Arribando a casa (Flashback)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arribando a casa (Flashback)

Mensaje por Quitze Tsibi el Sáb Nov 09, 2013 10:51 pm

Papá nos llevaba en un coche recién adquirido a través de los bosques de Suiza, mientras que yo repasaba nuevamente mis cursos de francés y alemán, mamá decía que había hecho excelentes avances con mi aprendizaje y mis hermanos se reían al oírme practicar, decidí ignorarlos: así de simple. Era mi decisión el estudiar aquellos idiomas, puede que los usaran en la manada o quizás no, pero en todo caso no me haría daño aprenderlos y podría reírme de ellos si acaso necesitaban mi ayuda como intérprete.
 
Me había quedado dormida cuando sentí el cambio en el camino, ahora avanzábamos a campo traviesa en aquel vehículo de doble tracción, aun con los audífonos puestos me volví para ver el paisaje que dejábamos atrás, los altos árboles nos rodeaban como centinelas mientras papá nos llevaba entre aquellos bosques en busca de Likaia, la ciudad de donde era originario, aquella que había llenado mis noches con historias sobre lo magnifico que era verla iluminada en medio de la noche; según avanzábamos me sentía invadida por el creciente deseo de caminar por aquella ciudad, escribir sobre ella, fotografiarla, empaparme de ella y compartirla con mis hermanos lobos de México.
 
Papá se detuvo frente a la entrada, había un destacamento de guardias y él mencionó que era mayor a lo que recordaba, mamá se revolvió inquieta en el asiento del copiloto y mis hermanos guardaron silencio por primera vez en mucho tiempo. Levanté la tableta y tomé una fotografía de ellos, aunque uno me dirigió una mirada algo dura; sentí mi cara arder mientras guardaba mi tableta en la mochila junto con mis auriculares. Mi padre bajó del vehículo y habló un momento con aquellos guardias, nos dirigieron miradas examinadoras a través de las ventanillas. Volví a sentir aquella dura mirada mientras ingresábamos a Likaia.
 
Mi habitación era pequeña pero agradecía que tuviese una gran ventana por la que entraba la luz del atardecer de manera hermosa; una montaña se elevaba majestuosa en el horizonte. Nos tomó el resto del día y gran parte del siguiente el acomodarnos en aquel lugar que sería de ahora en más mi hogar. La tarde caía con una bella combinación de tonos amarillos, rojos, anaranjados, purpuras y azules; amaba tanto la luz crepuscular, apenas pude me escapé de mis padres y salí a caminar por la ciudad, con una discreta cámara digital en mano y comencé a tomar fotografías de todo aquello que me llamaba la atención.
 
Caminé hasta que cayó la noche, me había alejado del centro y me había internado en el bosque, aquel paisaje era hermoso, tan diferente a casa y aun así tan plagado de belleza, seguí el rumor de un riachuelo que corría entre los altos árboles; me senté en la orilla con mi bolsa en mis regazo, hacía tiempo que la luz había dejado de ser adecuada para tomar fotografías, me tendí sobre la tierra húmeda de la ribera, arriba en el cielo las estrellas brillaban magnificas y la luna iluminaba con su luz menguante el cielo, me estiré con gesto perezoso y cerré los ojos escuchando los sonidos del bosque rodeándome, envolviéndome como un sudario bajo la protección del manto de la noche.
avatar
Quitze Tsibi
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arribando a casa (Flashback)

Mensaje por Gwen Volkova el Lun Nov 18, 2013 12:51 pm

-Parece que la única paz eterna es la de los muertos, Gwen. Porque la nuestra se termino.-
Le habría confesado su padre, profundo como pocas veces como si vestigios de los días que había pasado con su madre aun hicieran eco en lo más profundo de su alma combativa. Sus ojos habían estado posados en todo momento en lo único que lo mantenía caminando entre los vivos desde que aquella loba salvaje que lo cautivó tomó lugar en los dominios de la muerte: su hija, Gwendolin. Ella, durante aquellos días, estuvo haciendo lo posible para alejar su mente de aquellas aciagas ideas que una y otra vez lo golpeaban cada vez que se asomaba la noche. Pero el era un soldado y como tal tenía que atender el llamado del deber cada vez que se le solicitaba en la guardia likaia deshaciendo el labor de días de su hija en tan solo minutos con cada noticia desalentadora. Sin dudas la peor había sido, en meses, lo ocurrido en el Concilio y la desaparición del líder de la manada. Los momentos entre padre e hija se fueron acortando al punto en que Gwen tenía, tristemente, la casa para ella sola. Podía limpiar y dedicarse a sus investigaciones como una de las más prometedoras mentes científicas de Likaia mientras hacía el papel de ama de casa. También dedicarse a los entrenamientos que su padre le había pedido, desde hace años, que hiciera para poder defenderse en caso de emergencia.
Ese día la casa estaba en orden y no tenia ganas de leer ni estudiar nada. Se había puesto a tirar cosas viejas y que ya no servían de nada, ni siquiera para el recuerdo, cuando en el ático de su casa encontró algo que no veía desde hace años, casi tantos como los que llevaba en Likaia: Un arco perfectamente tallado y tensado acompañado de unas flechas que parecian no haber perdido su filo. El talento de aquella que llamaban “La Dividida” nunca se había pasado por el arte de la guerra y la batalla pero si podía recordar bien aquella sensación de vitalidad que venía de mano de la concentración profunda que se repetía como ritual en cada preparación para el disparo. El viento en el rostro, la respiración pausada, el objetivo ante tus ojos que miran con agudeza, todo armonizado como una orquesta, la sinfonía natural perfecta. Le dejó una nota a su progenitor, por de más sobreprotector, y salió al bosque con sus flechas viejas y su confiable arco vestida con un jean, zapatillas de lona, una blusa negra y una cazadora verde militar. No es hasta que sale de las calles de Likaia que los demás habitantes la miran curiosa mientras que quienes la conocen entienden que en ella aún corre la sangre Fenrir que la ata a la tierra y a las viejas costumbres así mismo como maneja la tecnología con naturalidad y se envuelve entre ciencia, hipotesis y teorias. Es aquella mujer que experimenta con reactivos y hunde su cara entre los más grandes y complicados libros, pero también es aquella que escucha el susurro de Gaia y los espíritus como se escucha el disturbio de una calle transitada.
Al llegar al bosque ya era de noche y por unos momentos pensó en volver. A su padre poco le gustaba que anduviese sola pero su larga caminata tendría que ser recompensada, aunque sea con unos cuantos tiros contra un árbol. Sin embargo parecía que no era la única que se había tomado unos breves instantes para “huir” de todo el ajetreo y del resto del mundo; una muchacha de piel morena y rasgos exóticos estaba tumbada disfrutando del paisaje que se ofrece a los que se aventuran lejos de la ciudad y sus encandilantes luces mientras se permitía que solo el sonido de la naturaleza interrumpiera el silencio. Se quedó donde estaba mientras levantaba la vista alto y dibujaba una sonrisa en sus labios pálidos. -¿Lindo, verdad?-
avatar
Gwen Volkova
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arribando a casa (Flashback)

Mensaje por Quitze Tsibi el Mar Nov 19, 2013 8:17 pm

Mantenía los ojos cerrados, sólo escuchando el conjunto de sonidos y silencios propios de la noche, llenándome los pulmones y el alma del maravilloso aroma del rocío cubriendo el mundo como un sudario; oía el sonido de las pequeñas criaturas caminando sobre el césped e incluso sintiendo algunos caminar sobre mi piel. Aquella indescriptible sensación de paz y libertad era uno de mis mayores deleites, amaba la noche y todo lo que ella significaba, aquella comunión entre Gaia y sus hijos que sentía más fuerte a la luz plateada de la Luna y los destellos titilantes de las estrellas; deseaba tanto el poder poner aquellos sentimientos en palabras, escribirlas y compartirlas con mis hermanos lobos; o incluso captarlos en una imagen. Si tan solo fuera capaz de lograrlo...

Percibí el aroma único e inconfundible de un hermano caminando entre los altos arboles del bosque, lo oí acercarse lentamente hacia donde me encontraba. Sonreí al notar la sutil nota en su olor que me dijo que era una mujer, así como yo. Abrí los ojos para  fijarlos en el cielo nocturno que comenzaba a cuajarse de estrellas.

-No usaría otra palabra para describirlo– respondí afectuosamente a aquella chica que no parecía ser mucho mayor que yo, el timbre de su voz me agradaba aun cuando había un toque de melancolía escondido entre sus suaves palabras, me puse de pie de un salto y le dediqué una sonrisa –Me da gusto conocer a alguien más de Likaia– me acerqué hasta estar a unos pasos de ella, justo ahí noté el arco y el carcaj con flechas, la visión de aquel instrumento me llenó de nostalgia por mis hermanos del otro lado del océano y un ligero suspiro escapó de mis labios entreabiertos –Mi nombre es Quitze, es un placer– le dediqué una tímida sonrisa a la chica frente a mí, esperando que fuese amistosa y no viera en mi aparición una molestia o un inconveniente para su noche de cacería.
avatar
Quitze Tsibi
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arribando a casa (Flashback)

Mensaje por Gwen Volkova el Vie Nov 22, 2013 2:14 am

Afortunadamente no era como ella o no se encontraba en esos momentos de meditación y concentración donde Gwen tenía la extrema necesidad de estar en perfecta comunión con el silencio y su propia mente. Afortunadamente quienes conocían la excentricidad de su genio eran pocas personas y entendían bien que a la pelirroja no se la debía molestar, esto incluía a su padre y unos pocos colegas de los laboratorios de Likaia. La pelirroja aprovechó y se sentó a su lado, dejando tiradas sus cosas en el suelo mientras cruzaba sus tobillos y abrazaba sus  piernas. Un acento exótico y sus palabras hicieron que se de cuenta de que no era de ni siquiera de Europa. 
-Gwen Volkova.- respondió la rusa con una sonrisa amistosa mientras le tendía la mano. En la lejanía las luces de Likaia se encendían y se apagaban lejos de cualquier mirada humana que pudiera amenazar la seguridad de sus muros. Parecía ser una chica de menor edad así que intentaría no aburrirla entusiasmándose hablando de ciencia y su trabajo. Congeniar con gente le costaba por lo que tardo un poco en pensar algo que decir.- Y… Amm… ¿De donde eres Quitze?- preguntó mientras cerraba su abrigo y se refregaba las manos. ¿Cuanto había pasado desde que tuvo una amiga? Siempre estuvo entre chamanes y científicos, aprendiendo cuanto podía de cada mundo para servir a sus hermanos pero nunca jugaba con los demás niños, ni bromeaba como ellos. Nunca supo lo que era tener amigas con las cuales hablar de ropa o muchachos. Siempre con Gaia y sus libros...
Off:
Lamento lo corto del post. De todas formas quería contestarte rápido para no frenar el tema, espero compensarlo mas adelante.
avatar
Gwen Volkova
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arribando a casa (Flashback)

Mensaje por Quitze Tsibi el Miér Mayo 07, 2014 12:34 am

Sentí curiosidad por aquella chica, su cabellera pelirroja fue lo primero que captó mi atención pues no había conocido a nadie con aquel color de cabello, al menos no que fuese un hermano lobuno. Me acerqué lentamente sólo un poco, no quería incomodarla. Imité su postura aunque mi diestra viajó hasta el suelo en el que estábamos sentadas, mis dedos comenzaron a trazar figuras distraidamente –Vengo del otro lado del océano, de unas tierras que los hombres llamaron Nuevo Mundo la primera vez que pusieron un pie en él– dejé que mi voz fluyera como lo hacia el riachuelo cercano, con la cadencia natural que había aprendido de los chamanes de la península, rodeados por una maravillosa selva y la luz de la Luna bañando  la superficie de los cenotes que mi manada consideraba sagrados por su forma perfectamente circular, como pequeñas lunas liquidas surgidas de las entrañas de la tierra.

Bajé la mirada para ver que bajo mis dedos estaba la imagen de Ixchel, como llamábamos a la Luna en Yucatán, era la imagen de la diosa ataviada con todas sus galas arrodillada mientras sostenía en sus manos enlazadas un brote tierno; me sorprendió que de mis dedos dejados a su voluntad hubiese brotado la imagen que toda mi niñez había tenido de la Luna, sentí una repentina nostalgia y mis ojos escocieron como si estuvieran a punto de derramar lágrimas, suspiré desviando la mirada de aquella imagen, que quedó ahí grabada en el suelo.
avatar
Quitze Tsibi
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arribando a casa (Flashback)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.