Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Vie Ago 30, 2013 1:15 am


La noche, un estado del mundo que ha provocado el nacimiento de grandes mitos y leyendas, la cuna del misterio y el enigma...Precursor de los miedos y pesadillas.
Enemigo natural del astro rey, mientras que la luz entrega un falso sentimiento de seguridad a los mortales, es la noche la que a lo largo de la historia se ha encargado de encarnar los más terribles miedos de la humanidad, lamentablemente... muchos de ellos son ciertos.
Es bajo ésta circunstancia, la temida noche que una silueta ensombrecida por los incontables árboles que formaban un fornido bosque se desplazaba, ágil y segura, sintiéndose abrazado por la misma oscuridad que reinaba en aquél lugar, siendo bañado de vez en cuando por los plateados rayos que la luna lograba inmiscuir entre los arboles, alumbrando así su pálida tez y sus cristalinos orbes, los cuales resplandecían de forma notablemente sobrenatural.


Una linea de circunstancias le habían llevado a aquella situación: le fue informado por uno de sus superiores de que se había registrado cierta presencia de lupinos en aquél bosque, aunque no estaba confirmada, no podían asegurarlo, y por ende el mandar un grupo de vástagos a revisar no era opción. Debía ser esa noche, debía ser silencioso, debía ser sigiloso... un grupo mayor llamaría la atención... aquél vástago que ya poco a poco comenzaba a ser reconocido, no por su rostro, no por quien era... sino por la inicial escrita con el filo de sus armas en los cuerpos moribundos de sus enemigos: "D".
Él sería el elegido para inmiscuirse aquella noche en los bosques, se pondría a prueba sus habilidades, una posibilidad de hacerse escuchar una vez más no le vendría mal...Además, en caso de encontrarse con algún enemigo, su katana ya llevaba unos cuantos días sin saborear aquél carmesí líquido, pensó.


Pisadas, pisadas que no eran propias detuvieron su andar, su mirada atravesó rápidamente el campo posible de visión, y fue entonces que de un sigiloso y rápido brinco se ubicó tras unos árboles y matorrales. Entre aquellas hojas su mirada podía observarse, acechante, calculadora.


Uno...dos...tres. No bastaron más de tres segundos para que una silueta inhumana pasara por el campo de visión del vástago...Aquellas pronunciadas fauces, un pelaje plateado cubriendo su cuerpo, no parecía buscar nada, y la luz de la luna le alumbraba perfectamente. ¿Luna llena? Uno de ésos detalles que debió tomar en cuenta antes de aceptar la misión, el peligro acechaba, pero ante aquella situación, una sonrisa calculadora y sarcástica se dibujó en sus labios dejando ver ligeramente la finura de sus colmillos.
Sus cristalinos orbes permanecían fijos en aquél lupino...¿Estaba solo? conocía que por lo general se movilizaban en manadas, quizás estaría haciendo un simple recorrido de vigilancia... La situación no daba para pensar mucho, menos cuando aquél ser pareció mover aún más la zona de sus narices, olfateando...para luego, girar rápidamente su semblante hacia los arbustos en los que Dennan se encontraba, denotándose de inmediato como el rostro de aquella bestia se tornaba agresivo, arrugándose totalmente su lobesno rostro, y sus dientes se mostraban amenazantes.


Tsk... ésto ya no es bueno... -Murmuró al tiempo que sus manos se dirigieron hacia su cintura, por dentro de su larga gabardina negra de cuero, sus dedos palparon la funda y mango de su katana, preparándose así para desenfundarla, se mantuvo en aquella posición-


Aquellos segundos de tensión se alargaron y se hicieron sentir como si hubiesen sido minutos, hasta que la fuerte pisada del lupino demarcó el inicio de una carrera hacia la posición del vástago, sus pisadas sonaban fuertemente contra la hierba del bosque, y finalmente se abalanzaba hacia los arbustos que ofrecían un falso resguardo al vampiro.


-Sin murmurar palabra alguna, si silueta rápidamente salía de un salto hacia un costado, girando sobre su propio cuerpo en los suelos para así generar una vuelta propicia, y ponerse de pie a la defensiva, observando fijamente a aquella bestia, la sonrisa de la criatura de la noche no se había borrado-

Hey... pero que agresivo, así reciben a los huéspedes...? 
-Dijo con un tono burlesco, mientras su siniestra se mantenía sosteniendo la funda de su katana, y su diestra se mantuvo cercana siempre al mango de ésta- ¿Donde quedó el "Hola, buenas noches"? -Terminó así su frase, sin moverse un solo centímetro aún-


Tu clase nunca será bien recibida...Migraña -Dijo aquél lupino de forma apenas entendible, parecía más un gruñido que palabras, sin embargo el agudo oído del joven, sumado al apócrifo silencio del lugar, ayudaron a que la comunicación se llevara a cabo. Expresadas aquellas palabras, se volvía a lanzar contra el vástago sin pensarlo dos veces, sus amarillentos ojos se mantenían clavados y fijos en la silueta de éste, y de forma bestial extendía sus garras directamente hacia el cuello del "joven" buscando atravesar carne y rasgar, para así imposibilitarle y aniquilarle-


Tan típico... -Bufó al tiempo que con elegancia y rapidez dió un giro de 360 grados sobre su propio eje, provocando así que el ataque rival pasara por un costado, conocía sus potencias, conocía sus ventajas... y aquél movimiento entregaría exactamente lo buscado: Desenfundó su katana rápidamente con aquél giro, lanzando un corte horizontal directamente hacia la nuca del lupino, la fuerza del giro más su propia fuerza haría el resto... No le gustaba desenfundar su katana tan rápidamente, después de todo la "Katana muerta" aveces podía ser un problema, y el momento de desenfundar debía ser siempre una muerte, al menos así le gustaba... Que el hecho de desenfundar su katana marcara un antes y un después...Y así fue.

La cabeza del lupino viajó por los aires, a medida que el cuerpo de Dennan comenzaba lentamente a ser ligeramente manchado por las gotas de sangre que salían de aquella macabra escena, su agrado habría sido mayor de no haber sido por un "pequeño" gran detalle: El aullido agónico de muerte de aquél lupino estremeció todo el bosque.


Pero que hijo de...-Dijo al tiempo que su mirada observó a sus alrededores, y de forma rápida, con la punta de su katana escribía la inicial "D" en la carne de la espalda de su caído rival al lado de el numero "I" en romano-
Bien...supongo que ya me basta para decir "Si, hay lupinos"... -Soltó una ligera risotada al tiempo que pasaba por encima del decapitado cuerpo y comenzaba a correr rápidamente hacia la salida del bosque-

"Es muy probable que otros hayan escuchado aquél alarido...Espero no hayan estado tan cerca como para alcanzar a darme caza..." -Pensaba mientras en aquél correr daba un rápido agitar a su katana, sacudiéndola así de la sangre, y posteriormente la enfundaba, su negra, lisa y larga cabellera ondeaba danzante tras él con cada paso en su correr, mientras que sus cristalinos ojos se mantenían fijos, atentos a cualquier movimiento: Ya lo había entendido, se encontraba en territorio enemigo y ahora solo debía enfocarse en sobrevivir... e informar.
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Galliard el Vie Ago 30, 2013 3:58 am


Desde tiempos inmemorables los hijos de Gaia habían abandonado a los hombres a su propia suerte, alejandose de ellos y su escencia ingrata contra la naturaleza, hasta que finalmente dejarón de existir para ellos, convirtiendose en capitulos y leyendas de su folklore. Lejos de los hombres, las tribus de la Luna florecieron lividamente en la depresión de los bosques, mimetizandose con sus bestias para que el ojo de los humanos jamás pudieran redescubrirlos. Cuando las antiguas tribus tomarón esta decisión jamás intuyeron la capacidad de los hombres para transformar su entorno, y las consecuencias a las que las tribus actuales tenían que hacer frente.

En menos de 500 años Galliard había visto sus majestuosos bosques reducirse a menos de la mitad, la expansión del hombre empujaba peligrosamente un enfrentamiento de razas. Las ciudades en expansión no solo ganaban terreno para los hombres, sino también para los vampiros que se esconden bajo su mascarada humana. Está realidad, este giro imprevisto en la guerra solo dolía a los hijos de la luna y a sus santuarios en evidente decadencia.

“Evolucionar o perecer“ Meditaba el veterano Colmillo Blanco, en frente de un calido fuego en medio de la hondonada. Sus ojos se perdían en el balancear de las flamas, buscando en ellas una visión.- ¿Que debo hacer Gaia? – Podía sentirla, ella estaba en todos lados, desde ese viejo tronco seco en el que estaba sentado, hasta en el viento que mecía las hojas secas por el otoño. Pero su murmulló era cada vez más debíl, el aliento de la naturaleza se debilitaba... Gaía ya no se comunicaba con él como lo hacía durante su infancia, y eso lo desconcertaba: ¿Su Diosa estaba muriendo? O Tal vez él había caido de su gracia.


Ya ni siquiera las profecias estaban a su favor, recientemente uno de los viejos chamanes del grupo había lanzado las tabas para leerle la fortuna, y lo que escuchó de los labios del antediluviano hechicero sólo había logrado enardecer su furia. “Un viejo lider fracasara, y cuando el momento sea más oscuro, un inpensado campeón nos guiara hacia un nuevo amanecer“ ¿Era Fenrir la figura de la profecia?, la sagaz lider Aia colmada de sabiduria ¿O sería acaso Likaos? El cachorro padre de una camada que aprendió a caminar en el mundo de los humanos.

Nunca en su vida había estado más nublado, acorralado entre el destino y el presente. Su decisión debía ser precisa, todos los Ardwolf dependian de él.

En ese justo momento el aullido funebre de uno de sus cachorros lo sacó de su ensimismamiento. Aquello no significaba nada en el lenguaje de los hombres o de los vampiros, pero entre las bestias lupinas era una advertencia y una despedida. Su rostro se alteró en una mueca despavorida de rabía infinita al mismo tiempo que aullaba en respuesta, saturando el bosque de una manera fantasmal con su bramido de guerra.

Tomó su espada por la asidera, y salió corriendo a una velocidad inhumana. Se abrió paso con violencia, quebrando la hierba de los matorrales con su cuerpo, arrastrando por  el forraje una espada descomunal que ningún hombre mortal podría levantar.- ¡Agh! –Sus alaridos constantes se hacian escuchar, hasta que finalmente pudo olfatear al invasor. No tardó absolutamente nada en encontrarlo con su mirada; sus ojos de lobo podian distinguirlo perfectamente huyendo entre las sombras de la noche.

¡¡Wyrm!! –En sus antiguas leyendas los hijos de la luna hablaban de una escencia maligna llamada el Wyrm; cuya función era corromper la obra de la madre naturaleza, cuando los vastagos aparecieron por primera vez ante ellos, ese fue el nombre que les dierón, pues eran cadaveres vivientes y rompian con las leyes naturales.- ¡¡Wyrm!! –Volvió a rugir, y entonces salió de entre la maleza en un salto violentó; con ramas y hojas volando por todo su alrededor. En ese momento le cerró el paso, intentando embestirlo con toda su fuerza.


Última edición por Galliard el Vie Ago 30, 2013 4:45 am, editado 1 vez
avatar
Galliard
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Vie Ago 30, 2013 4:23 am

La noche le abrazaba y la oscuridad servía de guía y cobijo, permanecía corriendo sin detenerse a una velocidad notablemente fuera de los márgenes humanos, mantenía en todo momento su siniestra sujetando aquella fiel katana enfundada, mientras su cristalina mirada permanecía fija y concentrada, fue en aquél instante, corriendo entre aquella espesura de naturaleza, un grito de guerra, enardecido y enfurecido rompía con el silencio que le envolvía.
"Wyrm" era la palabra elegida. Su mirada se desvió en aquella dirección, sonriendo burlescamente. La fuerza estaba del lado de los lupinos, era bien sabido... Pero sin duda aquél que aparecía no conocía las artes de la sutileza y el ataque sorpresa, intentaría tomar ventaja de aquello.
¡Wyrm! Escuchó nuevamente cuando aquella esperada silueta aparecía de entre unos matorrales para así con una rabia y furia incontrolable arremetió contra él, intentando embestirle.


Hey hey...! No tan rápido! -Murmuró, si bien no era lo que se podría considerar "un hombre pequeño", la diferencia con aquél bestial ser era notable, y aprovechando de aquél "aviso" que le había dado su adversario con los gritos, no le pilló desprevenido, apoyó con fuerza su pie diestro en el suelo y rápidamente se impulsó en una dirección contraria, cambiando su rumbo rápidamente en 90º, lo cual le permitió escapar de aquella embestida, pensó por unos momentos en seguir su carrera, pero descartó la idea en el momento. Si aquél ser le dio caza tan rápido, no había forma de escapar sin una batalla, la confrontación era inevitable.


Pero que agresivos son por aquí...-Sonrió levemente mientras su enigmática y cristalina mirada se clavaba en aquél bestial hombre, se percató de igual forma de su espada y las dimensiones de ésta; lo que se venía era todo un reto.
Basta que uno ponga un pie por acá y atacan sin siquiera preguntar... ¿Donde están los modales? -Sonrió sarcásticamente mientras una leve brisa nocturna hacía danzar con gracia y elegancia su larga cabellera negra y lisa, denotándose en su sarcástica sonrisa la finura de sus colmillos-

Permaneció en silencio, observando a su nuevo rival, su posición era netamente defensiva, y su mano aún sostenía con fuerza su katana enfundada.
... solo había una cosa que realmente le preocupaba: Que más vinieran mientras luchaban.


El viento parecía cantar, viajando a través de los árboles que les rodeaban, las hojas en su constante movimiento provocaban un sonido de tranquilidad, una sensación muy contradictoria a la situación actual, tensa. Las nubes en el nocturno cielo taparon por escasos segundos la plateada luz lunar; como dos bestias apunto de buscar la supervivencia, en aquella oscuridad parecían brillar los orbes de ambos seres, hasta que finalmente la luna volvía a hacer su aparición, dejando una luz perfecta en el lugar, como si el mismo destino preparara el escenario para una cruenta batalla.
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Galliard el Vie Ago 30, 2013 5:25 am


El olfato no le había engañado, ese asqueroso perfume dantesco que escocia en su nariz solo podía ser el de un sucio vastagó. Y no uno cualquiera, ese había aprendido a manejar las mañas de su don oscuro, lo suficiente para eludir con eludir con habilidad la embestida del Lobo. – Granuja desgraciado, los de tu clase no son bienvenidos aquí.- Su voz gutural era evidencia inequivoca de un solo hecho: la bestia comenzaba a dominarlo. El heroe lupino Galliard disipaba por voluntad su lado humano, para dar rienda suelta a su rabia ánimal, y en 400 años de constante lucha contra los de su especie, ningún vampiro habiá podido salir vivo de las fauces y garras del colmillo blanco.

En ese momento, como si su furía no fuera suciente por si misma, percibió el olor en la espada enfundada del vampiro. Un olor a sangre de lobo.- Mhgrr.-   Sus cejas y nariz se arrugaron.- No sé que haces aquí… ni quién te envía.- Habló nuevamente, mostrando sus colmillos largos y puntiagudos; ansiosos por despedazar la carne no-viva del vampiro.- Pero quiero que hagas una cosa.- Sus acciones habían dado un giro inesperado, sus movimientos ahora eran lentos, suaves. Caminaba alrededor del vampiro, como hacen los lobos una vez que acorralaron a una presa. Sus ojos estaban encendidos con ese tizón sobre natural buscando influir miedo. – Quiero que visualices el rostro del vampiro que te envió aquí y ódialo... porque te envió directamente a los brazos de la muerte.-

Lo que brotó de su garganta a continuación ya no fue lengua humana, un gruñido, un ladrido mucho más osco fue la única advertencia de su ataque. Sus pies se despegaron del piso con violencia, ganando una altura considerable. Y mientras estaba surcando los aires en un vuelo intenso,  asió la empuñadura de su gigantesca espada con ambas manos; levantándola por encima de su cabeza. La fuerza en sus brazos era notable, sus músculos resaltaban cada vez más conforme se tensaban.


¡¡MUERÉTE!! – Espetó, y de un momento a otro perdió altura tan rápido e inesperadamente como lo gano, descendiendo en una caída estrepitosa al mismo tiempo que impulsó sus brazos por delante. Su intensión clara, su ataque fulminante. La hoja brilló con un rayó de luna, dejando detrás de sí el espectro impávido de su movimiento; cayendo con toda su lozanía ahí mismo donde se paraba el vampiro. Intentando alcanzarlo, intentando partirlo por la mitad de un solo radical golpe vertical.
avatar
Galliard
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Vie Ago 30, 2013 5:59 am

Permaneció en silencio observándole, mientras aquél licano mostraba con creces el odio que le tenía a los de su clase; entrecerró ligeramente sus cristalinos orbes al escuchar sus referencias hacia aquél que le había enviado, sonriendo ligeramente.
-Quien me envió tendrá información de primera mano, bestia...-Respondió apenas audiblemente, sin embargo sabía que sería lo suficiente para que el lupino le escuchara, los sentidos sumamente agudos de aquellas criaturas eran bien sabidos-
Guardo silencio nuevamente unos segundos cuando escuchó aquella referencia a la muerte, y fue entonces cuando su sarcástica sonrisa se hizo más evidente, arqueando levemente su ceja.
Me sorprendes... sabes? Olvidas que yo actualmente... ya estoy muerto. -Sentenció con aquella burlesca y sarcástica sonrisa dibujada en sus labios, posteriormente un gruñido iniciaría el climax de la tensión entre ellos, para finalmente terminar todo con aquél impresionante salto que daba el lupino, empuñando aquella terrible espada que pudo apreciar segundos atrás...Sin duda no era de aquellas cosas que le gustaría probar en su no-vida; por aquél movimiento pudo prever que sería un corte vertical, sin embargo el tamaño de su rival no le facilitaba las cosas, la luna tampoco ayudaba... ¿Qué podría hacer? Optó por confiar en la diferencia de aptitudes, sus físicos diferían; si bien ambos tenían un físico envidiable, uno era notablemente más grande que el otro, lo cual se resumía en una sola cosa: agilidad. El lupino había demostrado una agilidad notable en su correr, su intento de embestida y aquél salto, pero sus movimientos no eran ágiles siempre: ése sería el camino.

...! -Rápidamente, tras haber sacado la conclusión de su ataque, dió un salto hacia un costado, esquivando aquel golpe asesino que buscaba partirle en dos con aquél corte vertical, fue en ése preciso instante que aprovechó la instancia, en pleno salto hacia un costado desenvaino rápidamente su katana, lanzando un corte horizontal, limpio y preciso al lugar en el que caería su pierna derecha posteriormente a evitar el corte vertical, su mirada permanecía fija de forma panorámica en el lupino, buscaba analizar cada movimiento, desde sus pies hasta el más mínimo indicio de sus brazos, los años de batalla continua y la búsqueda de la auto-perfección le habían llevado por un camino sumamente analítico dentro de la batalla, sabía que no todos tenían las mismas cualidades, por lo cual la pelea no era siempre la batalla del más apto...Aveces abría el lugar para el más astuto, sabía que aquellos lobos perdían la cordura fácilmente, y poco a poco su rival comenzaba a demostrárselo: No sabía su nombre, no sabía quien era... pero aquella voz, aquella espada, y el poderío que acababa de demostrar ante aquel primer golpe, el cual hizo saltar piedras alrededor, dejando notablemente la tierra dañada le ponía en evidencia: No era cualquier guerrero.


¿Sabes lo que dicen de los grandes como tu...? -Fue lo que dijo justo al segundo después de haber lanzado su corte, atento en todo momento del contraataque que podría lanzar dicho lupino, pensando de antemano en usar la propia inercia de su movimiento anterior para evadir el próximo ataque.
Entre todas las cosas que tenía en duda, solo había una clara: Un solo golpe y se acabó, no podía permitirse el lujo de ser dañado con semejante monstruosidad de arma.
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Galliard el Lun Sep 02, 2013 5:31 am

El desarrollo de las acciones se suscitó a una velocidad de relámpago, con el despliegue de proezas que hasta esa noche solo habían existido en el epígrafe de los mortales. A la luz de la luna, el campeón de Gaia vivía y revivía su único propósito en la existencia; pelear contra un vampiro.- Tch.- Tronó la boca en una expresión de disgusto. Aunque su espada había fallado, su mirada seguía implacablemente al enemigo a través de la oscuridad de la tundra.
La trayectoria de la katana se manifestó en sus ojos, y con un rápido movimiento de sus manos arrastró su acero por la hierba, peinando la zona hizo que su espada se convirtiera en un pequeño pilar en la trayectoria del ataque enemigo.-¡No es tan fácil como crees! –Un golpe de acero se levantó, y el sonido de dicho orfeón se extendió entre ellos. El colmillo blanco tenía siglos de pelea en sus hombros como respaldo. Cada chirlo impreso sobre su piel era más que una insignia de guerra, también era una lección aprendida.
Cuando tu raza apareció por primera vez, los Ardwolf ya habíamos perfeccionado el arte de la guerra. – En ese instante le demostró al vampiro la cúspide máxima de su fuerza, levantando el ingente acero de su espada con una sola mano, justo por encima de su cabeza. – Nuestros brujos vieron su nacimiento, y por incontables años nos preparamos a su llegada.-  Se afirmó sobre el terreno, separando sus piernas en una postura marcial con la izquierda por delante. Su mano siniestra también permaneció cerca de la empuñadura, por sí necesitaba redoblar la fuerza del siguiente golpe.
Su imagen, en esa postura, y levantando la espada de aquella manera, parecía salida de un relato, era imposible verlo y no compararlo con otras figuras tal como el Cid o Sigfrido. Ese era el encanto de su nervio, el destino de un héroe lobo fuera de tiempo. – Hijo de Lazaro ven y atácame, demuéstrame que los de tu calaña aún guardan honor en sus espadas.-  Alzó la voz, espetando su reto con palabras de pundonor. Sonriéndole, mostrándole los canidos  colmillos que representan a los de su camada.
avatar
Galliard
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Mar Sep 03, 2013 2:15 am


Casi pudo sentir como el filo de su katana rasgaba la pierna de aquél bestial lupino, cuando el enorme filo de la espada contraria se interponía en protección; Sus cristalinos ojos destellaron ante las chispas que brotaron de aquél enfrentamiento de armas, para posteriormente, dar un salto hacia atrás, sonriendo notablemente, observó fijamente la postura de su rival: No se había equivocado, aquél guerrero no era cualquiera, además de poseer increíbles cualidades como guerrero, el honor resaltaba de él, una proposición que él no podía negar, después de todo uno de sus mayores deleites era el sentir y pesar del honor. Mantuvo silencio mientras éste hablaba, no le interrumpiría, por el respeto que aquél rival ya se había ganado, esperó hasta que éste terminara para que su vampírica y encantadora voz rompiese el silencio, cargada de aquél tono juguetón y sarcástico que caracterizaba al vástago.

Perfeccionar la guerra, ¿dices...? -Dijo al tiempo que enfundó su katana sorpresivamente, incluso parecería que se estaba rindiendo- Por tu forma de hablar puedo asumir que tienes muchos años encima, lobo... -Agregó mientras lentamente se sacaba aquella larga gabardina de cuero que le cubría; ¿Podía ser? su torso estaba totalmente cubierto con cadenas...¿Qué significaría?- Y que las artes de la guerra son algo que tienes bien dominadas... Pero... -Murmuró mientras su sonrisa sarcástica parecía volverse sádica solo por unos segundos, dibujando lentamente el contorno de su labio superior con su lengua, alzó su mano diestra y la ubicó en su espalda, para así tomar el mango de una hermosa y bien forjada hoz, la cual se encontraba unida a una cadena- La perfección nunca se alcanza... Has pecado en eso, hijo de Gaia... -Murmuró mientras lanzó por los aires aquella arma conocida en oriente como Kusari gama, y jalando la cadena, comenzaba a girar de manera elegante, comenzando así a desencadenar todo su cuerpo, el rango que su arma comenzaba a adquirir era cada vez mayor, sin embargo lo reducía de la misma forma que éste aumentaba, enrollando las cadenas ésta vez en torno a su brazo diestro, ahora desnudo, puesto que sus ropajes bajo aquella gabardina consistían solamente en una camiseta sin mangas negra- 

Pues la verdadera perfección se persigue, inalcanzable... lo cual nos lleva al hecho de que las artes de la guerra... se innovan y mejoran... -Terminó al tiempo que daba un último giro ahora en su brazo, y la hoz encadenada quedaba en sus manos, clavó su mirada segura y cristalina en el lupino-  Te recordaré, lupino... Tu honor no es algo común y me agrada...

-Dijo al momento que avanzó un paso hacia adelante, pisando con su pie diestro con fuerza, extendiendo de ésta forma su brazo derecho de igual forma, la hoz salía rápidamente en dirección hacia el Lupino, directamente hacia él, fue entonces cuando el vástago sonrió por lo bajo, dando un salto hacia su derecha de igual forma, gracias a la reciente presión que ejerció con ese pie, jalaba ahora la cadena desde esa nueva posición, provocando que la Kusarigama cambiara sus movimientos, y se devolviera hacia la ubicación del vampiro, giró de manera elegante, dejando que las cadenas hicieran leve presión en movimiento con su antebrazo, dejando que aquella hoz formara una hélice a su alrededor-

¡Comencemos entonces! Y ante tu honor me presento: Soy Dennan Huhtmaki, no lo olvides, ¡lobo...! -Concluyó cuando ante el giro de su kusarigama y el movimiento anterior que había hecho, solo con la intención de bluffear e intentar confundir al lupino, lanzaba nuevamente un golpe con aquella hoz, la cual se dirigía con un movimiento oscilante y horizontal hacia la posición del lupino- 


Última edición por Dennan Huhtmaki el Jue Sep 05, 2013 12:22 pm, editado 1 vez
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Galliard el Jue Sep 05, 2013 12:03 pm

Hmph – Gruñó con cierto gesto ladino, enmarcando seguidamente una sonrisa lobuna cargada de socarronería. El discurso del vampiro le causaba cierta gracia, en medio milenio de existencia el Colmillo Blanco había conocido a muy pocos vástagos con esa clase de honor, le fue divertido e irónico al mismo tiempo encontrarse de frente con uno, en un tiempo de modernidad. –Un joven cainita que sigue el camino del guerrero.- Susurró casi para sí mismo. Entonces su mirada se volvió penetrante, sus ojos con el diáfano del alba no se asombraron mucho con la naturaleza de la nueva arma de su enemigo. ¿Una kusarigama? Este pequeño bastardo se especializa en las artes japonesas. Sus movimientos silenciosos y agiles… ahora comprendo mejor, un shinobi. Gesticuló una nueva sonrisa.- Pensé que todo los de tu especie me reconocerían, pero veo que no es así. Ya que me diste tu nombre, hare lo mismo. – Avanzó lentamente, arrastrando los pies por el terreno, primero el izquierdo y luego el derecho; sin romper su estoica postura de espadachín.

Galliard.- Menciono sin más, pues no lo había, el sereno líder de la tribu de los Ardwolf no poseía apellido como en la costumbre humana, a cambio de ello se le había asignado el título honorifico de “Colmillo Blanco”, incluso los chupasangre le habían dado uno; “La garra infernal”. Su nombre cayó en el justo momento, un segundo después el ataque enemigo se desplegó. Leer los movimientos de un arma tan irregular era difícil incluso para alguien tan experimentado como él, no podía darse el lujo de atacar primero, por eso espero pacientemente.

¡Grr!-Ejecutó un rápido movimiento de su espada por encima de su cabeza; y luego abanicó. Su acero silbó al momento de rasguñar el viento, y un segundo después otro choque de aceros denotó la poderosa defensa del lobo rechazando la puntiaguda Hoz que venía por un costado. "¡Ahora!"  Sabía que el golpe sacaría de su órbita el arma enemiga durante un segundo. Su mano izquierda voló rápida y precisa durante esa fracción de tiempo, intentando asir la cadena y enrollarla en su brazo. De conseguirlo su intensión era muy clara, no solo buscaba inutilizar la parte más peligrosa de aquel acero, también le daría la oportunidad de jalar de ella, obligando al vampiro a luchar por ella en el terreno donde él se siente más cómodo; el cuerpo a cuerpo. O en su defecto, orillarlo abandonar su arma.
avatar
Galliard
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Jue Sep 05, 2013 11:35 pm

Galliard... Ahora todo tenía sentido. Se encontraba nada más y nada menos que frente a una leyenda, su mirada se hizo más aguda mientras le observaba, sin embargo su sonrisa no desapareció: Le parecía todo un orgullo luchar contra alguien de ése calibre... debería dar su todo por el todo; Anteriormente ya había pensado que un solo golpe de la espada de Galliard acabaría todo, ahora lo reafirmaba y no permitiría que las cosas fueran fáciles... Era el momento preciso para demostrar su valía en totalidad.

Entrecerró sus ojos cuando notó como su rival hacía un leve movimiento, para así utilizar su espada en desviar su arma. En respuesta se detuvo y dió un paso hacia atrás, mientras sujetaba con ambas manos distintas zonas de la cadena, y jalaba con fuerza, sonriendo cuando visualizó al hijo de Gaia intentando sostener su cadena: No la tendría fácil. Como reacción la hoz saldría rápidamente de vuelta al encuentro de Dennan, haciendo la distancia entre la mano del lobo y el filo en sí cada vez más ancha; se le había escapado.

¡No tan rápido...! -Exclamó con una sonrisa, sus cabellos se movían fieramente con todos aquellos movimientos, notándose de igual forma como aquellos caínitas ojos parecían brillar de excitación ante aquella batalla-

Una vez dicho ésto, enlazaba rápidamente las cadenas a su alrededor, al tiempo que dejaba la cadena aproximadamente solo un metro de largo, comenzando a girarla a un costado de su cuerpo, observó el semblante guerrero de Galliard, su mirada astuta se clavó entonces en éste, manteniendo su distancia no perdería detalle alguno de éste, no contraatacó, sino que esperó, mientras caminaba lentamente en forma circular, teniendo como eje la fisionomía del lobo: le devolvía la mano a aquél caminar que tuvo el lupino legendario en un comienzo.


Heh... ésto es definitivamente interesante... -Concluyó, murmurando más a sí mismo que para Galliard- 
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Galliard el Vie Sep 20, 2013 6:37 pm

Un áspero ronquido denotó su frustración, al ver como el arma de su oponente escapaba de entre sus dedos por un pequeño error de su velocidad, tan mínimo que sus yemas rozaron el frio acero de la cadena, y por ese instante saboreó una falsa victoria. “¡Qué demonios pasa!” El gritó de su mente era desconcertante, en todos sus años de constante enfrentamiento contra la raza maldita de Lázaro, pocos vampiros lo habían desafiado y sorteado de aquella manera. – Tu nombre, me dijiste que era Dennan ¿Correcto? – Agachó la postura de su espada, dejando que su punta se arrastrara por la tierra nuevamente, peinando prado conforme caminaba; siempre alrededor del vampiro; asechándolo como un verdadero lobo.

Es obvio que te subestime hasta el momento. Abre bien los ojos, pues te dejare ver mi rostro verdadero… considéralo mi último regalo para ti. – Cerró los ojos, y dijo aquellas palabras con una inusual sonrisa. Aunque nada amainaría el odio natural que siente por aquella raza de cuna perversa, muy en el fondo su espíritu adalid se regodeaba con el duelo. Para un héroe fuera de tiempo este deleite era un regalo inusual; un duelo así no se le había presentado por lo menos en medio siglo.

Con un meneo de su brazo clavó la espada boca abajo sobre el terreno, entonces dejó que la magia de Gaia en su sangre floreciera.- Yo soy el hueso de mi propia arma.- Murmuró primeramente, abriendo los ojos; llenos de un tizón esplendoroso, tan radiante en sus luceros como la luz del sol y en su mismo color. – Acero es mi sangre y fuego mi corazón.- Su postura cambió, se encogió de hombros, mientras un sonido horrísono sobresalía de su cuerpo que incrementaba su tamaño al unisonó con los latidos de su corazón. – He atravesado muchos campos de batalla, sin una sola victoria, sin una sola derrota.- Su voz se deformó, ya no era tan clara como antaño, sino que adquirió un timbre gutural. Sus huesos se dilataron, sus músculos y piel fueron rasgados y obligados a transformarse, y su boca se volvió un protuberante hocico. – ¡Solo tengo que ver a mi enemigo, soportando el dolor para transformar el acero de mi cuerpo… entonces, y solo entonces, no habrá arrepentimientos en mi camino!- Su oración culminó, sus palabras ya no emergían de su garganta, su voz resonaba por un acto de magia en un grave murmullo acurrucado por el viento; era como sí el bosque hablara por él.

Su transformación se consumó con una elegancia pocas veces apreciada en su raza, una revelación que denotaba su insigne y titulo, así como la calidad de su longevidad y la experiencia que esta le había dado sobre los dones lupinos. Simplemente había dominado su transformación a tal punto de reproducirla en un acto delicado y casi poético, en vez de la grotesca metamorfosis que caracteriza a los licanos más jóvenes y que ha dado pie a una errónea leyenda entorno a su raza.

¡Auhh! –El estridente aullido fue un avisó para el vampiro, un segundo después el Colmillo Blanco blandía de nuevo su espada en mano, avanzando hacia él a una velocidad de guerra. No solo su carrera a campo abierto era más energética, su brazo ya no daba la sensación de pesadez que antes le invadía al blandir su arma, ahora la manipulaba como si se tratase de un fino y ligero acero. En un abrir y cerrar de ojos cerró la distancia entre ellos, atacándolo con el filo de su blasón en un recorrido diferente de su espada; esta vez de derecha a izquierda en un movimiento horizontal; buscando partirlo en dos desde la mitad del pecho.

Spoiler:
avatar
Galliard
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Dennan Huhtmaki el Sáb Sep 21, 2013 5:51 pm

Asintió con una gallarda sonrisa en sus labios. El hecho que aquél licano repitiera su nombre solo significaba una victoria para el vástago. Su nombre había quedado grabado en la mente del legendario Galliard, que honor, pensó.

Así es... ése es mi nombre. -Contestó mientras su sonrisa ladina permanecía dibujada en sus labios, su mirada cristalina no se despegaba de la fisionomía de su actual rival, mientras su movimiento tampoco cesaba, provocando que ambos caminaran lentamente, acechándose el uno al otro-

¿Un último regalo...?  Heh... -Bufó con una débil risa al tiempo que su mirada se tornó sombría y seria- Finalmente me has dejado de tomar a la ligera... Adelante. -Su diestra no dejaba de moverse, provocando que la hoz siguiera como una especie de hélice, girando a su costado, alzó su mano izquierda y su índice indicó la luna llena- En todo su esplendor... No esperaba menor reto... -Su cuerpo pareció agazaparse cual felino, el movimiento de su kusari gama se vió interrumpido cuando con destreza máxima tomó la hoz del mango- 

Tsk... -Carraspeó cuando las oraciones dirigidas a la transformación completa del licano surcaban el aire, en su corta no-vida, con los contactos que había tenido hacia los lobos, siempre se encontraban en alguna fase ya cambiados, era la primera vez que observaba el acto en sí, por lo cual se detuvo y observaba con notable atención-

Y ahí...está -Sonrió al notar como la transformación había finalizado, aquél lobo bajo las argénteas luces que regalaba la luna llena se le hacía casi hermoso, esplendoroso sin duda. Mordió su labio inferior con fuerza, tal fuerza que una linea de sangre surcó sus labio hasta su mentón. Lo que se venía no tenía comparación con sus batallas anteriores.-

"¡Y así empieza...!" -Pensó en el momento que el aullido de guerra rompió el silencio, su silueta permaneció agazapada en aquella felina actitud, observó con asombro y desagrado como aquella monstruosidad de espada ahora no era más que casi un juguete para el lupino, tanto su velocidad como fuerzas habían aumentado de forma notoria, lamentablemente.

-Extendió rápidamente su mano hacia el licano con fuerza, cuando le notó acercarse, la hoz de su arma viajó con velocidad, sin embargo... ¿Había fallado? La hoz no presentó amenaza alguna puesto que pasó por un costado del lupino mientras éste seguía su carrera, y ahora atacaba con una destreza y fuerzas fuera de lo normal.- "Un golpe y se acabó..." -Se seguía repitiendo a cada segundo, cuando su cuerpo se contorsionó hacia atrás; En el momento que aquél movimiento se llevó a cabo, pudo sentir, y percibir el filo de aquella arma pasar frente a él, casi pudo ver su propio rostro reflejado en el filo del arma, casi.

"Un golpe y se acabó..." -Aquella frase no desaparecía de su cabeza, cuando sus manos en aquella contorsión detuvieron que éste cayera de espaldas, y utilizando la misma inercia y fuerza de aquél movimiento, terminaba de dar aquél mortal hacia atrás, la primera arremetida había pasado, y cuando quedó de pie luego de aquel ágil movimiento, sus ojos cristalinos parecieron centellear de astucia y su sonrisa se dibujaba de nuevo-

Muy bien... -Murmuró cuando se pudo observar como la Kusari Gama que anteriormente había pasado desapercibida y sin ningún daño por solo un costado, ahora se devolvía de improvisto y rápidamente hacia la espalda del lupino. Aquél mortal ya había empezado, por fuerza y retracción el regreso de su arma, y obviamente, entre su hoz y el usuario había un punto extra: El lupino.

"Touché..." -Pensó, casi saboreando ya el que esperaba, fuera un ataque certero y exitoso-
avatar
Dennan Huhtmaki
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojo por ojo, corte por garra. {Priv Galliard.}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.