Carlyle (Guerrero / Docto)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Carlyle (Guerrero / Docto)

Mensaje por Carlyle el Sáb Sep 07, 2013 10:13 pm

Carlyle


   
Datos básicos
Nombre completo: Carlyle
   Apodos: «Il Dottore», «El Santo»
   Original o Predeterminado: Original
   Edad: 685 años (35 años aparentes)
   Fecha de nacimiento: 30/Mayo/1328
   Lugar de nacimiento: Cambridge
   Raza/Ocupación: Vampiro Guerrero


   
   

   
Descripción Psicológica


   
Carlyle es tranquilo y muy sereno. Es cortés con todo el mundo, pero muy pocos adquieren verdadera confianza por su parte. Es leal al clan Raphael, y es lo único importante en su vida actualmente. Luchará lo que haga falta para mantener el honor de su clan a salvo, y su legado en buenas manos.

(A medida que el personaje vaya roleando iré definiendo más su carácter y personalidad)


   
Historia


   
La historia de Carlyle es tan antigua que hasta a él le cuesta recordarla. Nació en la ciudad de Cambridge un 30 de mayo de 1328 en el seno de una familia pobre. Carlyle no era su nombre original, pero la verdad es que nadie recuerda cómo se llamaba en realidad, cuando aún era humano. Desde joven creció con la violencia y la muerte en su hogar, ya que no solo estaba rodeado de pobreza sino que a muy temprana edad vio cómo su reino comenzaba un enfrentamiento bélico con los franceses que más tarde se conocería como La Guerra de los Cien Años. En cuanto pudo se alistó en el ejército de Su Majestad, participando en múltiples batallas hasta los 20 años. Su último servicio en el ejército con mayor relevancia tuvo lugar a sus 18 años cuando, el 26 de agosto de 1346, combatió en la batalla de Crécy (en Francia, al sur de Calais, en Normandía) en la que el reducido ejército inglés del rey Eduardo III, formado por unos 16.000 hombres, aniquiló una fuerza francesa muy superior constituida por los 30.000 soldados del rey Felipe VI de Francia. Aún así, muchos ingleses murieron, amigos de Carlyle. Este hecho hizo que no pudiera aguantar mucho más en las filas del ejército, y que se autolesionara en una pierna tiempo más tarde, provocándose una cojera que haría que le concedieran un permiso para volver a casa.

Ya en su hogar, y con varios contactos que había adquirido en el ejército, su inquietud por el mundo le hizo interesarse por la universidad, ingresando a la edad de 20 años en el Peterhouse college. Se gradúa en medicina, convirtíendose a su salida de la universidad en médico de guerra, y de nuevo viajando constantemente a Francia, pero esta vez para asistir a sus compatriotas ingleses tras las batallas. Con 28 años, el 19 de septiembre de 1356, ejerce como médico jefe en la batalla de Poitiers, donde los ingleses derrotan a los franceses y el rey Juan II "el Bueno" es apresado durante la batalla y conducido a Londres. Tras esta batalla, donde de nuevo sintió la opresión de las múltiples bajas con las que tuvo que lidiar a su alrededor, decide por segunda vez alejarse de las filas militares y se asienta en Londres, donde abre una pequeña clínica para todos aquellos que necesiten atención médica básica. La clínica le funciona muy bien durante bastante tiempo.

En 1362, poco después de cumplir 34 años, un hombre de muy buena apariencia entró en su clínica. No era lo habitual, dado el barrio donde estaba situada y la clientela que solía ir a solicitar sus servicios. Dicho hombre se presentó como Henry Cavendish. Le comentó que había oído hablar de Carlyle en los círculos por los que él se movía y se sentía muy interesado por financiar sus investigaciones. Carlyle se quedó de piedra, no había hablado a nadie de los experimentos e indagaciones que estaba realizando con los cadáveres de los vagabundos y mendigos que recogía de la calle para abrirlos y explorarlos con el fin de conocer mejor el cuerpo humano y sus misteriosos recovecos. Su único fin era poder ser más certero a la hora de poder curar a la gente. Pero nadie sabía de ello. Absolutamente nadie. Tras una larga conversación con el señor Cavendish, Carlyle accedió a hacerle partícipe de sus descubrimientos y aceptó la ayuda económica que éste le ofrecía.

Tras un año de investigaciones y una estrecha colaboración, Carlyle y Cavendish hicieron grandes descubrimientos y avances en la medicina, y se terminaron convirtiendo en íntimos amigos. Una noche, mientras caminaban por las calles de Londres, Carlyle le preguntó a su colega por qué nunca le veía por el día, a qué se dedicaba mientras él seguía investigando y cuál era esa vida tan ajetreada que llevaba para tener que visitarle siempre a horas tan intempestivas. Cavendish sonrió y le preguntó si realmente quería saberlo. Con extrañeza, Carlyle asintió, y antes de que se diera cuenta, Cavendish mordió su cuello y empezó a chuparle la sangre. Aun con sobrada experiencia militar y debido a lo que había llegado a vivir siempre se encontraba en máxima alerta, Carlyle no lo vio venir. Tampoco pudo sacar fuerza alguna para defenderse. Pero notaba cómo poco a poco su amigo le arrebataba la vida. Ya en el umbral de la muerte, pálido y sediento, observó que Cavendish se rajaba ligeramente la muñeca con un objeto cortante que no supo identificar, y vertió la sangre que le caía en la boca del moribundo. Esa noche, el hombre murió y Carlyle, el verdadero Carlyle, nació.

Los primeros meses fueron duros. La sed de sangre era difícil de controlar y se sentía normalmente muy débil, pero su cojera desapareció y por las noches se sentía más vital que nunca, a pesar de que tuviera una sensación de fatiga constante. Descubrió que Henry Cavendish era el líder de un clan de vampiros conocido como el clan Raphael. De hecho, todos le conocían como Raphael, excepto Carlyle, que le seguía llamando Cavendish. El 25 de septiembre de 1396, cuando Carlyle tenía 68 años, Raphael/Cavendish le llevó a Bulgaria para asistir a la batalla de Nicópolis, en la que los otomanos, comandados por el sultán Bayaceto I, derrotan a los cruzados liderados por Segismundo de Hungría. Es su primera gran batalla desde que se convirtió en vampiro, y allí aprende a alimentarse de los cuerpos moribundos de los caídos en batalla, a luchar contra hordas de soldados para luego seguir bebiendo su sangre y a perfeccionar el arte de matar, siempre junto a su amigo Cavendish, al que ahora consideraba como un padre. Desde entonces comenzaron a ir de batalla en batalla, siempre haciéndose más y más fuertes, sobre todo Carlyle, aún joven pero no tan inexperto.

En el año 1527 Carlyle estaba de viaje por Roma debido a su interés por la medicina moderna, habiendo oído hablar  muchos años atrás de un hombre al que todos conocían como Leonardo Da Vinci, quien había estado investigando en profundidad acerca del cuerpo humano y sus mecanismos. No solo conoció a dicho genio y pudo investigar codo a codo con él, sino que llegaron a confiar tanto el uno en el otro, que incluso años después de su muerte, Carlyle seguía acudiendo a Italia para reunirse con el secretario y discípulo más cercano de Da Vinci antes de su muerte, Francesco Melzi. Justo en ese viaje a Roma que le ocupaba lugar, en una de sus incursiones nocturnas de vuelta de la casa de Melzi, a primeros de mayo de ese mismo año, conoció a un joven italiano llamado Ludovico Bianchi, un idealista progresista que sentía que podía cambiar el mundo. Algo en Ludovico fascinó a Carlyle, y decidió prestarle mayor atención. Justo por esas fechas, en el contexto de la segunda guerra entre Francisco I y Carlos V, 15.000 mercenarios que se han quedado sin mando, toman al asalto Roma y la someten a saqueo y violaciones de todo tipo durante semanas. Es cuando Carlyle le salva la vida a Ludovico en un asalto a su casa que ambos se hacen amigos. Tiempo después, cuando las cosas en Roma vuelven a la calma, Carlyle se despide de Ludovico y parte hacia otras partes del mundo.

No es hasta 11 años después que Carlyle decide volver a Roma, pero esta vez con Cavendish. Una vez encuentra a Ludovico, le presenta a Raphael, a quien describe como "su mentor". Esa noche, mientras Ludovico preparaba las habitaciones para sus dos invitados, Cavendish lo mordió y le convirtió en un vampiro. Tras esto, cuando le preguntó a Carlyle que por qué no había querido hacerlo él mismo, éste le respondió que había algo en ese chico que lo hacía especial, y Carlyle no quería arruinar la posibilidad de que en un futuro se convirtiera en el líder que estaba destinado a ser.

Cavendish encargó a Carlyle que entrenara y educara a Ludovico, ya que, aunque había sido el líder del clan Raphael quien lo había convertido, fue Carlyle quien lo escogió. Así, ambos se convirtieron en inseparables y en los dos mejores guerreros y asesinos del clan. En 1581, cuando Carlyle ya contaba con 253 años y Ludovico con 78, Cavendish los hizo llamar. Cuando comparecieron ante él, lo notaron arisco y distante. Ya al final, cuando decidió ser sincero con sus dos mejores discípulos, les confesó que era su hora de partir, que era demasiado viejo, y que no quería caer en el Letargo.Fue la primera vez que Carlyle y Ludovico oyeron sobre el mecionado "largo sueño", algo que creían que era una simple leyenda. Pero también fue cuando entendieron que Cavendish esperaba elegir a uno de los dos para ser el nuevo Raphael. El más preparado y más experimentado era Carlyle. Fue Carlyle al que Cavendish eligió expresamente para sucederle. Fue Carlyle quien lideró al clan cada vez que Cavendish se ausentaba. Pero Carlyle no quería liderar nada. No quería llevar tal carga. Y siempre había visto en Ludovico los talentos necesarios de los que él carecía para poder aceptar dicho cargo. Fue esa noche cuando Cavendish murió y un nuevo Raphael emergió para continuar con el clan. Ludovico esa noche desapareció para siempre. Pero la amistad entre ambos vampiros se afianzó más fuerte e intensa que nunca.

El nuevo Raphael fue el líder más joven de la historia del clan, pero también fue el mejor. Carlyle se convirtió en su mano derecha. No había decisión que Raphael no consultara a Carlyle. No había secreto que Carlyle no conociera. Nada de lo que Raphael decidía se llevaba a cabo hasta que lo hubiera hablado antes con Carlyle. A cambio, Carlyle fue su más leal y fiel siervo. Juntos realizaron hazañas ante el resto de clanes vampíricos que jamás se habían realizado antes. Mantuvieron durante siglos a raya a todas y cada una de las manadas de licanos y nunca se separaban. Pero en el año 1800 les llegaron rumores de una serie de revueltas licanas iniciadas por diferentes puntos del continente americano.Era un peligro demasiado latente y que no podían dejar pasar. Pero el clan Raphael no tenía permitido entrometerse en el Nuevo Continente, por lo que Raphael llamó en secreto a Carlyle y le pidió que hiciera lo que mejor sabía hacer: acabar con cualquier rastro de amenaza hacia su especie. No solo América estaba en juego, Europa también. Y asi Carlyle partió hacia el oeste, y recorrió durante 18 largos años las tierras de las que oía rumores, desde Canadá hasta Uruguay. En 1813, ya con 485 años, Carlyle se sentía cansado. Había cumplido con su cometido, pero no aguantaría un viaje de vuelta a casa. El mar era demasiado salvaje y sus fuerzas flaqueaban. Su marcha hacia América habia sido orquestada en secreto, ya incluso antes de partir de Londres muy pocos de los novicios le conocían, ya que solo los más veteranos tenían acceso a él y a Raphael. Sabía que si caía en el Letargo, dependía de que al despertar su amigo siguiera con vida y respondiera ante él. Así que se escondió en un lugar oculto de Perú e inició su "largo sueño".

Despertó, sobresaltado. Algo le inquietaba, sentía una fuerte opresión en el pecho. Por alguna razón, sentía que a Raphael le había pasado algo grave. Por alguna extraña razón, lo primero que tuvo necesidad al despertar tan repentinamente fue de llorar. Y él nunca lloraba. Algo le había pasado a Raphael, y Carlyle viajaría de nuevo a Londres, 200 años después, para averiguarlo.


   
Diseñado por Elektra para Guerra de Sangre.


Última edición por Carlyle el Jue Sep 19, 2013 9:50 pm, editado 3 veces
avatar
Carlyle
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 93

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carlyle (Guerrero / Docto)

Mensaje por Marca del Lobo el Sáb Sep 07, 2013 10:23 pm

El eterno vínculo de la amistad supera el paso del tiempo y la fatal distancia, joven Carlyle ¿O debería llamarte ‘Antiguo’? Como bien has sentido cuando abriste los ojos luego de doscientos años, el mundo ha cambiado y no solo en la América que fue tu morada en los últimos siglos, sino en tu adorada Europa.

Mientras tú combatías con enemigos ajenos y dabas caza a quienes amenazaban tu clan, en el propio seno de Raphael se tejían traiciones y alianzas que dieron la muerte a tu mejor amigo y pupilo.

No puedo evitar preguntarme ahora qué es lo que esperas encontrar en Londres y, lo que es más importante ¿qué es lo que deseas hallar?

Se bienvenido a este mundo de tinieblas, hijo pródigo de Raphael, frase nunca mejor dicha. Que los antiguos líderes bendigan tu retorno.


Si estás dispuesto a beber el veneno amargo de la cruel eternidad, te ofrezco mi mano...

• Guía de Inicio • Letanías del foro • Estatutos Básicos

avatar
Marca del Lobo
Admin

Mensajes : 390

Ver perfil de usuario http://guerradesangre.foro-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.