Ken "Arashi" Hirakawa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ken "Arashi" Hirakawa

Mensaje por Ken Hirakawa el Sáb Sep 21, 2013 6:35 pm

Ken Hirakawa


Datos básicos
Nombre completo: Ken “Arashi” Hirakawa
Apodos: Ken, Ara
Original o Predeterminado: original
Edad: 176 años
Fecha de nacimiento: 30/agosto/1837
Lugar de nacimiento: Kyoto, Japón
Raza: Licano.
Luna en la cuál nació: Creciente
Animal Totémico:----------



Descripción Psicológica


Ken es ante todo un joven espiritual.  Es apegado a la naturaleza y los dioses que representan cada una de las fuerzas presentes en ella.  En ellos encuentra paz e iluminación.  Es adepto a la meditación, la cual realiza sobre todo en bosques y preferentemente cerca de algún cuerpo de agua.  Le gusta salir durante las tormentas a sentirse en comunión con esta naturaleza en equilibrio y balance.

Prefiere salir de noche, es ante todo un ser de hábitos nocturnos y la luna ha ejercido desde siempre una extraña fascinación en él.  

De joven solía ser tímido y cuando se convirtió en licántropo, esta timidez volvió a hacerse presente durante sus primeros años.  Parte del hecho de que es muy respetuoso de sus mayores y cualquiera que esté por encima de él, producto de su educación.  

Con el paso del tiempo, ha sabido aprovechar sus cualidades como guerrero, aunque siempre prefiere pelear peleas justas, de modo que evita hacerlo con humanos.  Sabe mediar y sabe escuchar, considera que si bien a veces una pelea soluciona las cosas, esto no es la solución siempre.

Inteligente y astuto, aunque ha perdido la práctica por dedicarse a otras cosas, el estratega que fue siempre está presente en él.  Rara vez se enoja, a veces es como si viviera en otro mundo y considerara que sólo hay que preocuparse por la guerra y no por las batallas pequeñas e inútiles.

Protector y fiel a su manada, para él no hay nada más importante que el grupo al que pertenece.  Se ha sabido adaptar a cualquier situación y considera que su destino depende únicamente de los dioses de la naturaleza, y él hará lo que sea para protegerla.


Historia



Era Edo: 1837 a 1868
“Siendo tentado por el cielo que pareciera estar en llamas
¿Qué es lo que busca mi mano extendida?”

Ken fue un hijo de la guerra... Nació al principio del conflicto, hijo de un samurai y una sacerdotisa del templo Kiyomizu en Kyoto, la entonces capital de Japón.  Fue durante la luna creciente y desde ese momento, esta luna marcó su destino.  Desde pequeño fue instruido en el arte del bushido por su padre, sin ser el único hijo ni el más especial.  La guerra necesitaba de todos, fuertes y astutos.  Ken pertenecía a este último grupo y sus cualidades como espía lo hicieron ganarse el respeto de los hombres.  Debido a los conflictos internos por la posible apertura de Japón a Occidente, el padre de Ken lo obligó a instruirse en el idioma bárbaro, el inglés.  De nuevo el chico demostró que de todos los hijos, él era el inteligente y esto le servía para compensar su falta de fuerza a comparación de los otros.  

La guerra fue fiera y despiadada, y por desgracia Ken estaba del lado de los perdedores.  Se vio obligado a huir, solo y consciente de que tarde o temprano debería practicarse el harakiri antes de ser capturado por el enemigo.  Pero lo que ocurrió sobrepasó incluso lo que él hubiera imaginado.  Fue atacado y trató de defenderse, pero la bestia sin forma definida y que únicamente le recordaba vagamente a un lobo, era demasiado fuerte.  

Se ocultó en el bosque, temeroso tanto del enemigo como de la bestia y esta última lo encontró durante la siguiente noche de luna creciente.  Las siguientes semanas fueron el peor martirio que había enfrentado el joven durante toda su vida.  Calor extenuante, hambre insaciable, alucinaciones y el asco al descubrir que cedía un poco al comer animales sin que su carne hubiera sido pasada por el fuego.  Se convirtió en presa fácil del enemigo, sin saber que el hombre que lo encerró en prisión había sido justamente quien le había provocado todo esto.  Logró escapar únicamente cuando se convirtió finalmente en licántropo, aunque aún ahora, no recuerda exactamente cómo fue.  

Encontraba refugio en su espiritualidad y partió en un barco extranjero rumbo a Europa, buscando alejarse de su propio país, como si esto lo salvara de aquello en lo que se había convertido.  Servía como intérprete y sólo encontraba consuelo al mirar la luna por las noches.

Imperio del Japón: 1868 a 1947
“En el camino adelante que continúa, eternamente largo hacia la distancia,
Hay un lugar donde brilla el origen de un azul brillante”

Viajó por el mundo en busca de respuestas y se convirtió en un lobo solitario y curioso.  Terminó vagando por los bosques de Suecia y se topó por accidente, o destino con algunos miembros de Likaios. No se lo pensó dos veces, entró de inmediato a la manada y encontró su lugar como el guía espiritual.  No había otro puesto para él, aunque siempre había sido guerrero, su verdadero destino es la espiritualidad.  Le pidió al licano más experimentado y dispuesto que le enseñara a controlarse y se esmeró en lograrlo.  El entrenamiento fue duro, pero nada que fuera imposible de seguir para un joven que había sido samurai.

Únicamente se ausentó de la manada para pelear por su país durante la guerra contra China y por supuesto, en la Segunda Guerra Mundial.  Sus habilidades como espía fueron puestas de nuevo al servicio del país que lo vio nacer.  Volvió a perder, pero sabía que no se hubiera perdonado quedarse de brazos cruzados frente a algo tan importante.

Época actual:  1948 – presente
“Siendo iluminado por la luna que pareciera estar sonriendo,
Un ave que descansa sus alas está en un sueño,
Sumérgete, profundo, en medio de una oscuridad secreta,
El principio del tiempo para comenzar de nuevo, está llegando”

Ken volvió a su manada a centrarse por completo en la misión de los licántropos en contra de los vampiros.  Si bien es cierto que ya había comenzado a participar, fue hasta este momento en el que lo hizo de forma mucho más preparada.

“Aún no logro encontrar la respuesta,
Este mundo no lo es todo,
Abraza la luz y la osuridad,
E incluso si las lágrimas se desbordan con mi indecisión, se disolverán,
La luna empuja mi espalda”

*Frases: Kagero de Arashi, traducidas de Yarukizero


Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.
avatar
Ken Hirakawa
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ken "Arashi" Hirakawa

Mensaje por Marca del Lobo el Sáb Sep 21, 2013 6:50 pm

Un Likaios que tiene el espíritu de la manada más espiritual. Veo en ti el equilibrio perfecto entre la fuerza, la inteligencia y la espiritualidad. Por esa razón la maldición del lobo no acabó con tu lado humano, sino que lo fortaleció. Cuantos han caminado tus pasos y han cedido a la locura de la marca de la bestia. Tu en cambio, la superaste…Y no dudo que la seguirás superando.

Sin embargo, durante tu existencia siempre has combatido contra el hombre; con armas, con bombas pero siempre frágil como el ser más delicado creado por los Dioses. Ahora empieza la verdadera guerra con seres que han traído muerte a tu gente. No olvides que dejaste de ser humano hace ya demasiado. Ahora los Likaios son el estandarte de tu existencia.

Se bienvenido a este mundo de tinieblas, hijo de Oriente. Conviértete en la estrella que guie a su manada a la victoria.


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.