El Pecado de Cristine

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Pecado de Cristine

Mensaje por Lázaro el Miér Ene 29, 2014 9:48 am


 
Todo lo que ocurre en este mundo tiene una explicación, toda situación tiene su origen en algún momento. Por esta razón, a cada letra que progresas en este escrito, vas sumergiéndote más profundo en la historia del reino donde la demencia es el aire que todos respiran.

La anécdota retoma el pasado, antes de que Lázaro viajase a Londres…antes de que llamara a sus hijos a verlo a su habitación…esta anécdota relata un momento en el pasado del vampiro nacido de la obsesión más recóndita de la naturaleza humana, Gustave Daaé.
 
El regente de la demencia descansa en una habitación oculta dentro de ese laberíntico reino que Mirko construye de manera incesante a cada día. Ahí está ese cuerpo demacrado y lacerado, espasmos traen de nuevo movimiento a su existencia física mientras que el constante brotar y ocultar de nuevas heridas parece dar viva muestra del dolor que abarca esa cadavérica presencia. Pero hay un mundo que ese vampiro recorre mientras su cuerpo porta esas eternas heridas, un mundo que abarca un plano más allá de los límites del mundo físico, una realidad donde las barreras de la lógica se rompen con facilidad, la mente de sus seguidores. Cada nueva mente se esboza de forma tan desigual a la anterior, voces masculinas y femeninas, hijos e hijas, lazarillos y lazarillas, todos forman parte de ese ancestral dominio del líder de la cadena rota. A cada instante el concilio de mentes que habitan ese atormentado contenedor físico reciben los mensajes y pensamientos que habitan en la mente de sus hijos.

“¿Lázaro…me oyes?”
“Bebe…bebe un poco más …mi hermosa marioneta…y haz orgulloso a nuestro padre”
“Oh…Liberador…vuelve ya”
“Huye …mi hermosa víctima…huye tan lejos como desees…puedes ver esto padre? Puedes deleitarte con lo que ocurre?”
“Por favor alguien ayúdeme! Qué le está pasando a mi cuerpo!? ALGUIEN QUIEN SEA!!  ME ESTOY VOLVIENDO UN MONSTRUO…QUIEN SOY?! AYUDA!!! AAHHHH!!!!!”
“Mamá…papá…ya no…podré volver a verlos…adiós…pero …por qué yo?...alguien dígame…por qué…yo?”
“Esto es maravilloso…MARAVILLOSO!!! JAJAJAJAJJA!! PREPÁRENSE TODOS!! VOY  A VENGARME DE TODOS USTEDES!! NO SÉ QUIEN ERES O POR QUÉ ME DISTE ESTE PODER PERO VOY A JODER  EL MUNDO ENTERO!! GRACIAS!!"
 “Alguien sálveme!!..No quiero Morir!!...Me persiguen!!..Me persiguen unos hombres lobo! Sálvame! Sálvame! Sé que me estás escuchando!! Por favor!”
“Instruso…padre..hay un intruso dentro de las catacumbas…las ratas ya están persiguiéndolo…no escapará”


Ese es su reino, la eterna conexión mental que existe entre los lazarus con su líder, aquella masiva cantidad de voces, emociones y sentimientos. Sólo aquel vampiro que recibe el título de Lázaro es capaz de recibirles sin ser devastado en el proceso. Sólo aquel gremio de ancestros es capaz de mantener la rienda de esa abominable criatura…todos juntos…conforman su reino. Sus mentes son los pasillos de su inacabable castillo, ellos son su más poderoso cuartel, sus pensamientos son su más hermoso castillo de mármol, ellos son los peldaños que servirán para lograr su objetivo, son el reino que le pertenece…aquel que se extiende en la infinidad de la mente.
Sin embargo de entre todas esas mentes, de entre todo ese majestuoso cultivo, como una presa que cautiva los sentidos de un depredador, Lázaro pudo distinguir una en especial: sus pensamientos, su devoción, su pasión, su inquebrantable obsesión. Aquel gremio de líderes poco a poco enfocó su atención en aquella mente tan singular. Era sin duda una peculiaridad que debía ser reconocida, este es el caso de los hijos que el líder de los renegados observa con especial interés. Como una fruta que con su forma, color y aroma da señales de ser una merienda digna una vez que madure.

Pronto Lázaro se escurría con mayor profundidad en la mente que emanaba estos pensamientos, como una serpiente que constriñe a su presa, mientras hacía esto su cuerpo físico estremecía y sus esqueléticos dedos se retorcían como araña que rápidamente intenta incubarse en lo más recóndito y oscuro de una habitación para incubar y expandir su dominio.

El liberador de mentes recorrió los pensamientos del amante de la música, quería saber quién era este ser, y así como una presencia ancestral empezó a seguir a Gustave, el vampiro seguramente sentiría aquella sensación que hace erizar los cabellos de nuestro cuello mientras Lázaro hacía más fuerte su presencia en la mente de Gustave, al punto que intentaba generar una alucinación ante los ojos del amante de la música, deseaba que Gustave viera en la lejanía a Lázaro, sólo por un instante, sólo por un momento deseaba que el vampiro imaginase a Lázaro de pie, observándole en la lejanía para luego desaparecer en un parpadeo, sin magia ni desvanecimientos …su cuerpo demacrado en heridas aparecía de pie a unos metros de Gustave, su rostro cubierto por ese manto que atesora sus facciones …sus pies descalzos y sus brazos delgados…ahí estaba Lázaro…para luego desaparecer mientras cada vez allana un espacio mayor en la mente de aquel que porta la máscara de la música.
avatar
Lázaro
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 112

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Gustave Daaé el Miér Feb 05, 2014 12:15 am

¿Día o noche? La percepción del tiempo se había perdio de la mente del joven músico desde el momento en que la inmortalidad pasó a ser parte de su existencia; encerrado en aquél estudio aún no se había aventurado del todo hacia el potencial que entrega la raza vampírica. Se encontraba así, solo en aquél lugar sin los coros que acompañarían en el futuro sus creaciones musicales, ni excéntricos fenómenos que adornaran su hogar, su propia obra de teatro...

El suelo se encontraba lleno de papeles arrugados, hermosas composiciones musicales que, de haber sido expuestas podrían haber resultado en grandes éxitos, sin embargo no se acercaban a lo que Gustave buscaba... no. Su expectativa iba aún más allá.


Padre... Madre... -Murmuraba mientras terminaba de escribir una nueva composición, y se ponía de pie caminando con determinación hacia el piano.- Escúchenme... ¡Escúchenme y dénme su opinión...! -Gritó cual niño excitado al exhibir una nueva proeza a sus padres, al momento que sus dedos marcaban las primeras notas de la tonada.-


Tras minutos de tocar en solitario aquella composición, en su mente comenzaban a crearse las necesidades para que aquella canción fuese completada... Tal cual una araña comienza a tejer las redes de su hogar y trampa mortal, si alguien pudiese escuchar sus pensamientos y leer su mente en aquél momento, podría haber escuchado los múltiples instrumentos musicales haciendo compañía a la tonada que éste tocaba con tanto esmero y pasión en el piano.

¿¡Me escuchan...!? -Gritó extasiado al tiempo que abría sus ojos, y como una aparición ante sus gritos, pudo ver la figura de su madre... ahí, frente a él, observándole con aquella dulce y comprensiva mirad... Aquellos ojos de un ángel, el único ser -A ojos de Gustave- capaz de hacer sentir envidia a los mismos coros angelicales con su voz...

Una sonrisa se dibujó en sus labios, y sus ojos se abrieron de par en par, notándose centelleantes y humedecidos ante la visión, sin embargo no cesó su interpretación.

¿Me estoy acercando... Madre...? ¡Padre... Escúchame tu también...! ¡Tu música vivirá una vez más...! -Gritaba en aquella soledad, mientras volvía a cerrar sus ojos... ¿Locura? ¿Qué era la locura? Sabía que su madre había muerto... Sin embargo ahí estaba... Nada más le importaba, no se cuestionaría los motivos... Era su premio, el anhelado momento en que su música fuera escuchada.- 

Al volver a abrir sus ojos, en lo que consideró un simple parpadeo, su madre ya no se encontraba ahí, sino una macabra visión... Un cadavérico ser le observaba, encapuchado sin mostrar su rostro... Cubierto por mantos viejos y gastados. Un escalofrío recorrió su ser a medida que comenzaba a dejar de tocar el piano poco a poco... ¿Acaso la "oscuridad" que lo había dejado ahí, había vuelto en su verdadera forma a ponerle a prueba...? Después de todo... Fue en su momento de "lucidez" ante la hermosura de la oscuridad... de todo lo que hay debajo, fué en ése momento cuando sus acciones fueron recompensadas... ¿Estaría sucediendo lo mismo ahora?

¿Puedes verlo...? ¿Puedes sentir lo que yo siento...? -Se dirigó hacia aquella aparición con excéntrica voz, titubeando en un comienzo las palabras, sin embargo luego la elegancia y pasión por su trabajo afloraban en su ser.-

¿Puedes...?
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Lázaro el Jue Feb 13, 2014 3:01 am



Aquellas mentes ancestrales podían escuchar a Gustave, sin duda podían oir cada una de sus palabras, podían deleitarse en los pensamientos que abarcaban su mente y ese singular torrente de emociones. Ahí estaba el regente de la demencia, su figura cadavérica y delgada se estremecía cual si le recorrieran repentinos y descontrolados espasmos.
 
¿Puedes verlo...? ¿Puedes sentir lo que yo siento...?

Mientras Gustave mencionaba esas preguntas la figura de Lázaro alzaba lentamente la diestra y a pesar de la distancia que les separa pareciera intentar alcanzar al convertido  de Cristine. Sus esqueléticos dedos aparentaban más las delgadas y punteagudas patas de una araña mientras esos pies desnudos poco a poco empezaban a delinear finas rutas carmesís, como si la sangre de aquella aparición fuera abrigando lentamente el piso, poco a poco su sangre parecía ensuciar todo  el piso mientras las paredes perdían su forma, el lugar reemplazándose lentamente por una profunda oscuridad. En un instante sin magias ni advertencias la figura de Lázaro desapareció.
¿Puedes...?
Al terminar esa palabra Lázaro reaparece y su diestra se encuentra al alcance del rostro de Gustave. Nada les separaba, la mano de Lázaro estaba al alcance de aquella máscara intentando tocarla…y aferrarse a ella…poco a poco expandiendo ese líquido carmesí que ahora brota de su mano sobre el rostro del amante de la música.

Las paredes ya no están…en su lugar hay rostros, cada uno distinto al anterior, representación de los hijos de Lázaro?...las víctimas que han servido de su alimento?...no…poco a poco los rostros empiezan a ser más familiares. Poco a poco los rostros se asemejan a todas las personas que Gustave ha conocido mientras el gobernante de la cadena rota se escurre dentro de la mente de ese espectro de la música.

El lugar ha cambiado denuevo…están en lo que parece el escenario de un teatro y en el centro de este se encuentra una mujer…tan bella… y su voz aún más melódica de lo que cualquier mortal haya escuchado. Poco a poco se escucha un órgano acompañando la tonada…mientras los ecos y gemidos de dolor de una legión entera parecen ser escuchados en todo el teatro. La mujer empieza a cantar y si ves bien su rostro encontrarás en ella un semblante que Gustave conoce muy bien…su madre…Christine Daaé…



El órgano sigue tocando…le dirige una figura oscura cubierta en sombras, aunque poco a poco cual si su cuerpo estuviera envuelto en plumas de un abismal cuervo empieza a descubrir su macabro semblante. Un hombre elegante, de movimientos son uniformes y precisos es quien toca el órgano…ahí está quien alguna vez fue conocido como Erik…ahí está el padre de Gustave…

La música continúa, el teatro empieza a tomar forma… los asientos empiezan a estremecerse…y ahí ocurre…que uno puede percibir que aquellos muebles parecen estar hechos con piel humana…brazos…orejas…rostros….empiezan a brotar en cada uno de los asientos…llantos acompañan la canción…risas repiten las tonadas…el telón rojo que abriga los costados del escenario tiene el carmesí color de la sangre mientras encima de los asientos descienden cuerpos humanos…ahorcados …cada uno de ellos mirando al escenario mientras sus cuerpos se mecen por el lazo que llevan atados al cuello.

Gustave…

Una voz le llama…en un susurro se percibe a Christine extendiendo una mano a su hijo, desde el escenario parece llamarle para que se aproxime y se una al canto…Erik ya se encuentra al costado de Christine, ambos…padre y madre le observan…ella tan hermosa su piel fina y delicada como una muñeca de porcelana, él tan alto y elegante mientras la máscara que abarca su rostro parece resaltar ese semblante de padre e hijo con Gustave…

Ven hijo…regocijemos al mundo en esta eterna sinfonía…

Los cuerpos que cuelgan ahorcados del cuello empiezan a aplaudir de manera intempestiva casi motivando a Gustave a que se aproxima al escenario…en un pequeño instante…sólo por un segundo…la imagen de sus padres siendo reemplazada por la de Lázaro…aquel ser de cadavérica presencia…con ambos brazos extendidos hacia aquel que será conocido como la “Voz de la demencia”…nuevamente reemplazado por aquellas figuras paternales…esperando a que Gustave se aproxime al escenario…
avatar
Lázaro
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 112

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Marca del Lobo el Vie Feb 14, 2014 8:08 pm

Jaque al Rey










Cristine, la demente y hermosa Cristine. Criatura creada por Lazaro hacía ya tantos años y ahora, suelta por la ciudad desconociendo las razones de ser y no ser de la vida. ¿Reconoces la belleza de la noche, infame Cristine, que has dado vida a una criatura sin el consentimiento de tu amo? Pero él te ama…o al menos, eso es lo que tu mísera mente quebrada se repite una y otra vez cuando posas tus ojos diamantinos en su figura y percibes el afecto que tiene hacia ti.  Tu jamás podrás amar a alguien como Lazaro te ama a ti. Para él, eres la reina, la suprema que se sienta a su lado…o debajo de él. Oh, pobre Cristine. Si supieras que tu mente no puede ser más que la de un lazarillo suelto en medio de las catacumbas, tan quebrado como bello, como roto, como muerto.

Camina con paso lento hasta ese recóndito sitio donde ocultas un viejo secreto perdido en las bocanadas más recónditas de tus pensamientos. Laberinticos vaivenes que te llevan más y más profundo por las gloriosas calles para encerrarte en un refugio dónde aquel vástago bastardo hace la música que tu bailas. Él habla de una musa y tu sabes que no puedes ser tu. ¿Por qué no eres quien inspira la música de Gustave? ¿Por qué deseas ser tu quien la inspire? Porque en otros tiempos, antes de que la mano de Lazaro tocase un solo centímetro de tu piel, tu eras creadora de pasiones en muchos hombres ¿Lo recuerdas? Tristes ensoñaciones donde recibes la atención de todos antes de que él te arrancase lo más preciado para ti. De tu cuerpo solo tu rostro no posee marca alguna porque el resto de tu piel está lacerado por el azote del más temible de los maestros. Pero le amas…y le odias…Y le amas.

Y caminas a tu refugio con la mirada cansada, bailando el compás de una melodía que en tu cabeza resuena. ¿Dónde estás? Yendo a él. A aquel que escribe la canción de la cuál no eres inspiración. –Gustave…toca para mi. Amame cómo yo le amo a él …- susurras con tu voz infantil a medida que tus ojos diamantinos se posan en la puerta que te separa de tu pequeña creación; de tu vil mentira. Pero es entonces que tus ojos se aclaran y distingues una sombra que apoyada con la espalda sobre la madera parece estar esperando. Una mirada que al dislumbrarla detenidamente, notas que está posada en ti. Detienes tus pasos y la marca de tu entrecejo delata la incomprensión ante aquella visión. Y como si se moviese en cámara lenta, notas que mueve el brazo, apuntando con su dedo hacia ti. ¿Es Gustave? No, no lo es. Una sonrisa en sus labios y el brillo que destella en su diestra…Brillo. Tal como las joyas que arrancas de tus victimas para luego usarlas en tu infame cuerpo. ¿Por qué su mano brilla?

No alcanzas a preguntarte eso cuando, aun encandilada, un ruido ensordecedor resuena en aquel perpetuo pasillo y sientes que algo quema tu pecho, echando hacia atrás tu cabeza con brutalidad.

La muerte…Te recuerda a aquello mientras notas que el disparo de aquel abrió un temible agujero en medio de tu cráneo. Y entonces la música resuena.

-Gustave…Gusta…sigue tocando…-

Aun apoyado en la puerta, Vlad, el Romaní, sonrié ante su hazaña. Sabe que una bala no mata a un vampiro, pero duele y quema como el fuego. Ya luego se encargará de ella. Por ahora, deseaba extirpar a los hijos de su clan en las inmediaciones. Sabía que si su existencia llegase al temible Lazaro quien había despertado, no sería un buen recibimiento el que recibiría.Vlad, vampiro ruin que había vendido a hijos de la sangre como ganado, incluso a hermanos de clan y que se mostraba entre los no muertos como un Lazaro de rostro hermoso. –Así que Gustave ¿eh? – sonrió mientras giraba el arma corta en su mano y levantaba con la otra una escopeta recortada, cuyo cañón dirigió directamente a la cerradura de la puerta. Un sonido temible volvió a azotar la tranquilidad y la puerta se abrió de una patada – ¡Lamento interrumpir la melodía pero traigo un mensaje para un tal 'Gustave'! – exclamó aquel riendo, mientras paseaba sus ojos por aquellos dominios sombríos, buscando al segundo Lazaro que iba a cazar esa noche. - Creo que me cargué a su novia.-





Love to LCJUNIOR @ Caution 2.0


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Gustave Daaé el Sáb Feb 15, 2014 11:58 pm

Oscuridad... tal cual una gota de agua se esparce al caer sobre un trozo de papel, la misma oscuridad rodeó todo el lugar; Aquella cadavérica visión desaprecía de su vista, solo para que su fascinación creciera aún más. Ya había cometido el error cuando infante de temerle a la oscuridad... a lo desconocido: No cometería ése error dos veces.
Su mirada parecía perdida en aquella mano que se acercaba hacia su rostro, comenzando a ser bañado por aquél carmesí líquido... Cómo si aquella situación tuviese un significado más allá... La oscuridad le bañaba, le iniciaba en aquél mundo al cual siempre quiso pertenecer. Sus labios se entreabrieron, intentando formular palabra alguna, pero solo un suspiro escapó de éstos... Luego, aquella visión volvía a desaparecer. ¿Era posible...? ¡Un teatro...! Su mirada viajó por sus alrededores, sus pupilas achicadas de emoción y excitación observaban aquellas macabras creaciones, los cuerpos... los freaks adornando el público... gente que ha conocido también figuraba ahí...

Madamme Giry...? a un costado se encontraba Meg... Oh, pobre Meg... incomprendida... ocultada tras la sombra de la más grande voz que Gustave haya escuchado alguna vez. De pronto, la atención se centró en el escenario, una voz conocida le estremeció de pies a cabeza. Era ella... finalmente volvía a escuchar aquella voz de su madre cantando... Se quedó ahí, entumecido observando la visión que aquél cadavérico ser le regalaba... Aquella realidad que afectaba todos sus sentidos: Olor... tacto... visión... Definitivamente estaba en aquél teatro, era su única verdad.

Mamá...- Murmuró con la voz de un niño apunto de llorar, sus ojos no pestañeaban... No perdería ningún momento de aquella visión, sus ojos se encontraban totalmente vidriosos; Y fue entonces cuando el golpe de gracia se llevó a cabo: Quien dirigía el órgano era nada más y nada menos que su padre... su mentor y guía en el mundo que hay debajo...Erick, el fantásma de la ópera.

Papá...! -Gritó mientras comenzaba a tiritar, las lágrimas corrieron por su mejilla visible, al tiempo que se desplomaba de rodillas, extendiendo su mano hacia aquél escenario...Y entonces, la invitación.

"Ven hijo..." le llamaban, el momento había llegado: Padre, Madre e hijo en una eterna sinfonía perfecta... La música volvería a vivir, las emociones, la genialidad y el arte renacerían con aquella unión.
Como un niño corriendo a los brazos de sus padres luego de haberse perdido en un parque, así mismo corría Gustave hacia el escenario...Los aplausos y gritos le regocijaban en aquella nostalgia mientras las lágrimas seguían cayendo por sus mejillas, una sonrisa de oreja a oreja, cuasi maniática estaba dibujada en sus labios mientras aquellas palbras seguían siendo repetidas: "Mamá...! Papá...!"

Sus brazos se abrieron de par en par al momento que abrazaría y descansaría finalmente en los dulces brazos de Christine... cuando un repentino disparo se escuchó, y tal cual un vaso, aquél paraíso de demencia comenzó a caer... La visión de sus padres se destruyó frente a sus ojos, encontrándose nuevamente en su estudio... en total soledad.

Unos segundos de incredulidad le mantuvieron en silencio...las lágrimas seguían cayendo al tiempo que con sus dedos parecía acariciar el aire... Se habían ido... se habían ido y no sabía si volverían... Ése disparo... Ése sonido brutal resonaba en su mente... Tal cual resonó en él cuando era un niño, y vió posteriormente a su madre herida a muerte por un mismo disparo. Alguien había hecho lo mismo ésta vez... Y como un demonio envuelto en ira, su mirada se dirigió hacia la entrada que había sido violada.

"Traigo un mensaje...!"  "Creo que me cargué a su novia..."

Sus ojos se abrieron de par en par al tiempo que gritó con total descontrol.

TU...! MALDITO MONSTRUO...! ERAN MIS PADRES... NO MI NOVIA, ASQUEROSO Y PERVERTIDO ASESINO...! -Gritaba al momento que por un fugaz pestañeo sus lágrimas parecían ser rojas... como si su misma alma estuviera llorando sangre... El piano volvía a sonar solo, con la misma tonada de demencia que había sido su acompañante minutos antes... Y tal cual su padre le había enseñado, dió un salto hacia uno de los rincones más oscuros de su morada, desapareciendo aparentemente de la vista, lo último que se pudo ver fue su capa siguiéndole con elegancia.-

Dicen que la muerte es una maldición... -Se escuchó por las alturas del lugar su voz- 

Para mí es una bendición... el último regalo para crer un grand finale a una hermosa obra de teatro... -Ésta vez su voz se volvía a escuchar, pero desde una dirección contraria: Tal cual lo hizo alguna vez su padre en el Teatro que sirvió para su historia.-

Sin embargo para tí no habrá muerte... -Nuevamente su voz había cambiado de lugar, a medida que las luces del lugar y las antorchas se iban extinguiendo poco a poco.-

A tí te espera la eterna desesperanza... -Su voz ésta vez casi como un susurro, era nuevamente escuchada, al momento que un "click" se pudo escuchar en la oscuridad.-


Última edición por Gustave Daaé el Jue Mar 27, 2014 11:04 am, editado 1 vez
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Lázaro el Dom Feb 16, 2014 9:03 pm



Aquel que domina las riendas de la locura poco a poco empieza a jalar el hilo de esa trampa mental, es cuestión de segundos para que Gustave entre completamente en ese trance, pronto será un servidor más de aquel concilio de mentes, la demencia en carne viva. Pronto se engendrará en sus pensamientos  como un parásito y brotará de esa mente con la más intensa  devoción palabras para aceptarle como su maestro.
 
Gustave camina hacia él, como una presa que avanza directamente hacia la guarida donde aguarda una serpiente listo a envolverle, constreñirlo e infestar su mente con esas tóxicas ilusiones. Sin embargo algo ocurre; la ilusión repentinamente se pierde, la conexión se ve repentinamente cortada.
 
Ese cuerpo demacrado en heridas y esquelética figura repentinamente empieza a estremecer sus manos como si el fuego que tanto temen los vampiros le consumiera, las manos se retuercen cual las apéndices de un insecto, se aferran para evitar moverse mientras el resto del cuerpo físico de Lázaro no puede mantenerse inmóvil, lucha para contrarrestar los espasmos mientras de forma enmudecida una palabra escapa de sus desgarrados y ensangrentados labios

“Quién?”

Pregunta una de las mentes ante la inesperada interrupción, repentinamente el poder mental de Lázaro intensifica su atención; en un abrupto instante aquel concilio de antecesores que han dirigido la locura,  cual jinetes con agarre firme en las riendas, retoman su interés en la mente del que sería conocido como la “Voz de la Demencia”,  es fácil reconocer la mente de Gustave es facil reencontrarlo entre ese masivo torrente de pensamientos. La fruta que había sido detectada por Lázaro debido a su intensa pasión, ahora se alzaba en flamas de ira. Se ha abierto las puertas a su mente con pensamientos sanguinarioa y Lázaro no demora en intentar ingresar en sus pensamientos, como aquel sentimiento que nos abarca cuando sentimos que alguien nos observa, aquella presión detrás del cuello y la nuca.

“Quién?”

La pregunta era hablada en tono enmudecido por el cuerpo de Lázaro mientras de manera sigilosa intentaba ser espectador de lo que acontecía. Gustave seguía vivo no había duda de ello…pero qué o quién había interrumpido el trance…los líderes estaban indignados.

¡Lamento interrumpir la melodía pero traigo un mensaje para un tal 'Gustave'! –
- Creo que me cargué a su novia.-


Hay alguien más en ese lugar, la orden no demora en llegar, Lázaro invoca a los lazarillos en los alrededores los cuales reaccionan…ante un abrupto llamado

“Padre?..eres tú padre?”

“Liberador..permíteme hacer tu voluntad….”

“Dame tu orden padre!!!sólo pide!! Y  será cumplido”…


Preguntan los lazarillos pero repentinamente bajo un fuerte estremecimiento…todos se mantienen en silencio…como si hubiera recibido un mensaje…todos observan en la misma dirección con una coordinación digna de aquellos cuyas mentes mantienen una conexión mental con el padre

“Encuéntren…capturen”

Los lazarillos empiezan a correr en la dirección que  Lázaro ordena, algunos gritan y otros se estremecen de orgullo de poder cumplir una orden de su padre. Están lejos aún, por alguna razón no hay lazarillos en las cercanías a Gustave…seguramente cayeron víctimas de Vlad. Pueden imaginar lo que siente aquel que ha gobernado ese enjambre demencial por tantos siglos y ahora su voluntad es negada por un extraño?...acaso creerá que es Raphael?  Que vino como un espectro a vengarse de él y saborear el disgusto que retuerce su lacerado cuerpo?

Los lazarillos rodearían la ubicación de Gustave…era primordial saber quién es este atacante.

Lázaro medita en poseer el cuerpo de Gustave, pero en el proceso el atacante podría acabar con el  “fruto”…no…no es el momento,  Gustave podría oponerse, Lázaro debe verse como el salvador. Intenta observar ...calcular el momento adecuado para interceder ..como un aura que invade a Gustave, intenta ver lo que sus ojos miran…oir a través de sus oídos…y atestiguar lo que ocurre…Lázaro no va a perder este hijo…este fruto…esta herramienta…este peldaño que le ayudará a alcanzar sus más retorcidos objetivos.
avatar
Lázaro
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 112

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Lázaro el Lun Feb 17, 2014 12:07 pm

OFFROL: Post editado, espero que sea de su agrado y les esté divirtiendo la trama.

avatar
Lázaro
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 112

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Marca del Lobo el Lun Feb 17, 2014 1:36 pm

Jaque al Rey









¿Sus padres? Durante aquel alarido de furia que no mueve siquiera mínimamente los músculos faciales del ruin Romaní, solo un pestañeo parece responder a aquellas palabras cargadas de dolor y odio. Y así como quien dice algo, cual niño que busca cubrirse de alguna travesura, rompe en una carcajada sonora y carga la escopeta recortada en su hombro zurdo – Ops …-  responde para luego agregar una oración macabra formada en su pérfida mente – Haría un chiste de madres ahora, pero te veo un poco susceptible. Bien, déjame hacer algo para compensar mi error…Voy, me tumbo al cadáver de tu madre y puedes empezar a llamarme ‘papá’ – exclama y eleva una risa sonora mientras mueve hábilmente la escopeta al frente sabiendo que aquella voz  que se mueve por todos lados tiene que tener un dueño. Y ese dueño una ubicación. Solo debía llegar a él. Un disparo de escopeta en la cabeza y zas, no había poder reparador que le acomode los huesos de su sucio y podrido cráneo. Luego haría lo que había amenazado. Esa hermosa fierecilla loca que estaba en la entrada podría dar una que otra fiesta antes de ser enviada con su hijo o lo que sea.

-Gustave, no te sulfures…Solo quiero hablar. ¿Qué tal si…? – empezó a decir en la inmensa y peligrosa oscuridad. Pero apenas sintió el sonido del ‘click’, claro como el golpeteo de unas gotas podridas de agua en el suelo, Vlad se volteó y dirigió su arma hacia allá, apretando el gatillo con maestría y disparando al sitio, siendo la respuesta un instante de luz en medio del teatro. Sacó su lengua y con esta delineó sus propios labios en una mueca grotesca y sádica – ¡BAM! ¡Dime que te di! – gritó dando un salto en su sitio y buscando ver algún vestigio de su victima en el suelo.







Love to LCJUNIOR @ Caution 2.0


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Gustave Daaé el Lun Feb 17, 2014 5:32 pm

Nada podía ser escuchado en aquél momento, incluso el piano con aquella demencial melodía se había detenido, las luces habían desaparecido, el momento pasaba fugaz: Un click, luego la centelleante luz del disparo en aquella dirección, no hubo respuesta alguna a sus bípedas palabras, sin embargo, una vista un poco más clara habría sido capaz de denotar como una cuerda de piano, tan firme e invisible si no se presta la dedicada atención ahora se encontraba colgando sin nadie que la sostuviera, de la palanca que anteriormente había hecho "click". Pero... ¿Qué era ese click? Las milésimas de segundos que duró aquella situación dieron la respuesta rápidamente. Un lazo caía justo en la ubicación del Romaní, con la rápida e infalible intención de ahorcarle; en el preciso momento que éste como un maniático disfrutando de una cacería, celebraba su inminente victoria... Craso error... Oh, terrible error quedarse detenido en un mismo lugar, en un escenario que no se conoce... sin vista de tu presa muerta, ni menos aún de a quién te enfrentabas... El genio de los artificios y el arte entonces pudo ser escuchado nuevamente, sin embargo su voz ésta vez parecía venir de todos los angulos al mismo tiempo -La acústica y el rebote del sonido provocaba que, a diferencia de antes, se escuchara su voz de forma omnipresente.-

Primero... el cadaver de mi madre no está acá, se destruyó con tu disparo de muerte al entrar acá...!

¡Segundo...! -Un nuevo click se escuchaba- Quieres ser mi padre...!? ¡ENTONCES DIME, PADRE...! POR QUÉ HAS OLVIDADO MANTENER TUS MANOS A LA ALTURA DE TUS OJOS...!?

-Su risa extasiada, totalmente bipolar entre llantos e ira pudo ser escuchada en todas las direcciones- 

Rise your hands at the level of your eyes...!! -Gritaba con armoniosa melodía, una melodía que hacía ahínco a la forma en que su padre Erick y la forma de ahorcar a la gente le caracterizaban.-
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Lázaro el Jue Feb 20, 2014 1:37 am


 


 
Impresionante no hay duda de ello, los ancestros que infestan aquel cuerpo cadavérico no se equivocaron al tener interés en aquel vampiro que oculta parte de su rostro bajo una máscara, Gustave será un hijo de la sangre y esgrimirá la cadena rota como su estandarte…no hay duda de ello…llevará en alto el emblema de los lazarus…todo en nombre de su nuevo “padre”. Gustave había logrado hacer frente a su invasor, de la misma manera que una rata es capaz de hacer frente a su enemigo cuando se le tiene acorralada,  en esta ocasión el futuro hijo de la locura había logrado maquinar una forma de intentar terminar con la existencia de ese atacante, aquel hereje de la locura. Lo que es más su actitud se basó en una ofensiva más que una defensiva.

Sin embargo, Lázaro tiene otros planes en mente: no va a permitir que tan prometedora herramienta termine bajo las órdenes de alguien más, siguiendo sus propios instintos o en el peor de los casos termine como uno de los hijos perdidos que no han tenido la suerte de beber de ese eterno manantial que el liberador de mentes siempre ofrece, su demencia. Es el momento de interceder, los líderes anteriores, aquel concilio de mentes que habitan aquel cuerpo bañado en agonizantes heridas se desliza en dos direcciones. Por una parte el omnipresente ser intenta ingresar en la mente de Gustavede una manera sutil, aprovechando su enojo y demencia para hacerle perder concentración, poco a poco incitando a que libere las cuerdas que sostienen a Vlad en un aire de autoconfianza…así es primero debe existir ese sentimiento de supremacía…de autosuficiencia….

“Suéltale…no debe morir aquí…le harás pagar por lo que te hizo…lentamente…no le dejes morir ahorcado no aún…”

Por otro lado infesta la mente del que pudo haber sido uno de sus seguidores….pensamientos de ira..venganza y un ego herido…

 “Hiérelo”…”Lastímale”…”Véngate por la vergüenza que te hace pasar…este fenómeno ha de sufrir…lentamente…no le mates..oh..no aún no…”.

De resultar Gustave herido en ese estado de autosuficiencia…sin duda habría esa extraña sensación de incapacidad y debilidad, aquel shock que hace retemblar nuestra mente, aquel que nos pone en un estado de shock y duda al ver que las cosas no resultan como lo deseamos.
 
Todo lo que ocurre se engendra desde una simple y calculadora intención…Gustave debe recurrir a Lázaro…debe aceptarle como su maestro y gobernante…y para eso lentamente traza en este retorcido lienzo de pensamientos  la que sería una escena digna de su “oportuna” aparición……si no es el caso..será mejor eliminarle…cierto?...si no se arrodilla ante aquel que le permitió tener la sangre de su nueva existencia…deberá ser ultimado…si no obedece a su escencia el que dirige las riendas de esos eslabones rotos…será mejor borrarle…evitar que su pobre mente viva en la agonía de no conocer a su “padre”…

Hay lazarillos corriendo en dirección a Gustave, cada segundo más cerca, cada momento a menor distancia de su objetivo, Lázaro observa la escena desde todos los ojos que están a su disposición, es público y director…es espectador y también ejecutor, como aquel que mueve los hilos de las marionetas, el articulador de tan macabro y tan arbitrario desarrollo de sucesos tiene un simple y primordial objetivo: tener a su favor una de las mentes más obedientes y apasionadas que pudiese existir…su mensajero…la voz de la demencia…
avatar
Lázaro
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 112

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Marca del Lobo el Jue Feb 20, 2014 2:25 pm

Jaque al Rey









‘Click, click, click’

Maldito ser de la oscuridad, podrido de forma y alma. Una razón más para odiar a esas ratas de alcantarillas y detestar no haber sido abrazado por un Donovan que, al menos, poseen dinero que gastas. Pero mientras sus ojos se enfocaron y vieron que nada había donde él había disparado, el Romaní se volteó enfurecido y comenzó a pensar en lanzar disparos al aire cuando, de la nada, una fuerza descomunal se apoderó de su cuello, elevándolo unos centímetros del suelo , sofocándolo con la fuerza de mil puños. Oh, de estar vivo, eso seguramente lo habría desnucado. Habría desencajado su columna de la parte trasera de su cráneo y lo habría vuelto una asquerosa marioneta. Pero era un Lazaro, peores cosas había sufrido…Bueno, nada similar a un tiro en la cabeza como le sucedió a la bella mujercita que echaba parte de su de por sí, faltante cerebro en la entrada del teatro, pero sí, a Vlad le habían pasado cosas.

Mientras su cuerpo se mueve de adelante hacia atrás, aun sujetado por el cuello, nota que había perdido la escopeta, la cual cayó justo debajo de él. Su mirada de nubla…Malditos sentidos que empiezan a fallar cuando algo impide que funcionen.  ¡Los vampiros en los libros son mejores que lo que él está viviendo! Leyó sobre el vampiro de Nueva Orleans que podía soportar hasta el fuego y que luego de beber sangre se reanimaba. Sabía que los Lazaro podrían hacer algo así pero Vlad amaba demasiado su rostro para siquiera intentarlo. También leyó sobre esos vampiros maricas que tenían dones especiales y que parecían trozos de brillantina andante. Maldita literatura…miente tanto…

Mientras divagaba en esas cosas, su mano diestra sacó la pistola con la cual había disparado a Cristine y, sin dejar de mecerse, de adelante hacia atrás, la elevó al aire, buscando dirigirla a la cuerda que le sostenía.

Un disparo…

Seguía atado. Había fallado.

Dos disparos…

Y con eso sintió un empuje que lo lanzó hacia adelante, chocando torpemente sus pies con el suelo  y luego girando su cuerpo en éste mientras buscaba quitarse con las manos la cuerda de su cuello. La risa aturdía todo a su alrededor y eso provocó que cada centímetro de su infame ser se llenase de una furia contenida. - ¡Papá te ordena que salgas de las putas sombras y pelees como un hombre! –exclamó, elevando la pistola al techo del teatro, buscando la silueta que aun quería ocultarse de él en las sombras. Pero entonces, la visión espectral de tres seres horribles hizo que Vlad se retorciese de asco y repulsión. El hedor que llegó a su olfato, la desgracia que cayó sobre sus ojos. Otros habían llegado…Y si esos eran camaradas de Gustave, así como si no lo eran, iban a superarlo en número…y posiblemente…No importó que corriesen hacia él o no. El desprecio que sentía por esas marionetas del supremo desgraciado era superior a cualquier otra cosa. Desprecio o ...¿Miedo?

-No…no…-exclamó y con furia dirigió el arma al frente - ¡No seré como ustedes! – gritó, disparando cuatro veces a esos asquerosos y demoniacos hijos de su propio clan. Aquel clan que le asqueaba, mientras se volteaba para buscar una salida antes de verse acorralado por el maldito enmascarado o por más de esas asquerosas criaturas.







Love to LCJUNIOR @ Caution 2.0


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Gustave Daaé el Dom Feb 23, 2014 5:42 pm

¡Hahahahaha...! -Su risa maniática resonaba por todo el lugar mientras podía apreciar el cuerpo meciéndose de aquél ser que había destruido su tan esperada reunión con sus padres; Escondido entre las sombras ya había activado una segunda y última trampa en aquél escondrijo que utilizaba para hacer su música... Probablemente en el futuro serían decenas de artificios más los que rondarían aquél estudio, sin embargo en ésta época específica, los inicios del maestro del arte no daban para mucho más, el tiempo había sido poco desde su llegada. El segundo "click" había sonado... una trampa preparada para que, aquél que fuese ahorcado con su lazo, cayera finalmente en un profundo foso, y ahí esperar las mil y un formas en que éste ser de la oscuridad podría dar fin a su existencia... Lo veía ahí colgando de la soga y casi podía sentir el placer de torturarle en ése foso; Sus manos se dirigían a la palanca que detonaría la última trampa cuando una voz hizo aparición en su mente.

Huh...!? -Sus manos se detenían, mientras aquella voz le decía que no le matara aún-

Pero... pero él merece morir...! -Se arrinconó contra una pared aún cubierto de sombras y susurraba en aquella conversación que al parecer, tenía solo consigo mismo.-

El los separó... debe... -Murmuraba como un niño entre sollozos y éxtasis, cuando de pronto todo aquello fue sustituido por una sonrisa macabra.- Ahora comprendo... -Dijo mientras la yema de sus dedos recorrían la fría y suave textura de su máscara.- ¡Ahora comprendo...! -Se puso de pie y caminó hacia uno de los bordes de aquellas vigas que sostenían su cuerpo en las alturas.-  ¡Así que la rata se ha liberado de su trampa...! -Gritó entre risas mientras observaba a aquél invasor empezar a perder poco a poco su tranquilidad... ¿Por qué?. La respuesta no se hizo esperar demasiado... Más seres de la noche, engendros podridos y demacrados, hijos de lázaro hacían aparición en el lugar... y al parecer, sacaban de sus casillas a aquél intruso.-

Esas formas... ¡La belleza de lo que hay debajo inunda mis aposentos...! HAHAHAHA...! -Volvió a reir de forma maniática mientras daba un salto de una viga a otra, apreciando desde una mejor perspectiva el rostro del romaní.-  ¿Tienes miedo...!? ¡Vamos gritalo...! Tienes miedo "Padre"? HAHAHA...! ¡Cuidado atrás...! Cuidado atrás...! -Decía desquiciadamente al momento que daba un salto hacia el pasillo que recorría toda la segunda planta y corría por éste, su capa le seguía con elegancia. Al llegar a uno de los bordes de aquel pasillo, dió un ágil salto y se sujetó de una de las cuerdas que habían ahí... Comenzando a bajar a la primera planta sujetado a aquella cuerda. Mientras éste bajaba... algo subía en algun otro lado ¿No es así...? La mente del hijo del fantásma... de la futura voz de la demencia maquinaba a todo instante. Jamás terminaba de componer la sinfonía para aquél grand finale llamado "Muerte"...
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Lázaro el Dom Mar 02, 2014 1:42 pm




Por aquí!...por aquí!...OH NO ….es la hermana Cristine….es la hermana Cristine! …OH HERMANA…QUÉ TE HAN HECHO!?

Dice uno de los hijos de la locura con pensamientos similares a llantos, es una mujer con traje de mesera, minifalda negra y camisa, su vestimenta da a entender que fue convertida ya hace un tiempo atrás, las manchas de sangre, la mugre, la húmeda textura de la ropa da a entender que ha vivido en las alcantarillas por un largo tiempo; se aproxima a Cristine, trata de ver su herida…trata de contemplar con curiosidad si sigue consiente….parece seguir “viva”. Su mente es aún tan frágil y volátil, violenta y arraigada a las inseguridades del humano. Estos hijos se les conocen como “Agujas”, violentos, explosivos, poco a poco perdiendo más de su humanidad a cada paso aceptando esa tóxica verdad.

El siguiente lázaro en ingresar ni siquiera habla…su rostro tiene impulsivos giros hacia los costados, su rostro genera gestos grotescos, sus ojos vacilan sin sentido, se arrastra en manos y pies; casi como un perro. Sin embargo repentinamente su mirada vuelve a retomar los gestos casi cándidos de un niño mientras parece tomar un profundo respiro…como alguien que ha estado sumergido en el agua sin oxígeno.

“Qué…qué hago aquí?...”

Pregunta entre toces  con palabras mientras mira a su alrededor, pero lo que más le perturba es saber que está desnudo. Lo único que abriga al joven que parece estar en sus veinte años es aquel río carmesí que ha manchado su cuello y pecho. Un neonacido, un sellado.

“QUÉ…QUÉ ME HA OCURRIDO…esto es una pesadilla…primero me secuestran…y luego…”

El muchacho parece desear subir la voz mientras siente algo en su cuello…es una cadena…

 “La voz… tienes suerte…mi hermano….has recibido un honor impresionante a pesar de haber renacido hace poco….nuestro padre…ha llamado”

Dice el tercer lázarus en ingresar, su mirada es más intensa que la de los otros dos,   su traje asemeja al de un policía…avanzando con zapatos lustrados  y brillantes que parecen no asemejar la vida de alguien que se oculta en las catacumbas…su mano sostiene firmemente la cadena que dirige al otro lazarillo. Dos anillos brillantes adornan los dedos de su mano. Umbral…ese es el nombre que reciben estos hijos de la demencia, se encargan de orientar a los recién convertidos...cada uno de su singular y particular manera…

“Padre, hemos llegado ….hemos encontrado a la hermana Cristine….”

Los liberados son después de todo los más famosos lazarillos en el clan, no existen jerarquías pero sin duda se les considera como los “hermanos mayores” de ese singular familia.

“Investiguen….mis hijos…quién busca herir a sus hermanos….?”

Los tres seres nuevamente parecen poseídos…una fuerza superior les motiva a ingresar. Sin embargo algo parece haber incitado la ira de Lázaro...Cristine está involucrada en todo esto? ...acaso ...ella ha ocultado a este fruto tan singular de la presencia de su padre?....

“Se hará tu voluntad….liberador”

Responde en pensamientos aquel vampiro que viste el traje de policía…su mirada es meditabunda…casi posesionado por la voz que habla en su mente…aquel “Umbral”…pronto empieza a avanzar

“Qué…QUÉ FUE ESA voz?!”

El joven aún desnudo vuelve  a retorcerse…se arrastra nuevamente cual sabueso jalando de la cadena que le limita en movimiento mientras ingresa primero en la habitación…

La tercera en ingresar es la camarera…su mirada llena de enojo e ira incontenible …sus sentidos se agudizan y es entonces cuando perciben a aquel joven...Vlad…su semblante carece de toda marca característica de su estirpe mientras desliza de una liga que lleva amarrada en el muslo lo que parece ser un pica hielos e ingresa con más sigilo que los otros dos.

-No…no…-
 - ¡No seré como ustedes! –


El “sabueso” finalmente se suelta de su cadena mientras avanza de brazos abiertos contra Vlad…gruñe mientras con fauces abiertas intenta devorar al romaní…pero pronto es recibido por aquellos cuatro disparos… hay quejidos y gruñidos…una de las balas atraviesa ese cuerpo desnudo y le abaten dejándole postrado en el piso…su pierna reacciona por un nervio sentido…la sangre empieza a desbordarse , sus dedos parecen reflejar la manera en que el joven muchacho se aferra a su nueva no vida…no entiende lo que ocurre…y tal vez nunca lo sabrá…

“Uurrrghhh…ayuda….me…….”

Sin embargo el policía no demora en aprovechar la situación y extiende la mano adornada con anillos hacia Vlad….

“No te muevas…”

Comenta avanzando unos pasos más…. se mantiene atento a cualquier reacción del Romaní…mientras usa todo su poder mental para ejercer una fuerte presión sobre Vlad…

“Tienes derecho a permanecer callado….todo lo que digas…podrá ser utilizado…en tu contra”

La frase vuelve cada vez más intensa la presión mientras la camarera desahoga un llanto adolorido a medida que intenta asaltar a Vlad por un costado, con una de sus manos intenta mantenerle un brazo contenido mientras con la otra busca punzar el pica hielos directamente en su espalda.

“POR QUÉ?!...POR QUÉ LA HAS MATADO!?....ASESINO!!!......ASESINO!!!!!!!!!!!!!!!”

Grita la muchacha aún descontrolada …su poder mental es distinto al del oficial, ante los ojos de Vlad tal vez la muchacha se veía de una manera más terrorífica de lo que era, tal vez ni siquiera la observaba en la ubicación donde realmente se encontraban mientras intentaba arremeter más de una vez sobre Vlad intentando punzar algún punto en su médula y si nadie le contuviera continuar desbordando esta incontenible furia sobre el romaní hasta que su sangre pinte el piso.
 
Es en ese instante donde el “sabueso” que yace desnudo en el piso…con orificios de bala cree haber visto algo en el techo…una figura oscura que se mueve…su dedo tambalea…no puede hablar …sin embargo una fuerza le obliga a alzar la mano…y apuntar…de advertir sobre la presencia de otro individuo en la habitación.


“Hay…alguien más….en la….habitación…”

Dice el “sabueso” increíblemente esta vez usando su poder mental..no con palabras sino con pensamientos….alertando a sus hermanos…




El oficial gira el rostro en dirección a la oscuridad, no ha dejado de ejercer presión sobre Vlad; sin embargo confía de que la camarera ya habrá hecho suficiente daño como para poder ultimarle.

“Buen chico…. “

Dice en respuesta  a la reacción del  “sabueso” con palabras…

“Sé valiente…hermano…”

Anuncia esta vez en pensamientos al  “sabueso” que aún yace en el suelo…

“Estás teniendo un honor que muy pocos disfrutarán…estás dando tu existencia para cumplir la voluntad del padre”

El lazarillo abatido por las balas parece aún no darse cuenta que ya no es un humano…y nunca más lo volverá a ser. El oficial parece observar el nivel superior de la habitación sin dejar de ejercer presión sobre Vlad.

“Padre…alguien más está en esta habitación…”

Esas son las palabras del oficial….sin saber que está jugando una escena articulada….Lázaro sólo espera…contempla….observa….prepara esa fina telaraña con paciencia
avatar
Lázaro
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 112

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Marca del Lobo el Mar Mar 04, 2014 4:12 pm

Jaque al Rey










Tal como Babilonia había caído en desgracia, la soberbia de aquel vampiro lo había llevado a la desdicha. Cayó en una de las trampas que lo dejó sumirse en la más completa y terrorífica oscuridad, mientras el aire nauseabundo a humedad y miedo llegaba a sus fosas nasales como hedor insoportable mientras miles de voces que bien podrían ser tres chocaban en sus oídos. Vlad había logrado echar hacia atrás a uno de sus perseguidores, sintiendo el aroma podrido de su sangre caer sobre su rostro ahora asustado, pero rápidamente otras manos le sujetaron.

¿Qué harás ahora mientras los lazaro te devoren? O peor ¿Qué harás mientras ellos hagan mil y un cosas para destrozar tu precioso rostro, aquel que luces orgulloso? Espera …¿Qué han dicho? ¿Ellos hablan con alguien? ¿Dijo…’voluntad del padre’? Esa sola frase hizo que el Romaní entrase en un estado de desesperación. Desarmado como estaba, histérico como estaba, ahogado y fuera de sí, buscó sacarse de encima las manos que caían sobre él mientras emitía alaridos de claro terror - ¡NO! ¡NO ÉL! ¡ÉL NO PUEDE  VERME! .- chillaba desesperado mientras sus ojos caían en la más completa oscuridad. Él había sido ajeno a ese ser primero del cual varios le habían hablado. Él había sido completamente indiferente a ese que otros llamaban ‘Padre’. Y aun así, en sus pesadillas, veía aquella lejana silueta negra que buscaba en los confines de la nada, casi como si existiese en su mente a pesar de su voluntad. Vlad se había cerrado a Lazaro y temía…en el fondo de su alma, en lo más profundo de sus entrañas, temía que eso le fuese a costar caro – Padre…padre por favor…¡Padre, por favor! ¡No soy más que tu hijo prodigo! – gritaba a la nada, aun sostenido por las manos de aquellos que él no distinguía en medio de su terror. No había notado que ahora quien se acercaba no era Lazaro, sino aquel ser enmascarado a quien, ironicamente, él había tratado de dar caza.









Love to LCJUNIOR @ Caution 2.0


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Gustave Daaé el Jue Abr 24, 2014 3:50 pm

Si... definitivamente la oscuridad y belleza ocultas me han visitado... -Decía con armoniosa voz mientras caminaba hacia el lugar, observando ya totalmente ido, destrozado mentalmente a quién le había atacado, y había destruido aquélla reunión que tanto había esperado. Sus verdozos ojos observaron a aquél trío extraño que le atormentaba, más no le llamaron la atención... Un enemigo de tu enemigo, es un gran potencial para ser tu aliado...-

¿Estás asustado, maldito asesino...? -Sus ojos se abrían casi desorbitados y una sonrisa macabra se dibujaba en sus labios, al momento que lentamente se sacaba su máscara, y se acercaba aún más hacia aquél pobre desgraciado, mostrándole el hedor, la podredumbre, los trozos de carne podridos y colgando que adornaban aquella mitad de su rostro... Su máxima obra, su verdadero legado... el hijo de Erick, el fantásma de la ópera...

No debes estarlo... -Se arrodilló entonces, y sacó desde un escondrijo entre sus botas, la misma daga con la que tiempo atrás desfiguró su propio rostro.-  Yo te haré conocer el verdadero significado de belleza...Y tus gritos adornarán para siempre mis creaciones... ¡ÉSE SERÁ TU CASTIGO! HAHAHAHA...! -Comenzó entonces a reir, mientras sus ojos permanecían fijos en él, perturbándole mentalmente con su rostro, aprovechando la debilidad emocional y mental del mismo para adentrarse en sus más profundas emociones y sentimientos... dar rienda suelta a la cadena rota que heredó gracias a su padre... La manipulación mental y...más allá aún, aquél regalo único de a quién ya consideraba como su padre... Aquélla macabra y esquelética aparición que fue capaz de entregarle a su padre y a su madre...aunque fuera por unos momentos, Lázaro.-


¿¡Tienes miedo...!? ¡Vamos... GRITA... GRITA PARA MÍ! -Reía nuevamente, mientras acercaba aquella daga hacia el rostro del mismo para intentar así comenzar a cortarle y desfigurarle de igual forma, abusando mentalmente de la debilidad repentina que invadía al pobre bastardo... y conociendo finalmente el don de la cadena... Aquél don que llamaría simplemente...Pasión.-
avatar
Gustave Daaé
HIJOS DE LAZARO
HIJOS DE LAZARO

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Pecado de Cristine

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.