La Luna Roja [Flashback]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Luna Roja [Flashback]

Mensaje por Leire Mausami el Jue Nov 07, 2013 10:04 pm

Mientras se celebraba el Concilio de la Luna

El claro del ala norte de Likaia en plena noche. Teo solía tener ideas extrañas pero esa, por alguna razón, había llenado el alma de Mausami con real inseguridad. ¿Mostrarle algo? ¿Qué podría ser tan importante que no pudiese hacerlo dentro del taller, resguardado de los ojos curiosos? La noche oscura gozaba de un aire calmo y suave que acariciaba sus cortos cabellos mientras sus pasos marcados la llevaban por entre las calles de la ciudadela. Los centinelas justamente estaban haciendo su cambio de guardia por lo que no hubo muchos saludos durante su caminata. Cada paso le acercaba al sitio dónde había pactado acudir con Teo pero, por alguna razón , su caminar era lento. Su mente no estaba ahí ahora. Desde que hubo salido del Arsenal; desde que sintió la caricia del viento en su rostro, algo en ella empezó a romperse sin siquiera saber bien qué era. Un dolor que se convierte en ver morir a alguien en sueños y despertar con el rostro cubierto de lágrimas. Sin embargo, ella no había estado durmiendo siquiera. Era como si el mundo dónde los presentes se movían se hubiese sumido en una extraña conmoción de la cual ninguno podía siquiera entender a qué se debía. Detuvo su camino a medio recorrer y con la mirada comenzó a observar todo a su alrededor. ¿Qué había en la noche que le decía que las cosas no estaban tan bien como deberían estar? Su mirada no se inmutó un solo instante pero su interior era una batalla de dos fuerzas que colapsaban de forma titánica ¿Qué te preocupa, Mausami? Porque eso es lo que te aqueja: Preocupación. Esperas algo que no ha pasado y que no solo desconoces sino que ignoras si pasará siquiera.

La guardiana cerró sus ojos unos segundos, tratando de reacomodar sus ideas. ¿era por las armas de Teudis? No, de hecho, luego de la charla que tuvo con él, pensó que hasta sería buena idea ver en detalle aquel armamento. “Conoce a tu enemigo y ganarás la guerra.” Efectivamente, ella se sentía mejor al saber que sus enemigos podían obtener armas así que a desconocerlo. Pero entonces ¿Qué era aquello que se mantenía en su pecho, atravesándolo como una espina que se niega a emerger?

La hermosa guardiana de mirada oscura abrió sus ojos. Sus labios aun estaban ligeramente presionados pero optó por seguir su caminar, más veloz que antes. Likaia se veía, por alguna razón, de luto y eso hizo que su  piel se erizase al instante. Una sensación muy salvaje se apoderó de sus músculos. El deseo impetuoso de correr libre por los bosques y llegar a algún sitio sin saber cuál era. El llamado de la luna y la tierra, gritando que algo estaba mal pero no especificando qué era. Como si el cielo llorase a pesar de no llover; como si la luna suspirase a pesar de estar envuelta en las nubes de una tormenta. ¿Qué pasaba a su alrededor y en su mismo interior?

-¿Qué quieres decirme? – su pregunta es incierta cuando se detiene en el claro donde su hermano le había citado. Él aun no había llegado y por alguna razón, se sentía irremediablemente acompañada mientras el aire fresco acariciaba sus brazos y rostro. ¿Hacía cuanto que no se detenía a escuchar la palabra que trae el viento? Por alguna razón, el mundo que avanzaba a pasos de gigante le había hecho olvidar aquello que era tan básico y primitivo como la existencia misma. Fue cuando Mausami levantó su mirada a la luna que algo en su interior le golpeó con la fuerza de un puño. Separó sus labios suaves y un escalofríos le recorrió por completo: La luna en su máximo esplendor no estaba vestida de plata sino de carmesí. Aquello se había vuelto mito en Likaia desde hacía siglos pero, algo en el interior de los licanos aun reaccionaba a los viejos cuentos de los antiguos, relatos que se narraban a los cachorros cuando éstos eran pequeños.


-Recuerda, Mausami…La luna es un ser vivo que llora cuando ve a sus amados morir. Cuando el rojo tiña su forma blanca significa que muchos de nuestros hermanos han caído en batalla. Pon una flor por cada uno de ellos, puesto que quizás, no conocías siquiera sus nombres. Pero que la flor blanca en sus tumbas anónimas sea un mensaje para sus almas. Un mensaje que dice “No nos hemos olvidado de ustedes”- Palabras del anciano Thales, un contador de cuentos de Likaia.
avatar
Leire Mausami
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Luna Roja [Flashback]

Mensaje por Teudis el Lun Nov 11, 2013 6:48 pm

-Ya has llegado, ¿impaciente?- clamó la voz apacible de Teudis, buscando no exaltar a su hermana en la soledad de la noche septentrional. Mausami parecía encontrarse en un trance observando la noche iluminada por las incontables estrellas del firmamento, una imagen tan vasta como devoradora. El ingeniero se le unió, buscando un lugar a su costado e inhaló un poco de la tranquilidad que otorga el silencio.

Para él, detenerse a observar a la diosa plateada era una de sus aficiones más adoradas y que, sin embargo, menos realizaba. Jornadas interminables bajo el techo de su taller le privaban regularmente ese placer, de ahí bullía su indomable éxtasis por salir de Likaia de vez en cuando. Recorrer el camino hasta una ciudad humana era siempre lo más agradable de sus aventuras. Solo o en compañía de algún cercano, podía reflexionar respecto a sus ideales y perspectivas sin prejuicios. Se entusiasmaba como un lobato cuando imaginaba qué clase de objetos humanos encontraría y el cómo los trabajaría una vez en casa. Todo siempre bajo el manto albo de la inalcanzable a la cual aullaba su manada.

-Leire, ¿estás bien?- añadió tras unos momentos, desligándose de la luna blanca para observar fijamente a la guardiana. Cierta preocupación brotó en el corazón de Teudis, motivándolo a sujetar el antebrazo de Mausami. Insistió en llamarla y, entonces, buscó con su propia mirada qué es lo que ella observaba cuando él llegó. La luna en lo alto, pálida y despejada ante sus ojos, no ocultaba ningún secreto que Teudis pudiera ver.

El ingeniero llevaba consigo un gran bolso en su espalda, pero, lo más particular eran las vestimentas que traía. Desprovisto de los incómodos ropajes humanos de seguridad que solía vestir en su taller o los trajes que empleaba su alter ego, Larry Talbot, se encontraba mucho más ligero de prendas de lo normal. Botas de cuero curtido cubrían sus piernas, especiales para maniobrar en los terrenos boscosos e inclinados de Likaia; y una chaqueta de color marrón, similar a la de la guardia de la ciudad con algunas modificaciones, protegía su torso y le entregaba la mayor practicidad para portar herramientas y otros utensilios. Por breves momentos, como nunca antes Leire había visto, Teudis parecía más un Likaios que una imitación de humano. Incluso vestían similar. La forma glabro que había relucido por la mañana se había desvanecido, mostrándose como homínido a un lado de su inquieta hermana.

El rostro de Teudis se torció ligeramente, observando a la licana con curiosidad e intriga. Por momentos, la absoluta seriedad de su mirada pareció evaluar el estado de Mausami, pero rompió su indagación con una sonrisa incómoda. -¿Hay algo en la luna o creíste que no llegaría?- preguntó con expresión astuta, distanciándose ligeramente de ella.

Teudis
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Luna Roja [Flashback]

Mensaje por Leire Mausami el Dom Nov 17, 2013 9:01 pm

Sus cabellos se mecían como si fuesen llevados por el agua. Sin embargo, era el viento aquel que los acariciaba, haciendo lo mismo con su rostro. La mirada de Mausami estaba clavada en lo alto, con los ojos abiertos como gemas de zafiro que ya no estaban asombradas a la forma carmesí de la luna, sino que estaban decididas. Elevó una plegaria dirigida a nadie y cerró sus puños a la vez que su rostro de alabastro se veía completamente pétreo como si desease gritar a la luna con todas sus fuerzas. ¿Dónde estaban los aullidos de esa noche? Likaia los había perdido. Sintió la fuerza de su puño en la muñequera de cuero que envolvía su palma y una ira capaz de evocar a la más profunda de las bestias empezó a aullar en su interior a medida que sus ojos oscuros se cerraban en una exhalación profunda.

Fue la voz de Teo la que interrumpió aquel instante de encuentro, donde su ser abrazaba el suspiro del viento, el canto de la tierra, el abrazo de la luna, clamando, gritando , arañando lo más profundo de su cuerpo de carne. Fue la voz de él la que hizo que Mausami se girase y sus ojos, ya no negros, destellasen en un tono naranja como el fuego. Sus labios se habían separado y pequeños colmillos se dibujaban en su dentadura blanca como las perlas. Le observó por un instante que bien podría haber sido más tiempo y aun así, su musculatura continuaba tensada, casi palpitante bajo sus ropas mundanas. ¿Lo ves, Teo? No, no lo ves. No podrías verlo así te golpease en la cara. Por un momento, ambas miradas, humana y animal vieron al hombre frente a ella y sus cabellos cayeron al instante suavizando sus facciones de mujer y permitiendo a sus orbes capturar de nuevo la oscuridad de la noche en ellos. Su aliento volvía a ser pausado y su mirada ligeramente distante. Entonces, volvió a elevar sus ojos al cielo, dando de nuevo, la espalda a Teo. La luna continuaba siendo blanca, como siempre, cubierta en un manto glorioso de plata que bañaba Likaia y también a ellos.
La voz de su hermano tenía el tono clásico de “-Leire, estás rara, no sé como entablar conversación-” por lo que la mujer solo volvió su ser hasta él, emitiendo una sonrisa resignada y algo cansada al ingeniero - ¿Qué podría haber en la luna que tu no vieses? – preguntó erguida, con su mirada altiva puesta en el licano frente a ella, mientras el viento movía sus cabellos y secaba la transpiración que por un momento, cubrió su frente perfecta.
avatar
Leire Mausami
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Luna Roja [Flashback]

Mensaje por Teudis el Dom Nov 17, 2013 10:12 pm

La mirada de Teudis se endureció, cambiando su semblante amable por una expresión huraña y distante. Guardó silencio unos segundos, vacilando si responder a su hermana. Los ojos oscuros del ingeniero se clavaron con cierto recelo en Leire.

-Esto fue un error- dijo firme, rompiendo el contacto visual con Mausami. Gruñó en un susurro, dejando caer el bolso en la tierra húmeda, la cual resonó con el impacto duro de un contenido mucho más pesado de lo que aparentaba el tamaño de su empaque. Teudis se puso de cuclillas y abrió el cierre del mismo, sin dirigirse a la guardiana. Ante los ojos de ella, bajo el manto de luz plateada, decenas de invenciones humanas resplandecieron con llamativa intensidad.

-Es el armamento humano que te enseñé hoy, al menos, una parte importante de él. Suficiente como para abastecer a la guardia de Likaia durante unos meses- añadió con timbre de voz árido, casi molesto. Se levantó y encaró a Leire con una expresión que, aunque intentaba ser indiferente, fallaba en demostrar poco interés. Extendió la diestra y le ofreció un rifle cargado con municiones convencionales. Su rostro la incitó a recibirlo y él disipó alguno de sus temores. –No es de plata-.

Sin más, Teudis cerró el bolso y lo cargó en su hombro, caminando lejos del claro, hacia una región aún más virgen y oscura del bosque nórdico. No la invitó a seguirlo, ella debía tomar esa elección. Pero, en caso de hacerlo, el ingeniero habló fuerte. –Has estado actuando como una verdadera idiota estos días y me estás dejando sin opciones. Ser desagradable es tu opción, pero no me expulses ahora. No cuando más necesitamos estar juntos-.

Teudis
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Luna Roja [Flashback]

Mensaje por Leire Mausami el Dom Nov 24, 2013 8:27 pm

Realmente lo ha notado. Desde los últimos años, mientras veía como el mundo del exterior consumía el interés de Teo como si fuese la más cruel cizaña, Mausami había optado por esperar en silencio que eso no pasase. Pero con cada instante que pasaba, Teo no volvía a ser lo que nunca había sido. Es casi como esperar que la Luna dejase de ser blanca de un momento a otro. Ambos hablaban y mucho. Solían compartir mucho tiempo juntos asi como anécdotas pero para la joven de cabellera oscura existían temas que con él era incapaz de tocar. Él era muy ácido con ciertas cosas y esa actitud terminaba por agotarle. ¿Hablar de la sensación de convertirse en bestia luego de entrar en frenesí con él? Eso era algo que escapaba hasta de sus intentos más intensos. Teo tenía una actitud cerrada en torno al licano y,a veces, ella creía que pasaba más tiempo con Hans por esa razón que por otra. El Capitan no podía convertirse pero eso para él era un estigma. Para Teo …Simplemente era. ¿En qué se diferenciaba su hermano de la humanidad que tanto adoraba? Maus temía que la respuesta a esa pregunta fuese un “Absolutamente nada”.

Estaba amargada. Al volver a posar sus ojos violetaceos en el astro lunar y notar que éste era tan blanco como la espuma, comprendió que su hermano no solo estaba cerrado al mundo de los licanos, sino que Gaia estaba negada a él también. Sin embargo, pasó lo que ella tanto reconocía: Decía una palabra y golpeaba sin piedad con ésta. Teo cambiaba su sonrisa por una mirada de molestia y a veces, pena, y ella terminaba arrepintiéndose de todo. La mujer soltó un suspiro mientras volvía la mirada a él, escuchando aquellas palabras que dedicaba a las armas que portaba en su bolso. Lo bueno era que la plata no estaba dentro de esas cosas. Lo malo era que sabía que había posibilidades de que los enemigos pusiesen plata en armas idénticas a esas y que, con éstas, fuesen capaces de matarles como si se tratasen de perros callejeros.

Sin pensarlo, en una acción que siempre cometía, incluso cuando acababan de reñir, Mausami comenzó a caminar tras de Teo, sintiendo el aire en su rostro, meciendo con calma sus cabellos. La oscuridad del bosque era tenue, dado que la luz lunar iluminaba el mismo en reflejos de plata. Y entonces, él volvió a hablar. Casi como siempre, conociendo el carácter cerrado de la muchacha. Ella siempre lo ponía en esa posición de cortar con el silencio y, como buen amigo, siempre optaba por hacerlo con real sinceridad. La mirada de la mujer se posó en él mientras  veía su espalda a medida que éste encaminaba a ambos y bajó los ojos con un dejo de timidez y vergüenza ante sus palabras. La coraza que existía en torno a todo su ser se resquebrajó un poco mientras su mirada distante se perdía en la tierra que pisaban. La guardiana era una mujer orgullosa para con todos, pero no en casos como ese. Decir que no pasaba nada a quien entendía que sí, que las cosas estaban pasando y eran evidentes era perder el tiempo y ahogarse en un vaso de agua – Me incomoda que no puedas sentir el llamado – susurra su voz sin dejar de seguir a su hermano, deteniéndose en un claro más alejado de la ciudad y de la mirada de los demás – Caminas entre los humanos más que entre los licanos, Teo. Y temo de verdad que optes por elegirles a ellos cuando las cosas se pongan difíciles – empezó a decir al llegar a una roca alejada mientras se quitaba la chaquetilla de la guardia y la colocaba sobre la misma, apoyándose sobre la formación rocosa de forma que volviese a encontrar los ojos de su hermano –Cuando ves Likaia… ¿Qué es lo que estás viendo? ¿Qué es lo que opinas de Alek y del consejo? – Empezó a decir, abriendo sus brazos de forma que buscasen alcanzar una extensión de espacio que se perdía entre sus dedos –Sin escuchar el llamado de guerra, sabes que ésta se acerca. Hans ha perdido la capacidad de transformarse y sigue siendo likaio porque elige serlo, porque realmente lo anhela ¿Y tu, Teo? ¿Escuchas remotamente el llamado de la luna? ¿Qué te genera verle ahí arriba, clamando por tu atención mientras tu solo, miras con los ojos posados en la tierra?-
avatar
Leire Mausami
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Luna Roja [Flashback]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.