Evans Cromwell

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Evans Cromwell

Mensaje por Evans Cromwell el Mar Ago 27, 2013 2:50 am

Evans Cromwell


Datos básicos


  • Nombre completo: Evans Cromwell
  • Apodos: El Cazador
  • Original o Predeterminado: Predeterminado
  • Edad: 440 años
  • Fecha de nacimiento: 04 de mayo
  • Lugar de nacimiento: Noruega
  • Raza: Vampiro
  • Clan: Raphael
  • Ocupación:Guerrero




Descripción Psicológica


Lejos de desear ser el sucesor de Raphael, el guerrero suele preferir una vida calma, sin especial problema. Sabe que fue hecho para pelear porque es bueno en ello, sin embargo no se considera líder y de poder elegir, jamás cargaría semejante peso en sus hombros. Posee un sentido del humor que no duda en manifestar con frases audaces y bromas, incluso en los momentos más críticos. Aun así, cuando algo realmente le preocupa, eso se nota en sus facciones.

Evans es el hombre que no puede esconder sus emociones. Su rostro le delata ante quienes le conocen bien. Sin embargo, eso no quita que él rara vez hable de sus problemas puesto que prefiere ocultarlos bajo capas enormes de indiferencia, esperando que así desaparezcan. Si algo se puede solucionar solo, mejor. En ese sentido, el guerrero es hasta inmaduro puesto que los problemas le deben explotar en la cara para que opte por solucionarlos…y eso si opta por hacerlo.
Hábil en el arte del combate, el uso de las armas de fuego y de las cuchillas cortas, Evans es un cazador experimentado.

‘No me pidas que vista de traje. Un asesino que viste de gala es político, no cazador’ – Evans Cromwell.


Historia



No hay forma de hacer que alguien haga algo que no quiere hacer. Cuando Evans fue convertido, no contaba con más de veintitantos años. De hecho, cuando alguien le pregunta acerca de su edad, tiende a redondearla ‘Eh, tenía veinticinco cuando me convirtieron’ diría si quien pregunta es una mujer atractiva con la que desea coquetear.  ‘Uhm, creo que de treinta para arriba’, sería su respuesta si no le importase. Evans es lo que ves; o al menos, eso es lo que hace creer a los que en realidad no le conocen. Su verdadero entorno sabe que no hay hombre más difícil de conocer que el muchacho de mirada ambarina y cabellos castaños. Detrás de su despreocupación existe una voz que grita en el silencio y que solo su más leal entorno reconoce. La pregunta de muchos es fue así siempre...Para ellos, la respuesta es la misma: Con la muerte de Dimitri, Evans cambió, y cambió para mal. Dejó de ser el guerrero que competía con su mejor amigo para, algún día, ser el sucesor del gran Líder Raphael. Si ahora peleaba era porque había notado que no servía para otra cosa más que pelear. Solo que, algo se había sumado al peso que cargaba sobre sus hombros…

Ah, entiendo…Deseas que te hable de ella. ¿Cónoces al menos la historia de Dimitri? Bien, bien, vamos por partes. Si estas preguntándome sobre Evans es porque te importa que te cuente todo de él. Y por desgracia, su historia tiene demasiados vaivenes para ignorarlos…

Evans fue transformado por Raphael directamente. Cuando él vio la luz de la luna por primera vez, entendió que por fin, después de mucho vagar por la tierra sin un lugar donde caer muerto, había encontrado su sitio. Raphael lo acogió con afecto y le enseñó todo lo que debía saber. Sin embargo, él no fue entrenado por el Lider directamente, sino por su pupilo. Y aquí es donde entra en escena Dimitri. Si hablas con Evans o Eliah, te mencionaran ese nombre casi seguro…bueno, no se últimamente. La sola mención de Dimitri aun nos duele. Dimitri era el vampiro perfecto para tomar el lugar de Raphael si éste perecía. Todos sabían que así sería en un futuro. Ni siquiera los Lideres se salvan de la demencia que puede causar el terrible paso del tiempo ¿sabes? Dimitri y Evans se volvieron amigos. Eran como hermanos, de hecho. Deberías de haberles visto cazar…no había lobo que escapase de ambos. Con el tiempo, alguien más se sumó a ellos: Eliah. Al principio, Eliah no era más que un crío que Dimitri había convertido pero con el tiempo se volvió realmente bueno en el combate. No costó que ascendiese a asesino de Elite de Raphael. Pero esa es otra historia…Volvamos con Evans…

Entre las cortesanas, Evans era muy conocido. Aun lo es, debo decir. Pero no siempre fue así…Cuando conoció a Layla y la convirtió, diría que él sintió real admiración por ella. Era difícil que un hombre Raphael sienta admiración por una mujer, y si lo sienten, es difícil que lo mencionen. Layla se volvió su obsesión. Sabía que él la había convertido y ni así lograba que ella le mirase como otras mujeres conversas miran a sus señores. Y ahí nació un tipo de relación que aun no puedo catalogar pero, si me lo preguntas te diré que Evans se enamoró. Hizo todo para conquistarla y, finalmente, hizo algo que ayudó a que la admiración que él le tenía a ella se volviese mutua. Eran una gran pareja. Ambos compartían tiempo juntos. La cacería era solo uno de sus pasatiempos porque cuando Layla fue nombrada guerrera, se unió a la Hermandad de Asesinos con Dimitri, Evans y Eliah. Y en esa época, todo era perfecto. O bien, eso me hizo creer a mí.

A veces pienso en el pasado y les recuerdo…No puedo creer lo mucho que han cambiado. Recuerdo un Evans enamorado y una Layla que no temía demostrar el afecto por él. Recuerdo un Eliah que reía burlándose de ellos y un Dimitri que siempre ponía orden… ¿Qué pasó con ellos? ¿Qué les cambió de tal forma?
Según Layla, la espina de la discordia tiene el cabello del color de la sangre. Y según Eliah, esa daga envenenada se llama Arcueid Van Ripper. Evans se niega a admitirlo pero yo, que veo las cosas de lejos desde que pisé esta fortaleza aprendí a leer sus gestos y sí, ella tuvo mucho que ver. ¿Qué se de ella? No mucho. Sé lo que me contaron. Sé que una noche de agosto, la lluvia caía enfurecida sobre la tierra. El olor a humedad asqueaba el ambiente y que, luego de mucho tiempo, todo en la fortaleza era sonidos. Ruidos, muchos ruidos. Los cazadores se habían disgregado diciendo que tenían que cubrir diferentes puntos para evitar alguna invasión. El Gran Líder Raphael no salía de la Torre de los Ancestros, como si hubiese recibido una noticia tan terrible que no quisiese exponerla casi como si guardarla para sí hiciese que la verdad en ella desapareciese.  Yo me quedé junto a los ancianos, tratando de ayudar en lo que podía. No me atrevía a preguntar, la verdad. Tenía rango de guerrero menor pero, siempre se me dio más manejar la espada que las malas noticias. Una voz a lo lejos hizo que me olvidase de los pedidos que me habían hecho mientras los gritos de los vigilantes avisaban que alguien había llegado a la Fortaleza. ‘Es él’ dijeron. Y yo, en mi tonta incertidumbre, atiné a preguntar al anciano que tenía más cercano que era Simon ‘¿Es quién?’ Y él respondió ‘Evans…’

Respiré aliviado. Evans había vuelto y según escuchaba, no solo. Pero no puedo describir lo que sentí cuando llegué a la sala mayor y vi que Evans había llegado pero Dimitri no. Recuerdo su rostro. No tenía la menor señal de emoción. Eliah estaba ahí, viéndole, gritándole y exigiéndole una explicación. Detrás de Evans había una muchacha mojada. No le llegaría más alto que los hombros. Sus cabellos rojos caían sobre su espalda y sus hombros y ella, en lugar de buscar mirar a alguien de los presentes, solo lloraba. Creo que no miró a Eliah ni siquiera cuando éste se le lanzó encima. ‘¡Lo mataron por tu culpa!’, le gritaba. Evans tomó a su amigo y lo contuvo, sabiendo que de dejarle llegar a la joven, él mismo la destajaría con sus propias manos, sin siquiera recurrir a la gloriosa espada mística que Dimitri le había regalado años atrás. Al principio no entendí qué era lo que estaba pasando ¿Dimitri estaba muerto? ¿Esa chica lo había matado? Pero… ¿Cómo? ¿De qué forma esa criatura debilucha y mojada de pies a cabeza podía asesinar a un guerrero de Elite?

Luego supe la verdad. Luego supe de los labios del mismísimo Evans qué fue lo que sucedió aquella noche. Evans nos contó con detalle como el Clan de los Brodde había sido atacado por el norte. Manadas y manadas de lobos se lanzaban sobre la fortaleza, rompiendo todo lo que había a su paso. Los Brodde no eran un clan especialmente habilidoso en la batalla cuerpo a cuerpo, por el contrario. Cada una de sus defensas fue hecha para que ellos pudiesen mantenerse a salvo y atacar de lejos. Una vez que el primer lobo ingresó a la fortaleza, una horda incalculable empezó a invadirlo todo. Dimitri y él pelearon como pudieron. Se abrieron paso tratando de salvar lo poco que podían de aquel clan. Los gritos de las mujeres siendo violadas mientras las garras de las bestias abrían partes nuevas en sus cuerpos era lo único que podía opacar el sonido de los aullidos de los lobos. Y entonces, Dimitri cometió un temible error. Durante la batalla, el guerrero atravesó la cabeza de una licana hembra con su espada pesada bañada en la sangre de los Donovan. Y con la muerte de ella, Evans supo que el destino de su amigo estaba echado: Ella era la mujer del Lider Ardwolf, Galliard. Un solo aullido hizo que la piel de ambos vampiros se erizase desde la base de la columna hasta la nuca. Escaparon, sí, pero todo sería temporal. El aroma de Dimitri sería un éxtasis para ese Licano, el enfurecido macho que acababa de encontrar el cadáver de su joven esposa muerta entre la sangre de vampiros y lobos. Según nos dijo, Dimitri estaba aterrado. La verdad, no puedo imaginar a ese vampiro temiendo por algo en su vida. A ver si me entiendes; Dimitri es el vampiro que todos deseamos ser cuando nos volvemos Raphael. Es un guerrero perfecto. ¿Miedo? Eso no es algo que pudiese siquiera imaginar. Pero  según las circunstancias, no temer sería algo realmente estúpido. Los lobos habían dejado de  quemar y masacrar a los Brodde porque empezaron a buscarle a él. Y con él estaba Evans.

¿Dónde entra Arcueid en la historia? Por lo visto, hacía poco que él la había convertido. Iba a presentarla a Raphael en su viaje de retorno. La llevaría y la entrenaría él mismo pero los planes cambiaron con la invasión.  Dimitri convenció a Evans de llevarse a Arcueid y él…él se quedó a pelear con la manada. O mejor dicho, a morir en sus manos.

Cuando Evans llegó con la pelirroja, diciendo que Dimitri había muerto, todos pensamos lo mismo ¿Él salvó a esa desconocida en lugar de a uno de los nuestros? Evans nos dijo que Dimitri no le había dejado opción. ‘–No es a ti a quien buscan, sino a mí. Si tú te quedas, te matarán; me buscaran y me matarán a mí. Darán con ella y será la última en caer…Conmigo no tiene ninguna esperanza de vivir…-‘. Entonces, todos entendimos la verdad. Los Licanos habían marcado a Dimitri y abrirían todo lo que tuviese su aroma hasta dar con él. Si él era el primero en morir, Evans y la chica podrían seguir vivos…serían fácilmente olvidados. La chica se volvió guerrera, Raphael mismo hizo que así fuese. Evans al principio la detestaba. Yo era testigo de ello. La forma en que le miraba era casi como si le repudiase por recordarle al amigo que nunca volvería a ver. Pero, con el tiempo, algo cambió en la mirada de él. Y con ello, también en la relación con Layla. Layla y él terminaron, Arcueid y él se volvieron más cercanos…

En la fortaleza se escuchan rumores…muchos rumores pero nadie se atreve a hablar de un asesino de Elite a sus espaldas. Pero todos tenemos ojos. Evans ha cambiado, mucho. Es como si el sufrimiento de la muerte de su amigo no sea lo único que pesa sobre él. La otra noche, durante un simulacro, mientras yo asistía a mi puesto de guardia en la segunda torre, le vi sin que él lo notase. Tenía la espalda sobre una de las paredes y los brazos cruzados. Sus ojos, clavados en un punto rojo a lo lejos. Estaba mirando a la chica…A Arcueid. La miraba como si ella fuese el único punto fijo en un mundo que giraba. La verdad, a veces pienso que esa bruja tiene algún tipo de poder. Primero dominar la mente y el corazón de Dimitri para que éste la quisiese volver un Raphael y ahora, dominar también a Evans… Ella no me gusta…a ninguno de nosotros nos gusta. Pero Evans siempre la protegerá. Según él ‘Se lo debe a su amigo’ pero…la verdad, ninguno de nosotros cree una palabra de eso.

Ahora, con la muerte de Raphael, vemos posibilidades…solo eso. Raphael también la protegía. Quizas sí Eliah se vuelve la cabeza del clan, él logre poner a Evans en su lugar y arrebatarle a esa bruja de cabellos rojos sus encantos de una vez por todas.

Extraño lo que era este clan antes de que ella llegase. Ella no es más que una espina…Una espina que nos atravesó a todos y nos causa hemorragias con cada instante que pasa.


Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.
avatar
Evans Cromwell
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 96

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evans Cromwell

Mensaje por Marca del Lobo el Mar Ago 27, 2013 4:30 pm

No puedes huir eternamente de la noche, hijo de Raphael. Sabes que en el mundo de los espíritus, hay un fantasma que clama por que tomes el lugar que te pertenece pero aun te niegas a crecer...te niegas a ver más allá de lo que siempre ves.

¿Qué te causa tanto miedo, Evans Cromwell? ¿Temes que la demencia se apodere de tu mente y no puedas controlar aquello que te muestra? ¿Temes que te muestre algo realmente terrible que no puedas soportar? O por el contrario, ¿Temes que aquello que se esconde en tu inconsciente sea el deseo por algo que no puedes desear?

Bienvenido al mundo de la noche, hijo de Raphael. Recuerda, en tu mente estan las respuestas solo que aun no estás listo para escucharles.
avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.