Galliard El Colmillo Blanco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Galliard El Colmillo Blanco

Mensaje por Galliard el Mar Ago 27, 2013 7:55 am

Galliard
Datos básicos
Nombre completo: Galliard Apodos: Colmillo Blanco, Garra Infernal Original o Predeterminado: Predeterminado Edad: 500 años aprox. Fecha de nacimiento: 4/Enero/1514 Lugar de nacimiento: Alpes Escandinavos Raza: Licano. Luna en la cuál nació: Luna Media.

Descripción Psicológica

La mayoría de las criaturas piensan en la muerte como un final temible, pero ninguno de ellos es Galliard, él solo esta realmente vivo cuando lucha contra la muerte. Empujado por extraños deseos que chocan entre sí, la motivación del irascible Colmillo Blanco son contrastantes y complejas.
La mayoría de los vampiros ven en él un incontenible enemigo guiado por sus ansias de gloria, y ciertamente solo vive para escuchar el rugir del acero chocando contra el acero, pero no busca ninguna gloria ni reconocimiento, su camino es única y exclusivamente una cruzada de venganza.
Su rabia solo esconde la intensa oquedad de su corazón, y lo que realmente desea encontrar en su interior es la muerte; con la esperanza de poder reunirse con su esposa en un mundo más allá del material. Pero cada vez que el Colmillo se precipita hacia su ansiada muerte logra librarse por el frenesí que lo inunda cuando esta cerca de ella.
Marcado por las profecías incluso antes de nacer, él sabe que solo podrá encontrar descanso hasta que cumpla con el karma que le ha sido encomendado. Venganza y la búsqueda de su propia paz interior; esos son los motivos que guían su espada en esta lucha de interminable conquista.
Historia

“¡Basta, Sigrir, no hables más! ¡Es suficiente! – La pelea de la tribu Ardwolf en contra de los tenebrosos invasores escondían la tragedia, todo se perdía entre gritos y el sonido de la mutilación. –Te lo ruego, déjame ver a nuestro hijo antes de morir.- Egil oprimía un pedazo viejo de tela contra la herida de su esposa, pero era inútil, la sangre de un lobo no para cuando ha sido mancillado por plata. En cientos de años frente a la batalla, el poderoso colmillo plateado del clan Ardwolf jamás se había enfrentado a una elección más difícil. La besaba, decidiendo que hacer ante tan complicada elección.- ¡Egil me estoy muriendo, déjame conocerlo!- Selló sus labios con un profundo beso, he hizo lo que su esposa tanto le pidió. Con sus propias garras el colmillo plateado arranco a su hijo de las entrañas de Sigrir, ahogando los gritos y quejidos de su amada con ese último y apasionado beso.

El llanto del niño rebosó de fuerza, era un varón perfectamente sano, pero marcado en su pecho por una cicatriz que jamás sanaría. Aunque muy leve, también fue alcanzado por la misma hoja de plata que hirió de muerte a su madre.- ¡Mira aquí! Este es tu hijo… sano y fuerte, lo has protegido con tu propio cuerpo.- Ella rió, y le dio sus mejores y más apasionados besos al recién nacido.- Se llamara Galliard, como el primer héroe de nuestras leyendas.- Su mirada débil se fue apagando, y mientras ella moría los llantos del niño se hicieron más intensos; como si pudiera sentir el óbito de su madre.

Así nació Galliard, probando el sabor de la sangre antes que el de la leche materna.”

Cuando el vidente de la tribu Ardwolf predijo que el hijo de Egil y Sigrir sería el más temible líder lobo de toda la historia, nadie se imagino que tal gloría  sería alcanzada con el precio de una gran tragedia.

Galliard nació en un campo de batalla barrido y nevado en los Alpes Escandinavos, mientras su padre y los guerreros de su tribu hacían retroceder a los que por mucho tiempo fueron sus más grandes enemigos, el clan Brodde. Durante esa batalla su madre fue herida de muerte, lo que adelanto su nacimiento. Vino al mundo probando el sabor amargo de la sangre de su propia madre, con un único e infalible destino: La venganza.

Armado con una fe absoluta en las profecías de los antiguos, fue criado en la adversidad, creciendo entre guerras y hambre. Donde otros cachorros sucumbieron a la dureza de la época, él fue curtido con fiereza, hasta que el dolor se convirtió en poder y el hambre en coraje. Peleó contra los guerreros de su tribu una y otra vez, uno tras otro, hasta que sus cicatrices se volvieron insignias, hasta que sus piernas dejaron de temblar, y hasta que ninguno de ellos pudo volver a derrotarlo. Cuando ya no quedó un solo campeón más por desafiar, su padre abdico el liderazgo de la tribu a favor de Galliard.

Durante incontables años mantuvo una campaña agresiva en contra de los vampiros, avanzó por toda la península Balcánica y los Alpes Escandinavos empujado por su rabia desatada. Iracundo en venganza, asesinó a todos los vampiros que se interpusieron entre él y su retribución final: El exterminio total del clan Brodde.

La mayor parte de su juventud fue consumida por estas campañas de sangre, durante todo este tiempo no conoció otra cosa que la rabia y la determinación. De vez en cuando se dejaba dominar por el instinto, apareándose con un número importante de las mujeres solteras del clan, pero a nadie proclamo como su pareja, y de ninguna se enamoró, hasta que conoció a Kaira.
Ella pertenecía a una tribu Ardwolf que vivía en la costa báltica, durante años ella y su clan habían mantenido una lucha peligrosa contra los vampiros de esa región. Su cabello era largo y rizado, su piel blanca pero ligeramente tostada, y aunque tenía fama de ser una amazona sin igual, era un poco más pequeña que la mayoría de las luchadoras de su clan.

Cuando Kaira tenía 15 años su padre fue asesinado mientras lideraba su pequeña tribu en una incursión temeraria en contra del clan Brodde. La situación la obligó a convertirse en la líder. En vez de entregarse a sus deseos de venganza, siguió una lucha inteligente, forjando una serie de pequeñas victorias que desgastaron lentamente a los enemigos, hasta que finalmente los vampiros dejaron de asediar sus territorios.
Durante ese tiempo su pequeña tribu entró en un estado de paz que muchos guerreros criticaron. Ella sabía que su jauría carecía del suficiente poder para empezar una confrontación directa contra un clan de vampiro tan poderoso como el de los Brodde, pero la llegada de Galliard lo cambiaba todo. Muchas jaurías pequeñas se habían unido a la manada del héroe, los lobos lo seguían de una manera que no se había visto en mucho tiempo. Tenía a su favor el don de líder, sí alguien podía traerle justicia a ella y a todos los que habían sufrido la muerte de un ser amado por parte de los vampiros, era él.

Kaira cambió por siempre la expresión en el rostro de Galliard, por primera vez en toda su vida conoció otra sensación diferente a la de la rabia y la venganza. Ella era sensible a los martirios del corazón, y de alguna manera que ni él mismo se explica, le fue curando lentamente con su naturaleza tierna. No pasaron muchos días para que se enraizaran en un sentimiento indestructible que era mucho más fuerte que ellos mismos. A ese tipo de amor entre lobos se les llama imprimación.

Durante muchos años pelearon juntos, y obtuvieron victorias importantes. Ella tenía algo más que la sed de venganza, su mente brillante no se nublaba por la furia iracunda lo que le permitía establecer tácticas más inteligentes. Él tenía por su parte una determinación inagotable, además de que sola presencia influía psicológicamente en los guerreros, motivándolos a luchar y a sacar adelante combates contra todo pronóstico. Se complementaban mutuamente, y eso significaba que el destino los había imprimado por un objetivo superior al simple amor.

Al final fue una visión del líder Fenrir lo que motivó la campaña de conquista más grande de Galliard.

“Pronto un lider morirá por su propia locura, cuando eso suceda una brecha se abrirá a tu favor en esta guerra. Debes atacar, podrás llevar a tus enemigos hasta la extinción, pero recuerda que la gloria se paga con la sangre más preciada.”

Galliard supuso que la inesperada muerte del líder y fundador del clan Brodde se trataba de esta profecía. Aparentemente el clan estaba lo suficiente consternado por tal hecho que olvidaron toda lógica en tiempos de guerra, reuniéndose en un solo lugar: Su fortaleza en Barcelona.
La garra invernal, como a veces Galliard hacía llamar a sus tropas, asedió las murallas del máximo baluarte Brodde, y durante una noche entera estuvieron luchando a los pies de la misma, hasta que lograron penetrar sus defensas. Por primera vez en la historia eran los Brodde los que enfrentaban la guerra en su propio hogar, y no tenían de ninguna manera la oportunidad de ganar una escaramuza contra la imponente fuerza de la manada de lobos.

La venganza fue brutal, pero el costo de la victoria demasiado alto. En un momento indeterminado Galliard sintió un alfilerazo sobre el corazón. Los vampiros ardían, pero a pesar de que sus cuerpos alumbraban la tundra, una oscuridad vacua abrazó estridentemente el alma del Colmillo Blanco. Su vinculo se lo advertía… su esposa, su loba estaba agonizando en algún lugar del campo de batalla.
Se adentró en las filas enemigas guiado por su instinto, buscándola, temiendo por lo que sentía en el augurio de su corazón. Mató a todos los vampiros que intentaban inútilmente cerrarle el paso, hasta que finalmente el olor lo llevó hasta ella.

La encontró tendida en el piso agonizando, su cuerpo abandonaba lentamente la forma de crinos para volverse humana. Aguantó lo indecible, a pesar de sus heridas ella se negó a la muerte hasta que su amado la hallara. No quería morir sola, y no lo hizo, Galliard sostuvo su mano y la consoló hasta que su cuerpo exhalo su último suspiro. La muerte de Kaira penetró en él de un modo que ningún arma lo había hecho antes.
Cuando finalmente las lágrimas se secaron de sus ojos, no fue un Galliard derrotado lo que se levantó de ese cuenco de pesar, y para desgracia del vampiro que mató a Kaira, ella guardaba en su cuerpo el aroma de su asesino. En ese instante se entregó a su furia como nunca antes lo había hecho. Peinó su camino con el filo de la espada, sembrando la cabeza de docenas de vampiros a su paso, hasta que finalmente encontró al que la había matado.

Lo que sucedió esa noche es inenarrable, pero algo es claro, la muerte de Kaira más que un símbolo de victoria era una declaración de guerra. Con espada en mano y la ira en su corazón, Galliard se sumergió en una única y ambiciosa misión: destruir a todos y cada uno de los vampiros.
Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.


Última edición por Galliard el Jue Ago 29, 2013 6:28 pm, editado 1 vez
avatar
Galliard
MANADA DE ARDWOLF
MANADA DE ARDWOLF

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Galliard El Colmillo Blanco

Mensaje por Marca del Lobo el Mar Ago 27, 2013 4:34 pm

La luna ha recibido su primer hijo esta noche. Y que hijo más glorioso al tratarse del temible lobo cuyo nombre se volvió leyenda.

Galliard, lider y guerrero, desde que aspiraste el aire de esta tierra, has visto la guerra. Te has alimentado y saciado tu sed con ésta ¿Cuantos has matado ya?

Cuando te veo, no puedo no pensar en el mítico heroe Aquiles, quien decidió dar su vida por la gloria de un nombre que no perecerá jamás. Aquiles perdió a Patroclo...tu perdiste a Kaira. ¿Seguirás el destino que la gloria impone a aquellos que se atreven a aspirar a ella? Dime una cosa, hijo de Ardwolf...¿La Gloria paga mínimamente el dolor de la pérdida?

No olvides que tu ficha queda abierta. Quizás en algun párrafo que escribas a futuro termines por responder la curiosidad que me invade y plasmo en preguntas.

Sed Bienvenido, temible Ardwolf. Que tu paso ilumine el camino a más Lobos perdidos.
avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.