Los Hijos de Lazaro [V]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Hijos de Lazaro [V]

Mensaje por Marca del Lobo el Lun Ago 12, 2013 10:06 pm


Los hijos de Lázaro

"La locura es razón, mi dulce flor de arena. Es la razón llevada al extremo enfermo y bizarro de destruir y desgranar los límites mismos de la coherencia para emerger de nuevo como una epifanía que los cuerdos son incapaces de entender"





Se les conoce como “los resucitados” puesto que las lenguas vífidas y ocultas mencionan que su primer padre fue el caído Lazaro a quien Jesucristo trajo a la vida luego de cuatro días de muerto.

"Cuando llegó Jesús, halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.
Jesús dijo: —Quitad la piedra.
Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: —Señor, hiede ya, porque tiene cuatro días.
Habiendo dicho esto, llamó a gran voz: —¡Lázaro, ven fuera!
Y el que había estado muerto salió, atados los pies y las manos con vendas y su cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: —Desatadle y dejadle ir."

- San Juan 43

Esa fue la parte del mito que se contó, pero segun los seguidores del Primer Lazaro, aquel que volvió de entre los muertos no estaba vivo en absoluto. Su cuerpo aun despedía el hedor de la putrefacción y su ser necesitaba alimentarse de sangre viva para poder mantener la fuerza de sus extremidades. La luz del sol hacía que su piel se deshiciese y provocaba infernales quemaduras en su carne. El Primer Lazaro elevó sus gritos a los cielos, clamando por los infiernos antes que esa tortura contra natura. Y por ir contra la misericordia del Dios de los Cristianos, fue maldito por este, condenado a no morir a pesar de desearlo a menos que se expusiese a los rayos del día o a las llamas.

Características:

Ventajas


Inteligencia Superior: Se sabe que los Lazarus son extremadamente inteligentes y que por eso, se han vuelto locos (para el mundo, al menos).

Sentidos agudos: Una de las bendiciones de Lázaro permite a sus vástagos tener todos sus sentidos agudizados por lo que suelen percatarse de los más mínimos detalles casi sin ningún esfuerzo.

Dominación: Asimismo, el nivel de inteligencia que poseen los Lázaro influido -por supuesto- por la bendición de su padre, permite que puedan dominar la mente de los animales con gran facilidad. Son una de sus armas preferidas.

Inducir la locura: Los Renegados, debido al tiempo de soledad y al rechazo, desarrollaron un carácter sádico y con esto un don que les permite dominar las mentes débiles de humanos y vampiros para enloquecerlos antes de llevarlos a la muerte.

Desventajas


Subestimados y Rechazados: La mayoría de los vástagos de los Clanes de Sangre tienden a desprestigiar la inteligencia de los Renegados. Los vampiros más nuevos también dan por sentado que los Lazaros son simples locos y los tratan de esa manera, rechazándolos de forma abierta.

Aroma: Debido al tiempo prolongado de estadía en las catatumbas los Resucitados suelen tener impregnado en sus ropas -y algunos dirían que hasta en su piel- el olor asqueroso de los muertos lo que para el enemigo es fácil de ubicar.

Imagen: A diferencia de sus hermanos de sangre, los Lázaro no pueden esconder sus colmillos por lo que siempre están a la vista y, junto a su ya conocida manía de desfiguración durante la transformación, crean una bestia casi insoportable a la vista.

Jerarquía y Organización:


El Liberador | Séptimo Eslabón: Es conocido como el Padre, dentro del clan. Esta posición es comparada con el primer y único puesto de liderazgo dentro del clan. Está ocupada por: Lázaro.

Liberados | Sexto Eslabón: La cadena se ha roto y, con eso, ha devastado la existencia de estos vampiros. Su locura es insostenible, normalmente haciéndolos desvariar en sus propios quehaceres. Son los más cercanos e íntimos al Liberador, siendo su suerte de retorcidos hijos pródigos. Arquitectos de las catacumbas eternas, científicos de lo mórbido y asesinos que portan mensajes de muerte, ellos tienden a ser los pertenecientes a este grupo.

Grieta | Quinto Eslabón: Ad portas de la liberación, aquellos marcados por la grieta representan la cadena a punto de perder su conexión con el mundo. Son vigías imperturbables que resguardan no sólo los secretos del clan, sino también al propio Liberador. Nunca abandonan las catacumbas o se alejan de su líder a menos que él se los ordene. Son alimentados por las Agujas.

Umbral | Cuarto Eslabón: Con el paso del tiempo, el eslabón comienza a abrirse lo suficiente como para encontrarse ante el umbral de la verdad. Guiados por una voz superior a ellos, los pertenecientes a este grupo siguen los designios de su padre, Lázaro, con una energía tan ferviente y tóxica, que contagia constantemente a todos alrededor de ellos. Son los encargados de guiar a los Sellados y, normalmente, controlan grupos no mayores a cinco neo-abrazados.

Arco | Tercer Eslabón: El Arco representa la primera apertura en la cadena rota. Es decir, sus hijos han finalmente dejado atrás las cuestiones humanas y han abrazado del todo su identidad vampira. Su resolución es feroz y, guiados por sus propias convicciones, resguardan las catacumbas de intrusos y otros trasgresores, sea mediante el uso de la palabra o la agresión.

Agujas | Segundo Eslabón: Las Agujas son un grupo particular. Vacilan entre la frágil línea de abandonar su existencia previa y arrojarse al cobijo de clan o intentar recuperar los fragmentos de su torturada memoria. Por tanto, son bastante volubles y especialmente agresivos. Se encargan de cazar el alimento de algunos rangos de mayor jerarquía, así como el propio y el de sus hermanos sellados. Esta práctica es empleada para hacerlos abandonar con mayor intensidad su humanidad, obligándolos a matar y alimentarse con mayor regularidad.

Sellados | Primer Eslabón: Nuevos integrantes de clan, convertidos recientemente. Aún conservan varias de sus costumbres previas al abrazo y están bajo la vigilancia de los Umbrales, quienes los guían y transforman mentalmente, infectándolos con el mensaje de su nuevo padre. Recorren puntos sin destino de la ciudad, aunque generalmente deambulan cerca de las entradas a las catacumbas.

Renegados: Todo Lázaro que, por diversos motivos, ha escapado del abrazo del Padre liberador, siguiendo su propio camino de perversión y locura, es incluido en este grupo. Son vistos como indeseables y hasta amenazas por los otros del clan.

La estructura jerárquica del clan Lázaro representa los numerosos eslabones de la cadena rota, símbolo del clan. Desde los primeros, los sellados, hasta los últimos, los liberados, se sigue un camino de locura y perversión en terrible descenso que es el sello propio de estos vampiros. Se entiende que Lázaro es el liberador y, por tanto, se encuentra más arriba de esta cadena.
Sin embargo, su estructura jerárquica no está dividida por funciones, como sucede en otros clanes o manadas. Está principalmente relacionada con el grado de inanidad mental que los miembros del clan van obteniendo, todo va en función de eso. Por ejemplo, las agujas no son los recolectores de alimento por ser esa su función. Lo hacen porque, de tal forma, la conversión al abrazo vampiro se vuelve mucho más crudo y rápido cuando se ven presionados a matar y cazar con regularidad. Las grietas no son los guardianes de Lázaro por tener un grado de lealtad casi insuperable. Se encuentran siempre cerca de Lázaro para que éste, mediante todo el tiempo que permanecen juntos, intoxique lentamente sus mentes para conducirlos hacia el estrato de Liberados.
Sin embargo, no hay un orden de “superiores” dentro de la jerarquía del clan que, si bien puede parecer vertical, es bastante horizontal en su práctica. Desde los sellados hasta los liberados hay un trato base de igualdad, a menos que unos individuos destaquen (Fausto o  Mirko, como ejemplo). Pues, en la concepción propia del clan, no existen diferencias de rangos dentro del clan lázaro. En este, sólo yacen dos individuos: El padre y sus hijos.

Agradecimientos especiales a Lázaro, usuario que ayudó de forma increíble en todo este proceso.

Otros Datos


Estética: Su líder está cubierto por una manta que oculta su verdadera identidad y se dice que la mayoría de los hijos de estos seres son lastimados antes de ser convertidos porque los resucitados no toleran la belleza que a ellos se les ha negado. Seres mutilados, cuerpos sin forma, incluso algunos parecen zombies sobre la tierra por el estado de putrefacción que presentan. Al vivir en Catacumbas o sitios de humedad y hediondez, la carne se les impregna del olor de los muertos.

Letargo y Sopor: Los Renegados no suelen concurrir frecuentemente a ninguno de los estados pues recordemos que estos abrazan la “verdad”  -o locura- de una manera más familiar que el resto de los vampiros. Se conoce que los Lázaro viven forzando los límites de su cuerpo y mente, por ende, muchos de los que llegan a entrar en sopor lo hacen al verse forzados por su mismo cuerpo.

En el caso de la protección, es el tercer eslabón de la cadena: El Arco, quien se encarga también de resguardar a sus hermanos pues su actitud defensiva y fiera es perfecta para guardar la vulnerabilidad de sus compañeros de clan. Cuando despiertan son alimentados por las Agujas, pertenecientes al segundo eslabón y a diferencia de los Raphael, pueden retomar su vida pues su vena psicópata le resta importancia a las nimiedades de la vida humana o vampira a menos que, por supuesto, su padre, El Liberador, Lázaro; dé otra orden.
avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.