Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Arcueid van Rip el Miér Oct 23, 2013 8:54 pm

Esa noche derivado en un trabajo inmensamente agotador, como si en cada centímetro cuadrado de aquel bosque que estaba al resguardo de los cazadores de los Raphael existiera un lobo a punto de atacar llegando al punto de que una leve sensación de paranoia se había apoderado del ambiente ante el menor ruido o sombra que sus ojos de agraciada vista pudieran vislumbrar. Por suerte la jornada ya estaba por acabarse y todos los guerreros se retirarían a recibir el abrazo cálido de sus cortesanas y sus cuidados, indispensable para poder mirar de cara al peligro otro día mas.
En un jeep de color negro opaco volvían dos de las cazadoras que habían sufrido ese calvario aunque más molesto que peligroso. Uno era Arc, que estaba como si en cualquier momento fuera a caerse encima del volante que ella llevaba aun sin recordar cuando había sido la última vez que había visto tantos licántropos en una misma noche. Por suerte se le asignó una compañera que estaba bastante familiarizada con el combate y las armas. Rowan entro hace poco tiempo en la fortaleza y ya su trayectoria militar hizo que se ganara el derecho de ser una guerrera. Lamentablemente lo único que pudo hacer antes de aquella noche fue leer unos cuantos antecedes que le mostraron antes de salir de cacería sumado a escuchar lo poco que le pudieron decir de ella. Además no tenía más trato con los novatos que en los entrenamientos rutinarios que se le asignaron supervisar desde hace ya cincuenta años y la joven no pertenecía a ese grupo tan reciente que supervisaba, el de los menos experimentados. Tiro su cabeza hacia atrás unos momentos, tronándose el cuello y dando un gemido de pesadez, de cansancio. No tuvo la oportunidad de hablar con ella antes; solo esperaba que no hubiese sido influenciada por su mala reputación en  el Clan.
 
-Creí que esta noche nunca terminaría.- pronuncio luego de un rato de estar en silencio. La pelirroja no era una mujer especialmente alejada y fría pero su historial de relaciones en el Clan la había transformado en una mujer especialmente reacia a las relaciones de cualquier tipo. Se giró a su compañera de cacería de aquella noche mientras reía pesadamente. Si fuera humana solo los dioses sabrían que fuerza seria la que la mantendría sin desplomarse sobre el volante.
avatar
Arcueid van Rip
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 211

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Rowan McArthy el Miér Oct 23, 2013 11:53 pm

La noche se habia alargado entre pequeñas escaramuzas y algunas persecuciones, decir que las rondas de cazadores y la seguridad se habían intensificado desde la caída de Raphael era redundar en lo obvio. Cada noche estaba plagada de desasociego y paranoia por parte de los cazadores dedicados al rondín diario.

Rowan no era la excepción a  aquella regla, si bien no conocía más que aquella frenética actividad desde que llegara al clan, habían pasado pocas semanas desde aquello; desde el asiento del copiloto observaba casi obsesivamente su alrededor con sus armas prestas en caso de necesitarlas, estaban cerca de la fortaleza pero eso no significaba que debiera relajarse, no hasta haber traspasado la entrada sin ninguna novedad.

Miró a su compañera, sabía tan poco de ella como de los otros que había tenido antes de aquella noche; no era especialmente sociable y prefería escuchar a hablar... y había escuchado mucho de ella, palabras poco agradables e historias terribles que a sus oídos sonaban cargadas de rencor y en su experiencia sabía que el rencor distorsionaba la verdad. Al verla al inicio de aquella noche ser designada como su compañera, sintió genuina curiosidad por primera vez desde su conversión. La noche le había dejado una grata impresión de ella, era una magnífica guerrera y se había sentido cómoda siendo su compañera; de lo otro, aquello que tanto se hablaba dentro del clan ya averiguaría la otra parte de la historia.

~Siento lo mismo, esos abrigos con patas estaban más activos que otras noches.

Estaban ya en las puertas de la fortaleza y ahora que la perspectiva de estar en casa a salvo estaba más presente sintió el cansancio recorrer su cuerpo oleada tras oleada, sintió la tensión en su cuello y espalda, la pesadez en sus miembros y el embotamiento en su mente.

~Nada me caería mejor ahora que un baño caliente.

Soltó mientras se adentraban en las murallas exteriores con dirección a los hangares, había que dejar el vehículo listo para la próxima salida, descendió una vez que el jeep estuvo en su lugar bajó su armamento y esperó a su compañera con una expresion llena de cansancio.

~Creo que esta noche será la primera que recurra a una cortesana, necesito un masaje.

Le dijo con confidencialidad y un ligero rubor cubrió sus mejillas, aquella era una práctica que no era mucho de su agrado, toda su vida se había servido sola y aún más en sus días en el ejército, así que había prescindido del servicio de alguna de ellas, sin embargo aquella noche se sentía tentada a dejarse consentir por alguna.
avatar
Rowan McArthy
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 121

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Isis el Sáb Oct 26, 2013 1:50 am

La Rosa Iluminada acababa de terminar su ritual nocturno como todas las noches. Habían tocado las 12 campanadas y ya se encontraba en su camastrón, untándose aceite sobre su piel. La habitación totalmente perfumada como de costumbre, con las velas perfumadas prendidas y los inciensos encendidos, desprendiendo el aroma dulzón de las rosas, mezclado con una pizca de canela y azafrán; la iluminación tenue, la calefacción agradable para andar ligero de ropa y la música relajan mezclada con el sonido de la fuente de agua, le otorgaban ese ambiente seductor y místico al aposento de la cortesana.


Isis terminó de untar el aceite en su cuerpo y caminó contoneándose hacia la puerta mientras se colocaba la túnica nuevamente para abrir la puerta de la habitación, dejando claro que ya estaba prestando servicio. Luego caminó hasta la gran tina para verificar la temperatura del agua y vertió más sales en ella.


Después se recostó en la cama y ante el hecho de que no había llegado ningún cazador a solicitar sus servicios, se recostó y abriendo un poco su túnica, comenzó a acariciar su propio cuerpo con las yemas de sus dedos, para pasar el rato, esperando a que alguno de sus señores o señoras llegara a la habitación.
avatar
Isis
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Arcueid van Rip el Lun Oct 28, 2013 10:12 pm

Una risa sutil salió con un leve gesto de cansancio, por fortuna ya habían llegado porque otro rato manejando y sin duda se hubiese dormido sobre el volante. Luego de dejar todo listo escucho los comentarios de su compañera y aunque había tenido una remota noción de lo que era el ejército de los humanos en sus días pudo recordar los frágiles incentivos que tienen los hombres para salir a batallar una vez más. A su padre jamás le gustaron los soldados y la idea de que su pequeña flor roja estuviera con uno no le agradaba en lo más mínimo a menos que el renombre lo procediese, sin embargo podía recordar nociones como la recompensa monetaria y el sentimiento de haber defendido a la patria en los discursos de los pocos soldados que se acercaron a cortejarla alguna vez. Al entrar al Clan de los Raphael ella podía observar como los soldados salían totalmente renovados, casi como por arte de magia por esas hábiles geishas de la noche y ahora, con sus más de trescientos años encima, le era difícil imaginar una forma mejor de renovar a un guerrero de tal forma y de incentivarlo a tal punto de dar el todo por el todo.
-Créeme, hacen milagros.- le dijo a Rowan con una sonrisa pícara y guiñándole un ojo. Pasó mucho rato desde su llegada hasta la vez en que fue atendida por una cortesana sin que su mala reputación influyera y comprendió hasta qué punto llegaba el trabajo de una cortesana. Luego Sophia llegó a su vida y muy pocas veces tuvo la necesidad de recurrir a otra. Pero, por lo que tenia entendido, la rubia tenía otros deberes esa noche así que decidió ir a ver si podía recurrir a otra cortesana muy reconocida entre los guerreros por sus cuidados. Aunque la pelirroja, sabiendo esto, dudaba mucho que Isis estuviera libre; la cortesana todas las noches tenía guerreros que tenían la fortuna de llegar antes que los demás para que la delicada mujer los recibiera. Le pidió a Rowan que la siguiera mientras le hacía una seña con la mano y le pedía que la siguiera antes de llevarse la otra al cuello que le dolía de forma irritante e infernal.
No tardaron mucho en llegar a la zona del castillo donde estaban las habitaciones de aquellas mujeres tan dedicadas. Podía verse como algunos guerreros entraban y salían de otras habitaciones. La Bruja de los Raphael llego a la habitación de Isis y golpeó la puerta, como no había cartel alguno esperaba que la cortesana no tuviera problemas en recibirlas. - Isis, soy yo Arc. ¿Tienes algún problema en recibir a un par de vampiresas a punto de desfallecer de cansancio y paranoia?- dijo en voz alta y clara, sonriente mientras se volteaba a Rowan esperando haberle sacado aunque sea una pequeña sonrisa, con su antebrazo apoyado en la pared de piedra al lado de la puerta.
avatar
Arcueid van Rip
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 211

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Rowan McArthy el Mar Oct 29, 2013 6:20 pm

Se sentía desfallecer de un modo que nunca creyó sentirse, ahora que la adrenalina había dejado de correr por su sistema éste se resentía; su espalda estaba hecha nudos y la contractura en su cuello era dolorosa al punto de hacele sentir el cuero cabelludo en carne viva, incluso sus ojos parecían estar a punto de estallar y la iluminación dentro del edificio no hacia más que aumentar esa sensación por completo molesta. Siguió a Arcueid a través de los pasillos que llevaban a las habitaciones de las cortesanas; se cruzó con algunos de sus anteriores compañeros que le dirigieron una mirada de reconocimiento, les saludó con un simple movimiento de cabeza.

Le dedicó a su compañera una sonrisa ligeramente irónica y su expresion mutó por una de ligera sorpresa. Isis... habia oido aquel nombre de labios de otros guerreros, le dedicaban grandes elogios por sus servicios; quién diria que seria ella quien le atendiese esa noche. Se recargó en la pared al lado de la puerta con los brazos cruzados; el aroma incitante del incienso y las especias se filtraba hasta ella mientras que a sus oidos llegaban las tenues notas de la música.

Cerró los ojos esperando la respuesta de la cortesana; miró de reojo hacia un par de cazadores que se habian detenido a pocos pasos de ellas, aparentemente alguno de ellos o quizás ambos habian tenido la misma idea que Arcueid y ella; se dieron la vuelta con expresión decepcionada y aquello le hizo levatar ambas cejas momentaneamente, aquella mujer si que era solicitada.
avatar
Rowan McArthy
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 121

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Isis el Vie Nov 01, 2013 9:05 pm

Como la puerta no estaba cerrada, con los golpes se entreabrió un poco y ambas pudieron detallar lo que ocurría dentro de la habitación. Isis se acariciaba la piel de los pechos con la yema de los dedos cuando su puerta sonó. Levantó la mirada y sonrió al escuchar las palabras de la cazadora Arcueid. -¡Por favor! ¡Pasen adelante! será, como siempre, un privilegio para mi, atender a dos valerosas cazadoras y complacerlas con mis servicios.- 


Acto seguido se levantó de la cama con el torso desnudo, dejando a la vista su extraordinario y voluptuoso cuerpo. Los senos perfectamente curveados, no demasiado grandes para ser excesivos pero tampoco lo suficientemente pequeños como para pasar desapercibidos. El tamaño perfecto para generar una curva sugerente y atractiva y no tener problema en desafiar la gravedad. Las curvas de su espalda que se acercaban en su cintura y se ensanchaban mientras bajaban a sus caderas, dándole la forma de un violoncello.


La Rosa Iluminada caminó hacia la puerta mientras se colocaba la túnica correctamente y al llegar a la entrada de la recámara, la abrió para darle la bienvenida a las dos cazadoras, con una amplia sonrisa y los ojos muy abiertos.


-¡Buenas noches Arcueid! ¡Buenas noches Rowan! Pasen adelante por favor mis cazadoras. Pasen adelante y pónganse cómodas. Hay muchos espacios para este cometido. Cualquiera de los sillones o los almohadones de plumas en el suelo, donde gusten.- 


La habitación era sumamente acogedora y la decoración, así como todas las condiciones de la misma, estaban pensadas de modo que relajaran visualmente, así como que excitaran todos los sentidos. La luz tenue de colores agradables, el sonido de la música y el agua, el olor de los inciensos y las velas aromáticas, la superficie y la textura de los muebles y las telas que tapizaban los almohadones, los sillones, el sofá. Así mismo, habían unas pequeñas mesitas con dulces, quesos, fresas, chocolates, fiambres e incluso copas de vino, para los vampiros que disfrutaban de la comida. Contaba con el camastrón con dosel, una bañera lo suficientemente grande para albergar a un par de personas, llena con agua caliente y esencias de especias y flores; unos cuantos sillones y un sofá, almohadones en el piso, unos armatostes en la pared con grilletes y esposas, una mesa con algunos implementos tapados con unas telas de seda.
avatar
Isis
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Arcueid van Rip el Vie Nov 01, 2013 10:13 pm

Al ver a los dos guerreros marcharse decepcionados de verlas en la entrada Arcueid sonrió con picardía. No podía negar que desde pequeña tuvo un amor por la discordia por más pequeña que fuese y esta, al repasar su historia, parecía corresponderle con el mismo entusiasmo. Al voltearse uno de los guerreros arqueo las cejas y se encogió de hombros como quien parece “lamentar” un hecho solo para recibir una mirada molesta sumado a una que otra maldición por lo bajo de ambos. Una habilidad para fastidiar admirable sin duda en cuanto a capacidad, sin embargo por esto no se dio cuenta de la presencia de Isis hasta que esta las recibió con la complaciente calidez con la que recibía a cada guerrero.
Al entrar los inciensos y aceites que perfumaban la habitación casi bastaron para hacerla desfallecer de aquel “golpe de relajación” que recibió tan pronto sus sentidos los captaron; una sensación similar a la que siente cualquiera luego de una ardua jornada de trabajo y toma una larga y relajante ducha. Ya estaba sintiendo esto y la sesión aun no había empezado siquiera. Le dedico una sonrisa a quien pensaba encomendar su cuerpo cansado esa noche antes de hacer una reverencia propia del siglo en que venía, más propia de su excentricidad que por pleno refinamiento. –Buenas noches Isis. Y qué bueno que lo mencionas, porque un baño con tus famosas hierbas y aceites no nos vendría para nada mal.- dicho esto trono su cuello mientras empezaba a sacarse su chaqueta y las correas que llevaban las fundas de sus espadas y  pistolas. Por el momento tomo asiento en un sofá de terciopelo cercano mientras esperaba a la cortesana y a la guerrera. Quizás tener una noche de mujeres sería una buena forma de pasar lo que quedaba de la velada, mejor aun si era con alguien que pudiera mantener una conversación más de un minuto sin que desearan que su alma este ardiendo en la esquina más recóndita y perdida del infierno, por el momento…
Off::
Lamento la brevedad del post, espero poder explayarme mas en los siguientes.^^
avatar
Arcueid van Rip
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 211

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Rowan McArthy el Sáb Nov 02, 2013 3:02 am

Sonrió con cierto sarcasmo al observar aquel intercambio de miradas entre Arcueid y los cazadores, el aroma proveniente de la habitación le pareció delicioso y la voz melodiosa de Isis le hizo despegarse de la pared en que estaba recargada, la observó un momento y un gesto divertido se instaló en su rostro. Siguió los pasos de ambas mujeres, cerrando la puerta para anunciar que aquella habitación se encontraba ocupada.
 
~Buenas noches también para ti Isis. Arcueid ha resumido perfectamente lo que ambas queremos y necesitamos en este momento
 
Se dejó caer sin más ceremonia en el almohadón más grande de la habitación, quedándose tendida por unos segundos, sólo dejando que los aromas y sonidos comenzaran a ejercer su influencia en su cuerpo cansado; escuchó el ruido de las cintas siendo desatadas y el suave susurro de la túnica de Isis. Se incorporó para quedar sentada con las piernas en postura india, estiró sus brazos sobre su cabeza y sintió el tirón en su espalda. Se sacó la chaqueta de corte militar y quitó de su cuerpo las fundas para las armas que había llevado aquella noche; siguió con las botas militares quedando descalza aún acomodada sobre el almohadón.
 
Se tendió en el piso con la espalda apoyada en la suavidad de aquella enorme almohada y volvió a estirarse como si se tratara de un gato, su espalda estaba matándola pero por fortuna la suave luz de la habitación le daba un descanso a sus ojos adoloridos; sintió sus omóplatos crujir seguidos de las articulaciones de sus brazos.
 
~Tampoco estaría mal algo que aliviase nuestras espaldas.
 
El cansancio se hacía cada vez más presente conforme dejaba que lo acogedor y cómodo de la habitación la envolviera. Sus ojos cansados se posaron un momento en aquella bañera que parecía llamarle insistentemente, estaba deseando fervientemente poder deslizarse dentro de ella y dejar que el agua tibia envolviese su cuerpo, llevándose toda la fatiga que aquella noche de cacería le había dejado instalada en cada musculo.
avatar
Rowan McArthy
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 121

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Isis el Sáb Nov 02, 2013 6:58 am


La música era hipnotizante y tranquilizante. La cortesana avanzó y modificó el volumen para que se pudiera conversar tranquilamente, pero aún se escuchara. De igual modo, modificó la iluminación para volverla aún más tenue y dar una sensación de intimidad a la habitación, que ahora sólo era iluminada por las velas aromáticas de aceite natural.



Isis vio a las dos cazadoras echarse en el sofá y en el almohadón de plumas y sonrió, mostrando las hermosas perlas de su boca, perfectamente alineadas, encerradas entre los dos pétalos que llevaba por labios. Caminó hacia Arcueid y la ayudó a incorporarse para colocarse detrás de ella y con sus hábiles manos, por medio de delicados pero precisos movimientos de sus dedos, comenzó a quitarle las prendas que cargaba puestas.


-Vamos a comenzar por quitarles tanto peso de la noche de hoy. Estas prendas de ropa son pesadas y duras, perfectas para el combate, pero no para relajarse. Déjeme ayudarle cazadora, es un placer servirle. ¡Listo! Por lo menos así estará más cómoda. Si desea quitarse lo que le queda, es decisión suya Arcueid, personalmente soy de las que opina que, mientras menos ropa y menos elásticos tengamos en el cuerpo, más fácil se nos hace relajarnos, pero como usted se sienta más cómoda.-



La dejó simplemente en ropa interior y caminó hacia Rowan a quién también ayudó a ponerse de pie y de igual modo, imitando el procedimiento, le echó una mano para despojarla de sus vestimentas, dejándola en ropa interior.


-Lo mismo va para usted Rowan, si desea despojarse de sus prendas íntimas, por favor, hágalo. Las exhorto a ello, así se sentirán mucho más cómodas y el proceso de relajación será más satisfactorio.-



Las miró con picardía y caminó contoneándose hasta la tina que se encontraba llena de agua caliente con sales, esencias de vainilla y canela, miel, pétalos de rosa y champagne. Metió los dedos medio y anular en el líquido para comprobar la temperatura y estaba perfecta. Miró a las dos cazadoras y al verlas sin ropa, rió con picardía y les hizo una seña con la mano para que se acercaran.

-¡Vamos cazadoras! ¡al agua que ésta espera por ustedes! La temperatura está en su punto. Métanse en la tina y recuéstense del borde, que yo me encargaré del resto.-
avatar
Isis
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Arcueid van Rip el Mar Nov 05, 2013 3:21 am

Las manos habilidosas de Isis sujetaron firme y suave su ropa de fuerte cuero. Buenas prendas que podían soportar el golpe y rasgarse mientras la protegían de los golpes y el rigor del combate hasta cierto punto. El cuero sucio y maltratado se abrió paso para dejar la imagen de su piel de mármol tan pálida y suave, como si todas sus batallas y entrenamientos que vivió en el pasado no hubiesen bastado aun para percutirla. Pronto no quedo más que su ropa interior de encaje negro y aunque Isis tenía buenas razones la idea de terminar de desvestirse la dejo para cuando pudiera sumergir su agobiado cuerpo en aquel caldo de sales y perfumes que la cortesana tenía preparado para ellas y a las que tan cordialmente las invitaba como si fuera el abrazo cálido de una esposa que recibe su hombre luego de un día arduo de trabajo; una oferta totalmente tentadora.
Sin embargo mientras Isis repetía lo mismo con la cazadora de cabello ondulado la pelirroja noto un extraño ruido en una de las ventanas. Pasó por sus cosas y las abrió de par en par. Tan pronto la luz de la luna y el viento helado de la noche le golpe de lleno en el cuerpo hubiese sentido un placer mayor aun que el que le pudiera dar cualquier masaje o noche con algún hombre, si no fuera porque su mirada se posó en un vástago que estaba agarrado de las enredaderas que escalaban las paredes de la fortaleza. No era algo de lo que no hubiese escuchado hablar antes: por apuestas, bromas o simple perversión algunos guerreros novatos o con mucho tiempo que perder se dedicaban a espiar a las cortesanas en sus habitaciones. No era de extrañarse obviamente que estuviese ahí, en la ventana de la bella Isis para ver como ella repasaba su rutina de belleza entre lociones y cremas que perfumaban y suavizaban su piel. Lo que de seguro no se esperaba era encontrarse con la cazadora ahí en la ventana mirándolo de forma fija… Especialmente a la “Bruja de los Raphael”. Fueron unos breves segundos de incomodidad hasta que la vampiresa sonrió amistosa y saco el revolver que había cargado consigo toda la noche. - La bala o la caída, ¿qué prefieres?- dicho esto poco tardo el vampiro en soltarse de las ramas para caer en unos arbusto. Caer  no lo mataría pero al menos lo dejaría con pocas ganas de volver a subir en lo que restaba de la noche. Arc miro el tambor del arma y cuando se percató de las miradas de Isis y Rowan ante aquel espectáculo simplemente se encogió de hombros como una niña que acaba de cometer una travesura.- ¿Qué? No está cargada…-
Cerró las ventanas tras de sí y corrió las cortinas que protegían que la luz del sol bañara la habitación durante el día. Isis no tendría que hacer mucha promoción a sus famosos baños, pues todos sabían bien que sus cuidados eran de primera calidad. Espero a ambas mujeres antes de adentrarse al cuarto de baño y sumergirse en las cálidas aguas luego de sacarse el resto de la ropa. Rápidamente la calidez del agua la embriago y relajo cada centímetro de su cuerpo abarrotado por la tensión de tantos días de cacería, tantas noches pensando en lo ocurrido con Raphael, aquellos raros encuentros que tuvo con Evans, Layla y Eliah que la mantuvieron en vela por tanto tiempo… Aun los aromas y el leve chapoteo del agua no bastaban para que lo olvidara por completo, pero bien sabía que los cuidados de la cortesana apenas empezaban. ¿Podría la habilidad, casi innata, de Isis con todo lo que cargaba la pelirroja?
avatar
Arcueid van Rip
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 211

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Rowan McArthy el Vie Nov 08, 2013 1:41 pm

Cerró los ojos mientras Isis le ayudaba a dspojarse de sus vestimentas, todas ellas de corte militar y de tela gruesa; aquello le distinguia de entre los otros cazadores pues no gustaba de la vestimenta de cuero que normalmente portaban. Era una delicia el poder dejarse hacer, por primers vez no sacar aquellas prendas por si misma. Soltó por su propia mano la apretada coleta en la que sujetaba usualmente su oscuro cabello ondulado para sustituirla con un chongo flojo más acorde a la situación. Fingió no escuchar aquello que provenia de la pared exterior y una leve sonrisa asomó a sus labios al ver a su compañera divertirse con aquel pobre diablo que intentaba espiar por la ventana.

~Debiste meterle esa bala, si así como espia caza lobos es un desperdicio de espacio en el clan.

Siguió el ejemplo de Arcueid y se dejó envolver por la tibieza liquida de aquel preparado de escencias y sales de baño; se recargó en el borde de la bañera apoyando su mentón sobre sus manos entrecruzadas, le dedicó una mirada velada a la cazadora pelirroja, si bien no la conocia más que de aquella caceria que habian compartido toda la primera mitad de la noche sabía reconocer bien las señales de que algo le preocupaba, cerró los ojos dejandole espacio a la pelirroja.

Tenia sus propios pensamientos para sumirse en ellos; su estadía en el clan habia estado teñida siempre de aquel sentimiento de zozobra, su llegada a aquella fortaleza casi habia coincidido con la muerte de Raphael, aquel lider del que le habia hablado su sire en el viaje que emprendieron a su nuevo hogar y había algo en ello que le incomodaba, no entendia el porqué ni se atrevia a hacer hipotesis sobre ello, no sin tener mas información. Volvió a dedicarle una fugaz mirada a Arcueid, quizas con ella pudiese hablar de ello, aunque definitivamente no esa noche. Suspiró profundamente esperando a que Isis le ayudase a quitar todo aquel cansancio que la embargaba, estaba ansiandolo intensamente, quizás así su mente pudiese trabajar mejor y no solo eso, sino que posiblemente algo de su muy escondida sociabilidad fluyese naturalmente.
Off:
Disculpen lo corto del post pero ando con "sequía" inspiracional u.u
avatar
Rowan McArthy
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 121

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Isis el Vie Nov 08, 2013 9:17 pm

Ante el incidente del "mirón", la cortesana simplemente se limitó a reir tímidamente tapando su boca con su mano y luego, apartando un cabello de su rostro comentó: -Demonios, una vez más olvidé cerrar las cortinas. De un tiempo para acá se ha comenzado a volver una costumbre que los novatos del clan se trepen a los árboles para espiarme. Normalmente, cuando estoy sola todavía, lo permito. Dejo que me vean bañarme, arreglarme... incluso a veces les regalo el gusto de verme... fantasear un poco. Al fin y al cabo, nunca está de más la buena publicidad.- esto último lo dijo con picardía, riendo nuevamente y levantando las cejas.


Isis vio a las dos cazadoras entrar a la tina y sumergirse en las cálidas aguas, mientras ella apagaba varias de las velas para oscurecer un poco más la habitación, hasta el punto en el que la luz era sumamente tenue. Apenas se veía el contorno de la piel desnuda de ambas, brillante por la humedad del baño. Isis se acercó a la bañera, tomó una esponja corrugada que guindaba en una de las paredes y se sentó en el borde de la misma, metiendo la mano en el agua para llenar del líquido el porífero y así calentarlo y suavizarlo antes de utilizarlo.


Esta acción de agacharse sobre el agua hizo que la túnica se abriera y se le corriera de uno de los hombros, hasta detenerse en el área en el cual el brazo y el antebrazo se unían, dejando a la vista la tersa piel de uno de sus senos y casi revelando el pezón del mismo. Si a Isis le importó, lo disimuló muy bien. Ella únicamente se dedicó a empapar el utensilio de baño por completo y luego, se levantó para sentarse nuevamente al lado de Arcueid, a quien comenzó a acariciarle el cabello con la mano izquierda, de manera muy sutil. La fue peinando con los dedos, colocando las hebras rojizas por detrás de las orejas de la cazadora y luego, mientras seguía acariciándole el cabello y el rostro con la zurda, empezó a restregar con la diestra, los hombros cansados de la guerrera, con la parte corrugada de la esponja, frotándola con firmeza, de manera que la misma, exfoliara su piel y la masajeara.


Mientras hacía esto, miró de reojo a Rowan, a quien le dijo con dulzura: -Discúlpeme que insista, Rowan, pero debería seguir el ejemplo de su compañera Arcueid y despojarse de la ropa interior. Los elásticos y las prendas ajustadas se interponen en el flujo de la sangre, así como de la energía, por lo que el proceso de relajación es mucho más lento cuando amarramos nuestro organismo con ropajes innecesarios. Póngase cómoda y en confianza. Al fin y al cabo, está cubierta por las aguas y la luz está lo suficientemente baja, como para que podamos detallar algo.-


La Rosa Iluminada le obsequió una sonrisa amplia y devolvió su atención a la cazadora a quien ahora había empezado a masajearle el área del pecho, entre ambos senos con la esponja, mientras, con la mano izquierda que había mojado en el agua caliente, le acariciaba el cabello mojándoselo y le rozaba el rostro con las yemas de los dedos humedeciéndoselo igualmente.



-Usted déjese consentir mi cazadora. Déjense ambas consentir por mí. Me encargaré de que esas tensiones y esas preocupaciones desaparezcan, por lo menos por unas horas.-



La cortesana continuó masajeando el cuerpo de Arcueid, bajando la esponja un poco más en cada movimiento circular que realizaba sobre la piel de la cazadora, llegando hasta su abdomen, y volvió a subir para volver a dedicarse a los tensos hombros de la guerrera, pero esta vez arrodillándose en el piso, justo detrás de ella, de modo que su rostro quedó al lado del oído de la pelirroja. Mientras le masajeaba los hombros y la espalda, desde el cuello hasta la base de la misma, con el porífero corrugado, le dijo al oído: -Mi labor es relajarlas, consentirlas, complacerlas... en todo sentido. Dentro de mi habitación no existen tabúes ni reglas, más que el único propósito de que mis clientes tengan una noche relajante y placentera.-


Isis se levantó acariciándole el rostro por última vez a Arc, para caminar contoneándose, como de costumbre, hacia el otro lado de la tina, en donde Rowan esperaba recostada y se sentó al lado de esta, para empezar a repetir el mismo trato que le había proporcionado a su compañera.



-Su turno, mi cazadora Rowan, no crea que me he olvidado de usted. Mi intención es que ambas queden deleitadas con mis servicios.-
avatar
Isis
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Arcueid van Rip el Mar Nov 26, 2013 3:11 am

Ante las palabras de aquellas dos mujeres no pudo hacer mas que reír. De hecho, quizás no matarlo, ¿pero quien negaba que quizás hubiese sido bueno un escarmiento para enseñarle a aquel joven vástago que a las cortesanas se las debía respetar? Si hubiese sido Sophia de seguro lo hubiese golpeado con la primera cosa que tuviera a la mano hasta hacerlo caer inconsciente sobre los arbustos sin importarle si se quemaba con la luz del alba, por mirón. Se sonrió ampliamente ante la imagen de tan cómica escena…
El cuero de sus borcegos y su chaqueta había quedando en el suelo dejando su piel pálida y cansada al descubierto, el viento helado del bosque había sido cambiado por las cálidas aguas en las que ahora se sumergía, el olor a tierra húmeda, perros mojados y sangre pronto fue reemplazado por el perfume de las velas y múltiples esencias para la piel maltratada y, por supuesto, los golpes y los cortes habían ya no estaban y en su lugar la melodiosa y serena voz de la talentosa cortesana que acariciaba su piel fría y pálida suavemente con aquella esponja exfoliante, cuidándola como si estuviera otra vez en su hogar en Francia de hace trescientos años cuando tenia varias sirvientas a su alrededor cuidando de ella y sus hermanas, de que estuvieran mas que bellas para los imbéciles que tendrían que ver luego y, en su caso desencantar hasta que el único deseo que tuvieran para con ella fuera el que su alma ardiera en el infierno.- Me dejo en tus manos, querida.-
Le contesto a Isis mientras llevaba sus manos a su nuca, dejándose consentir. No permitiría que nada en la noche perturbara aquella relajación en la que se estaba dejando envolver en aquel momento, ni siquiera aquel vástago novato que estaba de mirón mientras ella, afortunadamente, aun estaba en ropa interior. Sus ojos estaban cerrados cuando Isis se dirigió a Rowan para continuar su rutina cuando la pelirroja hablo.- Por cierto, ¿lo sabes, verdad Isis?- abrió el ojo que estaba marcado por el corte de la garra de un lobo que Dimitri apenas había dejado que le rosase antes de terminar de quitárselo de encima. -Rowan llego hace muy poco a la Fortaleza. Es la primera vez que se deja atender por una cortesana, aunque de seguro ya suponías eso.-dicho esto cerro el ojo y dejo a la cortesana seguir con su compañera. De seguro ella ya habria notado que era la primera vez que Rowan se atendía con ella pero muy poco sabia sobre aquella vampiresa como para dejar todo en el anonimato. Ademas, quizás Isis tomaría en consideración darle una atención especial para la agobiada y reciente guerrera.
avatar
Arcueid van Rip
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 211

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Rowan McArthy el Dom Ene 12, 2014 12:48 am

Rowan esbozó una media sonrisa mientras salía del agua para despojarse de su ropa interior; volvió a introducirse lentamente en la bañera viendo cómo Isis atendia a su compañera, se sentía intrigada por aquella vampiresa de cabellos rojos sobre todo porque hasta ese momento no le había parecido merecedora de la fama que la rodeaba dentro del clan, la bella Isis no la trataba con desdén ni el temor que notaba en otros guerreros y cortesanas. Por desgracia no era muy sociable, aquello era algo que habia quedado olvidado después de sus años rebeldes, aunque en realidad le importaba un rábano sociabilizar, muy pocos rompían sus barreras y lograban interesarla: Arcueid estaba resultando ser uno de esos pocos. Cerró los ojos deslizándose por la tina quedando cubierta hasta la barbilla con el agua; se sentía tan bien que se cuestionó el porqué no había acudido a una cortesana antes.

Abrió perezosamente los ojos para dedicarle una mirada teñida ligeramente de censura a Arcueid; pero aún así una sonrisa asomó apenas a sus labios, volvió a moverse hasta que el agua cubría apenas la parte superior de sus pechos.

~Seguramente Isis me hará ver que el no haber acudido antes con una cortesana ha sido un gran error.

Respondió con humor en su voz, un timbre inusitado en ella que normalmente se mantenía serena y distante; se llevó una mano al cuello que aún sentía rígido y adolorido; cerró los ojos respondiendo a la sensación que le ocasionaba el lligero masaje que se daba a con dedos torpes; suspiró dejando caer su mano dentro del agua sintiéndose reconfortada por el agua caliente y los suaves aromas que de ella surgían.

Off:
Lamento muchísimo lo corto e insustancial del post, les pido mil disculpas por haberles hecho esperar tanto
avatar
Rowan McArthy
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 121

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Cuidados de Siempre [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.