Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Sheila Lindgren el Miér Oct 23, 2013 4:49 pm

Hacía mucho tiempo que la cachorra azabache estaba literalmente "perdida" no había sido vista por los territorios Likaios, ni por los Fenrir y...ni hablar por los territorios Ardwolf. Tampoco había dejado mensaje a Oren para saber de su ausencia o su paradero, la muchacha parecía haber sido tragada por la tierra.

Pero la verdad distaba mucho de ser tan lúgubre, la chica simplemente se había dedicado a explorar la enorme ciudad de Londres y eso tomaba tiempo. El simple hecho de vagar por las calles de los suburbios le había parecido de lo más interesánte ya sea en su forma humana como en su forma de lobo completo que era la única transformación  que podía tener hasta ahora y aun así no lograba controlar del todo. Dedicó unos días en estudiar a una familia humana, sus rutinas diarias cuandos e sentaban a desayunar, seguía a los niños a la escuela e inclusofue capaz de colarse a una de estas clases como "Una más" y aunque le parecía interesante el ver a tanto cachorro humano reunido las clases en sí no le llamaron la atención, sobre todo las de matemáticas que eran todo números aburridos que dificilmente llegó a comprender más allá de la suma y la resta. Pero se había sentido curiosa y atraída por elestilo de vida de la familia en si cuando todos se reunían en casa, el padre jugándo con los pequeños mientras la madre cocinaba la cena...aunque todo su "espionaje" se vino abajo cuando decidió aparecer en su forma de lobo en el patio de la casa, los primeros en notar su presencia fueron los niños los cuales entusiasmados por el tamaño del "perro" salieron presurosos a jugar con ella, pero una advertencia del padre los detuvo en seco.
"Los adultos siempre arruinándo la diversión" Pensó al ver la mirada severa con que la estudiaba, la loba se mantuvo sentada sin mostrar señales de sentir algún temor hacia el "Macho alfa" de aquel grupo cosa que el humano tomó como una actitud desafiante corríendola después a pedradas.

Molesta la morena que ya había vuelto a su forma humana caminaba sin rumbo con las manos en la chaqueta que robara dos casas más atrás y el cabello recogido en dos coletas atadas con trozos de tela, vestía una sudadera negra y pantalones cargo que le venían algo grandes, lo suficiente como para ocultar los pies desnudos.... Ella se consideraba un lobo de ciudad, pero le incomodaba terriblemente el hecho de andar con sus pies encerrados en esos incómodos calzados.

Ya casi había pasado una semana desde su encuentro con la vida familiar de los humanos, estaba cansada y tenía mucho en que pensar además tenía que reconocer que extrañaba la compañía y las bobadas que solía hablar con Oren. Estos días en solitario le habían enseñado de que la sledad sólo le servía para enfadarse más con ella misma.
Le daba rabia el no ser del todo humana, de no ser del todo loba, de no comprender ni un mundo ni el otro, le molestaba no poderencontrar su punto de equilibrio del que tanto le había hablado Oren..

De pronto un aroma la sacó de sus pensamientos, un aroma metálico que flotaba casi imperceptible en el ambiente. Su estómago rugió y sintió como la salgre se le calentaba en las venas pidiéndo ir de caza, la emoción de una persecución,la euforia de abatir a tu presa y el sabor de la sangre y lacarne blanda, suave y cálida entre sus fauces. Siguió con cierta cautela aquelaroma que la iba alejando de los subirbios de la enorme ciudad, en poco tiempo ya se encontraba en las lindes de la zona urbana de la gran ciudad, no sentía el aroma de sus hermanos lo que le indicaba que estaba lejor de los terrotorios de los lobos, pero aquel aroma le invitaba a continuar. Aquel aroma cálido a sangre recién derramada, quizás un lobo erránte estuviera cenando a esas horas, aunque por lo que sabía los lobos no eran muy asíduos a probar esa clase presas, sus presas jamás olían tanto a metal y a algo más....
La niña alzó su cabeza dejándo que sus coletas hechas de rastas le colgaran a la espalda para olfatear el aire.

-Huele a humano....


Murmuró mientras se internaba aun más en la pemunbra del bosque en busca del origen de aquel aroma
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Bron Murk el Miér Oct 23, 2013 5:35 pm

Un par de días antes,  casi a las 3 am, Bron recibió un mensaje entrante en su contestadora. No lo escucho hasta despertar en la mañana, era una “amiga” suya que había conocido en uno de sus muchos viajes, una Londinense rubia y hermosa de ojos verdes que había encontrado en él escape a las tensiones con su esposo. Quizás en un día común  habría sido un bello despertar pero la voz entrecortada y agitada de la mujer hizo que el lobo  presintiera lo peor.

“Bron, cielo. No sé  a quién mas acudir. Estoy desesperada,  llevo dos días viendo al mismo sujeto fuera de mi casa, es ese de los periódicos, el tipo que escapo del manicomio el supuesto asesino. Tengo miedo, nadie me cree…”

El no necesitaba escuchar mas, tomo sus cosas  y se fue al aeropuerto. Al llegar a Londres se dirigió inmediatamente a la casa de su ex amante, para fortuna estaba aun viva pero histérica, tras consolarla, en más de una forma, prometió que ella estaría a salvo, y así esa misma tarde empezó su cacería. Comenzó por buscar información sobre  el asesino, un tipo que aparentemente era sospechoso de varias violaciones en el parque central, que después de un altercado  fue llevado al hospital muy herido y en  estado psicótico alegando que había sido víctima de una criatura de ojos rojos y de fuerza incontenible y demás alucinaciones que lo condujeron  no a la prisión si no al hospital psiquiátrico, del que había escapado y ahora se dedicaba a no solo violar si no matar a mujeres, tres  estaban ya en su cuenta y  al parecer  había destinado a Debbie como la cuarta pero no si él podía encontrarlo primero. Se lo topo una noche en las afueras de la ciudad, no había nadie cerca y eso era perfecto. Sobra decir que el pobre desgraciado necesito un cambio de ropa interior al ver a Bron volverse fiera frente a sus ojos, pese a que estaba armad y le había intentado disparar durante todo el trayecto, la persecución a media noche estaba planeada, el sujeto corrió como rata amaestrada hacia el bosque, ahí nadie mas  volvería a saber de el, o eso era lo que  esperaba, no contaba con la pequeña loba.
 
El lobo gris de ojos  dorados había  casi desecho  al infeliz cuando  sus oídos y olfato le percataron que no estaba solo, alguien se acercaba así que arrastro el cuerpo  hasta un arbusto, aunque una mano quedo por fuera, sin contar con el charco de sangre y vísceras  cerca de el. Para su mala fortuna una bala le había impactado y tenia una pata herida, asi que seria cauteloso. Mientras dejaba el cuerpo se asomo por entre las hojas y miro a una niña… ¿Qué hacia una niña de esa edad en medio del bosque…. Aguarda, su olfato  salió del trance que tenia en su carnicería y se percato de que no era solo una pequeña , era una  lobita, una cachorra.-¿Qué haces tan lejos de tu manada a esta hora de la noche en territorio de vampiros?...De entre las ramas salió el lobo mirándole más preocupado que molesto pero se notaba en el rostro que no estaba feliz, quizás también influía el dolor  de la bala al caminar. Y el hecho de que no quería que la pequeña  estuviese mucho tiempo expuesta a  lo que acababa de hacer.


Última edición por Bron Murk el Miér Oct 23, 2013 10:38 pm, editado 1 vez
avatar
Bron Murk
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Lucas Trenant el Miér Oct 23, 2013 9:36 pm

Y allí estaba él, en medio de la ciudad de Londres, con sus ropas de cuero y su capote cubriéndole entero. La oscuridad lo protegía de miradas indiscretas, y aún así no pasaba muy desapercibido caminando en medio de las negras calles con ese atuendo. Pero Trenant se consideraba un tipo de costumbres arraigadas, tradicional, amante de lo añejo y de los buenos hábitos. Y ante un posible combate, no había mejor atavío que ese. Lo único que llevaba con mayor discreción era la daga de plata bajo su jubón de cuero endurecido. Entre la daga y su piel había una camisa de algodón, pero aún así le escocía. El maldito metal ardía como un clavo al rojo vivo, y atravesaba la tela casi como si no hubiera nada. Dolía, pero al menos no dejaba marca, y le recordaba para qué servía un arma así. ¿Peligrosa portarla, alguien como él, vulnerable a ese horrendo metal? Sí, pero el riesgo merecía la pena. Porque sabía los peligros que había ahí afuera. Eso era lo que le ayudaba a recordar el dolor de la plata sobre su torso. Que no estaba solo...

Aún no había encontrado la fortaleza de los Raphael, tal y como le había ordenado Galliard. Al parecer, su estado de fragilidad actual como clan no impedía que siguiera tan bien oculta como tantos siglos atrás. No obstante, sentía que estaba cerca. Había descartado varias posibilidades, sabía que buscaba una estructura o fortificación lo suficientemente amplia como para albergar a cientos de ellos. Sabía que era un clan guerrero y orgulloso, lo que inclinaba favorablemente la balanza hacia la posibilidad de que no hubieran cambiado de sede o lugar de encuentro desde hacía siglos, por seguir con las tradiciones y los métodos que funcionaban. Probablemente se encontrarían más en las proximidades de las afueras de la ciudad antes que en el propio centro. Alguna estructura subterránea era una opción, pero no creía que tal cantidad de vampiros se ocultasen en las cloacas. Eran orgullosos, podrían tener asentamientos pero no el hogar de todo un clan. Por último, estaba el tema del sol. Que fueran más resistentes a su luz siempre que no les diera directamente no los hacía innmunes a sus rayos. Debían estar bien ocultos por el día, al menos dentro de lo posible, de modo que tenía que ser una zona protegida. De acuerdo, recopilando las pistas que llevaba, probablemente fuera una fortaleza tranquila, relativamente oculta al resto de la gente, que estuviera bien cubierta de los rayos del sol durante el día y que se encontrara lo suficientemente apartada para no sufrir visitas indeseadas pero al mismo tiempo próxima a la ciudad para asegurarse un sustento alimenticio siempre que lo necesitaran. Trenant terminó deduciendo que seguramente se encontrarían en el bosque de las proximidades. Era un bosque amplio, frondoso y poco transitado. Las ruinas en el Reino Unido eran típicas, además, y un castillo abandonado o incluso comprado para uso privado no era ninguna locura en esa región.

Esa era la razón de que estuviera patrullando por la zona aquella noche. Esa, y el hecho de que su líder, sediento de sangre vampírica, le ordenara investigar y encontrar fuera como fuese la fortaleza de los Raphael, para atacarlos en su momento histórico de mayor debilidad. Por tanto había dejado el que durante siglos fue su hogar para adentrarse en tierras londinenses en busca de un clan vampírico guerrero. Solo, sin ningún tipo de ayuda o destacamento Ardwolf que le cubriera las espaldas. Pero igualmente la noche estaba siendo muy tranquila... hasta que Trenant oyó ruidos cercanos.

Se aproximó con cautela. Desde las sombras, observó cómo un hombre extrañamente ataviado (al igual que él) conversaba con una joven niña de piel oscura. Pero el olor era extraño. No eran humanos. Más bien, eran licántropos. Se preguntó de qué manada serían, hasta que escuchó parte de la frase del hombre. De la misma manada no eran, por lo que uno era Fenrir y el otro Likaios. Solo quedaba determinar quién era cada uno. Trenant salió de su escondite y se aproximó con calma hacia ellos.

Bonita noche para que tres hermanos de diferentes clanes se encuentren por los azares del destino bajo la luz de las estrellas, todos ellos además lejos de sus casas. ¿No creéis, camaradas?
avatar
Lucas Trenant
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Sheila Lindgren el Miér Oct 23, 2013 10:10 pm

El olor de la sangre inundaba el ambiente además del queroso olor de las vícerasque ya le estaban revolviendo el estómago a la muchacha que había pasado el día comiendo golosinas y café cn chocolate, pero el inconfundible murmurllo de algo arrastrandose por entre las ramas del espeso bosque captó su atención poniéndola en alerta...y si era un vampiro?...y si eran más de uno? Por primera vez la chica sintió una leve punzada de miedo cosa que no le gustó, dió un suspiro molesto ante aquella sensación de frío en la boca del estómago.

Sus movimientos de inmediato cambiaron y dejaron de ser humanos, casi no hacía ruido al caminar y el hecho de que estaba descalza ayudaba mucho a este propósito, su cabeza bajó levemente como si estuviera en su forma de lobo completo y su respiración era profunda y marcada tratándode identificar el aroma que estaba oculto bajo toda esa sangre y pestilencia. Se acercó hacia el charco de sangre quedándo apenas a unos milímetros de la inmundicia, la chica miraba atentamente los resto de la matanza y no se percató de que el otro lobo se acercaba más cuando este le habló ahogó un pequeño chillido mientras daba un ágil salto hacia atrás situándo el charco de sangre entre ellos.

-Lo mismo podría preguntarte a ti.... el territorio de los vampiros es peligroso para todo solitario....-
Se defendió como pudo sintiéndo un desagradable escalofrío al enterarse de que  estaba en territorio enemigos, sola y con un lobo desconocido.- yo...ehhh..... andaba, pues...haciendo un patrullaje, si eso!.- Dijo aunque la mentira era tan clara como la luz de la luna en plena noche.- Y tu?...a que manda perteneces extraño? estas perdido?.- Preguntó dejándo de la lado el miedo dándo paso a su naturaleza infantil y curiosa hasta que otro aroma llegó a su nariz y provenía del desconocido, bajó la mirada hasta dar con la mancha oscura en sus ropas.-...Estas herido?...aquel humano que mataste te atacó?.- Preguntó mirándole nuevamente a los ojos y aunque se mostraba curiosa no dejaba de estar en alerta a cualquier movimiento sospechoso del desconocido.

Cuando guardó silencio notó el inquietánte silencio cuando el segundo mini infarto apareció de repente en la forma de un viejo vestido como VanHelsing, Sheila lo miró con sus grandes ojos violeta tomándo una posición de cautela formándo un triángulo entre los presentes con los arbustos a su espalda, cualquier movimiento por parte de ambos extraños y desaparecería entre la oscuridad de la espesura del bosque.

-Eh...si, supongo.... en definitiva es raro encontrarnos aquí y no en los territorios de las manadas que dominan los bosques del otro lado no creen?.... que hacen aquí?.- Preguntó llevándose ambas manos a los bolsillos de la chaqueta, la noche se estaba tornándo fría para estar en forma  human y con ropa tan delgada.

Su intención no era el de ser insolente auqnue su actitud desconfiada así lo indicaba, simplemente era la actitud de un lobo que, por muy joven que fuera estaba acostumbrada a andar en solitario más que en manada. Se podría decir que le faltaba pulir un poco sus habilidades sociales lupinas. Pero ahí estaba, entre dos adultos muy, pero MUY diferentes entre si y ella que tampoco era la encarnación de la normalidad.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Bron Murk el Miér Oct 23, 2013 10:37 pm

Mientras terminaba de tomar forma humana se miro la pierna maldiciendo en su mente el descuido  sin embargo no era la primera vez que le disparaba y con certeza no seria la ultima. Pero por ahora la prioridad era la cachorra. Sabía  bien que los Raphael estaban no del todo lejos y que por lo que había escuchado tenían alborotados los humos con los intrusos. Su acento era evidentemente francés .-No soy un lobo de manadas, pero soy un Fenrir. Y no es  territorio para que una niña haga patrullaje y menos sola. Así que será mejor inventes algo mejor cachorra. Y no te preocupes  solo es un rasguño. Saco un pañuelo bordado finamente y con este se  vendo improvisadamente la pierna para acercarse a la niña aun cojeando un poco. Debía sacarla de ahí.

Aunque la voz y presencia de otro  de los suyos  era entre sorpresa, alerta y alivio a la vez pero permaneció inmutable con el ala del sobrero muy abajo escondiendo cual ápice que es permitiera leer su mirada o expresión. Le escucho y le pareció demasiado  holgado el comentario siendo que por la pintaza de guerrero debía saber mas que de antemano que tenían las cabezas colgadas de un hilo de suerte. -Bonita, muy bonita, pero  si no nos movemos rápido  el olor de la sangre de ese imbécil hará que se convierta en algo no apto para los ojos de un cachorro.  Pateo la mano del cadáver dentro del arbusto, se quito la chamarra y se la puso en  la espalda a la niña. Antes de  olfatear el aire   ligeramente y mirar al otro  adulto. Ya ahora  que le miraba bien   al  muy adulto. -¿Les parece si continuamos nuestra presentación y charla en  zona menos  propensa a  vampiros o en defecto en el camino? Caminemos deprisa Mon Petit. Con un ademan les invito a moverse hacia la ciudad de regreso , no tenia problemas en defenderse  pero le preocupaba de sobremanera  la pequeña y era evidente, aunque  por su forma de actuar no lo pareciera tanto.
avatar
Bron Murk
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Lucas Trenant el Jue Oct 24, 2013 9:05 pm

Ante la invitación del hombre de partir de aquella zona para charlar en un sitio más tranquilo, Trenant negó con la cabeza mientras sonreía afablemente.

Me temo que por mi parte eso no va a ser posible«del mismo modo que me será imposible pasar desapercibido porque un licántropo idiota va dejando cadáveres por ahí que me hacen fácilmente rastreable  si un grupo de vampiros se acerca aquí» pensó, pero no expresó nada, ya que su misión allí era extraoficial—. Debo seguir buscando lo que vine a investigar aquí. Quizá una vez lo encuentre pueda marcharme, pero desafortunadamente el tiempo no es algo que yo pueda desperdiciar. Solo hay que ver lo viejo que soy —terminó diciendo mientras soltaba una carcajada.

De pronto calló. Algo en el ambiente había cambiado. Lo notaba más cargado. Trenant miró a su alrededor, probablemente los otros dos licántropos se habrían percatado también, si no era por sus propias capacidades habría sido al ver la reacción del Ardwolf. Algo los acechaba. No podía determinar de qué se trataba exactamente, pero era un grupo. Y para ser un grupo era demasiado silencioso. Vampiros.

De acuerdo —dijo Trenant, serio—, salgamos de aquí. Por esa dirección —señaló hacia el interior del bosque, y comenzó a caminar mientras hacía gestos para que sus dos camaradas se apresuraran. Su supervivencia dependía de ello.
avatar
Lucas Trenant
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Sheila Lindgren el Jue Oct 24, 2013 9:49 pm

Arrugó la nariz ante las palabras del extraño con sobrero, no estaba mintiéndo, sólo que no era un patrullaje "oficial" se podría decir.

-Inventaré algo mejor con las personas que corresponda...- Contesta mirándo al otro ceñuda, aunque su mal humor inicial se desvaneció al ver como se curaba.- Seguro que es sólo un rasguño? se ve como un balazo en todo su esplendor....-Agrega antes de volver su atención al más viejo.- No puedes? vas de cacería?.- Pregunta sin tanto tapujo.- Oh, quizás alguna misión secreta de tu manada.- Lo mira con emoción.

Como toda buena cachorra sin experiencia no tenía muy desarrollado el sentido del peligro así como tampoco medía el riesgo que estaban corriendo al estar en territorio enemigo con un humano destripado a pocos pasos de ellos, aunque lo que si le molestaba era el edor de las víceras y el silencio que aun reinaba en el bosque.
Así que aceptó encantada aquella invitación a alejarse de ahí.

-Wow, eres un Fenrir?.- Mira detenidamente al lobo del sombrero.- Pues...no pareces uno...ah! tu definitivamente eres Ardwolf no? a que le atiné!.- Dijo divertida al mayor mientras se paseaba entre ellos observándolos curiosa.

Más su actitud cambió cuando notó el pesado silencio del mayor y fue cuando notó lo que ya era evidente para los adultos, no estaban sólos y sus acompañantes no eran humanos. Se quedó quieta con el cuerpo tenso lista para huir o atacar, curiosamente se sentía conectada a los mayores, como si fuera capaz de seguirles el paso aun sin intercambiar palabras..."ahora las palabras de Oren sobre las manadas comienzan a tenr sentido" pensó para si mientras se movía tras Lucas con paso increíblemente silencioso.

Aunque aun así no pudo evitar que se le escapara una exclamasión de sorpresa al divisar a uno de los vampiros pasar a la distáncia, casi de inmediato se cubrió la boca con una mano y por instinto buscóla mano de Bron la cual tomó con la fuerza de un cachorro asustado, aunque con todo el miedo que sentía y todo no daba pie atrás ni tenía la intención de huir de allí. Ya estaba metida en esto y se mantendría firme sin importar que pasara.
Cuando se dio cuenta de que sostenía la mano del lobo del sombrero la soltó de inmediato sintiéndose enrojecer de vergüenza, no lo miró, pero mantuvo a los dos adultos en su rango visual periférico para así adaptarse a sus movimientos.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Bron Murk el Dom Oct 27, 2013 11:03 pm

 -Kshht…- Ahogo  entre dientes ese sonido de   frustración y algo de enojo   mientras  avanzaba por el camino de regreso. Lo que había sido simplemente  un favor a alguien se había complicado de forma extraña. No contaba con una cachorra y menos con un viejo. Siempre era de vérselas más por si mismo pero el peso de proteger a alguien mas siempre era apremiante. Abrumadoramente una urgencia. Ni siquiera estaba en su territorio y poco le importaba lo que los lobos de otras manadas hicieran ahí o no había matado al imbécil que  buscaba y solo por ello su noche estaba hecha. El viento comenzó a musitarle susurros muy extraños, y por un momento pareció ante sus ojos ver un eco de algo que sucedía no muy lejos, las advertencias quizás no solo de la naturaleza si no de los espíritus. Y él  mientras caminaba  intentaba conectarse con ellos. No del todo bien pero intuía a que se referían esos escalofríos y no se necesitaba ser un genio para poder saberlo.

Llevo su mano diestra hacia adentro de su  gabardina y acaricio el mazo de cartas “especiales” que pocas veces solía sacar a la luz. Pero la mano de la cachorra apretando la suya le hizo  mirarle por un momento,  era una Fenrir una de los suyos, en cierta forma, aun mas presión. -Descuida Petit- Le musito muy suavemente, mientras ponía a la cachorra entre el y el otro  sujeto, esperando que este entendiera la prioridad del asunto, protegerla. Luego  levanto un poco la cabeza y con su diestra el ala del sombrero, sus ojos  brillantes estaban fijos en la espesura y una sonrisa torcida se dejo ver en la comisura de sus labios, era hora de mover algunos hilos, cortándolos.

Estaban rodeados lo sabia, los escuchaba , los podía oler, el aire viciado con ese aroma a sangre de sus bocas ¿Cuántos eran 4?.. no…6.. si, ese de ahí que acababa de llegar al árbol  a la derecha. Tres para mi tres para el, pensó. El resto estaban lejos , eran un grupo de patrullaje que  se habían salido de su zona quizás para ver hasta dónde podían llegar sin  problemas. Pronto el los susurros dejaron su mente, se había desconectado de ellos. No esperaba que los fueran a invitar al te, seguramente los estaban analizando y decidiendo a quien atacar primero, la cachorra era pequeña el otro se veía mas fuerte y el estaba  herido, el sabia que ellos lo sabían.  –Si la fiesta se pone fea, llévatela anciano- Y si alguien habría de empezar el baile al menos se aseguraría de que no fuesen tanta mayoría para el tango. Con habilidad y agilidad casi por fuera del rango de velocidad que el ojo podía captar una carta , un as de espadas, pero en metal muy  delgado salió volando  desde su mano hasta  el entrecejo de uno de los vampiros tumbándolo  de aquella rama, el golpe seco al suelo mientras entre sus dedos  sostenía otras 2  con la mano diestra y un revolver ya  siendo  desenfundado en la siniestra. El chillido causado por el  vampiro alerto a los otros 3 que tenía cerca dejándosele ir, si los demás querían hacerlo también, el los recibiría con gusto.
avatar
Bron Murk
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Lucas Trenant el Jue Oct 31, 2013 4:07 pm

Trenant vio las intenciones de ese Fenrir antes incluso de que llegara a hacer nada. ¿Estaba loco o qué? No podían ponerse a combatir, no con una cachorra entre ellos. La niña moriría seguro. No conocía al tipo en cuestión, pero era evidente que carecía de una mente militar como tal. Y estúpidos así a Trenant no le interesaba tenerlos cerca, si quería suicidarse que lo hiciera solo. Él salvaría a la niña.

Se acercó directo a la chica, se arrodilló junto a ella y la miró a los ojos.

Escucha, pequeña. Me llamo Trenant. Necesito que te vengas conmigo, voy a llevarte a un lugar seguro.

Antes de esperar respuesta de la niña, viendo que el loco del sombrero y las cartas iba a atacar ya, la cogió en brazos esperando que no se resistiera y se quedara en silencio, y comenzó a correr hacia una dirección opuesta hacia donde había localizado a los vampiros. Necesitaba salir de ahí antes de que los rodearan y arrinconaran. Y si el idiota ese quería servir de cebo, más tiempo para ellos.

Corrió lejos, con la joven cachorra en brazos, mirando atrás solo para cerciorarse de que no le seguían, procurando no dejar un rastro fácil de seguir. El bosque era interminable. En un momento dado, vio un árbol lo suficientemente alto como para intentar ocultarse. Aquí se presentaban tres opciones: la primera era seguir corriendo, dejando atrás el árbol y arriesgándose a que los vampiros los alcanzasen, pues seguían yendo tras ellos, a bastante distancia, pero tras ellos; la segunda opción era subir al árbol con la niña y mantenerse en silencio, mientras rezaba a Gaia para que no les localizaran ahí arriba; la tercera opción era esconder a la niña en el árbol y salir él corriendo para crear un rastro que los vampiros pudieran seguir y pasaran de largo a la niña. La tercera opción era la única que realmente significaría una posibilidad de supervivencia para la cachorra. Trenant subió con una facilidad pasmosa hasta la copa más alta del árbol y dejó allí a la chiquilla, la cual parecía muy asustada.

Necesito que me escuches, pequeña. Esta es una misión muy importante. Voy a irme un momento, tengo que distraer a esos acechadores. Pero volveré a por ti. Te lo prometo. Mientras, necesito que te quedes en silencio. Muy en silencio. ¿Trato hecho?

Miró hacia el horizonte. Un ruido se acercaba. Trenant bajó de un salto al suelo y comenzó a correr para alejar a los vampiros de la cachorra.

Off Rol:
Bron, te quedas solo. No entendí muy bien lo que escribiste, pero sí entendí la parte en la que atacabas a los vampiros, y no me pareció una opción muy inteligente, así que me llevé a la chica para protegerla. Suerte con ello


Última edición por Lucas Trenant el Miér Dic 04, 2013 10:47 am, editado 1 vez
avatar
Lucas Trenant
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Sheila Lindgren el Lun Nov 04, 2013 10:46 pm

Si hubiera estado en su forma de lobo completo se le podría haber visto claramente el pelaje erizado del cuello y el lomo, pero como estaba en su forma humana su miedo sólo se le reflejaba en el intenso brillo de sus ojos violetas, sonrió nerviosa ante las palabras tranquilas del lobo del sombrero, pero su calma desapareció cuando vio sus armas... el combate era inevitable y no tenía idea de como podría enfrentarse a aquellos vampiros. " Cielos.... voy a morir aquí" pensó en un momento de aterradora claridad, aunque tenía cierta chance de sobrevivir si los adultos la protegían, aunque no le gustara la idea no tenía opción.

El olor a sangre y a muerte los rodeaba, hasta la fecha Sheila jamás había visto a un vampiro a la cara, perosi los había olido a la distancia y reconocía el nauseabundo olor que emanaba de ellos y ahora podía apresiar todos los matices de aquel desagradable aroma y honestamente prefería el olor de las víceras del humano que muriera hacía poco.
Cuando el extraño del sombrero abatió a un vampiro con una de sus cartas raras Shei dio un respingo girándose para  ver el cadaver del vampiro desplomarse con un ruido sordo cruzándo su mirada asustada con los ojos vacíos del muerto. Esto le causó una extraña sensación de frío en el estómago y presión en el centro del pecho...sería miedo?...pánico? o quizás un nuevo síntoma que anuncia los cambios que aun no sabía controlar?
No tuvo tiempo para pensar en esto ya que casi de inmediato el mayor la tomó en brazos, su primera reacción, como todo cachorro salvaje fue el de liberarse aunque la voz del mayor la calmó y la chiquilla se quedó quieta en los fuertes brazos del que se hacía llamarse Trenant.

-Qué pasará con él?.- Preguntó preocupada por el lobodel sombrero el cual no se veía con ganas de abandonar la pelea que iba a comenzar pronto.- No podemos dejarlo sólo....lo van a matar....

Dejó la frase incompleta al ver como lo perdía de vista entre la espesura del bosque y sólo fue capaz de afirmarse de Trenant para no caer, así que pasó los brazos por el cuello del mayor para así tener una agarre más firme, aunque si vista seguía vuelta hacia atrás...hacia donde habían dejado al lobo del sombrero. Ahogó una pequeña exclamación cuando subieron al árbol... " Va a dejarme aquí?.... está loco?...o hará lo mismo que han hecho todos cuando descubren que soy una carga. Pensó mirándo al mayor sin poder evitar pensar en su padre del cual sólo recordaba su aroma vagamente y luego en su madre la última vez que la vio, una figura esbelta perdiéndose entre el bosque y la nevada que caía cuando la abandonó..."Va a abandonarme...igual que ellos..."
Los ojos violetas de la cachorra miraron al mayor brillándo como si fuera a llorar más no lo hizo, ya estaba grande para llorar por algo que sabía que tarde o temprano pasaría.

-Vas la volver verdad?.- Preguntó con un hilo de voz mezcla de miedo y aprehención ante la idea de qedarse sóla, arriba de un enorme árbol y en territorio enemigo.

Pero por respuesta sólo obtuvo la rápida promesa de que volvería por ella y la visión del mayor desapareciéndo muchos metros más abajo en el suelo del bosque.
El silencio la engulló hasta que le zumbaron los oídos, la sensación que sintierala ver al vampiro morir se había convertido en un ardor en el estómago y en el centro del pecho anunciándolo inevitable, el problema con esto es que como no sabía controlarlos no tenía idea de en que forma terminaría, así que se acomodólo mejor que pudo en unas ramas lo suficientemente gruezas para sostener suforma crinos si es que terminaba en aquella forma y lo suficientemente gruezas para darle equilibrio por si terminaba como un lobo.
Y como suponía el cambio no fue agradable y tuvo que incar los colmillos en una rama cercana para no hacer ruido ante el dolor de los calambres y el ardor en sus extremidades  al momento de transformarse. Todo esto para ella era un proceso muy largo y el intenso dolor aumentaba el tiempo, aunque la verdad de las cosas es que el cambio no duraba más allá de unos minutos.

Más cuando termiró su transformaciónno se atrevió a moverse, aun estaba temblorosa y adolorida como para arriesgar una caída o a que la vieran. Total, si no volvían por ella aun tenía la chance de quedarse allí, pasar desapercibida hasta que llegara el amanecer para volver a territorio Lican.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Lucas Trenant el Miér Dic 04, 2013 11:28 am

La cachorra se había quedado en el árbol. Era la mejor opción. Trenant se repetía una y otra vez que era la mejor opción. Se alejó unos cuantos metros de la posición de la niña y tras esto sacó un puñal. Sin dilación alguna, se hizo un corte en la mano, superficial pero lo suficientemente profundo para que le sangrara lo bastante y los vampiros se sintieran atraídos por el olor. Tras esto, siguió corriendo. Se aseguró de dejar un rastro sencillo de seguir, de modo que los vampiros le siguieran a él con certeza, dejando a la niña en paz. Cuando se hubo alejado lo suficiente, se vendó la herida con un trozo de tela rasgada para que cicatrizara más rápido, sacó la espada de acero y la clavó en la tierra húmeda. Y esperó.

No tardaron mucho en llegar. Sólo venían tres, por lo que Trenant supuso que el resto estaba muy ocupado con el tipo del sombrero. Bien porque les estaba costando matarle, bien porque se lo estaban comiendo entero. Tiró de la espada hacia arriba y se preparó para atacar. Los vampiros empezaron a reírse.

¿No crees que estás un poco obsoleto con esas pintas y esas armas, viejo?

Trenant no contestó. Se quedó inmóvil esperando el ataque de cualquiera de los tres. De hecho, en un primer momento muchos podrían pensar que lo más inteligente era atacar los tres a la vez. Trenant sabía que no. Y sólo le quedaba esperar a ver si los vampiros también lo sabían.

Pues no, no lo sabían.

Atacaron los tres al mismo tiempo. Cuando el más cercano a Trenant llegó a su lado, éste giró con una floritura y esquivó el golpe, cogiendo a su vez con su mano libre el brazo del vampiro y estrellándolo contra el segundo que venía de cabeza a por el lobo y dejando al tercero en discordia entre él y los vampiros recién golpeados. Aprovechando el aturdimiento de los dos primeros, giró sobre sí mismo, cortándole la cabeza al tercero antes de que éste pudiera reaccionar. El segundo vampiro se recuperó antes de lo esperado e intentó agarrar a Trenant, quien se agachó y le clavó la espada desde la parte inferior de la mandíbula hasta que salió por la parte superior del cráneo. Luego sacó su puñal y lo incrustó con un golpe seco en la sien del vampiro que quedaba. Sacó ambas armas de los cadáveres, las limpió, las guardó y movió los tres cuerpos hasta un claro del bosque, donde la luz del sol los arrasaría cuando saliera al amanecer.

Trenant volvió lo más rápidamente posible al árbol donde dejó a la cachorra. Se la encontró donde la había dejado, pero transformada en lobo. No sabía hasta qué punto sería consciente de su parte humana, así como tampoco sabía si en ese estado le reconocería. Se acercó con cautela y extendió su mano para que la loba pudiera olerlo.

Todo ha terminado, pequeña. Voy a llevarte a casa.

La misión de reconocimiento podía irse al garete. Con todo lo que había pasado esa noche, seguir buscando la guarida de los Raphael era absurdo, y además la seguridad de la niña era una prioridad. Trenant esperó a que la chica se relajara y volviera a su estado humano.
avatar
Lucas Trenant
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Sheila Lindgren el Jue Dic 05, 2013 12:07 am

Hecha un ovillo estaba sobre aquella rama, temía hasta respirar y más aun moverse, podía oler a los vampiros que pasaban bajo el árbol donde estaba oculta, podía oler la sangre que causaba que sus venas hirvieran con furia y que hacía que deseara poder bajar y destrozarlos con sus garras.
Más no lo hizo, sólo se apretó más y más en el ovillo que había hecho de si misma con la clara idea de que nadie vendría por ella, pero se equivocaba...alguien volvió, el problema es que no era un lobo.

El vampiro apareció a la altura de la rama donde la chica estaba haciéndo que esta soltara un chillido de sorpresa seguida de un gruñido el cual traslucía más miedo que amenaza, el ente de la oscuridad sólo se limitó a reir, pero apenas este estiró una mano para agarrar a la cachorra el miedo y la adrenalina impulsaron otro incontrolable cambio... los calambres fueron aun más fuertes y rápidos y antes de darse cuenta estaba sujeta en la rama superior con una garra prensil gruñéndo verdaderamente furiosa, era la primera vez que tomaba la forma de crinos, pero pudo ver en los ojos del vampiro que causaba tanto temor como había escuchado en los relatos de las viejas Likaios.
Sin miramientos atacó al vampiro rompiéndole un brazo de un certero golpe y antes de que este pudiera reaccionar o caer del árbol Sheila le agarró la cabeza con la poderosa garra que tenía libre y lentamente fue apretándo hasta que escuchó crugir el cráneo y vió sangre comenzar a salir por los ojos, labios y oídos del vampiro que la miraba con expresión horrorizada.

Sheila también sintió como el miedo volvía a apoderarse de ella quitándole fuerzas, soltó el cuerpo del vampiro el cual fue a estrellarse con un ruido sordo contra el suelo del bosque, con el bajón de adrenalina volvióa  sentir los calambres. La niña, ya cansada y estresada acomodó como mejor pudo su enorme cuerpo de crinos en la rama la cual reclamaba bajo su peso y cerró los ojos hasta que los dolores pasaran.

No se enteró cuando se durmió, pero casi cae de la rama al sentir la voz del otro, retrocedió de inmediato con el pelo del lomo herizado, enseñándo los dientes y la cola erguida en un claro gestod e amenaza. Todo había pasado tan rapido y confuso como si todo fuera una pesadilla, sentía una pata delantera toda pegajosa por la sangre del vampiro y el sólo aroma le revolvía el estómago. Pero no perdió el norte cuando el otro lobo se acercó, reconoció de inmediato el olor de uno de los suyos.
La loba avanzó hacia él con paso vacilánte mostrándo todo el porte Ardwolf tanto en su considerable tamaño para su edad como en su brillánte pelaje azabache, sólo sus ojos violetas reflejaban la edad de la chiquilla la cual bajó la cabeza hasta tocar la mano de Lucas con su nariz en una muestra de que si lo reconocía. Pero ante la promesa de llevarla a casa la cachorra de lobo Ardwolf se acercó aun más sin levantar la cabeza y ocultó el rostro entre el el brazo y el pecho del mayor, no se movió ahsta que notó nuevamente los mal estares previos al cambio.
Sólo cuanto todo pasó y volvía a estar en su forma humana se aprevió a moverse.

-Uno llegó aquí....- Murmuró mirándole aun temblándo ante la idea.- Yo.... no sé, cambié. Fuí mucho más grande que él, tanto que pude tomarle la cabeza con una mano y...-Enseñó la mano ensangrentada la cual aun temblaba y luego miró hacia donde lo había arrojado.- No negaré que estaba muy asustada, pero aun así no iba a dejar que una de esas alimañas me pudiera una mano apestosa encima.- Agregó finalmente haciéndo gala de otro lado de su genética Ardwolf, el orgullo.

No tenía idea de lo qeu apsaría a continuación, ni los pasos que el mayor tomaría o que decisión tomaría con respecto a ella, pro aun así no quería ni pretendía ser una carga.

-Lamento haber sido una molestia en todo este lío....pero maté uno yo sola...-
Se justificó, sheila podía ser mitad Ardwolf, valiente y aguerrida, pero una cosa quedaba en evidencia con sus palabras...seguía siento una cría de 15 años lycans.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Lucas Trenant el Vie Dic 06, 2013 10:02 am

La niña estaba tan asustada... Trenant la abrazó con más fuerza para que se calmara. Se quedó en silencio un rato, escuchando lo que la cachorra decía. Cuando dijo esa última frase, Lucas la miró a esos ojos violetas y sonrió.

Lo mataste tú sola, pequeña. Eres un orgullo para tu pueblo, créeme —le acarició el pelo con delicadeza—. Y no has sido ninguna molestia, de verdad.

Trenant miró a su alrededor. En poco tiempo amanecería. Ya nada tenía que hacer en Londres, ni tampoco después del alboroto que el lunático del sombrero había causado podía quedarse por allí sin llamar la atención. Debía irse. Pero la chica estaba sola. No había venido con el Fenrir, y tampoco ningún Likaio se encontraba cerca de allí. Por lo tanto la niña había estado deambulando por territorio vampiro quién sabe por qué razón desde no se sabe cuánto tiempo. Durante unos instantes, Trenant reflexionó acerca de la situación. Él no juzgaba a los demás. No se metía en los asuntos que no le incumbían o en los que no le invitaban. Y no era quién para preguntarle a la cachorra su razón para estar allí si ella no quería contárselo. Pero se veía en la obligación moral de ofrecer su ayuda.

Pequeña, voy a volver a mi hogar. La tribu de los Ardwolf. ¿Quieres venir conmigo o tienes algún otro sitio donde ir?
avatar
Lucas Trenant
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Sheila Lindgren el Vie Dic 06, 2013 10:55 am

Sonrió levemente ante la felicitación del mayor, aunque no estaba segura sobre la frase que había dicho de que era un orgullo para su pueblo...que pueblo? no era blanca, ni negra... Sheila se sentía como un matiz de gris que no combinaba con nada.
Aquel abrazo la tomó por sorpresa, no se esperaba que un guerrero tan fuerte y hosco como se veía aquel lobo fuera capaz de un gesto tan delicado y suave para conla cachorra, Sheila se dejó abrazar sintiéndo como aun su cuerpo temblaba por el miedo, el estres y los dolorosos calambres que aun sacudían su cuerpo en suaves oleadas.

Lo miró cuando dijo que volvería con los suyos sin estar muy segura de que camino tomar, irse con él significaría estar un paso más cerca de encontrar a su padre, pero también significaría no volver a ver a Oren y a la temible y a la vez amable Fenrir. La niña se alejócon suavidad rompiéndo el abrazo con gesto pensativo.

-Hogar en si no tengo, nací en un hogar humano, pero pronto mi madre me dejó en los bosques de suiza...quizás asustada por lo que yo era, los Likaios me encontrarios y decidieron llevarme con ellos, pero seguía siendo "algo recogido", era más grande y fuerte que los demás cachorros y mucho menos ágil que ellos. Una anciana me dijo que era mitad Ardwolf cosa que confirmó cuando en secreto volvía ver a mi madre la que me dijo que efectivamente, mi padre era un hombre lobo de pelaje negro azabache, fieros ojos ambar...pero al saber que mi madre me esperaba se enojó diciendo que nadie debía saber el avergonzante error que había cometido, me dijo que aun en contra de su ira se había quedado con ella hasta que me vió nacer y luego desapareció....-
¿Por que le contaba todo estoa aquel viejo extraño? no tenía idea, pero era algo que sentía que debía decirle, debía decirle la verdad de el porque quería ir dondelos Ardwolf.-.... Intenté adaptarme a los Likaios, pero decidí abandonar la manada, al tiempo conocía Oren que me llevó a territorio Fenrir, me enseñó muchas cosas tanto espirituales como lecciones de vida....- Sonrió al recordar al lobo blanco.-Se autoproclamó mi hermano ya que no le importaba que fuera mitad noche y mitad día.... también me dijo que siguiera los designios de Gaia y que supiera leer su lenguaje secreto que sólo sus hijos legítimos entendíamos....- Posó sus ojos violetas en los del mayor, ya no había miedo en ellos, si no que una firme convicción de seguir adelante.-...Y el que nos hayamos encontrado y el hecho de que aun esté viva para mi es un mensaje más que claro de que debo seguir mi búsqueda. Inicié con los Likaios en busca de mi lugar en el mundo, seguí con los Fenrir....pero sigo sintiéndo de que debo llegar a mis propias raíces y esas son con los Ardwolf, quien sabe quizás tenga la posibilidad de preguntarle a mi padre cara a cara el porque me abandonó.

Aunque las palabras de la cachorra sonaban descuidadas y algo altaneras, en el trasfondo se podía sentir el peso de estas mismasy lo que significaba para la niña el encontrar un lugar donde se sintiera por fin en casa, un lugar donde pertenecer....sentirse en su manada.
avatar
Sheila Lindgren
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si la curiosidad sólo mata gato, los lobos estamos a salvo?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.