Eliah Amasías

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eliah Amasías

Mensaje por Eliah Amasias el Miér Ago 28, 2013 1:58 pm

Eliah Amasías
 



Datos básicos
Nombre completo:  Eliah Amasías.
Apodos: Medianoche.
Tipo de personaje:  Predeterminado. 
Edad: 28 años aparentes, 40x años reales. 
Fecha de nacimiento: 05/10/16xx. 
Lugar de nacimiento: Inglaterra.
Raza: Vampiro.
 








Descripción Psicológica
 

 
Antaño, Eliah tenía la personalidad de todo un caballero. Amable, servicial, protector y con ese encantador toque severo que tienen todos los hermanos mayores. Después de lo ocurrido con Dimitri, poco queda del antiguo vampiro de semblante serio. Su forma de ser ha evolucionado hacia el cinismo y el sarcasmo, usándolos como métodos de defensa para ocultar su odio e ira interior. En general es una persona más frívola, que se preocupa más bien poco por los demás, a excepción de Layla y Evans. Actúa sin pensar demasiado en las consecuencias y no guarda ningún tipo de cariño hacia nadie. El vampiro que antes jamás hería a un inocente, se transformó en un implacable guerrero que quita de en medio a quien lo estorbe en el cumplimiento de sus “sueños de gloria”.

Sus ideales y motivaciones también han sufrido enormes cambios causados por la marcha de quien consideraba su hermano. Actualmente aspira a tomar el control de Raphael, proclamándose líder y orientando el clan hacia caminos que él considera adecuados para el devenir de sus miembros. Conspira junto a Lázaro y espera el momento adecuado para dar un “golpe de estado”. Lo único que frena sus acciones ligeramente son sus amigos antes mencionados, Layla y Evans.

Evans es como un hermano para Eliah, fiel compañero dentro y fuera del campo de batalla, con el que ha vivido mil y una experiencias. Lo considera un excepcional punto de apoyo, pues, si bien ambos parecen algo alocados cuando van juntos, el guerrero sabe que siempre las palabras correctas van a salir de la boca de su amigo en el momento necesario. 

Layla es… complicado. El vampiro siente por ella atracción puramente corporal, sin ninguna intención de establecer pastelosos lazos que compliquen la relación o la hagan incómoda. De esta manera mantienen una convivencia amistosa con ciertos “derechos a roce”. Actualmente, desde la caída de Raphael, Eliah se ha distanciado completamente de ella, manteniendo una escasa relación fuera del campo de batalla.

Por último, la pelirroja Arcueid es digna de mención. Su odio hacia ella es legendario y más que conocido entre los miembros del clan. En un principio la acosaba tanto física como verbalmente, pero con el paso del tiempo, si bien su odio no amainó, se aburrió de formar complots contra ella a la más mínima ocasión y se contenta con el abuso verbal. Actualmente, la curiosidad ha empezado a hacerse un hueco junto al odio, pues Eliah es incapaz de entender la parsimonia de la pelirroja. ¿Por qué jamás lo mira con rencor? ¿Por qué sus ojos nunca muestran la llama del odio? 



Ocupación
 


Guerrero. Eliah es uno de los grandes guerreros del clan Raphael. Es un experto espadachín que blande un mandoble conocido como Aether. Su principal ventaja radica en el equilibrio de sus habilidades, manteniendo una perfecta medida de fuerza y velocidad, muy superiores a las de cualquier humano y bastante sorprendentes para un vampiro.
Cuando pelea en solitario, emplea la fuerza bruta para someter a sus enemigos, propinando descomunales golpes con Aether, sujeta únicamente con el brazo derecho, sin preocuparse demasiado por la defensa. Si la situación se pone complicada, Eliah emplea ambas manos para blandir su adorada espada, con una técnica más refinada y precavida. 
Cuando pelea con Evans y Layla, se complementa a la perfección con ellos, actuando como “tanque” para sus amigos, atacando sin piedad hasta crear una brecha que alguno de los dos es capaz de aprovechar para dar el golpe final, Layla con su tremenda velocidad y Evans con sus disparos a distancia.



Pertenencias
 


Eliah tiene dos efectos personales destacables. El primero es su espada Aether, entregada por Dimitri y hechizada por un antiguo miembro del clan Dónovan que le debía un gran favor al Raphael. Se trata de un enorme mandoble forjado en una aleación de hierro, acero y plata, hechizada para ser capaz de matar hombres lobo y vampiros. Además, cuenta con un encantamiento de invisibilidad, de manera que cuando la espada es enfundada, desaparece ante todo ojo indiscreto, exceptuando el del propio Eliah. Esto permite al vampiro poder llevar la espada siempre encima, con cierta incomodidad al sentarse o en los sitios pequeños.

El segundo elemento importante, es la “ropa de combate” que emplea el guerrero. Se trata de una gabardina blanca hecha a medida. Esta preparada expresamente para la batalla, reforzada en zonas importantes con fibra de kevlar y con un brazal protector en el brazo izquierdo, que hace las veces de escudo para desviar golpes.



Historia
 


1ra Época: Nacimiento.

Siempre ha presumido el impetuoso Eliah de haber sido un caballero de brillante armadura en el pasado. Ha contado historias de impresionantes batallas, crueles escaramuzas y sorprendentes campañas que llenaban su nombre de gloria. Ha relatado aventuras que lo llevaban a él y a su espada a los lugares más bellos de Inglaterra. Se ha vanagloriado de haber permanecido invicto, superando a todos sus rivales, sin importar fuerza o número. Todas las personas que lo conocen creen su historia y vista su destreza con la espada, no queda mucho lugar a la duda. Pero la verdad es diferente, conocida únicamente por Dimitri y enterrada en la dañada mente de Eliah.

Los verdaderos orígenes del joven vampiro se remontan a Inglaterra, en algún punto de 1600. Era el hijo mayor de una humilde familia de herreros, compuesta por padre, madre y hermana pequeña. Todos trabajaban arduamente, esforzándose en ganar el pan de cada día y en mantener una vida medianamente feliz. Y os preguntareis ¿Dónde encajan aquí las historias de caballeros? Eliah era un fanático de la caballería. Soñaba con ser un caballero con prestigio y riquezas, soñaba con poder vivir aventuras y escapar de aquella triste vida que Dios le había proporcionado. Por eso, cada noche, el joven herrero leía para su hermana una historia de los libros de caballeros que podía comprar de vez en cuando, improvisando para ponerlos a ambos como protagonistas y así poder trasportarlos a un mundo mejor.

Una noche, Eliah fue despertado por un extraño crujido que provenía del cuarto contiguo al suyo. Temiendo a algún ladrón, el joven tomó su espada, forjada con sus manos y salió en busca del ruido que lo había sacado de sus sueños. Como sigue es fácil de imaginar, pues estas historias no suelen tener un final feliz. Encontró a sus padres muertos, bañados en su propia sangre y su hermana exactamente igual, con la diferencia de que el asesino aún estaba encima de ella, con la cabeza hundida en su cuello. Eliah, con lágrimas en los ojos se lanzó espada en alto a por el cruel homicida, pero este, un vampiro recién alimentado, lo sometió con insultante facilidad y le infligió heridas que habrían sido mortales. Habría, si Dimitri no hubiera aparecido.

El poderoso Raphael, encargado de cazar a aquella bestia descontrolada, entró en la habitación y la eliminó rápida y limpiamente, lamentándose únicamente de no haber llegado unos minutos antes. Encontró en el suelo a Eliah, pálido como la luna y con la mirada perdida, llena de lágrimas. Tal fue la desesperación, el odio y la pena que Dimitri vio en los ojos del muchacho que hizo algo que jamás se había planteado. Crear a un vampiro. Uno que tomaría bajo su protección y al que entrenaría para poder liberar aquellos ojos rotos que durante muchos años se aparecieron en los sueños del Raphael, como símbolo de culpabilidad por haber llegado demasiado tarde.

Cuando Eliah despertó, todas las ideas estaban claras en su mente. El era un caballero que había caído en combate y Dimitri, su mentor, amigo y salvador, le había otorgado el maravilloso regalo de la vida eterna para que su esgrima luchara por el clan Raphael. Lo que el joven vampiro había sufrido era conocido como fuga disociativa. En situaciones de estrés intenso, la mente “encierra” una determinada información traumática, causando incapacidad para recordad el pasado y provocando la aparición de una nueva identidad. La mente de Eliah había escondido los recuerdos dolorosos y los había sustituido por una de esas historias de caballeros que tanto le gustaban.

Dimitri fue incapaz de contarle la verdad, así que dejo que aquella idea echara raíces y entrenó a Eliah en el arte de la espada. Este al principio estaba extrañado, ya que, como era obvio, no tenía mucha idea de esgrima. Pero Dimitri lo solucionó contándole que transformarse en vampiro era una ardua tarea para la mente y que muchas personas olvidaban algunas habilidades importantes. Excusa que le sirvió más de una vez en los primeros años. 

2da Época: Felicidad y caída.



Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.


Última edición por Eliah el Sáb Ago 31, 2013 10:40 pm, editado 1 vez
avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eliah Amasías

Mensaje por Marca del Lobo el Miér Ago 28, 2013 3:47 pm

A veces la verdad es demasiado triste para ser escuchada. Las ideas preconcebidas por religiones monoteístas nos dicen que la verdad debe ser siempre contada pero…¿Y si esa verdad significa matar el espíritu? No todos son lo suficientemente fuertes para tolerar la verdad, hijo de Raphael; o debería decir ¿Hijo de Dimitri? Fuiste creado para pelear como los caballeros que tanto admirabas y el blanco de tu gabardina trata de mostrar que siempre serás el firme iluminado.

Pero ten cuidado, joven guerrero. La pared que separa la verdad de la mentira es sometida a una tormenta constante y, en el momento menos pensado, la temible verdad puede romper todo lo que creíste cierto. ¿Estarás listo en ese momento para pelear como el caballero blanco que deseas ser o te volverás el hijo de herrero, mirando pálido en un rincón la verdad demasiado triste para entenderla siquiera?

Se bienvenido, Joven asesino. En tu sangre corre la sangre del primer Raphael quien decía estar bendecido por Dios. Ya no eres el niño asustado…Pero depende de ti nunca volver a serlo.


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.