la que me acogió bajo su protección y me brindó un hogar. Tuve un padre que se dedicaba a la herrería y de el aprendí dicho oficio. Mi madre, la criatura del señor más amable que he conocido en toda mi existencia, era florista de un pequeño negocio familiar. Mi hermano mayor, tan responsable y generoso, era un estudiante común y corriente que intentaba llegar muy alto para convertirse el orgullo de nuestra familia.

Viví años muy felices en los que aprendí muchas cosas. Mi curiosidad y ansia de conocimiento me llevaba a lugares sorprendentes. Para un niño de mi edad, juzgado por los vástagos que corrían por las calles de San Gimignano, el ser llamado ratón de biblioteca me era indiferente. Amaba leer, observar, investigar,contemplar las hermosas pinturas que yacen en la iglesia de San Agustín, fruto del talento de grandes artistas del Renacimiento. Devoraba libros tan avidamente, con tanta pasión que lograba sentir como mi corazón se hinchaba de gozo. Tenía 8 años cuando deseaba ser un gran investigador, reconocido en toda la Italia y en el mundo, un erudito al que todos acudieran por algún consejo y ayudar a otros develar los secretos del mundo.

Sin embargo, Dios tenía preparado otro camino para mí.

Mi madre me reveló, a la tierna edad de 11 años, que mi nombre me había sido otorgado como un tributo al gran General de los Ejercitos Pontificios durante la época del Renacimiento, hijo del papa Alejandro VI y Duque de Valentinois: el Príncipe de Maquiavelo, Cesare Borgia.

Sentí entonces que mi destino era seguir los pasos de aquel hombre que renunció a su legado como cardenal y se embarcó en una lucha como principal general del ejercito de su padre. Su intento por unificar Italia bajo un mismo manto, sus peleas, sus estratagemas, todo aquello había despertado en mí una necesidad por forjarme un destino parecido. Más mi sed de conocimiento no cesaba y trate de llevar a cabo mis estudios a la par de un entrenamiento muy rudimentario en el manejo de la espada. Mi hermano mayor, Francesco, pasaba horas y horas observandome en mis intentos fallidos por manejar una espada que mi padre forjó para mí como regalo en mi cumpleaños número 12. Decía que yo era como un pequeño general intentando conquistar tierras desconocidas. Nunca entendí porque me lo decía, pero me hacía sentir importante.

Me recuerdo a mi mismo jugando a ser General de los Ejercitos Pontificios. Hacer sentir la ira de dios, que a través de su más grande siervo, el Papa, me ordenaba acabar con los herejes y los pecadores. Podía parecer muy tonto pero para mí era lo máximo. Mi vida debía estar ligada de alguna forma a la lucha.

Crecí y me convertí en un joven dedicado, con un futuro prometedor y una familia amorosa. Mi hermano logró graduarse de la Universidad con honores mientras yo me preparaba para mi último año en la educación Preparatoria.  Deje del lado mis entrenamientos improvisados para poder dedicarme en cuerpo y alma a mis estudios. Mi idea de ser un general poco a poco se iba perdiendo, lo veía como el sueño lejano de un pequeño que fantaseaba con algo que no podía ser. Más mi objetivo de ser alguien grande no había desaparecido.

Mis padres estaban tan orgullosos de mi hermano y de mí que su alegría irradiaba sus rostros.Le agradecíamos a Dios por la maravillosa vida que nos habían otorgado. No podía pedir otra cosa.

Pero entonces llegó la fatídica noche.

Acababa de cumplir 20 años. No tengo idea de que era lo que ocurría. Lo único que recuerdo era que aquella noche en que mis padres, mi hermano y yo salíamos de la Iglesia para regresar a casa, un extraño evento ocurrió.

Recuerdo haber visto a un hombre, con un rostro tan pálido que parecía estar muerto. Su mirada, llena de sed de... ¿sangre?, no supe decirlo con exactitud. El ser de la oscuridad se avalanzó sobre nosotros. Al ver en peligro en mi familia trate de enfrentarlo pero esa cosa, esa criatura no era humana aun cuando parecía uno y su fuerza era tan descomunal que mi habilidad de lucha no le hacía nada. Por más que trate y trate, no pude defenderlos.

Solo bastaron unos instantes para que me encontrara a merced de aquel ser y darme cuenta de que mi familia estaba muerta. No sabría decir que hizo, como lo logró tan rápido o porque podía hacer algo así. Lo único que recuerdo es que una persona con una espada, una capucha y con una gran agilidad apareció y me salvó del ser de la oscuridad. Pude ver muy poco de la batalla que se desató frente a mi pero la habilidad del encapuchado con la espada era tan perfecta, tan letal y tan agil que bastaron unos segundos para que se deshiciera del otro ser. Aquel hombre encapuichado nunca me dijo su nombre, pero me interrogó diciendome algo parecido a "¿No has sido mordido?". Me encontraba en shock por lo que le había ocurrido ami familia y no pude contestarle. Entonces me llevó a algún lugar en Roma (no puedo recordar el viaje porque estaba demasiado conmocionado) y ahí me llevó a un sitio donde se levanta una sociedad llena de cazadores quienes se dedican unica y exclusivamente a la caza de seres de la noche. Aquellas personas, completamente dedicadas en cuerpo y alma a Dios, eran una especie de secta que hablaba de Hijos de la Luna e Hijos de la Sangre.

Siguieron interrogandome, pero yo no podía darles una respuesta exacta puesto que no sabía nisiquiera que había ocurrido. Lo único que veía claramente era a  mi familia siendo asesinada por un monstruo. Cuando me dijeron que era libre de alguna marca o maldición, me tocó interrogarlos. Los obligue a que me dijeranq ue era lo que había pasado y quienes eran los mentados Hijos de la Sangre y los de la Luna. Me lo explicaron todo. No se porque lo hicieron, si tendrían alguna motivación para revelarle a un simple mortal como yo cosas tan macabras que ni en mis más horribles pesadillas me hubiera imaginado. Me dijeron que ellos eran guerreros de Dios que buscaban erradicar una amenaza latente para la humanidad. Licanos y Vampiros, seres que creía que solo existían en los mitos, eran reales y estaban ahí para destruirnos. Yo quería venganza. Yo quería erradicar a esos monstruos. Yo quería convertirme en un guerrero...

Y entonces lo recordé. El sueño que de niño había llenado mi pequeño corazón. El destino de un guerrero, peleando bajo la gracia y protección de Dios, el máximo general de el Ejercito del Santo Padre. El Príncipe que quizo unificar a Italia...

Cesare Di Angelo estaba destinado a la lucha. Fue así que decidí luchar para convertirme en una de las espadas de Dios, para hacer valer su voluntad y eliminar de su tierra a todo ser que no debía existir. Lo ví como una oportunidad de venerar a los caídos, a mi familia que tanto me amó y me enseñó el camino del señor. Era esta la manera en pedir perdón por ser tan débil y no poder protegerlos. Mi espada sería la razón por la que las criaturas nocturnas temblaría.  Y con Dios a mi lado, no debía temer.


Dies iræ, dies illa,Solvet sæclum in favilla,Teste David cum Sibylla ! Quantus tremor est futurus, quando iudex est venturus,cuncta stricte discussurus !
Día de la ira, aquel día en que los siglos se reduzcan a cenizas;como testigos el rey David y la Sibila. ¡Cuánto terror habrá en el futuro cuando el juez haya de venira juzgar todo estrictamente!





   
Diseñado por Elektra para Guerra de

Sangre
.
avatar
Cesare Di Angelo
HUMANOS - VIGILANTES
HUMANOS - VIGILANTES

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cesare Di Angelo

Mensaje por Marca del Estigio el Miér Abr 02, 2014 2:49 am

¿Es esto acaso un pequeño lo que veo?  ¿Tan temprano este mundo te ha arrebatado de la cuna de la cotidianidad y la calma para hundirte en este mundo oscuro y desesperado? Pequeño novicio, has devorado libros como si estos fueran tu elixir de vida y aunque en el camino cambian tus prioridades en esencia tus metas jamás han cambiado.

¿Así que quieres blandir tu espada en contra de la oscuridad mi niño? ¿Quieres venganza en nombre de tu Dios? Nadie va a frenarte… Pero, ¿podrán discernir tus ojos entre la ilusión y la verdadera oscuridad?

Se bienvenido a este mundo de sombras Di Angelo. Demuestra que has nacido para ser la espada de la humanidad en esta guerra.

Marca del Estigio
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 135

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.