Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Vie Sep 20, 2013 5:25 am

Habían pasado tan sólo un par de decenas de minutos desde que hubiese caído el sol. El líder de la manada del clan Likaios, Alek Arthes, se encontraba en un aguerrido duelo sin cuartel, contra uno de sus hermanos de clan. Ambos tenían los músculos tensos, bañados en sudor, con tan sólo un pantalón corto, medias y zapatos de goma; y en la mano derecha, el implemento con el que habrían de derrotar al contrincante.


Alek corrió haciendo gala de su gran agilidad y se arrojó en el aire para poder conectar el golpe. En medio del salto, hizo chocar su paleta de madera contra la pequeña bola de caucho, para que esta fuera a dar contra la pared, y hacerla rebotar hacia el área de su adversario. Luego, cayó al piso, rodó en él y se colocó nuevamente de pie, atento a la jugada del rival.


Su oponente en cambio, no esperaba que Alek lograra esa jugada, por lo que no se preparó para alcanzar la pelota y falló al intentar golpearla, otorgándole así el último punto que necesitaba el líder Likaio para resultar vencedor de esa partida de paleta frontón. Alek saltó emocionado, gritando con euforia y sonriendo a más no poder mientras aplaudía. Su compañero de juego sonrió también y aceptó la derrota dándole la mano y diciéndole: -¡de acuerdo! ¡basta! Lo acepto. Me has derrotado y eres mejor que yo en frontón. ¡Ahora deja el escándalo!-

El ganador del partido respondió con aires de superioridad: -¡Vamos Roderik! ¡no seas mal perdedor! Fuiste derrotado legalmente, luego de que gritaras ante todo el clan que tú eras el mejor jugador de frontón de la manada. Vamos, ahora quiero escucharlo.-


-Por favor Alek, no estarás hablando en serio? Esa apuesta...-



-¡Oh no! No te vas a zafar ahora de esta diciendo que era un juego. ¡Vamos, dilo!-



-De acuerdo... No soy más que un cachorro desnutrido y Alek es el campeón de frontón de la manada- terminó diciendo Roderik a regañadientes.



Alek estalló en carcajadas, que contagiaron al perdedor haciéndolo reír también. Los espectadores también reían alegremente. Fue entonces cuando de entre los espectadores, se adelantaron hasta la cancha de frontón, dos de los guardias de la manada, acompañados por una hermosa muchacha.


Sólo para que las chicas del foro tengan una idea de la vista::
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Vie Sep 20, 2013 1:34 pm

Tsk... De tanto escuchar a tu madre fastidiar para que dejases París y fueras a visitarla de manera "semi-permanente", te has convencido por fin de hacerlo; unas vacaciones lejos de tu agitada vida nómada y la curiosidad que mueve tus pasos -por no decir que te has quedado sin ideas y una visita rápida a la vieja manada no caería mal- te sentarían tan bien como una jarra helada de Margaritas en una tumbona frente a las playas del Caribe. Y !claro!, el hecho de que hace poco, un ataque de vampiros a tu persona y tu departamento, no influye en nada para que prepares maletas a toda velocidad y decidas darle ese gusto a tu madre.

Suspiras largamente conforme te acercas al territorio de la Manada de los Likaios -cuya sangre corre por tus venas y parece alegrarse de la vista familiar aún en contra de tu voluntad-; resoplas y caminas por los vericuetos, añorando tu hermoso GTO antiguo que estaba en casa, resguardado de cualquier contratiempo que pudiese surgir. Odias eso de la manada, se siente cómoda con los inventos humanos, pero no puedes llevar un simple automóvil por que viven en medio de la nada, !a donde ni siquiera una motocicleta puede llegar!; arrugas la nariz conforme te acomodas nuevamente los lentes de sol, pasas la diestra sobre el cabello suelto y reconoces los primeros indicios de movimiento entre los árboles -quizá estés urbanizada, pero un licano no deja de serlo ni aún muerto-, sonríes con cierto deje de ironía y levantas las manos en señal de paz, con una leve mueca hastiada y los tacones de las botas cortas firmemente plantados en la tierra húmeda, el breve tank-top del grupo Kiss ajustado en tu talle y los pantalones de cuero negro, marcando tu silueta; son los últimos instantes de la puesta de sol y la oscuridad comienza a devorar todo a su paso. Lentamente suspiras y te subes los lentes de sol, reconoces a uno de los vigías y sabes que nada bueno te espera si te reconoce -cosa que no tarda en suceder-, su voz grave y fría resuena en el silencio y, tras un "breve" -y muy, MUY incómodo interrogatorio- por fin te envían adentro de la amurallada ciudadela con dos guardias que no conoces y sinceramente, tampoco quieres conocer a profundidad.

Chasqueas la lengua conforme se recorren los callejones de aquella ciudad en miniatura, reconoces a la distancia la vivienda de tu madre y sabes que a esas alturas, ya debe saber que estás ahí -cabe decir que no has hablado con ella más de dos minutos, desde que publicaron tu primer libro-; la curiosidad se pinta en tus orbes apenas escuchas el griterío y las risas, te detienes un instante tratando de reconocer alguna de las dos figuras -sin éxito alguno- hasta que uno de los guardias te empuja bruscamente con la palma de la mano y atraviesan la multitud que guarda silencio de repente, haciendo que te sientas por primera vez, como una condenada al paredón. Tragas saliva un par de veces antes de levantar la mirada y encontrarte con la efigie de dos hombres de torso desnudo y pantalones cortos, sudados y con aspecto de haber terminado recientemente algún tipo de competencia; ruedas los ojos ante la inspección de uno de ellos y te cruzas de brazos con testarudez, elevando el mentón con cierto aire de recelo y enarcando una ceja con delicada elegancia y la pregunta cargada en el aire: ¿"a quien demonios te han llevado a ver?". La voz del guardia te hace rodar los ojos al entregar un informe detallado de tu llegada, suavemente, giras hacia él y le pones una mano en la boca empujando firmemente hacia atrás y encarando luego a los dos hombres con cara de aburrimiento pero a la vez, con la chispa de curiosidad bailando en tus pupilas.

-Si, todo eso que él dijo... Soy Satinne Noir, hija de Cossete y Alphonse, y si estoy respetando el protocolo absurdo, es únicamente por costumbre. Ahora sean buenos cachorros y díganme: ¿Cuál de los dos está a cargo?-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Vie Sep 20, 2013 2:51 pm

Las carcajadas cesaron al momento en el que Satinne Noir entró a la cancha y un grave silencio inundó el lugar, luego de que ella pronunciara esas palabras. Alek la vio a los ojos mientras la escuchaba hablar, luego miró a Roderik, quien le devolvía la vista con igual seriedad y acto seguido, devolvieron la mirada a la chica, estallando en carcajadas ambos, cosa que rompió un poco el silencio sepulcral y cortó la tensión del momento.


Por casi un minuto estuvieron privados de la risa ambos atletas, mientras que, llevándose una mano al estómago y tratando de decir algo, levantando la mano para pedir tiempo, Alek intentó explicarse inútilmente.


Por fin, respirando profundo y secándose las lágrimas de los ojos, el líder de la manada le extendió el brazo para decir, aún con ciertos espasmos de risa: -Un placer conocerte Satín!- pronunciando mal el nombre de la joven loba -yo soy Alek y este es mi amigo Roderik, quien acaba de ser humillantemente derrotado frente a la manada, así que, supongo que eso me hace ser "el alfa", ¿al menos durante un día más no?-


Alek volvió a reír sonoramente mientras Roderik ponía mala cara, pero sin dejar de reír también. Los demás se reían con el chiste, pero no dejaban de mostrar cierta frialdad ante la recién llegada. El líder Likaios continuó hablando entonces, logrando por fin de dejar de lado la risa, más sin dejar de sonreír encantadoramente.



-Bueno, ya hablando en serio, supongo que te refieres a mí. Yo soy Alek Arthes, líder de la manada del clan Likaios. Le tengo mucho afecto a tu madre y de ti me acuerdo levemente de cuando apenas eras una niña. Es un gusto tenerte de regreso y estoy seguro de que tu madre estará contenta de verte.-



Apenas Alek terminó de hablar, uno de los presentes, que se había adelantado hasta donde el "alpha" se encontraba, le susurró algo al oído. El semblante de Arthes cambió drásticamente y la miraba ahora con aquellos ojos azules, entornados en una muy seria expresión. El lobo retrocedió un par de pasos y Alek, adoptando un tono un poco más sombrío habló nuevamente.



-Oh! Me dicen que no sólo eres Satín Isabella Noir, sino que además eres nada más y nada menos que "Austenson". Debo admitir que, aún cuando no soy muy aficionado a la lectura, tus libros me han parecido bastante interesantes, sobre todo el último. No es que lo haya leído personalmente, sino que me han explicado que te has dado a la tarea de... contarle a la humanidad, con un lujo excesivo de detalles, la historia de la Batalla de las Cenizas. Supongo que, aún cuando la crítica humana ha amado tu novela, ¿has recibido unas cuantas reseñas negativas por parte de los chupa sangres no? Dale gracias a Gaia que los Ardwolf son incluso menos ávidos en cuanto a literatura, de lo que soy yo, porque si no, ya te habrían degollado. Claro que, no ha de faltar mucho para que estos se enteren de la existencia de dicho error.-



El círculo alrededor de ella empezaba a cerrarse poco a poco, cuando Alek Arthes finalizó con una pregunta: -Lo que me lleva a preguntarme ¿Qué haré yo con una cachorra de lengua tan larga?-
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Mar Sep 24, 2013 9:26 pm

Primer strike: Pronunciar tu nombre mal a propósito; puedes tolerar que se ría como un crío inmaduro e idiota por no sabes cuanto tiempo, puedes tolerar que sea un completo patán y un creído, un narcicista vanidoso aún más grande que tu ex novio, pero de ahí a intencionalmente, pronunciar erróneamente tu nombre, hay una gran brecha -y claro, el hecho de que tu no seas una perita en dulce en cuanto se te provoca, no tiene nada que ver-

Segundo strike: El peor y más grande error de su vida... La única palabra que sería capaz de crear una hecatombe de proporciones titánicas contra el incauto que osara pronunciarla. Tu segundo no,bre.

-¿Isabella?... ¿!Isabella?!. ¿Acaso has... te has atrevido...?-

Siseó entre dientes, apretando los puños y aprestando una de las manos para asestarle una bofetada en pleno rostro, mas sin embargo, la congregación de gente a su alrededor y sus palabras siguientes te congelaron en tu sitio, tomando aire con cierta brusquedad y sorprendida de que aquello hubiese llegado hasta el confín perdido de la tierra. Suspiras largamente y ruedas los ojos aburrida, esperando que el hombre termine con su diatriba para mirarlo fijamente, casi retadora en su última frase, levantando el mentón y entornando la mirada.

-Bien... Aclaremos algo: Soy S-a-t-i-n-n-e, no "Satín", y en segunda, nunca, jamás, vuelvas a llamarme Isabella a menos que desees el implemento completo de frontón metido en el trasero-

Susurras con frialdad, dando un paso hacia él antes de sonreír con descaro y mirar en derredor a la multitud que se cerraba en torno a ti. Dejas escapar un suave bufido burlesco y relajas los puños, ladeando el rostro y señalando con la barbilla al resto de los licanos, Roderik incluído.

-Eso, si no te importa, es un tema que trataré contigo en privado, sin oído entrometidos o narices husmeando. "Austenson" existe fuera de los muros de esta ciudadela, nace a mi salida y muere a la entrada-

Musitas, dándole la espalda y apartándote en medio de la multitud los pasos necesarios para abrir una brecha con la conciencia de que las miradas asesinas y los gruñidos comenzarán en segundos, si Alek no se mueve. Giras suavemente el rostro hacia él, enarcando una ceja cual si conminases su retraso como algo inpensable

-¿Y bién, "galán", vienes o te quedas con la curiosidad sobre las múltiples preguntas que debes tener?-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Miér Sep 25, 2013 1:18 am

Alek no podía creer lo que tenía frente a sí. Esta chica o bien no tenía idea del problemón en el que estaba envuelta, o era idiota o peor, era una orgullosa a tal nivel que rayaba en la locura y la inconsciencia. Ante toda la acción y lo que ella le había dicho, el líder Likaios simplemente dijo en voz alta:


-Lamentablemente "Austenson" decidió mudarse dentro de nuestros muros el día en el que se le ocurrió la estúpida idea de revelarle nuestra existencia a los humanos, así que, si no es mucha molestia señorita, sería bueno que recordara que debido a semejante... "desliz", usted podría ser considerada enemiga, no sólo del clan, sino de la especie entera. Eso sin contar que estoy más que seguro de que a varios mosquitos les encantaría conversar con usted sobre cierta línea editorial en su novela. Por lo tanto, no sé pero, si yo fuese usted, dejaría de lado tanta altanería y modificara mi tono. Claro que, no soy yo el que posiblemente sea considerado enemigo número uno de los Fenrir, los Ardwolf y seguramente de los clanes vampíricos que quedan con vida. No soy yo quien podría requerir la seguridad de los muros de Likaia-

Alek hizo una señal y Roderick y los guardias empezaron a dispersar a la multitud, quien se fue yendo de la cancha, dejándolos sólamente rodeados por 3 guardias y Roderick. Mientras tanto, el líder Likaios caminó hasta donde estaba su interlocutora y sonriéndole la miró a los ojos para decir, mientras hacía rebotar la pelota contra el suelo y llevaba la paleta de frontón al hombro:

-Lo que tenemos que conversar lo vamos a hacer aquí. No te preocupes por los presentes. Tengo absoluta confianza con mis hermanos de manada. Por otro lado, no tengo "múltiples preguntas", realmente son sólo cuatro. Uno, ¿Eres estúpida, loca o suicida? Lo que lleva a la segunda pregunta, ¿Cómo has podido ser tan, aquello que hayas respondido a la primera, como para revelarle nuestra existencia a toda la humanidad mediante un libro con detalles? Tres: ¿Acaso no tienes idea siquiera del problema inmenso en el que te encuentras? y cuatro, ¿cuál es tu problema con tu nombre? No fui yo quien te puso Isabella sino tu madre, así que lo siento, pero si ese es tu nombre, te llamaré por él.-
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Miér Sep 25, 2013 7:52 pm

-No-

Niegas con la cabeza apenas se quedan en compañía del pequeño contingente; si, en realidad él puede confiar en ellos ciegamente pero tu no, no sabes quienes son y poco te interesa saberlo, estás de paso y pretendes que siga así. Suspiras y te cruzas de brazos igual de testaruda que antes, pero en tus pupilas baila un simple sentimiento que maldices a la expresividad de tu carácter: Miedo.

-No me interesa si son tus compañeros de cama o tus compadres de parrandas, he dicho que hablaré únicamente cuando esté a solas contigo-

Musitas arisca, reconociendo por el rabillo del ojo la figura de tu madre -esa loba siempre estoica, fuerte, sobre protectora y algo desesperante a veces- que se ha acercado quizá alertada de tu llegada por algún curioso boca floja, ruedas los ojos y te tensas aún más, lo último que necesitas es a tu madre a un lado, apoyando al lobo líder en lugar de a ti, según ella, todo por "tu bienestar". Pero !vaya!, hay algo con lo que no contabas, algo que te deja en una especie de pequeño shock ya que es la primera vez que logras ver algo así: Tu madre -esa mujer que desde cachorra, te ha tratado con dureza para que seas independiente- se encuentra de pie a una distancia ligeramente cercana, se estruja las manos sin descanso y un par de lágrimas caen por sus mejillas. Tu madre, Cosette Noir, derramando una lágrima. Ni siquiera en el funeral de tus abuelos.

Eso te descoloca un poco, sacudes la cabeza para apartar la visión de aquello, pero inmediatamente el labio inferior comienza a temblar, tienes que respirar profundo para poder contenerte y, clavando los orbes apenas húmedos en los de Alek, bajas suavemente la cabeza.

-No hago esto jamás... Alek... Te lo suplico, hablemos a solas-

Susurras, dirigiendo una ojeada rápida al rostro desencajado y preocupado de tu madre, vuelves a clavar la mirada en el lobo y dejas caer los hombros, y con ellos, la actitud arrogante que llevabas como una coraza con la cual defenderte. No soportas ver a tu madre en ese estado, y sabes que, si ella -o cualquier otro que pueda decirlo después- escucha lo que vas a decir, esa angustia aumentará.

-Responderé todas y cada una de tus preguntas con sinceridad, y quizá te interese escuchar lo que tengo que decir sobre... mis motivos para venir aquí-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Miér Sep 25, 2013 8:55 pm

Alek estaba a punto de responderle con altanería a la impertinencia de Satinne cuando algo totalmente inesperado ocurrió: El labio inferior de la arrogante chica de ciudad comenzó a temblar, los ojos empezaron a aguárseles y bajando la cabeza, se humilló frente a él.


El líder Likaios era sumamente terco, insoportablemente competitivo y molestamente bromista, pero no era insensible. Al ver a la chica que tenía en frente, despojarse de la armadura y sentimentalmente desnudarse frente a él, no pudo mantener la postura intransigente, por lo que caminó frente a ella, se agachó y viéndola a los ojos, con una mirada repleta de tierna preocupación honesta, simplemente le dijo:


-¡Vamos! Acompáñame a mi casa y ahí te invitaré un poco de cerveza artesanal que he hecho yo mismo. Ahí, podremos hablar a solas.-



Acto seguido, caminó hasta el borde de la cancha de frontón, en donde estaba estacionada su motocicleta Ducati Streetfighter 848, se subió a ella y le extendió el casco para que se subiera.


Rol Off::
Si ella accede a subir a la motocicleta, puedes decir que Alek la condujo a gran velocidad a través de Likaia (la ciudad). Puedes describirla a tu antojo. Luego, llegaron a una casa de dos pisos, en la que el estacionó y abriendo la puerta la dejo entrar. La casa está decorada con una mezcla de minimalismo con arte tribal de aborigenes norteamericanos. Ahí, Alek le sirve una cerveza malteada con especias y se sienta en un sofa de cuero, para escucharla hablar.


Ah! y esta es la moto


avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Jue Sep 26, 2013 9:06 pm

No quieres mostrarte así, sensible y caída, y menos ante el líder de la manada que, si bien comenzaron con el pie equivocado, ahora parecía haber cambiado de opinión -o al menos, eso aparentaba- y trataba de mitigar esa suave angustia que comenzaba a tintarse en tus orbes claros; asientes, mordiendo tu labio con delicadeza para evitar que siga temblando, le diriges una última mirada a tu madre y le sonríes apenas, intentando darle a su atribuilado espíritu algo de la calma que le ha abandonado desde que aquel libro saliese a la luz. Cosette, la mujer fuerte ante la tumba de su marido, de su único amor, derrumbada por causa de su inconsciente hija.

-Está bien, tu ganas este round-

Musitas para ti misma, mirando el casco que te ofrece con cierto recelo, mas cuando tu mirada enfoca la motocicleta, no puedes evitar sentirte imnediatamente atraída a ese pedazo de metal con ruedas; olvidando un instante la angustia que nació de ver a tu madre en ese estado, subes a la motocicleta y te sujetas a la cintura de Alek, aferrándote con fuerza cuando arranca en medio de una nube de polvo y gravilla; la ciudadela pasa a toda velocidad junto a ti, los colores vivos, los aromas tan simples y a la vez tan familiares te hacen sentir extrañamente cómoda.

Likaia es una ciudadela, una diminuta ciudad moderna con toques rústicos que no pueden negar los Hijos de la Luna; la casa de Alek es linda: Dos plantas, acogedora, minimalista con toques rústicos como todo en la ciudad, algo de esa fuerza animal que él mismo posee en cada movimiento. Atraviesas la puerta y sigues al hombre al interior de la vivienda, miras a tu alrededor algo sorprendida y tomas asiento lentamente en uno de los sofás, aceptando la bebida que le ofrece sin probarla, mirando únicamente el líquido en el contenedor de cristal e intentando ordenar su mente.

-Gracias-

Susurras suavemente, levantando la mirada con delicadeza y dejando el vaso en la mesa baja ante ti; suspiras y casi sin quererlo, el recuerdo de la noche en que todo cambió, se hace presente con fuerza arrolladora. Sacudes suavemente la cabeza y vuelves a mirar al hombre.

-Entonces... Pregunta-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Vie Sep 27, 2013 6:05 pm

Alek, sentado en el sofá bebe un trago de su cerveza y observa a Satinne a los ojos para preguntar:


-¿Por qué lo hiciste? ¿Cómo no se te ocurrió que estabas firmando una sentencia de muerte para ti misma y una declaración de guerra contra toda criatura que se esconde de la vista de los humanos?-



Luego de hacer la pregunta, simplemente bebió otro trago y se quedó viéndola, esperando su respuesta.



rol off:
perdón por lo corto pero no hay mucho más que Alek pueda decir o hacer
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Vie Sep 27, 2013 7:51 pm

Suspiras largamente, sus dos únicas preguntas calan profundo por que en realidad, la respuesta puede ser peor que el cuestionamiento. ¿En qué pensabas?, en libertad; simple y sencillamente, la libertad de las palabras, de la historia, de las hazañas que merecen ser contadas una y otra vez para la gloria de quienes las vivieron, pero al parecer, para los personajes de dichas batallas, era algo "prohibido" hablar de ello.

-No lo entenderías Alek. Nunca podrías entender la urgencia con la cual las palabras exigen salir, la dulzura con la que suenan en los oídos de las personas, el encanto casi mágico que pueden tener las historias que para nosotros son leyendas, y para el mundo humano, el escape de la mundana cotidianeidad-

Musitas con delicadeza, mirando las puntas de tus dedos un largo rato, meditando si decir lo que a continuación venía, o guardar esa información para ti. Sabías que era cuestión de tiempo que esos dos vampiros lunáticos que te seguían en París, se enteraran de que te encontrabas ahora con los tuyos, tu madre correría peligro, y también otros tantos que no tenían culpa alguna.

-No puedo controlar eso, ¿sabes?, cuando las palabras simplemente cantan, no puedo detenerlas. Los psicólogos humanos lo definen como "hipergrafía", la necesidad de escribir sin cesar; para nosotros, los que nacimos en la Luna de las Artes, es simplemente Gaia cantando en nuestras mentes-

Musitas, no esperas que lo entienda, hasta ahora, nadie ha podido entender esa necesidad de plasmar todo aquello que pasa por tu mente, de contar al mundo los secretos de Gaia. Suspiras y bajas la cabeza para ocultar el temblor del labio y la suave lágrima que desciende por tu mejilla, misma que atajas con la diestra en un gesto rebelde y enfadado.

-Estoy aquí únicamente por mi madre, por su tranquilidad, por que no quiero que esté preocupada por mi. Puedo cuidarme sola, inclusive, de un par de vampiros acosadores-

Musitas lo último entre dientes, sin darte cuenta de lo que dices en realidad; tomas el vaso con la bebida y das un trago pequeño, degustando aquel sabor extraño y agradable; vuelves a dejar el vaso en la mesa y respiras profundo, sin mirar a Alek, intentando controlar el tenue temblor en tu voz

-Tus centinelas no son los únicos informados sobre quien soy ni sobre quien es "Austenson" en realidad. Hace dos noches, un grupo pequeño de vampiros irrumpieron en mi apartamento, aunque me defendí, tuve que salir de ahí. Me siguieron hasta la frontera parisina y desaparecieron-

Murmuras, llevándote la diestra al hombro opuesto, donde una cicatriz palpitaba, cubierta por la tela de la blusa. Por fin levantas la mirada y la enfocas en Alek, no vas a suplicar de nuevo, pero tu mirada se encarga de ello sin necesidad de palabras.

-Solo quiero refugio. Si consideras que no lo merezco, entonces habla de una vez y ahorrale a mi madre, el escarnio público de ver a su hija juzgada-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Sáb Sep 28, 2013 2:28 am

El líder Likaios bebía de su cerveza mientras escuchaba a Satinne hablar. En su rostro se dibujó una mueca extraña, mezcla de frustración y decepción. Se recostó del espaldar del sofá mirando hacia algún punto de la habitación en la que se encontraban y dijo con desenfado:


-No puedo ayudarte si no me dejas. Lo primero que necesito que hagas es que dejes a un lado esa molesta actitud infantil de defensa. En este momento, yo soy tu único abogado defensor y por lo tanto, no solo esperaría que fueses totalmente honesta conmigo, sino que además, no me escondas ninguna información.-


Alek la miró a los ojos y continuó: -Es evidente que tienes miedo así que no vale la pena que intentes disimularlo. Serías una idiota y una insensata si no lo tuvieras. No sólo esos dos vampiros están detrás de ti, sino que puedo asegurar que debes haber desatado una caza de sangre por parte del clan Donovan y el clan Rafael enteros. Ni hablar de lo que puedan estar pensando los Lázaro... esos no hay modo de saber lo que opinan ni de predecir sus actos.



Pero peor aún, Fenrir no va a estar contenta con esto. Has roto el voto de secreto que Gaia nos ha impuesto a todos. Ni siquiera nosotros, los Likaios, aún cuando nos entremezclamos con los humanos, revelamos nuestra verdadera naturaleza. Pero la ira que más temo es la de Galliard. Has puesto al clan Ardwolf en la palestra.-


Respiró profundamente, bebió un gran trago de cerveza y se estiró para colocar el vaso en la mesa, para luego verla nuevamente a los ojos y decir:



-Pero eres un Likaio y si alguien ha de juzgarte o castigarte, ha de ser tu propio clan, no ningún otro, ya sea lycan o vampírico.-



Hizo una pausa para hacer sonar los músculos del cuello y los hombros y continuó hablando: -Mereces refugio y protección entre los muros de Likaia. Eres miembro de nuestro clan y por lo tanto, nuestra hermana. Además, mereces reunirte con tu madre. Ella podrá darte mayor consuelo que el que yo o cualquier otra persona podría ofrecerte. Pero tu acto no puede quedar impune. Has cometido una falta sumamente grave y te has puesto en peligro inminente, además de colocar al clan en una posición de desgracia.



Eres libre de irte y escapar a tu juicio y posible condena o de quedarte y enfrentar la responsabilidad de hacer lo que tu instinto y tu vocación exigieron. Es tu decisión, no la mía. Pero créeme cuando te digo que, estoy más que seguro de que te conviene quedarte. Los otros que te persiguen, no te darán el beneficio siquiera de un juicio si te atrapan.-
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Mar Oct 01, 2013 2:16 pm

Niegas suavemente conforme él habla; no lo entiende, sabías que nunca entendería esa necesidad de plasmar palabras, de liberar los espíritus que poseen a los artistas, de cantar en papel, la creación de Gaia y los dioses. Por siglos los artistas han sido incomprendidos, personajes trágicos condenados, perseguidos e incluso ejecutados por su visión del mundo, ¿acaso Peter Kien, David Gericke, Ana Politkóvskaya, Reynaldo Arenas, Ken Saro Wiwa, dieron marcha atrás por hablar con la verdad, por exhibir ante el mundo la realidad que todos deseaban velar?. No, ellos dieron un paso adelante. Fueron juzgados, estigmatizados, perseguidos por aquello en lo que creían. Suspiras largamente y por fin levantas la mirada hasta clavarla en Alek, una suave sonrisa triste adorna tus facciones y tus orbes se tiñen de una emoción que no se puede identificar. Él ha pedido sinceridad, y como mínimo, crees que lo merece.

-No todo es como creen en realidad. No busco gloria ni fama, tampoco quiero faltar a los pactos antiguos. No soy idiota Alek, se lo que significa para todo lobo, la prohibición de los Espíritus-

Susurras quedamente, sin arrogancia, sin orgullo, sin nada más que una suave y profunda emoción arraigada en algún punto de tu interior. Suspiras largamente sin apartar la mirada del líder, sus palabras comienzan a pasar por el filtro de tu mente y las analizas de forma rápida y concienzuda, de la misma manera en que un editor lee páginas de un escrito para decidir si merece la pena, o no.

-Lo que Fenrir, Galliard y los clanes Oscuros crean o piensen, es algo que en realidad, me tiene sin preocupación alguna. Se que me darán caza Alek, se que los míos me juzgarán por esto, se incluso que llegará un momento en el que tu mismo, me des la espalda por el bien de los Likaios; estoy consciente de que la soledad y la marginación es parte de la vida de aquellos que escogen caminos que otros no pueden entender. Gaia es misteriosa en sus designios, si ella no hubiese pensado en esto, ¿crees que me hubiese concedido este don?. Las palabras son solo eso Alek, simples conjunciones de letras que fácilmente se las lleva el viento ante una novedad más atractiva; ¿por qué no pueden simplemente, ver las cosas como son en realidad?, la sangre nueva nunca se impondrá a la ancestral, pero ¿pueden las nuevas mentes, hacerse campo en las ideologías de antaño?-

Dejas que la pregunta flote en el aire; tu padre siempre decía que Gaia, en su infinita sabiduría, te había dotado de la luz de las palabras, que con ellas, lograrías grandes cosas para ti y para los tuyos; en ese entonces, pensabas que se refería a tu madre y a él, pero con el paso de los años, conforme fuiste escribiendo página tras página, te diste cuenta de la realidad: No escribes para ti, escribes para tu gente, tu raza, tus hermanos, una forma de honrar la memoria de los caídos, más allá de los simples rituales. Niegas suavemente con la cabeza y apartas por fin la mirada de Alek, sonriendo con cierto deje de nostalgia.

-No voy a huir, estoy consciente de las consecuencias de mis actos y afrontaré el o los castigos que decidan las manadas. Lo único que te pido, Alek Arthes, es tu palabra de honor, de que mi madre no padecerá ningún tipo de humillación por mi causa-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Mar Oct 01, 2013 6:52 pm

Alek la escuchó atentamente y cuando ella finalizó, se levantó y se arrodilló frente a ella, que al estar sentada en el sofá, quedaba a la misma altura que él. Le tomó las manos y viéndola a los ojos le dijo, con un tono casi tierno, pero absolutamente serio:


-Satinne, lo que no terminas de entender es que estamos hablando sobre mucho más que soledad y marginación; estamos hablando de que van a querer tu cabeza. Ahora bien, no, no te daré la espalda. Eres un Likaios, por lo que mereces mi total apoyo. Tu madre es un miembro sumamente respetada y valiosa en nuestra manada y también, por honor a ella, mereces nuestra protección. Así mismo, ni tu madre ni tú sufrirán humillación alguna jamás, puesto que yo personalmente no lo permitiré.-



Terminó de decir esto y esbozó una sonrisa para añadir: -Por otro lado, te doy la razón en algo. Si Gaia te dio ese talento y la inspiración, por algo fue. Si algo le he criticado a los Ardwolf y a los Fenrir, sobre todo a los antiguos, es esa fijación de querer saber lo que Gaia pretende de nosotros, según lo que se decía siglos atrás. El mundo cambia y Gaia así lo ha permitido, así que es lógico pensar que ella es cambiante como la naturaleza. Se adapta como la selección natural modifica a las bestias.



Es por eso que decidí llevar al clan Likaios a modernizarse. A adoptar las costumbres humanas. Esa pregunta que haces, sobre si pueden las mentes nuevas abrirse espacio entre las ideologías antiguas, sólo tiene una respuesta y es, que así debe ser.-


El Likaios de ojos azules se quedó viéndola a los ojos con una mirada de ensueño y emoción. Como si no la estuviera viendo a ella solamente, sino que ella fuese un símbolo de esa ideología que a él le motivaba. Un futuro en el que los licántropos se hubiesen adaptado a los nuevos tiempos, a la tecnología, a las máquinas, al mundo digital. Repentinamente, vio en ella alguien que lo entendía y al mismo tiempo la entendió también. Cuando el decidió cambiar a todo el clan, los demás lo llamaron hereje, indigno, traidor. También a él lo condenaron por hacer lo que Gaia le pidió. También le odiaron por hacer lo que su instinto le pedía. Todavía hoy sufre las consecuencias.



Se levantó abruptamente y con convicción dijo:


-¡Nadie te pondrá un dedo encima Satinne! Tú eres una Likaios y yo, como líder del clan, no sólo considero que no hay falta, sino que te apoyo. Quizás Gaia cree que es hora de abrir un camino para que la humanidad nos conozca e incluso nos apoye. Para que le llevemos el mensaje de nuestra diosa y cesen de destruir nuestros hábitats. Quizás has dado el primer paso para un mundo en el que humanidad y lycans acaben de una vez por toda con la raza vampírica.-
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Satinne Noir el Miér Oct 02, 2013 12:33 pm

Sus palabras duelen por veraces, sabes que una vez que los demás clanes se enteren, la cacería de brujas comenzará y únicamente estarán todos "en paz" con sus arcaicas ideologías, una vez ardas en la hoguera del silencio. ¿Llegarás a cumplir su mandato y silenciarás la voz de Gaia en tu interior?, no, claro que no; la Diosa hace las cosas por algo, nunca has entendido muy bien el motivo o la razón, pero sabes que todo tiene un por qué y es eso, lo que mueve al mundo.

-Se que va más allá de la simple marginación; me daré por bien servida, si logro vivir más allá de los 102 años-

Susurras, mirándolo fijamente a los ojos, sin poder explicar el por qué no puedes apartar tus orbes de jade, de aquellos zafiros líquidos que te miran con insistencia; no te sientes incómoda en realidad -como otras tantas veces- si no que incluso sonríes apenas, un leve esbozo imperceptible que rápidamente corriges, apartando la mirada y carraspeando con suavidad.

-Nada es estático Alek, ni siquiera Gaia. Ella muda de piel cada estación, trae cambios para todos sus hijos con cada solsticio. Es ilógico pensar que todo puede cambiar, excepto las tradiciones; no digo que se tengan que desechar, pero se pueden adaptar, ser flexibles. La intransigencia no lleva a ninguna parte, salvo la desgracia, y tanto Fenrir como Galliard, lo han experimentado-

Susurras quedamente, volviendo a clavar la mirada en la del lobo, sintiendo una especie de pequeña corriente circular entre ambos; parpadeas para despejar tu mente, niegas suavemente con la cabeza y con delicadeza retiras las manos de entre las suyas, posandolas sobre tus rodillas, enarcando una ceja al mirar cómo se incorpora intempestivamente y declara su abierto apoyo hacia tu persona y tus actos.

-Tampoco exageres. Los seres humanos nunca creerán en nosotros como antes, para ellos, en pleno siglo XXI, no somos más que un cuento para dormir, leyendas tan antiguas que se han deformado con el tiempo, somos aquello que utilizan para asustar a los pequeños desobedientes, o para crear franquicias cinematográficas multimillonarias. Somos espectáculo para ellos, nada más-

Musitas suspirando un tanto aliviada, al menos has obtenido su palabra de honor de que tu madre no será víctima del juicio de los demás. Carraspeas nuevamente y tomas otro sorbo de la cerveza, degustando aquel sabor especial y extraño; tus orbes se posan en Alek y, como si nuevamente quisieras escudarte de la mirada de cachorro del hombre, levantas el mentón, cuadras los hombros con delicadeza y sonríes con cierto deje de ironía que realmente no sientes.

-Debes admitir, Alek, que conmigo aquí no puedes decir que la vida sea aburrida-
avatar
Satinne Noir
PURGADOS
PURGADOS

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Alek Arthes el Miér Oct 02, 2013 4:19 pm

Alek la ve y resopla ante el descaro de su última aseveración, pero inmediatamente empieza a reir, tomando un cojín del sofá y lanzándoselo a la cara a Satinne. Luego, le pregunta:


-¿Tienes hambre? Voy a preparar una pasta carbonara con parmesano, pollo y tocineta, y no me gusta cocinar para mi sólo.-



Dicho esto, se levanta y camina hacia la cocina, reuniendo los ingredientes necesarios para hacer la comida. Desde allí le dice en voz alta: -haznos un favor y mira los vinos que tengo en mi alacena. Escoge uno, el que quieras, para acompañar la cena.-

Ambos pasaron el resto de la velada recordando tiempos más simples, en los que ambos eran cachorros. Y aunque el carácter de ambos los hizo competir en algunos puntos, ambos tuvieron una noche bastante amena. Al final, el lobo de ojos azules acompañó a Satinne a casa de su madre, a quien aprovechó para saludar y una vez que se despidió de la escritora, Alek Arthes caminó hacia su casa, bajo las estrellas, con una amplia sonrisa en el rostro, sin saber realmente por qué. Había algo en la recién llegada que lo intrigaba, lo atraía y sinceramente le gustaba. Esa pasión sobre lo que hacía, esa resolución por lo que creía correcto. Alek no tenía manera de sospechar que ese día, cambiaría su vida para siempre.
avatar
Alek Arthes
MANADA DE LIKAIOS
MANADA DE LIKAIOS

Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Libros y secretos (Flashback con Satinne)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.