Leire Mausami

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leire Mausami

Mensaje por Leire Mausami el Mar Oct 08, 2013 11:22 am

Leire Mausami


Datos básicos
Nombre completo: Leire Mausami
Apodos: Mauss
Original o Predeterminado: Original
Edad: 85 años
Fecha de nacimiento: 13/05/1928
Lugar de nacimiento: Alemania
Raza: Licano.
Luna en la cuál nació: Luna Llena



Descripción Psicológica




En desarrollo.


Historia



Me cuesta entenderlo. Desde que todo comenzó, me he esforzado por comprenderlo y aun así, no logro hacerlo. Hemos caminado juntos por el mundo como si fuésemos hermanos pero, nunca lo fuimos. No de sangre.
¿Por qué eres diferente a los demás? ¿Por qué te empeñas en serlo? –la mirada cristalina pasea alrededor de la gran construcción amurallada de Likaia, donde los cachorros se mueven en bicicletas y otros objetos que en centenares de años podrían aspirar siquiera a alcanzar – Cuando veo nuestra manada, sé que somos diferentes. Pero tú te empeñas en marcar más aun la línea, Teo. Es casi como si no quisieras que viesen algo de licano en ti. Pero somos lo que somos ¿tanto te cuesta…? – su voz es calma más, al voltear los ojos para mirar al licano a su lado, una sombra cae sobre sus ojos azules, como el velo de los cabellos oscuros que visten su frente. Extiende la mano derecha y con ésta abierta, le da un fuerte golpe en la nuca, despertándolo de su sueño. Teo reacciona, tragando palabras y mirando a su alrededor, sorprendido - ¿Mau?... ¿Qué pasó? –

“Nada, Teo. Contigo nunca pasa nada. No escucharías lo que tengo que decir a menos que me meta en una de esas cosas que tanto te gusta armar y desarmar”

Me llamo Leire pero mi padre me decía Mausami. Adopté ese segundo nombre; me gusta más. Sin embargo, Teo insiste en llamarme por mi nombre de pila, diciéndome que es más femenino y asegurándome que Mausami es nombre de alguna fruta. A estas alturas te preguntarás quién es Teo y si vives en Likaia, no tendrás idea de quién responde a ese nombre. Pero si te digo “El ingeniero”, ahí tu mirada seguramente se iluminará. ¿Recuerdas aquel que gasta horas enteras de su tiempo colocando las baterías que nos dan luz incluso en la noche? ¿Aquel que ha producido maquinas y ruidos insoportables cuando tratas de dormir? Seguramente lo recuerdas a él ¿Sabes quién soy yo? La que siempre está ahí, ayudándole. Y no es algo actual. Teo siempre fue extraño y todos en Likaia lo sabían. Cuando niño, venía con raras historias acerca del mundo y las máquinas. Prefería mirar libros a mirar la luna. Y todos se burlaban de él por eso. Entre licanos, y más, entre licanos mestizos, no querer convertirse es un problema. Y Teo lo aprendió de la forma difícil. O mejor dicho, no lo aprendió en absoluto. Mi padre tenía sangre de Ardwolf y mi madre era una mestiza de Likaia por lo que en mis venas corre el éxtasis de ambas formas, permitiéndome tener una altura considerable al momento de transformarme. Y gracias a los dioses por eso. Teo se negaba a transformarse y los demás siempre se burlaban de él por eso. Los niños pueden ser crueles pero, a medida que creces, esa crueldad llega a volverse realmente peligrosa. Obligar a Teo a transformarse era un juego para ellos. Y ponerme entre ellos y él era una obligación para mi.

Con el tiempo, ambos fuimos creciendo. Teo estaba demasiado enamorado de sus maquinas y sus humanos como para pensar en conocer alguna muchacha o tener algún amigo que no fuese yo. Yo sí salí con algunos licanos. Uno es hoy Lider de Likaia y un gran amigo mío. Otro volvió a las tierras de los Ardwolf luego de que nos enfrentásemos en una batalla al él enterarse que mi ‘hermano’ era el demente amante de los humanos, como le llamarían en las tierras de Alemania.
Caminar junto a Teo ha sido un regalo pero, también, una cruz. Él y yo somos tan diferentes como lo es el sol de la luna y, ni así, él termina de entenderlo. Quedarme a su lado implica perder aquello a lo que mi espíritu le canta cada día pero abandonarlo significaría obligarlo a perder lo único que tiene en el mundo. Él ama a sus humanos. Yo no puedo comprenderlos. Pero si algo llegase a pasarle, no podría perdonármelo nunca. Aun en el silencio, trato de no demostrar lo que siento al respecto. Pero con cada día que pasa, veo que el tiempo no perdona y que él no cambia. Sigue mirando un futuro incierto que solo vive en su mente. Y yo…yo estoy aquí; viendo con mis propios ojos que tarde o temprano, ese mundo que tanto ama terminará por consumirlo.

Guardiana y Lider

-Un mestizo siendo el señor de los Likaios ¿Estás listo para eso? – dejó que una hebra de su cabello negro se ubicase detrás de su oreja, levantando una ceja con picardía, sonriendo debajo de aquel árbol de manzanas que compartía estancia en la plaza – Cada vez que hablamos de ello, es como si me dijeses que no lo acepte… – respondió él, con el sol reflejado en el celeste de sus ojos. La sonrisa de la mujer se deshace ante aquellas palabras, evitando la mirada de Alek. En otros momentos, habría deseado decirlo en voz alta. Sabía muchas cosas acerca de la vida en Likaia y, particularmente, acerca de la vida de ambos. Alek era su mejor amigo después de Teo y quizás por eso, ambos se llevaban realmente bien. Él la aceptaba a pesar de su extraño hermano y sus gustos nada normales y ella era feliz sabiendo que en él tenía un apoyo. Pensar en que se volvería líder le llevaba a aceptar que pronto, Alek tendría demasiados hijos de los cuales encargarse y demasiadas responsabilidades. La verdad era que sí quería pedirle que no lo aceptase pero esa no era una opción. Sería egoísta. Además, ella tenía una meta también que posiblemente le llevase lejos de Likaia en el momento en que se decidiese a seguirla – Jamás te diría algo semejante, Alek. Es tu destino. – Susurró mientras colocaba ambas manos en el rostro del joven y unía la frente de ella con la de él, cerrando los ojos y sonriendo con real sinceridad – Ambos deseamos proteger a la manada. Tu de la mejor forma que sabes y yo haciendo lo único que sé. –Soltó un suspiro y abrió los ojos, viendo la mirada cristalina del joven frente a ella – Toma el poder ahora y trae paz a nuestra tierra. Eso debe ser tu prioridad ahora…-

“Y la mía está lejos de aquí. No te lo dije en ese momento porque ni yo misma quería creerlo. Pero desde que mi padre murió, algo está en mí, rugiendo como una bestia deseando salir. No puedo mantenerme encerrada en Likaia, querido mío. Pero mientras Teo esté aquí, estaré yo. Nunca te lo dije, pero fuiste un respiro en este mundo. Debes pelear por nuestra gente, Alek. Yo lo haré también…”


Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.
avatar
Leire Mausami
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Leire Mausami

Mensaje por Marca del Lobo el Mar Oct 08, 2013 12:19 pm

Si tu camino está lejos de la tierra en la que resides, deberías comenzar a caminar hacia él. Eres una luchadora y no solo peleas contra el mundo, sino contra aquello que tus ojos ven pero se niegan a aceptar.

Has venido a este mundo buscando cambiar algo que posiblemente no cambie ¿Por qué continuas empeñada en que suceda, joven Licana?

Se bienvenida a este mundo de tinieblas, hija de la Luna. Y recuerda que el likaio acepta el cambio mejor que sus hermanos, pero solo porque sabe adaptarse a éste.


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.