Pureza y Melodía

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pureza y Melodía

Mensaje por Ileana Romanova el Dom Feb 23, 2014 2:52 am

Una vez más ella escapa de su labor… Escapar es sólo un decir, pues no hay nadie más fiel a Úrsula que la pequeña y dulce Ileana. Ese era uno de aquellos momentos en que podía estar sola, dedicarse un tiempo a estar sola con sus ideas. A pesar de que el mundo por fuera parecía agitarse cada vez más de la misma forma en que lo hace la nieve dentro de una bola de cristal su mundo, por ahora, seguía tan intacto como el cristal pulcro que la contiene. Un episodio que escapó sus manos había distanciado a sus queridos reyes el uno del otro y durante aquellos días la  doncella se mantuvo más cerca de su querida Reina de lo que acostumbraba, mas ahora en la Fortaleza de Raphael, y aunque para ella resultaban noches de lo más alegres el cambio en su amada reina fue realmente notorio. Después de aquellos dos días de danza desenfrenada en el teatro, cerrado de todo público y aislada de toda curiosa mirada, parecía que había estado purgando algo en su interior descargando contra él en un sin fin de aquellos bellos pasos que conforman el ballet.
¿Qué es lo que aflige la mente de sus señores? ¿Acaso es la tragedia que azota los Raphael preludio de días negros para su familia? ¿Acaso sus alegres días junto a su señora son como la mejoría de un moribundo? Nadie se lo puede decir… Ahora para ella, para Úrsula, tenía que estar firme; ser la doncella que siempre fue pero mejor. “Cuando yo muera tendrás que investigar quien lo hizo y tomar la venganza en tus manos”. Recordaba estas palabras y entonces un nudo se le formaba en la garganta de manera irremediable… ¿Donde esta el? ¿Donde esta su pequeño amigo? ¿Donde estaba ese cuervo pequeño para el que solía cantar que había llegado a ella tan solo un par de noches antes de que Moriae apareciera nuevamente ante el Clan? Un pequeño amigo, un confidente con el cual pasar el rato y simplemente hablar como si fuera el amigo que jamás tuvo… 
-¿No vendrás hoy?- susurro mientras se sentaba en el borde de una ventana que daba al jardín, en los pasillos de la inmensa torre donde los Iluminados mantenían bajo vigilancia constante a sus visitas, en lo más alto. Sus ojos grisáceos se pasearon por el cielo nocturno y los inmensos bosques ingleses que se levantaban hacia el horizonte, que resguardaban aquella imponente Fortaleza de las miradas humanas pero que tanto había sufrido el acecho constante de los lobos haciendo que la pequeña doncella se pregunte cuantas veces desde que todo comenzó su tierra pura y fértil había sido bañada con la sangre de vampiros y licanos. Tararea una pequeña canción, suave pues la alegría no le embarga de la misma forma que hace unos días atrás y no se anima a alzar la voz para perturbar el cantar de los grillos y silencio de la noche. Seguía mirando de un lado al otro para ver si entre la noche clara podía divisar el plumaje de ébano de aquel pequeño.
avatar
Ileana Romanova
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Gustave Daaé el Jue Feb 27, 2014 6:59 pm

La noche caía en aquella fortaleza, la voz de la demencia se encontraba caminando de un lado para otro en la habitación que tan amablemente le habían ofrecido sus hermanos Raphaelitas, aquél estoque que traía en la caja enorme de violín se encontraba ya figurando con elegancia en su cinto. Sin embargo aquella caja no era solamente para aquello...efectivamente un violín se encontraba en aquella caja de igual forma. El cual finalmente luego de unas cuantas vueltas tomó firmemente y, ubicándolo sobre su hombro tomó posición.

Cerró sus ojos y las notas comenzaron a fluir, suaves...lentas, melancólicas. Cada nota que salía de aquél violín era una caricia para la mancillada alma del músico...
Se acercó lentamente hacia la ventana de la habitación... la cual había abierto anteriormente. Abrió sus ojos y mientras la música seguía fluyendo observó el paisaje de aquella fortaleza, tan ajena sin embargo a la vez tan tocante con todo lo que ésta representaba... La luna nueva se alzaba sobre el bosque en el que, no dudaba se habían llevado a cabo fieras batallas... El ensimismamiento del joven era total. Sin embargo una pequeña silueta llamó su atención...negra y emplumada. Tan solitario como Gustave se sentía en aquella fortaleza... La música parecía agradarle, puesto que su vuelo comenzó a girar hasta poco a poco acercarse al borde de la ventana... Ahí lo tenía, era un hermoso cuervo.

Sonrió delicadamente mientras observó a aquél curioso animal, haciéndole una graciosa reverencia, siguió entonando aquél violín para su improvisado público.

¿Te gusta...? Oh, compañero... Te entiendo tan bien... Ser mensajero de discordia y muerte... Pero eso no te hace malo ¿No es así...? -Hablaba casi en susurros, mientras el cuervo miraba hacia los costados, como si buscase algo más.- No comprenden tu belleza... La belleza de la muerte... de lo desconocido... Aquellos que se pierden lo bello de éste mundo por temor... -Suspiró y cerró sus ojos, sus notas se tornaron entonces más rápidas... desquiciadas... el hijo de Lázaro parecía entrar en un trance, y fue entonces cuando el ave pareció moverse al ritmo de aquella música... un brillo especial parecía salir de los ojos del mismo cuervo... y fue en aquél entonces que emprendió el vuelo nuevamente.-

Con sus ojos cerrados, y manteniendo aquella tonada que segundo a segundo se tornaba más rápida, desquiciada -no obstante bella de igual forma.- podía observar la fortaleza desde las alturas... Su dominio en aquél compañero era total... Buscaría entender la hermosura del ave y ¿Por qué no? Contemplar desde un mejor ángulo la belleza arquitectónica de los Raphael.

Aquella nublada visión, como si de un sueño se tratase permanecía fija en la mente del músico, fue entonces cuando una hermosa pero suave voz llamó su atención... Aquél ave se dirigió en esa dirección.
Grande fue su sorpresa al ver aquella hermosa... casi sacra visión. Una musa... un hada salida de aquellos cuentos que su madre solía contarle cuando era un niño... La pureza resaltaba por cada poro de aquella joven y, de pie en un pilar apreciaba aquella visión por medio de los ojos de aquél  útil compañero. Unos espasmos recorrieron el cuerpo de Gustave, sin embargo aquél trance del cual era parte no se detenía, la música seguía inundando su cuarto. ¿Quién era ella...?
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Ileana Romanova el Miér Mar 05, 2014 1:32 am

En su rostro se ve, cualquiera podría notarlo… Extraña la pulcritud de los pisos por donde puede caminar descalza tan diferentes al suelo rígido por donde pasan los soldados marchando con sus botas y borcegos. La fortaleza raphaelita se envuelve en olor a pino pero ella quiere el olor de las flores blancas que envuelven el paisaje del Versalles de Viena. Sea lo que sea que este ocurriendo quiere que pase… que le regresen los días de tranquilidad que tanto amaba y ahora añora como quien añora la piel del ser amado. Quiere a su pequeño cuervo cerca, quiere a su Reina en paz y a salvo… Retornar a los días en que todo estaba bien y su mundo era perfecto. Una visión... Esa visión azota su mente una y otra vez y le pide llegar a la calma que tanto anhela. ¿Cuando fue que las cosas cambiaron tanto? Una y otra vez se preguntaba internamente que había ocurrido y cuando se preguntaba que ser en este mundo hubiese sido capaz de un cambio tan radical en Úrsula, Donovan aparecía automáticamente en su cabeza y desprecio que dejaba pasar  de forma fugaz aparecía repentinamente. Entonces intentaba dejar ir esa idea… Pero volvía cada vez con  más fuerza a cada nuevo momento de silencio en el que se envolvía… Ni del silencio podía disfrutar… Entonces tarareaba o cantaba por lo bajo, cuidando de que nadie la escuchara… Recordando las melodías que Úrsula le pedía aprender, se concentraba como ahora y dejaba ir todo rencor, toda duda y tristeza… En su mente se libraba una lucha intensa entre Donovan y Stefan contra su cordura  y serenidad. ¿Es que buscaban volverla loca? ¿Quebrar su mente y alejarla de que amada Señora? No les daría ese gusto... ¡Nada la separaría nunca de Úrsula! Aún si la vida se le arrebatara en ese mismo instante y el cegador llegara como una pantera atacando su presa buscando el alma de la doncella, se quedaría a su lado, cuidándola desde el silencio puro de la muerte.
De repente la visión de un pequeño amigo aparece. Sus plumas le dan la sensación de que ha salido de la misma oscuridad de la noche solo para ella… Sus manos se unen frente a ella y lo invitan a acompañarla en esa noche con una sonrisa. Después de todo ellos se entienden… Su cuerpo miles de veces se ha envuelto de ese negro plumaje que ahora el luce. - ¿Me estuviste escuchando?-. pregunta con una sonrisa mientras lleva su mano izquierda por encima del animal y acaricia su cabeza con el dedo indice. - Me enseñaron que eso no se hace-. susurra encantada por su intruso. Ella que solo se abre ante su Reina, que vive y camina por ella y para nadie más… Ni siquiera para Donovan. Entonces sus ojos grises como las cenizas se quedan pregnados de la oscuridad que destellan los ojos de aquel cuervo. No percibió  cuanto tiempo se quedo así hasta que finalmente sacudió su cabeza sin mover ni un centímetro al pequeño en su mano.
-¿Viniste a verme? - su mirada cambia al paisaje de los dominios de los Iluminados entonces mientras continúa.- Extraño mi casa, extraño cuando todo estaba bien… Pero me da miedo volver-. susurra. Mientras un viento frío que hace que la piel se le erice levemente sopla llevándose con el aroma de las cenizas y los pinos frescos de los bosques. El aroma de la muerte se siente con la misma intensidad con la que el sol arde en el verano e Ileana lo siente… ¿Que sucede dentro de aquella mente que ahora empieza a conocer el mundo que baila y se cae a su alrededor? ¿Que hay más allá de tu nostalgia, Ileana Romanova?
avatar
Ileana Romanova
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Gustave Daaé el Miér Mar 19, 2014 12:53 am

La música seguía fluyendo de manera tan natural como el agua busca su cauce, sus dedos viajaban ágilmente por el violín, mientras aquél trance en el que aquél demonio de las artes se encontraba inmerso seguía latente; sus ojos cerrados y su elegante figura sin moverse evidenciaban que si bien, su cuerpo seguía entregando aquella maniática y hermosa tonada algo faltaba ahí: Su mente.

Los ojos del cuervo permanecían fijos en aquella dama que cautivó con aquella suave voz su noche, cuanta pureza... Que afinidad, casi podía escuchar un Aria salir de aquellos labios lo cual le hizo estremecer; Un impulso nada más, y el cuervo emprendió vuelo por los pasillos de la fortaleza dejándo a aquella musa en plena soledad, ésto tenía un solo significado: La voz de la demencia comenzaba a moverse.

No hicieron falta más de 5 minutos cuando unos pasos se dejaran escuchar por los solitarios y fríos pasillos de la fortaleza Raphaelita, pronto, el dueño de aquellos pasos se dejó ver ante la luz de la luna que bañaba aquél abierto lugar en la fortaleza. Vestido con elegancia, una camisa blanca cubría su torso, mientras que unos pantalones de tela cubrían su parte baja, llevaba unas botas de cuero negras por sobre el pantalón y una capa danzaba con gracia con cada paso que éste ser daba. Cuando su rostro se pudo ver, el brillo de la luna fue reflejado en aquella extravagante y llamativa máscara que cubría la mitad de su rostro. Sus ojos se clavaron en la joven que se encontraba en el lugar y, con una elegante sonrisa comenzó a acercarse...Llevaba uno de sus brazos alzado y, en uno de sus dedos se pudo apreciar aquél cuervo que minutos antes había abandonado el lugar.

Buenas noches, Mademoiselle... hermosa noche, ¿No es así? -Dijo con pausada y serena voz, mientras una elegante reverencia era llevada a cabo al compás de su propio saludo.-

Es una musa... aquella tersa piel, la voz suave que demostró minutos atrás ante la privacidad que habías invadido utilizando un ave. ¿Podría ser ella...? ¿La voz que buscabas incansablemente...? La pregunta abordaba cada vez con más fuerza sus pensamientos, sin embargo no demostraba aquél interés, a cambio una enorme gracia y cortesía estaban a flor de piel.-

Esta bella ave... -Dijo luego de hacer la reverencia, observando al cuervo que aún se encontraba pasivamente reposando en el brazo del extraño, habiéndose movido desde su dedo hasta el mismo antebrazo en el momento que la pasada reverencia se llevó a cabo.- ¿Es suya? Es un hermoso ser... -Murmuró al tiempo que suspiraba con fascinación, acariciando con la yema de su dedo índice la cabeza de aquélla ave.- Incomprendida y marginada...Mensajera de muerte para muchos... Juzgada por su apariencia más que por su escencia... ¿No lo cree? -Le sonrió nuevamente, al momento que el cuervo alzaba su vuelo y con gracia se ubicaba en un hombro de la joven musa.- 

Oh... pero donde están mis modales... soy Gustave Daaé, un placer... 
-Volvió a hacer una reverencia en aquella instancia para así, antes de finalizar murmurar una última frase con total tranquilidad, denotándose la astucia en su propio hablar.-  

Su amigo me ha contado algunas cosas... Heh
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Ileana Romanova el Dom Mar 30, 2014 2:05 am

Estaba tan a gusto con su compañía que bien podía haberse olvidado del resto del mundo si hubiese querido en ese instante, extender sus alas negras y compartir con aquel pequeño querubín de la noche y los malos presagios la forma que se perdía en ese cielo amplio y oscuro. Sin embargo antes de poder acomodarse en el borde de la ventana siquiera o volver a alzar la voz en una confesión a su compañero Ileana se había quedado mirando la lejanía, los bosques y el paisaje londinense más allá de cientos de millas antes de sentir de repente el aleteo de su confidente emprendiendo vuelo hacia el interior de la fortaleza. - No…- le reprocho a al ave mientras esta se alejaba entre los intrincados pasillos de esa fortaleza.  Se incorporó de un salto y empezó a seguirla, buscándola con la mirada mientras sus pies descalzos golpeaban silenciosamente el suelo de piedra fría y su vestido blanco su imagen era semejante a una aparición fantasmal en el silencio de aquellos pasillos de granito.
Cuando se dio cuenta había llegado a un pasillo iluminado por ventanales que dejaban pasar la luz pura de la luna. ¿Habría huido su pequeño amigo? Pronto escucho unos pasos y se encontró de cara con un hombre cuya imagen sólo podía evocarla a una historia trágica, con cientos de versiones pero siempre el mismo personaje atormentado. Retrocedió un par de pasos hasta que vio en su mano el amigo que le hacía de confidente hace unos instantes y fue ahí cuando pudo sonreír aliviada. Después de todo su pequeño cuervo le demostraba que nada tenía que temer…
Asintió con la cabeza luego de responder a su saludo con una reverencia, tal y como su Reina le había enseñado. No se animó a hablar abiertamente al principio… No estaba acostumbrada a ese ambiente tan distinto a cuando, por alguna razón, ella y Stefan chocaban y se quedaban frente a frente o cuando Donovan la miraba clavando sus orbes como si al mismo tiempo estuviera clavandole una estaca. Y aun así eso era su hogar, su familia… Lo sería siempre que Úrsula estuviera ahí con su gracia y el amor que le devolvía, criandola, apagando el fuego que era ese infierno a cada paso que daba como si trajera la nieve y el frío del invierno ruso a ese desolado averno. Cuando intentó acercarse el pequeño emprendió vuelo y se posó delicadamente en su hombro, clavando sus pequeñas garras sobre su piel fría y pálida. Empezó a acariciarla como cualquier niña que disfruta de cada momento con su mascota antes de sonreírle al vampiro y asentir con su cabeza nuevamente. Finalmente el caballero de la máscara, que ante la luna parecía relucir como la plata, se presentó con una reverencia tan formal como la anterior. Ileana se encogió de hombros suavemente y tímida ante tanta cortesía dedicada para ella como si fuera una princesa… Aunque varias veces iba y venía por el Versalles de Viena como si así lo fuera. Se inclinó nuevamente antes de, por fin, animarse a hablar aunque su voz fuera apenas un susurro. -Ileana Romanova, monsieur-.
Luego de su pequeña presentación la joven se giró al pequeño cuervo sobre su hombro y rió levemente acariciándolo con los dedos de su diestra antes de chitar suavemente. -Eso no se  hace- dijo por lo bajo como si eso le permitiera cierto nivel de confidencialidad con el animal. Giro la cabeza pausadamente encontrándose de nuevo con esa figura salida de sus viejos libros, encarnada ahora en la realidad. -¿Y que le ha contado?-
avatar
Ileana Romanova
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Gustave Daaé el Jue Abr 10, 2014 7:59 pm

Cuánta gracia... que elegancia y pureza estaban observando aquellos verdosos ojos del francés, ahí se encontraba frente a él la dueña de la voz que le hizo estremecer aquella noche, como una aparición recorrió los pasillos en busca de su ave... y había llegado a su encuentro para así, deslumbrarlo aún más... Cual fata ella en aquél momento podía significar todo y nada a la vez para la voz de la locura... Una musa lejana pero aún así inspiradora.

Descuide... No dijo nada malo... -Sonrió ligeramente, sus verdosos ojos seguían clavados en la mirada de aquella dama, la cual se le asemejaba más a una aparición angelical que a una vástaga. Fue entonces que caminando se acercó lentamente hacia el ventanal y observó la luna fijamente, como buscando las palabras ahí.-
Me contó que ustéd posee una hermosa voz...digna de elogiar y escuchar... 

Y como cosa curiosa, soy un amante de la música y las artes... -Volvía nuevamente su mirada hacia la joven Ileana, sonriéndole con elegancia. Sus pasos comenzaron a ser guiados hacia ella, mientras aquellos ojos casi sobrenaturales la veían fijamente... Parecía que con aquella mirada pudiese desvelar su alma y ver más allá... Mucho más allá, sin embargo, con tranquilidad se posó a su lado y luego observó el camino que anteriormente Ileana había recorrido en persecución del azabache ave.- 
 Rondan solitarias noches para los vástagos... Me pregunto... ¿Qué hace usted tan sola, si la imprudencia me permite preguntar...?
-Fue así como los pasos nuevamente resonaron en aquél lugar, y su capa danzaba elegantemente tras éste oscuro personaje, el cual se encaminaba hacia aquel lugar que podía llevarle a los seguros y hermosos jardines de la fortaleza Raphael.-

¿No le molesta un poco de compañía... No es así? -Se detuvo unos segundos para así observarla de reojo de forma galante y cuasi seductora.- Puesto que de ser así, no me gustaría incordiarle...Mademoiselle...
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Ileana Romanova el Sáb Mayo 03, 2014 10:14 pm

¿Cuántas veces había estado cerca de un hombre sin sentirse infernalmente incómoda? Los primeros pasos que había dado en dentro del Palacio que encerraban a los  Oscuros de la mirada curiosa del resto del mundo estuvieron acompañados desde el primer momento por el temor que la eterna sombra de Donovan había infundido en ella cuando aun ni siquiera tenía conciencia de lo que era y dónde estaba. Las vestales no podían ser tocadas a menos que sus dueños así lo permitirán y a Ileana se le tenía estrictamente prohibido desde que tomó sus labores al servicio de la Reina. Y aun así esto no había sido un impedimento para quienes intentaron violar las reglas y anteponerse a su palabra solo para encontrar una rápida y pronta muerte por sus pecados. Y si no estaba Donovan… El Rey de los Oscuros que a cada momento la miraba con un desprecio y rencor que si alguna vez se preguntó si el cariño que Úrsula sentía por ella era real bastaba recordar eso y entender que si aun caminaba en este mundo era gracias a su Reina. Sin embargo esa doncella de temple sereno e inmaculada inocencia no veía nada de aquello el vampiro ni en esa mirada que le dedicaba. En ella no veía el deseo que tanto la espantaba ni el desprecio que su Señor le dedicaba. Era algo diferente…

Lo siguió con la mirada hasta que volvió a hablar sin que pudiera evitar sonreír mientras su vista pasiva se perdía en un punto arbitrario en ese pasillo de tosca piedra. - ¿Ah sí?- la joven como una niña que habla por primera vez con el niño que le gusta o un héroe que admira no supo qué responder. Solo solía cantarle a Grizabella, su pequeña protegida, durante largas horas para alejar de ella el agobio de esas voces que golpeaban con furia su mente tan frágil o de vez en cuando cuando Úrsula le hacía estudiar música y cultivaba su talento como quien cuida una planta. Nadie más la había escuchado… Cuando el vampiro se volvió en su dirección sintió su mirada tan fija y penetrante que se sintió obligada a contener el aliento de inmediato ahogando con el mismo cualquier interrogante que se le hubiese ocurrido y, en ese instante, se había desvanecido en el olvido de manera automática.

La pequeña Ileana negó suavemente con la cabeza antes de contestar pero ocultando como si fuera el más íntimo de los secretos que una Donovan pudiera guardar inmediatamente dijo una mentira piadosa recordando que Gustave aún era un recién conocido. Úrsula como si fuera su madre le decía siempre el peligro de “hablar con extraños” y había puesto real énfasis en hacerlo antes y durante el viaje hasta la Fortaleza Raphael.  - No estaba sola… Estaba con él- levanto su mano pálida y señaló al pequeño cuervo para acariciarlo dedicándole una tierna mirada antes de regresarla al enmascarado. - Pero no nos molesta, de hecho me encantaría. Incluso podría darme su opinión… Digo, si es que no le molesta monsieur- dijo con un entusiasmo que tuvo que calmar de inmediato al recordar sus modales.
avatar
Ileana Romanova
HIJOS DE DONOVAN
HIJOS DE DONOVAN

Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pureza y Melodía

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.