Oblivion [Flashback]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Dom Feb 16, 2014 5:34 am


“Es como la pólvora. Rápido y parece no querer detenerse, consumiendo todo cuanto se atraviese en el sendero que va trazando… sigo cuestionándome cuál es la motivación detrás de esto desde antes incluso de arribar  a Escocia… Ha sido un largo camino. ¿Dónde estás "D"? ”

Dejó la pluma en el tintero de su escribanía, su fiel compañera desde el inicio de su viaje, desgarbada como pocas veces se había permitido ser, con las piernas cruzadas encima de la mesa se echaba hacia atrás sobre la silla que se mantenía sólo en dos patas amenazando con caer aparentemente con todo y usuaria. A esa altura del suelo alfombrado,  las puntas de su cabello  casi rozaban la alfombra verdosa cuando echaba la cabeza hacia atrás y contemplaba el cielo raso y sus molduras con apócrifo interés. Pero su mente estaba muy lejos de pensar en aquellos exquisitos biseles champagne.

Un singular sopor se había instalado en su ser y a este se aunaba el estrés que si bien no repercutía a un nivel físico hacía bien su trabajo a un nivel mental y resultaba un mal consejero. Sólo ella era conocedora del paralelo enojo que se emparejaba a su curiosidad tras haber sesgado por completo el plan que había trazado al abandonar la casa raphaelita hacía meses. Y pensar que no quería siquiera pisar Alemania…

Pero a esas alturas, apoyada por su naturaleza — que en algún tiempo consideró totalmente inverosímil — realmente creía que aquello no era mera coincidencia… el haber terminado  en algún recoveco  de Postdam, lugar donde inició su cacería personal. Si así podría llamarlo, claro…

Cómo si de una dorada obligación se hubiese tratado, poco fue el tiempo que pudo dedicar a la empresa que le había hecho abandonar la fortaleza, cuando los eventos que  la habían traído a Escocia lograron envolver su curiosidad, siguiendo un sendero  de sangre  y destrucción más que particular en más de una forma, literalmente. Por que quien mejor que ella para saber leer los rastros que quedaban estigmatizados en las decenas de cuadros teñidos de rojo sangre en su paso fugaz por la península escandinava —hecho que lamentó mucho sin poder dedicar el tiempo que merecía el pisar Dinamarca, aunque este apenas y comprendía parte geográfica de la  región—.

Todas y cada una de aquellas  sanguinarias obras de arte eran de la mano de un vampiro con toda seguridad.

Para esa noche, llevaba ya meses siguiendo el camino de migajas que posiblemente sin desearlo aquella entidad le iba dejando, pero simplemente no vislumbraba el final y su incredulidad exigía saciedad. Ya se había acostumbrado a encontrar los cuerpos inertes de toda clase de criaturas regadas por cada pueblo a donde terminaba cayendo en su búsqueda, incluso comenzaba a creer que se había acostumbrado al asqueroso olor  de la sangre de lycan sobreponiéndose sobre el dulce perfume tibio de la humana que llegaba a gobernar la ciudad en las madrugadas. Pero la aparición de ese hedor desagradable era lo que aún la mantenía en la búsqueda, de hecho de no ser por ello, ni siquiera hubiese terminado allí.

Y las marcas…  las marcas indirectamente eran su consuelo, aquel posible acto detallista que hace homenaje a un posible ego muy grande servía sólo para confirmarle que seguía en la dirección correcta, o eso quería seguir creyendo. Si bien el tiempo  no era tan mezquino con ella y su estirpe, tampoco era algo que deseara tirar dentro de un saco roto.  ¿Y si era más de uno? Era una probabilidad, como única “investigadora” en el caso no sabría si el fenómeno se estaría reproduciendo simultáneamente en otra parte del globo… los cuerpos marcados post mortem con aquella simbólica “D”. ¿Y si el fenómeno había seducido a otros  imitando la obra? Que ruin… Se sentía como un perro persiguiendo su propia cola sin poder alcanzarla.

Resopló con sorna llevándose la diestra el rostro negando efusivamente, sentándose decentemente frente al escritorio apoyando los codos sobre el mismo.

Esa, había sido una pésima metáfora.

A la luz mortecina de la modesta vela como única iluminación, su mirada argentina rodó por los papeles extendidos sobre el ébano del escritorio,  apenas  un manojo de hojas donde registraba los pobres datos que iba socavando o los sinsabores que iba acumulando. Como en esa noche. Sabía que seguía las pisadas de un cainita, lo leía tan claramente — por ahora— habiendo encontrado en su pequeño haber sólo los cadáveres de  humanos y lobos, le parecía un favor indirecto al clan y la raza en general, lo cual entendía como un reflejo casi inherente, pero por más que así fuese, las mismas preguntas iban saltando una por una ensordecedoras ¿cuál era el motor detrás de su movimiento? ¿De quién se trata? ¿A dónde iba?...

Su camino se había detenido en Aberdeen, aquella región exudaba belleza en cada piedra, pero no tenía los ánimos suficientes como para darse el placer de grabarla en su memoria sempiterna a través de su mirada. Había terminado confinada en la casa de un pequeño “extorsionador” con buen gusto que probablemente nadie extrañaría y si así sucedía,  pues correría su misma suerte...

 Estaba oficialmente desairada, hacía una semana ya que creía haber al fin naufragado  sin rastro que seguir, creía haber mantenido un ritmo impecable siempre expectante pero no había rastro de “D” por ninguna parte. Realmente había creído ingenuamente que le pisaba los talones aprovechándose de las virtudes de su  profesión raphaelita, sin dejar huellas o la menor advertencia de que estuvo en cada escena después de consumada, haciendo de las sombras y el silencio, su mejor panoplia.

 La luz de la vela no mostraba clemencia, exhibiendo nítidamente las facciones cansadas de su rostro marmóreo, aún más pálido de lo permisible, la piel antes lozana y tersa lucía demacrada, incluso el brillo audaz de sus ojos comenzaba a amainar ligeramente. Signos inequívocos de una mala alimentación, posible fuente de su actual sopor. Uno de los malos hábitos durante su labor la llevaba a descuidarse  a sí misma.

Por la ventana una brisa  álgida penetró en la alcoba cobijándola con su frío beso, las traslúcidas cortinas se mecieron con su caricia y al engullir la figura de la guerrera el ulular se opacó en un profundo suspiro que extinguió la vela.
Como la tinta al agua, un tono carmín iba arrastrándose por el plata de sus ojos; habiendo degustado un lánguido dulzor en el viento. El olor de sangre tibia y fresca… pero a juzgar por su potencia se hallaba lejos de ahí.  ¿Un asesinato? ¿Un accidente tal vez?... ¿Y si era él? Pronto descubrió que se añadía una tercera mala consejera, la sed… No era opción ya, debía salir de cacería, no podría seguirlo  evadiendo más por cuestiones prácticas que físicas.

Tratando de controlar las reacciones en su cuerpo el rojo en su mirar echó marcha atrás, tomó del perchero el abrigo, abandonó la casa después de cerrar la puerta detrás de sí, para echar a caminar por la calles relativamente solitarias de Aberdeen, se colocó la amplia capucha que proyectaba una frondosa sombra su rostro apenas revelando la palidez de sus labios. Andando reconoció que era relativamente fácil hacerse con la presa de cada expedición, con mucha sencillez podría tomar a un criminal o cualquier desdichado ebrio en mitad de la calle, saciar su sed, dejarlo como si dormido estuviese hasta que alguien notara que realmente todo ese tiempo  se trató de un cadáver.

Aunque también… podría seguir el olor…

Los vientos se tornaron un poco más impetuosos, pero aquella sugerente fragancia seguía siendo aunque dulzona, muy sutil. Una silenciosa invitación que aceptó mientras sus pasos se volvieron más rápidos, atravesaba senderos a zancadas veloces, después comenzó a correr mientras la escasa nieve bajo sus pies ayudaba a casi desaparecer por completo el sonido de sus pasos surcando las calles, sin perder las disciplinas de un asesino natural. 
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Dom Feb 16, 2014 6:08 pm

Una fría noche, sin duda alguna, los vientos helados y la nieve bajo sus pies le hicieron entrar en un estado de ligera nostalgia, recordándole así sus tierras natales, aquél hermoso país de los lagos, Finlandia.

Pero no todo era nostalgia aquella noche... Su nombre ya había comenzado a resonar en los barrios bajos e incluso algunos políticos mortales. A eficacia de "D", el misterio que envolvía el pseudónimo... el como simplemente aparecía, llevaba a cabo la muerte exigida y luego desaparecía eran actos que ya comenzaban a convertirle en los bajos mundos como una especie de leyenda urbana. Solo aquellos que tuvieron la suerte de ponerse en contacto con él, podían asumir su existencia... Quienes le vieron sin formar parte de su lista... Ahora formaban parte del patio de los muertos. Poco a poco su plan se llevaba a cabo, nadie sabría quién es él... Pero si conocerían su legado, y éste tarde o temprano llegaría a los ojos de quién buscaba: Su sire.

Una sonrisa se marcó en sus labios en aquél momento... el lugar era un callejón mal alumbrado... el único foco que había ahí se encontraba en mal estado y siendo balanceado por el viento, ya que éste colgaba de un barato cable solamente....Provocando que las sombras del callejon danzaran, como si celebraran tal macabra escena que se presentaba en el lugar. La nieve bajo los botines del sicario se encontraba roja... sin embargo en sus pies no había cadaver alguno...¿Gotas? Al apreciar mejor su hazaña volvía a sonreir... "Uno más..." pensó, mientras admiraba un cuerpo colgando entre cadenas justo a un costado de aquél foco, su abdomen se encontraba abierto, y sus entrañas caían como adornos de "tela", en su frente estaba su marca... aquella simbólica "D" marcada con el filo de sus armas. ¿Quién era...? Frederick Kosva... no era un mal tipo, lamentable su situación... oír conversaciones ajenas detrás de una puerta nunca es sabio... Al menos el pobre desgraciado tenía un buen seguro de vida... esa era la "misericordia" mostrada en el momento... Su familia al menos sería recompensada, al igual que "D".

Suspiró tranquilamente, cerrando en aquél segundo sus diamantinos ojos, ubicando posteriormente un cigarrillo entre sus labios, giraba su semblante y comenzaba a caminar lentamente hacia la salida del callejón. Su largo cabello negro se movía con fuerza por el viento -el cual traía amarrado para la ocasión-, al igual que su gabardina negra de cuero, se movía de un lado a otro por los constantes choques de las corrientes invernales en un solo callejón.

Fue entonces cuando ya, casi en la salida del callejón, alzó su cristalina mirada hacia la reina argenta, provocando que sus ojos reflejaran aquella luz cual felino acechando en la noche... El humo de su cigarrillo escapaba de entre sus labios al momento que murmuraba.

Uno más...¿Dónde estás?
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Dom Feb 16, 2014 8:33 pm


Para ese momento se había convertido en un suspiro frenético que iba surcando las calles a media penumbra,  hecho que se había convertido en un factor benevolente a su cacería. No era muy diferente a una silueta negroide y peregrina corriendo entre los edificios cenicientos, grises, que perfectamente absorbían la luz de la luna y la oscuridad añil de la noche, el mundo poco a poco se volvía azur. Tal vez era por ese frío paraje que suele gobernar en la noche que con cierta probabilidad nunca extrañaría la luz del sol.
 
Giró a la derecha y fue golpeada de nuevo por la fuerte corriente de aire invernal que parecía la mano invisible que la guía por Aberdeen; la velocidad de su rauda carrera  no menguaba, no cuando aquella renovaba la promesa de aquel regalo de sangre ahora con más intensidad. Suprimió con maestría  que  en el interior de su boca se asomara aquella hilera incisiva de feroces colmillos, fuese lo que fuese que estuviese ocurriendo hacia aquel lugar no podría aparecer  con una aspecto tan letal, si se encontraba frente a un espíritu medroso, seguramente saldría huyendo. Los segundos seguían su inclemente  curso y sabía que la distancia se acortaba, tímidos cuerpos de nieve comenzaron a descender escasos anunciando la nevada estacional  y con ello  la idea de encontrar a cualquier incauto ordinario se fue disipando...
 
La nieve que iba a cayendo muy escasamente  servía para limpiar el ambiente, permitiéndole aislar los aromas que flotaban en la cercanía, aquella fría pureza blanca le ayudaba a encontrar el líquido rojo, pero había algo más… Había alguien más.
 
El sonido de sus pasos se había extinguido, pronto también las distancias cuando adivinó en la cercanía una silueta de ébano. La sombra que proyectaba la capucha escondía bien su estupor,  ahora aquel aroma  se había vuelto una explosión volátil al viento, una nube que parecía florecer de la oscuridad titilante en las entrañas de aquel callejón; con toda seguridad podría decir que ese hombre había emergido de allí.  ¿Acaso podría ser?...
 
Su pasó cesó como una aparición sobre natura al pie de aquel callejón tratando de cubrir la salida obvia, a una distancia prudente para defenderse  pero cercana para seguirle; el olor del cigarro hacía un excelente juego al perfume inmerso en la atmósfera, se permitió eidética por un instante analizar su figura oscura, desconocía por un momento si volvería a encontrarlo de acertar en la marejada de sospechas que se le venía encima.  No era una persona que estuviese acostumbrada  — o gustara — al blofeo. Pero irónicamente… en ese preciso momento: no había tiempo y simultáneamente, no tenía nada que perder.
 
Ha sido un largo viaje, pero finalmente te he encontrado… — despuntó imperturbable, con una serenidad que poco encajaba con el hecho de estar al fin de sendero, casi con su objetivo entre las manos, olvidando por completo cualquier sed — “D”…
 

Profirió llena de convicción mientras la brisa la envolvía, apenas su voz delataba su identidad mientras la gabardina y la piel grisácea sobre los hombros  ondeando al viento se encargaban de cubrirla. Era un hecho innegable que si él la veía en ese momento  era porque así lo había decidido,  de recibir la respuesta que en ese momento anhelaba,  muchas respuestas cobrarían forma, incluso confirmaría que  no le había perdido el rastro, sino que se encontraba justo debajo de su nariz, sin mencionar que de ser así, habría hecho bien su trabajo. Sin alertarlo ni instarlo a cambiar su patrón o su ruta.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Dom Feb 16, 2014 9:01 pm

Disfrutaba de aquél cigarrillo con extrema calma, sin haber dejado del todo aquella macabra escena... Usualmente llevaba pruebas de su "misión cumplida", sin embargo aquél espectáculo no pasaría desapercibido, por lo cual ahí mismo se encontraba la prueba... El viento sacudía con fuerza su cabello tomado, y habiendo ya terminado su batalla y el sanguinario acto, liberó de un movimiento su cabello, el cual danzó libre finalmente con aquella ventisca invernal. Dió una última calada a su cigarrillo y fue entonces cuando dejó caer la colilla al suelo, sin pisarla ni apagarla... simplemente dejaría que el fuego de aquél cigarrillo se fuera extinguiendo poco a poco... tal cual las vidas de sus víctimas. Un paso... su primer paso fue lo único que logró avanzar, puesto que una voz le interrumpió. Sus ojos se abrieron de par en par, y una sonrisa sarcástica se dibujó automáticamente en sus labios. Por un momento pensó que sería su Sire quien le encontraría... pero aquella femenina voz distaba mucho de aquél hecho.

"Ha sido un largo viaje... pero finalmente te he encontrado, D"

Su semblante entonces se giró, el viento sacudiendo su cabello y gabardina, mientras éste giraba y la nieve comenzaba a caer daba una impresión sumamente surrealista a la visión... Fue entonces cuando la vió... Tan pálida como una muñeca de porcelana, su piel fina y tersa...¿Quién era? Jamás la había visto, pero aparentemente ella si le conocía... o al menos su pseudónimo.

Supongo que decirte que no sé de lo que hablas... sería una mentira muy vaga de mi parte... ¿No es así? -Dijo con burlesco tono, al momento que le dedicaba una sonrisa cargada de astucia, sus diamantinos ojos estaban fijos en los de aquella joven, al momento que su palma tocaba el manto de su katana, como haciendo especial resalte en lo cómico que sería negar las afirmaciones de la desconocida.-

No sé quién eres... Y si no figuras en la lista no me interesa... -Dijo con desinterés, sin embargo su sonrisa permanecía fija en sus labios, e incluso su cuerpo parecía girar con intenciones de retirarse, pero se volvió a detener para así, quedar nuevamente con visión directa a ella.- 
Sin embargo me has visto... y sabes quién se esconde tras el pseudónimo... -El pulgar de su siniestra empujó el mango de su katana, anunciando así que se disponía lo más probable a desenfundarla en cualquier momento.-  
¿Sabes lo que eso significa, no...? -Le guiñó un ojo juguetonamente y casi con galantería, para así finalmente agregar.- 

No es nada personal...querida.
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Dom Feb 16, 2014 10:10 pm

Bingo.  Resultaba inenarrable el profundo alivio y la inconmensurable satisfacción que siembre la inundaba cada vez que acertaba, era la recompensa por una larga racha de sospechas. Con su atención volcada en la figura de la oscura aparición ni siquiera la danza de la su elegante melena le distrajo de capturar los gestos que van apareciendo en su rostro siempre cambiante. ¿Qué estaría pasando por su mente a cada mueca? Escuchó el cigarro y su siseó apagándose entre la nieve, inhaló profundamente respirando su aroma dulzón mezclado con las notas metálicas de la sangre fría y un toque más. Un aroma que por extraño que resultara se le antojaba familiar, deduciendo finalmente que probablemente ese olor se trataba de la esencia de él.
 
Entonces escuchó aquella suposición, relegó la sorna que parecía acompañar sus palabras y se limitó a asentir taciturna con la cabeza ante la presunta  cuestión, advirtiendo el movimiento  de su mano sobre aquel manto ante lo cual se mantuvo aún impertérrita a pesar de los hechos.
 
No, realmente no funcionaría — decía en respuesta con tono bajo, como si con ello indicara que tomaba en serio sus palabras. Entonces adivinaba su huida, su cuerpo enteró se envaró para preparar la posible carrera que se desataría si esto ocurría, pero pronto pensó en que las palabras serían más útiles que correr sin sentido — ¿Lista?  No imaginaba que tus obras fuesen obedeciendo una lista desde Postdam. Ha sido un largo viaje sin duda.
 
Lo vio encararla nuevamente, entornó sus ojos ocultos en la sombra sobre el rostro del otro al escuchar una muy delicada reverberación que ella reconocía muy bien.
 
Por supuesto que lo sé — decía relajando los brazos  con sus manos enguantadas a los costados de su cuerpo — ciertamente siempre es más fácil silenciar a quien sabe demasiado — añadió indicando el camino hacia el cadáver en el fondo del callejón — pero… como un acto de buena fe, te sugiero que no desenvaines tu espada frente a mí, sabes lo que eso significa — respondió empleando sus propias palabras — no pretendo tener una pelea sin sentido. No funcionará.
 
Ya había sentenciado lo inminente, no tenía, ni la más mínima intención de herirlo, los muertos no hablan y ella sólo quería saciar su curiosidad, pero era inevitable que si él levantaba una espada frente a ella, no iba simplemente a cruzarse de brazos… Aunque, podría usar eso en su propio beneficio.
 
Créeme, si deseara esta clase de burdos enfrentamientos no me hubiese postrado así frente a ti — añadió entreabriéndose el abrigo  ajustándose el grueso cinturón de la cadera donde algo metálico se escuchó delicadamente — Si “D”,  he seguido tus pasos desde varios países atrás… y sé que no eres humano.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Lun Feb 17, 2014 4:05 pm

¿Es eso una amenaza...? .-Dijo mientras su sonrisa sarcástica se marcaba más en sus labios, sus manos se alejaban de su katana para así cruzarse de brazos lentamente, arqueaba una ceja al momento la observaba analizante.

¿Quién era? ¿Alguna clase de policía...? ¿O quizás alguna criatura de la noche? Después de todo no se había topado con muchos vástagos desde su abrazo. Pero ella era distinta... sin duda lo era, no se notaba asqueada o sorprendida por el cadver que colgaba a sus espaldas; cuando lo que realmente se podría esperar de alguien "normal" en aquella situación era mínimo unas arcadas e incluso vómitos. Sin embargo ahí estaba ella, inalterable, calma, impertérrita frente a todos los hechos y palabras.

Pues si no querías tener una pelea sin sentido, por qué aparecer, querida...? -Habló nuevamente, con una tonalidad un poco más seria, aunque sus acentuaciones delataban el sarcasmo de su naturaleza.- 
Es solo cosa de buscar un sentido y se encontraría... Por ejemplo: Para tí podría no tener sentido, para mi... el sentido sería mantener mi anonimato... Sin embargo me llamas la atención... 
-Dijo ésta vez con más seriedad, al momento que daba un paso hacia ella, acercándose lentamente.- 
Mis obras... -Sonrió levemente- 
Que bella forma de referirse a ellas, supongo que bien cabría en la descripción...después de todo están ahí para eso... para llamar la atención de quién sepa encontrarlas...

Iba a dar un nuevo paso, cuando la última afirmación le hizo detenerse: "Sé que no eres humano". Su sonrisa se marcó aún más, y en aquél momento en su sonrisa se pudo divisar la finura de sus colmillos. Ahora entendía todo, definitivamente ella tampoco era humana... He ahí el por qué de su frialdad frente a la escena macabra.

Así que me has seguido el paso... y sabes de mi condición. Veamos... -Alzó su cristalina mirada un momento hacia el cielo, pensativo.- Creo que podría hacer unas preguntas yo ahora, luego de tus constantes afirmaciones...
-Su mirada entonces se clavaron fijas, espectantes y con destellos ladinos en los ojos ajenos.-  

¿Qué quieres...? ¿Qué buscas...?


Última edición por Dennan Huhtmaki el Lun Feb 24, 2014 12:11 pm, editado 1 vez
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Mar Feb 18, 2014 1:04 am

Creo de nada sirvió decir que era de buena fe… ¿Ah?— dijo con las manos en los bordes de felpa de la capucha, virtualmente despreocupada mientras se acomodaba el abrigo aunque la reciente nevada tan sutil no podría causar mella en su cuerpo  reanimado; aquellas esporas níveas seguían cayendo parsimoniosas tan ajenas a todo lo que ocurría en los bulevares de Aberdeen — La amenaza sólo sirve para advertir algo inminente, termina por colocar  a uno mismo en desventaja y al otro en la paranoia. Es por esa razón que yo no amenazo… — explicó  de antemano alargando la diestra que revelando su muñeca desnuda y fantasmagórica donde los copos no se derretían — insisto, tómalo llanamente como algo literal, no quiero pelear.  He venido siguiendo tus “obras” por  toda Europa, el paso por Escandinavia fue muy apresurado ¿Sabes?... — dijo sin el mayor atisbo de afán en los tintes solemnes de su voz — ¿crees que me aventuraría a seguir los pasos de un asesino sin estar preparada? Eso sería muy insensato,  pero  todo cuanto busco  es saber…
 
De repente guardó silencio, abstraída en su explicación dedicada lo cual era un buen indicio. Fuese porque se creía seguro cual fuere la razón… Rendía cuentas que nadie le pedía,  revelándole apenas la cúspide de la pirámide  de su psique.
 
Cuando dije que era sin sentido, no era para mí…— aclaró con el mismo timbre de voz, era desquiciantemente tranquilo, casi imperturbable,  simplemente las palabras no iban a juego con su voz — pues no podía permitir que tomases las medidas para mantener tu anonimato si esto requiere… matarme— dijo dudando un poco en el empleo de una palabra así,  no concebía la idea, no lograba darle una forma convincente en sus pensamientos. No se inmutó al verle acercarse aunque fuese un ínfimo paso — de cierta manera encuentro un rango donde lo que dices  parece contradecirse… deseas que encuentre tu obra, pero nadie debe saber quién es realmente “D”, pienso que tienes  un objetivo más elaborado— sus labios como único terreno visible de su faz demostraron una deliciosa mueca curveando las comisuras  y apenas revelando los  porcelánicos  caninos de su dentadura —  la verdad es que yo no he afirmado nada, mi misión es sospechar de todo… pero poco a poco, en silencio vas respondiendo…
 
Muy tarde y posiblemente de una manera poco ortodoxa entendería que la prudencia es una virtud  que debe aprenderse.
 
Entonces calló, sólo el ulular del viento resonó por un instante, ni siquiera ella sabía por qué sopesaba tanto la respuesta, pero  pisaba un terreno accidentado, si bien creía que aún sedienta  no podría asesinarla, temía una posible huida aún. Aunque ya había logrado echar para atrás dos medidas en el oscuro “D”.
 
La respuesta a ambas preguntas es la misma… A ti. — dijo y al verlo maravilloso y sonriente tan asombrado  con sus revelaciones fue ella quien decidió cerrar el paso que el otro no dio — quiero saber… — insistió apostando nuevamente a un blofeo muy convincente casi saboreando  la  verdad— qué hace  un vampiro  vagando solo por Europa,  matando humanos  y lycans, hecho que reitero no preocupa, sino los fundamentos detrás y en especial para hacerlo solo.
 
Yo, puedo responder las preguntas que quieras a cambio de que tu respondas las mías.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Mar Feb 18, 2014 10:13 pm

Un objetivo más elaborado... -Repitió sus palabras, mientras su ceja se arqueaba ligeramente en una divertida mueca- ¿Quién sabe...? Tal vez... -Su diamantina mirada permanecía fija en aquella muñeca de porcelana, notó como ésta daba un paso de igual forma acercándose a él... Aceptó el juego y dió un paso más, el cual fue seguido incansablemente uno tras otro, comenzaba a caminar tranquilamente alrededor de la joven, su mirada la recorría totalmente, analizante... aunque aquella irremovible sonrisa permanecía fija en sus labios.-

A mi... -Dijo deteniéndose ésta vez frente a ella, abriendo sus brazos con una mirada y sonrisa totalmente sarcástica- Pues aquí me tienes... -Guiñaba un ojo entonces, para luego volver a darle la espalda.- No acostumbro quedarme tanto tiempo en el lugar de los hechos... Pero me apetece una caminata antes de irme de acá... -Alzó su mano en señal de despedida mientras sus pasos le llevaban hacia la salida del callejón, aunque notoriamente en sus palabras la invitación ya estaba hecha.-

Creo que... respuestas ya te he dado bastantes. -Dijo al detenerse justo en la salida, girando solo su rostro para verla de reojo, con aquél brillo ladino en su mirar.- Por lo cual... -Dijo pensativo, aunque el tono en sus palabras permanecía burlesco.- Sería mi turno de las preguntas.

It's your choice... darling. -Musitó para luego, dar un paso fuera del callejón, comenzando a caminar por la oscura y olvidada avenida, su mano se introducía en uno de los bolsillos de su chaqueta y un nuevo cigarrillo hacía aparición, el cual sujetó con maestría en sus labios, mientras la llama de un mechero daba vida temporal a aquél placer culpable del finlandés.-
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Miér Feb 19, 2014 9:59 am

Para él, podrían ser llanas tentativas que parecían dejar en entredicho la respuesta correcta, pero para ella se traducían en que aún existía  la posibilidad de estar en lo correcto y nada le agradaba más que eso. Vio la distancia aún más breve, en el ínfimo momento que duró su cercanía  con la evidente diferencia de estaturas levantó  el rostro, pero la caricia de la luz nocturna no alcanzó a delatarlo por completo y así la lucífera mirada de plata lo siguió en su camino alrededor de ella, quitarle la vista de encima sería un error.
 
Tal parece que te complace lo que ves… — atinó a decir, podría haber despuntado toda una oleada de frases, todas irónicas propias de su  personalidad pero  optó por la más “ligera”. Sintiéndose acechada, pero muy distante de intimidada.
 
De nuevo apareció ese gesto un simple guiño y aquel hombre de negros cabellos se le antojaba indudablemente coqueto, obligándole a cuestionarse si solía conducirse de esa manera o tomarlo como otra muestra de confianza. Aún no tenía los elementos suficientes para poder deducirlo, aunque la sorna parecía formar parte de él… Ya empezaba a pensar en su informe personal.
 
No directamente… pero sí — atinó a responder viéndolo emprender el camino, por un momento creyó  que se arrepentiría y terminaría por huir. Aquel último diálogo pulverizó la idea. Meditó por un momento, dejando que fuera el sonido de sus tacones planos contra la nieve al darle alcance  lo que terminara por consolidar sus intenciones sin dudarlo; entretanto, llegaba a la conclusión de que no podía darse el privilegio de ser quisquillosa y ganarse la primera pregunta.
 
Al acceder, dándole las respuestas para saciar la curiosidad de aquel personaje… sería  una buena manera de preparar el terreno. De cualquier forma, si operaba en la manera correcta, aunque fuese más tarde,  obtendría lo que ella quería.
 
Está bien— respondió sin titubear— puedes hacer dos preguntas…para empezar — estableció, aunque alrededor de ella las respuestas extraídas  lucían irrelevantes, seguían inmersas, poco a poco iría ensamblando  el rompecabezas —y sé que no es tú modus operandi, pero esta vez… si alguien tiene la suficiente audacia de seguirnos, podría incluso ser conveniente… — ‘me ahorraría el trabajo’ pensó frugal si con ello evitaba alejarse demasiado de él y al mismo tiempo cubrir los dos días que llevaba sin probar ni gota de savia humana — Así que te escucho… — finalizó  guardándose las manos en las bolsas…
 
Si te interesa… te reitero que mi misión es saber, por ende sé muchas cosas…  cosas que podrían servirte —largó despreocupada fijando la vista al frente — aunque claro, hay cosas que escapan a mi entendimiento, como si el universo  tiene un límite o cuantas estrellas viven en él — obvió y aunque el comentario  podía resultar aún más gracioso por la seriedad con la que lo dice,  no estaba en aras de evitar una pregunta absurda sólo para ponerla a prueba.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Miér Feb 19, 2014 11:55 pm

Dos preguntas... -Repitió casi al unisono mientras su mirada se dirigió de reojo a quién la acompañaría en aquella caminata; sus pisadas eran silenciosas, incluso en la nieve, mientras que los pasos de la joven le fueron de ayuda segundos antes para entender que sí, que aquella desconocida tomaba el riesgo de acompañarle en aquél improvisado paseo.- Bien... acepto el juego. -Sonrió divertido mientras su camino no frenaba.-

Veamos... -Dijo en voz baja, más para si mismo que para aquella doncella de porcelana, la cual parecía más salida de un cuadro renacentista que de una realidad tan oscura y sanguinaria como era aquella inmortal existencia.-

Primera. -Mencionó tajante, al momento que ubicaba el cigarrillo en sus labios y daba una profunda aspirada a éste, observándola fijamente con aquellos diamantinos ojos, los cuales parecían destellear de un modo casi sobrenatural ante el repentino y sagaz brillo que emitió el cigarrillo.- Asumo que no eres mortal, por tu fríaldad frente a los hechos de allá atrás... -Dijo haciendo un leve ademán con su rostro hacia aquél callejón que ya comenzaba a quedar en la lejanía.- Tampoco eres licana, puesto que no estás tratando de convertirme en tu canapé... -Continuó, mientras le sonreía burlescamente.- Por lo cual, querida... ¿Con qué curioso clan estoy hablando en éste momento...?

-Su sonrisa burlesca permaneció dibujada unos segundos en sus labios, denotándose la finura e innegable largura de sus colmillos, que ante aquella mueca parecían escapr amenazantes y encantadores a la vez por un costado de su labio.- 

Y segundo... Por el momento -Aquellas últimas palabras las mencionó en voz aún más baja. Dió un golpe con su pulgar en el filtro de su cigarrillo para así botar la ceniza, y luego volver a aspirar lentamente del cigarro, entrecerrando sus ojos en aquél momento.- Dentro de éste misterioso mundo... hechos como el mío suceden muy amenudo... Gente muere, licanos mueren... vástagos mueren... Y nunca son de formas muy bonitas que digamos... -Sonrió levemente, para así guiñarle un ojo juguetonamente- Sabes a lo que me refiero... en ese caso... ¿Por qué tanto interés en conocerme...? ¿En encontrarme...? -En ése momento su mirada parecía perderse en la calle desolada que recorrían, la nieve seguía callendo, adornando de blanco aquellos lugares que de seguro, en su vida mortal habría apreciado mucho más. Le habían encontrado... su firma había logrado su acometido, solo que ésta vez no fue el pez preciso que quería pescar...Pero al menos demostró que funcionaba... ¿Lo vería también Dante? "Obsérva y calla... No necesito de un sire para sobrevivir, soy mejor de lo que crees..." Se podría leer en la mente del finlandés, en caso de que su mirada y alma estuviesen al descubierto, más aún... sus ojos seguían demostrando aquél misterio y humor tan característicos de él, al igual que su amigable pero burlesca sonrisa. Simplemente...sonrió esperando una respuesta.
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Jue Feb 20, 2014 8:16 pm

Si así lo quieres ver… está bien — respondió en voz queda, pero suficiente  en la quietud que  cobija las galerías nevadas. Para ella, aquello estaba lejos de ser un juego. Sin embargo, poco le importaba que mantuviera la seriedad que ella esperaba mientras aún conservara el interés.  Apenas y alcanzaba a vislumbrar su oscura figura  de soslayo escuchándolo murmurar esperó pacientemente, en su accidentada y presurosa carrera  por Europa — pues en aquello se había convertido cuando comenzó a seguirle los pasos— era la primera vez que se daba la  oportunidad de apreciar la arquitectura de la ciudad y su belleza cenicienta acorde ideal para el invierno.
 
“Primero” escuchó.
 
Aquello de nuevo devolvía la atención a él,  bajo la capucha alcanzó a vislumbrar  el brillo escarlata que por un segundo el resplandor del cigarro confirió a su mirada descolocándola por un instante. No había considerado esa posibilidad…
 
¿Querida?... — repitió para así  enmarcando una ceja con singular extrañeza, de cierta forma, le había parecido un  apelativo desagradable, pero todo fuera en pro de la “misión”. Desvió la mirada al lado contrario  encorvándose ligeramente ante las palabras que iba profiriendo, carraspeó un par de veces antes de encararlo... O lo poco que podría llamarse encarar, pues no podía revelar  un estado tan demacrado — Es un raciocinio muy somero, pero efectivo aunque cualquiera después de seguirte y sobrevivir  se acostumbraría  a ver las escenas.  Aunque  mi costumbre es más remota… — explicó ante la plausible deducción que había hecho, la misma que ella hizo al cabo de unos meses sobre él — hablas con alguien de tu misma estirpe… — declaró con toda convicción,  a pesar de la lozanía que el otro  ostentaba en aquella galante sonrisa incisiva no  podía haber demasiadas dudas y el blofeo le había resultado  de maravilla — yo también soy un caminante nocturno, un vampiro.
 
Aquella solía ser una declaración que pocas veces en la existencia “inmortal” se podían dar sin temor a las represalias,  en ese momento, ella estaba apostando a que así era.
 
Nunca será bonito, por el tipo de criaturas en las que nos hemos convertido requerimos… medidas a nuestra talla para la contingencia — decía  girando el rostro viéndolo fijamente bajo la caperuza — respondiendo a tu pregunta, como dije antes, si humanos  o lycans mueren, no me interesa del todo, sólo  por fines informativos que competen a la estirpe — dijo guardando silencio — pero no así tu caso.
 
Por un instante guardó silencio, sopesando el valor de sus palabras y como estas obedecían a la silente deuda y promesa que consolidó en Treinitá dei Monti  sobre una alfombra humana y vestida de rojo.
 
No a sabiendas de que perteneces a nuestra estirpe — seguía afirmando  de manera que de ser cierto el otro no tuviese oportunidad de refutarlo — quería encontrar al singular cainita que anda errando por el mundo sin esconder el instinto asesino que va dejando como un camino de migajas…  al menos esas muertes funcionaron así para mí.  Por qué créeme…  no todos tienen la propiedad de un espíritu beligerante como has demostrado hasta ahora “D”… por ese detalle que acabo de decir es porque te he estado buscando.
 
Ahora era su turno de formular  una pregunta, pero conteniendo dentro de sí las  preguntas que iban saliendo a borbotones elegir una era el verdadero problema.  Pero su propio dictamen acababa de darle  la respuesta… de pesar que tan  lamentable era el pecado.
 
¿Cuántos años pesan sobre tus hombros?
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Jue Feb 20, 2014 8:52 pm

Se dedicó a escuchar tranquilamente las palabras serenas de su acompañante, mientras daba lentamente aspiradas a su cigarrillo, liberando paulatinamente el humo de éste por entre sus labios; escuchaba con atención, sin interrumpirle ni una sola vez, aunque cuando la primera respuesta a su pregunta fue entregada, una ladina sonrisa surgió entre sus labios.

Con respecto a la segunda pregunta... Poco le interesaba realmente la respuesta, el verdadero tema vendría con la primera pregunta, por lo cual fue en aquél momento que su diamantina mirada se clavó nuevamente en su interlocutora. Continuó escuchándole con aquélla sonrisa aún en sus labios, dejando caer el cigarrillo en la nieve cuando ésta culminó.

¿Sabes...? me encantaría darte una respuesta, sin embargo... -Dijo adelantándose unos pasos, para así, girar su semblante y hacerle frente una vez más.- No me gusta ser subestimado... ni menos tratado de idiota... -Le volvía a guiñar un ojo juguetonamente.-  
Podría huir en éste momento... ¿Piensas seguirme...? Adoro las persecuciones... -Dió un paso en retroceso lentamente, añadiendo tensión a aquella instancia, para luego, detenerse y hacer un juguetón "no" con su dedo índice.- Pero no lo haré en éste momento... Sólo si empiezas a comportarte en serio y respondes la pregunta que te hice... Tu naturaleza vampírica nunca fue tema... Te pregunté tu clan... 

Ahora... ¿Responderás? o quizás... ¿Prefieres jugar a las carreras...? -Sonrió con astucia mientras abría sus brazos nuevamente, como si de una invitación formal se tratase, su cabello caía ligeramente por los costados de su rostro, cubriéndolo ligeramente en aquél movimiento, y fue entonces cuando éste de forma serena y elegante, ubicaba su cabello detrás de una de sus orejas.-

Es tu elección... "Vampireza".
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Jue Feb 20, 2014 10:04 pm

Siguió sus movimientos con mirada descolocada aún más cuando le había ganado distancia, tras permanecer inmóvil, cesando su andanza en aquel punto relativamente distante, tan impasible con las manos guardadas aún en los bolsillos.
 
¿Crees que me hubiera tomado la molestia de  perder mi tiempo siguiendo a un idiota? — pronto la voz siempre tersa cobraba un  tinte engravecido — si realmente crees que en años se puede medir el talento y  tu número es  muy pequeño, está bien.  Con eso ya me quedó más que claro cuál es tu disgusto— decía dejando que el silencio cobrara forma entre los murmullos de la nevada.
 
Una palpable molestia había tomado terreno por un instante sintiéndose parcialmente insultada, aún más cuando horas antes se había reiterado lo patético que aún sería perder el tiempo  en casusas irrelevantes  por más se disponga generosamente de él.
 
Entonces se supo en aprietos, en sus condiciones, asumiendo que pudiese seguirle el paso en la persecución, eso no inhibía que otras cosas sucediesen en el camino y no tendría forma de hacerle frente adecuadamente. Sólo terminaría por asegurarse  de salir con vida. Pero…  si este escapaba, las posibilidades de encontrarlo como en ese momento se reducían a la mitad. Sin embargo no iba a doblegarse, casi por instinto daba un paso hacia el frente advirtiendo que se preparaba para correr tras de él, una sarta de maldiciones y pestes mentales nacieron cuando advirtió la treta.
 
Yo tomo esto con aún más seriedad que tú “D” — declaró lacónica y severa— sino quieres que te tomen como un idiota deja de comportarte como uno entre las sonrisas y galantería falsa.  Yo no fui quien tomó  esto como un juego… ¿Ahora me hablas de seriedad? No me hagas reír… — y realmente no podría, la sonrisa de la danesa era  difícil de sembrar y justo en ese momento parecía imposible aun cuando no mostraba el incisivo brillo de sus ojos de plata observando el rostro del otro donde aquellos mechones negros bailan sugerentes.
 
Fue entonces que desabotonó el  botón del cuello en el abrigo extrayendo una cadena de plata donde pende un camafeo azabache y sobre el la espada clavada en el hierro.
 
Pertenezco a Raphael… — dijo levantando  el pendiente a la altura de su rostro en penumbras — ¿Ahora vas a responderme  o  saldrás huyendo chiquillo orgulloso? — dijo empleando la misma encrucijada que él había planteado usándola en su contra.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Jue Feb 20, 2014 10:31 pm

Teniendo aquella aguda mirada sobre la joven, comenzó a escuchar sus palabras tranquilamente. Poco a poco su ceño se fué frunciendo a medida que las palabras iban subiendo de tono. Tomó de una forma sumamente graciosa el hecho de que no perseguiría a un idiota sin embargo, posterior a eso le llamó idiota, lo cual le hizo soltar una risa inesperada.

Hahahaha... No seguirías a un idiota, más aquí estás hablando con uno que incluso sonríe como idiota...¿Eh...? -Fue en ése momento que su sonrisa se borró del todo de su rostro, y su mirada se tornó tan afilada como su propia katana. Su diamantina mirada permanecía fija en la joven, cual felino acechando a su presa. Suspiró un momento y luego, prosiguió, mientras la analizante mirada de su interlocutora podía denotar como "D" movía lentamente sus dedos haciendo sonar sus huesos. Al parecer el "amigable" D comenzaba a perder su paciencia, habiendo colmado ya la de su "cazadora".

Cuida tus palabras, no confundas ligerza con estupidez... Y como ha de saber una mujer que se expresa de la forma que tu lo haces... Aquellos que hablan demás, se dan cuenta demasiado tarde que la prudencia es sabia... -Dijo ésto con aquella seria tonalidad que por primera vez hacía aparición en toda la conversación. Su diestra luego de haber sido objeto de movimientos, se acercó lentamente a su katana, sin embargo no desenfundó, la dejó ahí en señal de alerta.-

Primero lo primero... En ningún momento te he insultado, desconocida... No debiste hacerlo conmigo... Segundo, niegas los hechos, cuando omitiste directamente la pregunta que había hecho... O qué, planeabas dejarme satisfecho con simplemente decir "Soy una caínita como tu"?...Subestimarme es un craso error... -Su serio semblante permanecía ahí, quieto y con su mirada fina y fija en la joven.-

Así que Raphael... -Murmuró con interés al momento que giraba su semblante y volvía a caminar. Su mano permanecía cerca de su Katana, sin embargo con aquél acto daba a entender que la conversación aún no había terminado... Y que era un hombre de palabra.-

Mi edad son 31 años y fui abrazado hace 5... -Respondió entonces aún de forma sumamente lejana e impertérrita, casi despreocupada. Su mente ya maquinaba la próxima pregunta mientras caminaba, su guardia permanecía alta, fijandose en su sombra y el piso constantemente, en caso de ser atacado por la retaguardia, serían las sombras quienes le darían la alerta.

Eran dos preguntas ¿La siguiente es...?
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Vie Feb 21, 2014 3:11 pm

Reacción en cadena sin duda,  había dado mucho espacio pero ciertamente en un punto del sendero sabía que ella era prima precursora de tan burda situación. Se permitió rodar los ojos con su semblante oculto y  con ello su gesto de somero hastío parecía nunca haber sucedido  al ver que nuevamente él se ponía a la defensiva. Poco a poco veía —y escuchaba — como los elementos que se traducen en una evidente molestia se iban reuniendo en el pelinegro. Tenía que aceptar su responsabilidad, al menos la que le correspondía…
 
Sigues contradiciéndote y a pesar de que ya lo admitiste aun así, te ofrezco mis más sinceras disculpas — dijo inclinándose ligeramente con todo decoro y un poco de la nieve que se había acumulado sobre la piel pendiendo de sus hombros lograba caer.
 
La chica demostraba un aire atemporal, pero con el pasar de los años cada vez parecía desentonar más  en su intento por contagiarse del comportamiento contemporáneo. Sin embargo — y casi con toda seguridad — jamás podría deslindarse de los hábitos legados por su abolengo.  Y mientras se enderezaba, parecía con ello haber recobrado su garbo escuchando sus palabras, casi había accionado un pistón adecuado de su sonrisa con aquellas palabras.
 
Él posiblemente no imaginaba la consistencia exigua de lo que había dicho hasta entonces.
 
Sí, probablemente tienes razón, erróneamente te he subestimado, no creí que supieras acerca de los clanes — confesó sin mucho remordimiento  reanudando su paso detrás de él, ignorando la alerta que el otro demostraba, caso donde ella podía permanecer tranquila — por eso es que no evadí tus preguntas directamente, sólo me adelanté en mis juicios. Ya de por sí resulta difícil todo esto — decía exhalando largo y pesado con cansancio.
 
Evitó detenerse de golpe al recibir la respuesta. Con franqueza, esperaba que fuese joven, pero nunca pensó que ni siquiera excediera los diez años de conversión…  era, demasiado joven…
 
¿A dónde pretendes dirigirte dejando ese rastro de cadáveres? Vaya…  literalmente. ¿Hacia dónde vas?
 
Cuestionó y la pregunta parecía bastante burda y no lo era del todo, la respuesta podría seguirla llevando  por un itinerario de interrogaciones.  Pero  la mente se le había nublado,  hacía muchas décadas que no se topaba con alguien tan joven y aparentemente sólo.  Aunque en una era como la del último medio siglo… Veintiséis años ya no era una juventud completa ¿o sí?, tal vez los números  no importaban, pero no así los trasfondos.  
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Dom Feb 23, 2014 11:45 pm

Sus pasos sonaban ligeros en la nieve, escuchando los de la joven atrás de él. ¿Adelantarse en sus juicios...? Aquella joven no solo le había subestimado, sino que además intentaba adelantarse en aquella conversación, basándose en estereotipos o fundamentos propios que pudiesen calzar con su propia persona. "Encasillado", así se sintió en aquél momento, y la molestia seguía presente en el finlandés.

Si, como digas... -Murmuró con aquella seriedad que había adquirido ya en la conversación, el sarcasmo y la burla tan característicos en la naturaleza de "D" habían sido borrados del mapa por completo.- 

¿Adonde me dirijo? -Repitió tras las palabras de la porcelánica acompañante, mientras hacía una pausa entre sus palabras, pensativo. Sus pasos no cesaron en aquél momento de duda. Sonrió ligeramente, aunque su acompañante no pudo ser testigo de aquélla acción y respondió con serena frialdad.-

Para serte sincero no lo sé... Éste de acá era el último encargo... -Suspiró mientras se iba en sus propias ideas, comenzaba a relajarse nuevamente, o al menos eso intentó aparentar. Las conversaciones tensas eran algo que le asqueaban en lo más profundo.-

Así que la respuesta sería... Voy hacia donde caiga mi próxima víctima... o quizás haga una visita a mi tierra natal... -Su mirada se desvió de aquella calle, al notarse ya lo suficientemente lejos de la escena del crimen, caminó hacia una banca tranquilamente y, como si su acompañante no estuviese ahí, se sentó. Al haberse girado para sentarse la observó fijamente con aquellos claros ojos, tan transparentes como la más cristalina de las aguas.-

Y con esa son dos... Bien, siendo mi turno... -Apoyó sus codos sobre sus rodillas adoptando una posición más comoda; Sus cabellos cayeron racios por los costados de su pálido rostro, mientras su mirada ladina se clavaba nuevamente en aquella encapuchada muñeca.-

La primera sería...¿Has escuchado alguna vez el nombre de Dante D'Argento...? -Sus ojos parecieron entrecerrarse en aquél momento, denotándose así la agudeza y especial énfasis que ponía el finlandés en aquél momento sobre la dama.-
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Lun Feb 24, 2014 6:07 am

El halito de indiferencia que solía rodear a la doncella danesa pareció esfumarse como  la luz de una vela que se apaga en la oscuridad, contagiada por una profunda empatía hacia aquel hombre. Las memorias que cimentaban su persona en ese momento parecían comenzar a susurrar a su oído muy quedamente…
 
Dejó que el tiempo pasara en silencio por su parte, escuchando atentamente las palabras que él iba ofreciéndole como respuesta encontrando  una palpable — y justificada— molestia en su voz que con el pasar de las palabras, parecía ir amainando… Y es que reconocía parte de su responsabilidad, las palabras habían huido de su boca totalmente lacónicas, habiendo por un momento dejado de lado toda diplomacia. Y en medio de todo esto  ya comenzaba a recriminarse que le pesara,  por muy ligero que fuese.  En general, cualquier investigación o interrogatorio terminaba por ser totalmente indiferente a excepción de sus fines informativos.  Pero esta vez, se sentía ligeramente… identificada. Pronto caía en cuenta de la enorme suerte que había corrido al por fin poder encararlo personalmente tras la intensa persecución que había estado llevando.  Si hubiese demorado tan sólo un poco más…
 
Incluso la sed de sangre había sido oportuna esta vez sacándola de su elegante escondrijo en Escocia.  Probablemente si no hubiera actuado así, lo hubiera perdido la pista definitivamente. Ahora entendía muchas cosas. Apenas y un par de indicios sólo corroboraban la autoría de un mismo individuo  pero  no había más patrón en ello.
 
Atenta a su pregunta el nombre llamó su atención.
 
Dante D’Argento… —pronunció deteniendo su caminata frente a él con aire pensativo mientras miraba a aquellos vibrantes ojos azules — el hombre es más bien parecido a un fantasma, pocos le han visto pero aseguran que es real,  ni siquiera puedo  asegurarte que ese sea su nombre real…  pero cada vez que he escuchado su nombre, las cuales han sido  apenas un par de veces la descripción es la misma, pero no se sabe nada más. Tiene una plausible habilidad para desaparecer digna de un escapista profesional — dijo en una comparativa que aunque bien podría parecer burda, era muy atinada.  A pesar de ello, mantiene un tono sereno y en cada palabra no se avista ni el más mínimo ápice de vaho en su aliento carente de calidez.
 
Un par de pasos bastaron para acercarse a la banca y a una prudente distancia tomó asiento junto a él apenas  y levantando tímidamente el rostro para contemplar la taciturna caída de la nieve.
 
De nuevo, te ofrezco una disculpa, no quise ofenderte no quise ofenderte… — decía con un timbre más  aterciopelado que en ocasiones pasadas comprendiendo su propia fortuna que había sido benévola en esa velada con aquellos minutos preciados  en presencia del hombre que había venido siguiendo. Se levantó la muñeca de uno de los guantes antes de entrelazar sus manos sobre las piernas volviéndose a verlo con interés — te falta una pregunta… — decía incitándolo a continuar.
 
Bien se había guardado la imperante necesidad de cuestionarle  el porqué de evocar el nombre de Dante D’Argento,  no más que un consolidado desconocido para las masas. Pero había un orden que ella había establecido y que él había aceptado. No le quedaba más que esperar.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Lun Feb 24, 2014 6:40 pm

Así que le conocía. Aquél nombre no era después de todo una invención de su Sire, otros le habían visto y el nombre era casi un tipo de leyenda...Pero debían haber más, lo sabía y en lo profundo de su ser sabía que tarde o temprano le encontraría. Su mirada permaneció fija clavada en la nieve mientras aquél silencio solo evidenciaba el estado pensativo del finlandés; Aquellos años de entrenamiento desde que perdió su primera batalla contra Dante en pleno campo de batalla a finales de la segunda guerra mundial. La maestría que éste demostraba en sus movimientos y el blandir de sus armas, aquellas incontables horas conversando frente a una fogata en medio de la noche donde sus relatos, lejos de sonar fantásticos e inventados le llevaban por diversos pasajes de la historia, como si él mismo Dante hubiese estado ahí... Ahora, tras todo aquél misterio que envolvía el nombre ¿Cómo no dudar que eran ciertos?

Era momento para la segunda pregunta, y la voz de su acompañante se lo recordó, lo cual le sacó de aquél ensimismamiento para así devolverle a la realida. Su mirada se dirigía hacia un costado observándo como ésta se sentaba un poco más allá en la misma banca. Relamió sus labios los cuales se habían resecado ante el innegable frío de aquella noche, para así poder modular y hablar sin que éstos corriesen el riesgo de rasgarse y sangrar. No era una sensación que le molestara para nada, sin embargo conversar con alguien mientras la sangre brota delicadamente por su labio no era de lo más cómodo...por decirlo de alguna forma.


La segunda pregunta va ligada con la primera... ¿Donde escuchaste el nombre...? Aquellos que lo mencionaron... ¿Son ubicables? Oh... esas serían tres... lo siento. -Sonrió débilmente mientras se echaba hacia atrás y respaldaba su espalda en la banca, ubicando lentamente sus manos en la nuca.- Toma la primera en ése caso, aguardaré para la próxima ronda... 

¿De quiénes escuchaste el nombre? -Repitió la pregunta mientras que, en aquella posición de descanso su mirada se dirigía hacia la joven que tenía a un costado. Las sirenas se escucharon a lo lejos, para así, luego de unos segundos pasar a toda velocidad por la calle, dos automóviles policiales y una ambulancia siguieron su camino, dejando como estela aquella sirena que lloraba por alguna desgracia.
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Mar Feb 25, 2014 12:53 am

El silencio parecía ser un frecuente  invitado entre ambos en aquella conversación sin ser llamado  pero  no resultaba incómodo. No del todo en aquel punto.  Notaba en su postura taciturna algo más que simple meditación, pero no se atrevía  a concluir su verdadera naturaleza, mucho menos a perturbar  el breve suspiro en el que ocurre…  Lentamente se recargaba  contra el respaldo  de la banca, disimulando bien  el  alivio que sentía en el proceso cruzando elegantemente las piernas mientras sus manos parecían sostenerse a su rodilla. Aguardando a que el oscuro caballero a su lado se sintiese instado a continuar.
 
Entonces fue que por un momento dejó de concentrarse en el desviando la mirada, sin saberlo, casi al mismo tiempo que él se  volvía a verla casi empalmándose con el instante en que el cortejo de  vehículos policiales se dirigen a un escenario más que “D” había hecho suyo. Sin embargo aquel movimiento había evitado que la demacrada faz de la danesa se revelara aún más  lóbrega o feroz oscilando entre azules y rojos.  Pero esto le había dado la posibilidad de esbozar una sonrisa pobre escuchando las incógnitas formuladas para después volver a su posición mientras sus ojos seguían fijos en la trayectoria que los autos habían seguido.
 
Entre los de mi rango dentro de Raphael por supuesto, pero como dije, apenas un par de veces, muchos sólo lo conocen por referencias escritas, de ellos he escuchado lo que te he dicho. Porque puedo asegurarte que en mi años no le he conocido en persona, sino, probablemente te hubiese dado  más referencias, aunque con franqueza puedo decirte que tampoco me detuve a cuestionarlos… Pero aun así, no cuestiono su existencia, menos si tú me preguntas tan directamente de él, al parecer Dante D’Argento tiene alguna especie de  asociación con el clan raphaelita — explicó con sencillez, en ese momento se mostró expectante a las reacciones que el otro podría ofrecer a tan pobre explicación que incluso a para ella era insuficiente. Para saber más tendría que volver a naufragar en la biblioteca de los letrados y aún con ello no había garantía alguna — por otra parte… sí, son ubicables — se apresuró a responder y su voz adquiría esa entonación que parecía enmarcada en la curva de una sonrisa, pero en su rostro  a pesar de que aquellos labios son visibles no hay nada.
 
No se lo diría, pero responderla tercera cuestión  sería una bonificación extra que la haría sentirse más tranquila consigo misma, a sabiendas de que esta vez podría estar fallando en lo que probablemente debería conocer.
 

Pero aún si lo son, no puedo asegurarte que puedan decirte más de lo que yo te he dicho hasta ahora— explicó sin tapujos,  pues era una realidad más que palpable y tampoco quería darle una idea equivocada o airarlo demasiado conduciéndolo hacía una posible decepción — ahora dime… ¿Cuál es tu interés en Dante d’Argento y que relación tienes con él? Sí, allí van mis dos preguntas, no pretendo hacer una más — decía haciendo un elegante ademán con la diestra enguanta indicándole que continuara muy ceremoniosamente.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Mar Feb 25, 2014 5:28 pm

Su ensimismamiento era palpable mientras las palabras de la joven a su costado iba respondiendo sus cuestionantes, no pareció sorprenderse ante las revelaciones, más bien al contrario... Una sonrisa burlesca se dibujó en sus labios. "Si que te sabes esconder...", pensó mientras a cada palabra que la joven entregaba, le quedaba más claro que aquél nombre era totalmente falso, la pregunta real era ¿Cuantos tendría? ¿Su verdadero nombre cual era...? De nada le serviría ahondar más con aquellos que dicen haber conocido a Dante, quien dice que le vió probablemente no sabría más que él mismo, que fue entrenado por dos años por aquél misterioso vástago.

Escuchó la primera pregunta y dirigió su mirada hacia un costado para así intentar observar las muecas que apenas podía visualizar de la joven... Le estaba aburriendo no poder mantener una conversación de ojos contra ojos. Aquella primera pregunta empleada pareció tomarla con tranquilidad... la respuesta no tendría porque ser para nada compremetedora... sin embargo la segunda no se hizo esperar y aquello si fue un acierto de parte de la porcelánica. Con aquellas dos preguntas obtendría información realmente preciada para el finlandés; Aquella situación le causó gracia y no pudo suspirar entre risas, mientras tomaba aire para comenzar su respuesta.

Bien... supongo que para responder tu primera pregunta, sería más certero responder antes la segunda... -Murmuró con plena serenidad, al momento que su mano nuevamente se adentraba en su gabardina de cuero para así, sacar la cajetilla de cigarrillos que le había estado abasteciendo aquella noche... Un bufido se pudo escuchar y luego el sonido de la caja siendo arrugada para así, ser lanzada a un bote de basura que se encontraba a unos metros frente a ellos, dando justamente en el blanco.-

Chass... -Murmuró con una sonrisa leve en sus labios, luego una sonora pero corta carcajada le siguió.-

¿Te has dado cuenta...? Cuando quieres un cigarro solo por quererlo, ahí está... Pero cuando llega el momento indicado en el que realmente es necesario... Se te acaban. -Volvía a reir con total naturalidad para así, apoyar nuevamente su nuca en sus manos entrelazadas tras él.- Veamos... Mi relación con Dante D'Argento...

-Alargó aquella última frase como si buscara alguna forma de evadir la respuesta... sin embargo terminó por recoger su azabache y liso cabello tras su oreja y observarla de reojo; Quizás podría verle sus facciones en algún momento.- 

Bien... Dante D'Argento es mi mentor... Me entrenó en el arte de la batalla por dos años... Y es además, mi Sire.

-Dijo con total seriedad, estando sus cristalinos orbes fijos en la atemporal figura que tenía frente a él. Luego alzó su mirada hacia la oscura noche, observando como la reina Argenta era única testigo de aquella conversación... Un copo de nieve caería sobre su frente, lo cual le haría entrecerrar sus ojos en un momento de reflexión... Los segundos muertos pasaron, y al cabo del recorrer de unos cuantos, su voz volvía a resonar en aquél mortífero silencio.-

Mi interés en Dante es netamente encontrarle... nada más y nada menos... Solamente éso. -Respondía con una leve sonrisa dibujada en sus labios, sin observarle nuevamente, comenzaba entonces a plantear sus propias preguntas.-

Para serte sincero... esperaba que al encontrarme con un Raphael tuviera alguna posibilidad de descubrir algo con respecto a mi Sire... pero no ha sido así... De aquí no sacaré nada por ése lado. Resumiré mis dos preguntas en una sola que es la que realmente me interesa acá... -Su rostro entonces se ladeo hacia la joven, y sus lacios mechones negros caían por su mejilla en aquella posición.- Mi anonimato es vital en todo ésto... Nadie debe saber quién es "D"... ¿Hay alguna forma en la que pueda pagar tu silencio... sin tener que luchar a muerte contra tí? La verdad no estoy de ánimos para una batalla en éste preciso instante... -A pesar que había sonreído en aquellos instantes, notoriamente su sarcasmo y burla no aparecieron más en aquella conversación, puesto que la seriedad y frialdad seguían a flor de piel en el finlandés. Un silencio le siguió y volvió a sonreir negando con su rostro.-

Me arrepiento. Tengo una segunda pregunta y la usaré... ¿Cuál es tu nombre?
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Miér Feb 26, 2014 4:48 pm

¿Qué era aquella risa? Parecía tan llena de todo entre suspiros que resultaba tan difícil de descifrar. Una risa tan henchida de todo y de nada totalmente críptica para ella en su entrañable gama de sensibles elementos cubriendo un espectro que no alcanzó a leer pero bien habían logrado alcanzarla.
 
El aura que desprendía la escandinava se combaba de quietud observando en silencio el lenguaje corporal del otro,  tan lleno de risas y carcajadas que por un momento le parecieron vacíos.
 
Sí… — respondió un tono afable apenas y tintaba el timbre de su voz — los cigarros suelen ser oportunos  para acabarse en esos momentos — respondió con apenas un atisbo afable en su voz mientras se sacaba el guante de la diestra revelando por un momento aquella piel ligeramente transparente y fantasmagórica que dejaba adivinar el mapa de sus venas  bajo la piel tersa pero deslucida; registro dentro de su bolsillo y pronto le mostró una cajetilla de cigarros a medio consumir agitándola en su mano.
 
Eran pequeños detalles pero intentaba airarlo dentro de la dificultad que avistaba en él intentando responderle. Pues… era evidente que el motivo que había logrado colocarlo en su sonar llamando la atención suficiente de su curiosidad, era el mismo motivo que le costaba evocar y que ella le había instado a develar. Sí, había logrado  llamar la atención de un Raphael, pero no era el raphaelita que él deseaba encontrar, pero tampoco del cual pudiese hablar aparentemente… Y ella era el catalizador de aquello.
 
Fue entonces que notó que la observaba,  internamente sonrió a sabiendas de su intención y dejando la cajita en su regazo rápidamente volvía a colocarse el guante.
 
Lo observó detenidamente, a pesar de ser oficialmente un hombre, por un momento, mientras aquel copo caía tímidamente sobre su frente recordaba su juventud y a cada palabra una sutil desazón se instalaba en sus entrañas acompañada de un incipiente descontento que desde el ángulo correcto bien podría parecer enojo.  Algo difícil de lograr… Pero es que dejarlo siendo tan joven, cuando el mundo en el que vivía ya no brillaba bajo la misma luz ni era apreciado por los mismos ojos. Cuando ya no se es humano.  Sin embargo “D” se había mostrado como un hombre  orgulloso y compadecerlo no era una opción…
 
Inconscientemente evocó el recuerdo de su sire, quién también la había dejado pero nunca  le guardo rencor y tampoco se molestó en buscarlo después de que le dejara a las faldas de la casa raphaelita donde  a partir de entonces estaría  segura.
 
Entonces su mirada dejó de observar los conceptos que “D” involucraba, para observarlo con un ojo más  terrenal y frívolo. Atenta a las hebras azabache de su melena.
 
Ahora lo entendía todo…
 
Claro, ahora entiendo— manifestó abiertamente y una frase tan escueta encerraba muchos significados en ese preciso momento— lamento no haber sido de ayuda en tu difícil empresa de seguir un rostro sin nombre… pero yo sólo soy “un” Raphael… — obvió haciendo hincapié en la cantidad — si te diriges al lugar correcto puedes coincidir con uno que sí pueda al menos decirte algo más de lo que yo te he dicho y tratar de encontrarlo directamente, no al revés — y con esto último dejaba en el aire una posibilidad muy factible, pues hasta que no investigara a más a fondo,  sólo los dioses sabrían cuánto tiempo había dejado ese sanguinario rastro de migajas humanas o licanas que ella siguió durante unos meses.  Pero  si llevaba más tiempo, aumentaba la idea de que tal vez Dante D’Argento… no es que no hubiese visto el rastro, sino que no deseaba seguirlo.
 
Algo bastante lógico, si lo había abandonado ¿Por qué encontrarlo de nuevo?
 
—  ¿Pagar por mi silencio? — repitió intentando asimilar la pregunta  tratando de no sonar alarmada, ¿pero qué clase de disparate era aquél? Más importante aún, ¿qué ganaría ella divulgándolo cuando él único presunto interesado estaba perdido en la inmensidad del globo después de dejarlo? —Oh “D”… —dijo resoplando con cansancio  inclinándose hacia el frente después de haber las sonrisas que habían cobrado forma en él, tan diferente a las iniciales, lucía tan desairado y ajeno de su aire beligerante que había estigmatizado en cada víctima— haré un trato contigo, pero no es por mi silencio… sino por el simple hecho de saber… de cualquier forma no pretendía  divulgar quien era “D” cuando  esto ha sido  más que una búsqueda personal y caprichosa… Estás seguro — afirmó envolviéndose de convicción mientras  se incorporaba y un poco de la nieve acumulada en la delicada curva de sus hombros caía de la piel envolviéndolos, exultando su  talante escandinava.
 
 Lentamente rodeó apenas un poco para postrarse frente a él, proyectando una sombra consolidada obstruyendo el paso de la luz de la luna en el firmamento hacia el lucífero chiquillo.
 
Basta con que me digas tu nombre… — decía  observándolo  aun cuando toda visión de su faz había sido tragada por la sombras, a contraluz, donde los rayos delineaban un plateado halo de luz mortecina  —el verdadero — añadió terminantemente. Sopesando su segunda pregunta.
 
En perfecta oposición a las corrientes que el mundo había desarrollado alrededor de aquel hombre, ella quería asegurarse  de que fuese capaz de encontrarla.
 
Elise von Odenssen…
 
Dijo sin introducciones o floridos prólogos, sólo una ceremoniosa solemnidad que se veía rematada cuando su torso  se inclinaba apenas un poco, algunas hebras de su cabello pálido se escaparon extensas hasta alcanzar su cadera,  flexionó las piernas como si ejecutara una  reverencia  donde carecía del vestido para consumarla.  Tal vez ella no lo sabía, pero aún conservaba rasgos de su vida en el anochecer del siglo XVIII.
 

“D”… —dijo incorporándose — desconozco como fue que abrazaste la noche eternamente, pero si lo elegiste o no,  dentro de ello te doy más opciones… No — repuso — tu derecho, tu legado, hijo digno de Raphael— dejó asentado sin ocultar en ese momento el orgullo de su heredad nadando en sus venas casi vacías — volver al verdadero origen y con ello obtener la posibilidad de dar con Dante D’Argento. La elección es tuya.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Jue Feb 27, 2014 7:30 pm

Sonrió ligeramente ante la afirmativa de la joven a su costado con respecto a los cigarrillos, asintiendo a sus palabras y soltando una débil pero sonora risa al ver como ésta sacaba una nueva cajetilla. El silencio entonces se apoderó de la situación, no tenía más que decir y tampoco lo haría, fue entonces que las palabras de la desconocida volvían a romper el silencio... ¿Ahora entiende? No sabía a qué se refería dentro de los bastos significados que le podía dar a aquella ínfima frase. Posteriormente habló sobre dirigirse al lugar correcto... ¿Pensaría darle la ubicación de su clan o algo por el estilo? Relacionarse con más vástagos no era algo que le desagradara del todo... sin embargo bien podían distraerlo de sus trabajos personales y más aún: su búsqueda. Más aún era innegable el hecho que conocer más vástagos podía resultar en más información... y la información es algo que no tiene precio tanto en la vida, como en la no-vida.

Un trato, ¿Eh...? Bien... te escucho. -Sonrió con astucia al ver como su acompañante se reincorporaba y, con aquél movimiento la cajetilla de cigarros que tenía en su regazo caían al suelo. Sonrió ligeramente y encorvándose un poco, aun sentado la recogió para así, sacar uno. 

Con permiso... heh -Le sonrió ligeramente para posteriormente, extenderle la cajetilla nuevamente- El pago por rescatarla de la fría nieve...  -Señaló con su diamantina mirada el cigarrillo que había sacado, el cual ubicaba ahora entre sus labios y, posterior a devolver la cajetilla, sacó el mechero y dió vida a aquél cigarrillo. Sus ojos se entrecerraron con cierto placer al dar aquélla primera aspirada, observándola fijamente a través del humo que comenzaba a subir como una barrera entre ambos, creando efímeras formas antes de desaparecer.

No lo veas solo como una búsqueda personal... -Dijo tranquilamente, aclarando aquella que la joven decía. Si bien ella le había seguido y le encontró, no por ende era la única.- Comprenderás que ser un sicario, un "asesino en serie" para los mortales no me convierte precisamente en alguien a quien no buscan... Son muchos quienes se preguntan "Quién" es "D". Sin embargo si dices que estoy seguro... te creeré. -Decía con serenidad, liberando lentamente el humo de entre sus labios, alzando su rostro hacia las alturas mientras hacía esto; sin dejar de prestar atención a las palabras que ella emitía, obviamente.

¿Mi nombre...? -Repitió casi como si fuera una broma, y cuando se iba a disponer a responder algo para desviar la pregunta, el nombre de su interlocutora finalmente vió la luz: Elise von Odenssen. Cerró sus ojos mientras daba una nueva aspirada a su cigarrillo, murmurando posteriormente a ésto con tranquila y pausada voz.

Dennan Huhtmaki, Elise... es un gusto. -Abrió nuevamente sus ojos y los fijó en aquella silueta que, a contraluz parecía más una sombra salida de un relato de Stocker o Rice.-

Volver al origen... y comportarme como un Raphael dentro del clan... -Repetía analizante. La idea de servir durante toda su eternidad órdenes no le agradaba mucho, sin embargo... ¿Qué tan malo podía ser? En caso de arrepentirse, tenía toda una inmortalidad para arreglarlo. Incluso ¿Quién sabía? Podría encontrar contactos, más aliados y por sobre todo... pistas, además de lo que mejor se le daba: Luchar. 
Sabía que sus hermanos Raphael eran el clan militar y... ése era precisamente su lugar, por lo cual sonrió con sinceridad.

Me agrada tu proposición Elise, después de todo eso soy... un Raphael. -Dijo mientras el humo escapaba de sus labios nuevamente, una invernal brisa sacudió el lugar en aquél momento, haciendo danzar su cabello y desapareciendo al instante el humo que se formaba frente al finlandés, raíz de su cigarrillo. Un nuevo Raphael tomaría filas aquella noche, y solo el futuro diría lo fructífero que sería para Dennan el dejar de vagar. 
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Dom Mar 02, 2014 10:11 am

Su voz se revistió de un elegante eco propagándose en la lóbrega risilla parca que manó desde las entrañas de la oscuridad engullendo su identidad. Y es que subestimaba las circunstancias en la creencia firme de no poder hallarse más complacida; cuando ya veía remunerados sus caprichosos esfuerzos. Aun cuando sólo se trataba de un manojo de meses, todo parecía consolidar su valía, su ínfimo paso por Dinamarca, la sed cruel y la persecución vehemente, haberse perdido lejos de la ruta determinada  y por ende de su meta. Valía en la risa que se exhibe de nuevo genuina.
 
Entonces avistó la recatada sonrisa para ella y luego la caja que él sostenía de la cual extrajo tres cigarros y después de ello un ademan indicó que los conservara. Tras guardar dos de ellos en la bolsa del pecho, el restante terminó apretado entre sus labios.
 
Por supuesto— dijo y el sonido de su voz sonaba entallado por el cuerpo que sostenía entre sus labios de un mezquino rosa — aunque sigue siendo el motor de tu búsqueda —acotó poco después buscándose el mechero, al dar con él su figura se perfilaba frente al pelinegro alejándose de su visión— sé que no pasas desapercibidos para ellos, ningún…asesino en tu categoría lo hace. Pero mientras no se acerquen tanto como lo he hecho yo, seguirán persiguiendo la idea de un humano impiadoso — explicó cuando un fugaz chispazo refulgió frente a ella encendiendo la flama que por un efímero instante arrancó de las sombras su rostro fantasmagórico confiriendo su radiación ambarina y bermellón a la blancura de su faz; un instante imperceptible — y si alguien lo hace, poseemos los medios para resolverlo. Aunque siendo tu y yo  los conocedores… con un rango de error tan pequeño… — caló el cigarrillo, pronto las volutas de humo se retorcían danzantes frente a ella — eso no sucederá… — declaró terminantemente.
 
Con aquello dejaba implícito su silencio.
 
Mientras apuraba las caladas al cigarrillo en silencio, una mueca emuló una sonrisa gestando en sus labios; signo inequívoco de satisfacción. Sabiendo su nombre, se coronaba en su búsqueda.
 
Dennan… — pronunció para sí, con los vocablos enmarcados en la fragante humareda — el placer…  es todo mío — asentó volviéndose hacia él, inoportunamente en el momento que la ráfaga azotaba su figura, arrancándole la caperuza de la cabeza.
 
La melena de marfil cayó larga cediendo a la danza del aire bailando a su caprichoso compás, se quemó y el cigarrillo calló a la nieve apagándose en el acto, esto, al levantar ambos brazos, anteponiéndolos a su rostro, por encima de ellos, sólo se asomaban horrorizados los luceros plateados que intentaban adivinar en el rostro del otro si este la había visto. Pues aunque la no-muerte le había dotado de algunas gracias y privado de otras, no había logrado acabar con la vanidad propia de una doncella.
 
“No había una segunda oportunidad para una primera impresión”, eso era ley. Y dentro de ella se esmeraba en asegurar que fuese la indicada, mostrar los signos inherentes que la sed comenzaba a tatuar por todas partes. En esa piel deslucida, en la mirada cada vez menos radiante. No… no formaba parte del plan…
 
Lo siento — se excusó absurdamente colocándose de nuevo la prenda dándole la espalda — En todo caso… — prendada al cauce de las palabras pareció hallar una ruta para evadir lo sucedido, por lo menos hasta que encuentre el momento para la cacería — me complace saber que has aceptado mi oferta, que como bien dices es inherente de un Raphael, sin embargo hay un detalle que debo decirte y es que no puedo llevarte personalmente a la fortaleza —  declaraba mientras volvía sobre sus pasos retomando su asiento junto a él — no pretendo volver hasta no haber completado el propósito que me sacó de allí, pero puedo indicarte el camino… no creo que carezcas de los  medios para llegar si has logrado atravesar el  norte de Europa — asumió mirando fijamente  el cigarrillo húmedo entre la nieve.
 
Se sumió a  la deriva de sus cavilaciones, ante la posibilidad de que, de  enviarlo a la casa raphaelita en su nombre o asociada a ella… No, de hecho, en cualquier situación habría interrogantes.  Comenzaba a valorar la necesidad de una coartada… Se llevó la mano al rostro  exhalando con pesadez.
 
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Lun Mar 17, 2014 7:07 pm

Su mirada se mantuvo fija y atenta en los movimientos de Elise, aquella brisa le entregó una fugaz visión de su rostro porcelánico, demasiado rápido como para entrar en detalles... Sin embargo llamó su atención el hecho como aquella dama escondía con tanto recelo su propio rostro, a pesar de eso, no se lo haría saber.

Definitivamente no sucederá... -Dijo sonriendo, con un brillo sagaz en sus cristalinos ojos y una leve sonrisa dibujada en sus labios, asentía a las palabras de Elise, su anonimato permanecería seguro.

Una vez las presentaciones fueron hechas como se debía, su interlocutora demostraba su dicha al saberse victoriosa con respecto a su proposición, las palabras corrían casi apresuradas en aquella explicación. Debía emprender el viaje solo hacia el hogar de Raphael... fue entonces que alzó el dedo índice, negandole graciosamente con el mismo, mientras le sonreía con astucia.

Eh eh eh... alto ahí... -Mencionó acercando el cigarrillo hacia sus labios para así, dar una última aspirada y lanzarlo a la nieve.- Dije que aceptaba... pero en ningún momento mencioné que iría allá... -Sonrió al momento que se ponía de pie, y su mirada se dirigía hacia una esquina de aquella calle, donde había una motocicleta estacionada.-  Aprecio mucho mi libertad en éste momento como para encerrarme en un regimiento nuevamente ¿Sabes...? Desde hoy soy tal como dices... un Raphael, pero no iré al lugar... quizás en un futuro, pero no ahora. -Dicho ésto comenzó a caminar lenta y tranquilamente en dirección hacia aquella motocicleta, observando de reojo a su ahora, "hermana de clan".

Estoy seguro que más de algun asunto pueden tener...digo, podemos tener los Raphael por acá ¿No es así?, sino... tu no estarías por estos lares, y yo no me hubiese encontrado los licanos que ví en mis viajes... -Sonrió entonces ladinamente, observó por unos segundos la moto, y luego fijó su mirada en Elise.-

¿Te dejo en algún lado...? -Finalizó así su frase, mientras volvía a emprender camino hacia aquella motocicleta.-

Así me aprovechas de explicar el modus operandi... Y establecemos alguna forma de contacto para que así me entreguen misiones...tareas o lo que sea que manejen... 
-Soltó una risa ante su propia ignorancia con respecto a los asuntos del clan al que pertenecía.-
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Elise von Odenssen el Lun Mar 24, 2014 7:02 am

Probablemente — casi con toda seguridad— el menor no sería capaz de divisar el semblante escéptico que sus palabras  desencadenaban, creyendo que al final se arrepentiría a aceptar su legado. No pudo esconder la media sonrisa viendo la idea renovada mostrándose comprensiva entendiendo sus argumentos más que válidos, siendo tan joven aún con los susurros de la guerra y tras salir —al menos formalmente— de sus garras beligerantes lo menos que podría desear es  confinarse a un nuevo régimen inherente de la esencia guerrera de los raphaelitas.
 
Inmóvil la mirada curiosa de la escandinava siguió el camino que él iba marcando sobre la nieve como una sombra, ataviado de negro. Eso, evaluando las palabras del otro que tal vez en otras circunstancias  serían  ciertas, pero no en esa.
 
En general, tendrías razón, pero no esta vez, si terminé aquí en Escocia fue para seguirte, mis ambiciones me llevaban hacia el mediterráneo hasta que empecé a seguirte — confesó poniéndose en pie, pronto supo lo irónico de encontrarle allí, tan cerca de su punto de partida, de repente creyó realmente haberlo seguido en círculos.
 
Negó para sus adentros sabiendo que aquello poca relevancia tendría ya y que nuevamente alteraba el plan para él, pero aún quedaban detalles que afinar, no podría simplemente esperar a que se marchara para ir de cacería antes de la alborada.
 
Pero por supuesto, es lógico que de ser imperante algún Raphael u otro  oscuro terminaría viniendo aquí de ser necesario, así como en cualquier otra parte — asentó dándole alcance mientras caía en cuenta de la jerga popular que  él empleaba para hablar mientras esperaba que montara la moto para sentarse detrás suyo sosteniéndose de la parte trasera de la moto antes de que echara andar — en general, el Raphael lleva inherentemente el espíritu de la batalla a cuestas y  quien no, las cuales suelen ser mujeres terminan siendo cortesanas al servicio del cansancio de los guerreros entre otras cosas.
 
»Sin embargo, entre los guerreros existen divisiones, en su mayoría muchos son cazadores otros terminan siendo letrados y cual sea el caso, yo no puedo designarte una encomienda, tu misión y tu labor dentro del clan deben venir de la casa madre en Inglaterra y para ello debo reportar tu aparición, los medios de comunicación son lo de menos… Pero si no saben de ti es obvio que no podrán contactarte.
 
Al término de su vaga explicación inclinó el rostro que ensombreció escondiendo la curva de sus labios en tanto trazaba un nuevo plan.
 

Te agradecería si me llevas  tres manzanas hacia el frente de esta calle — dijo en alusión a la dirección en la que estaba orientado  el vehículo aparcado— y cinco hacia la izquierda— finalizó admitiendo su propio cansancio aunado a una fastidiosa somnolencia pues la ubicación que había dado aunque se encontraba ridículamente cerca de su morada temporal, no era tal, sino la ubicación  de una taberna que con un poco de suerte estaría cerrando en esos momentos — llévame allí por favor tengo que hacer una breve parada, espérame, no demoraré y después de eso si lo deseas puedes irte— dijo evitando sonar  hosca  o como si se refiriese a alguna clase de sirviente, pues ciertamente le hacía un enorme favor.
avatar
Elise von Odenssen
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oblivion [Flashback]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.