Una noche diferente.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una noche diferente.

Mensaje por Eliah Amasias el Sáb Sep 07, 2013 9:35 pm

Si bien la mente de Eliah era conocida por ser compleja, aquella noche habría sido alarmantemente sencilla de predecir, pues contenía un solo pensamiento, la palabra “Porque”. Dicha palabra se repetía una y otra vez, como recordatorio de una mala, tirando para funesta, decisión. Evans había ido a verlo unas horas antes de la inevitable caída de la noche. Le pedía un pequeño favor relacionado con una de las nuevas “adquisiciones” del clan. Una chica llamada Luna, con un futuro bastante brillante, continuamente eclipsado por una vagancia de campeonato. El favor parecía sencillo, animar a la chica y ponerla un poco en cintura para que comenzara a colaborar con el clan. Al espadachín no le pareció una mala idea, pues la noche se presentaba aburrida y la oportunidad de infortunar a una novata era más que deliciosa. Pero el potencialmente entretenido plan se fue al garete cuando Eliah leyó el expediente de aquella chica.

Vaga era quedarse corto. No había hecho absolutamente nada desde el ingreso en la fortaleza del clan. Los vampiros novatos tienen que realizar algunas tareas básicas para ganarse los “beneficios” que les ofrece el gremio, es un intercambio más que justo. Se establecía un "planning" para que cada novato trabajara en un ámbito y con el paso del tiempo, iban ascendiendo de posición, obteniendo tareas más serias y menos pesadas. Pero la tal Luna había faltado a todas y cada una de las actividades que se le habían asignado. Al parecer había pasado el tiempo de aquí para allá, explorando, jugueteando y durmiendo. A Eliah, férreo defensor de los beneficios del trabajo organizado, aquella gente le sacaba de sus casillas, por lo que tenía que poner cartas en el asunto y empezar a enderezar a aquella señorita.

Así que conforme la noche se acomodó en el cielo, un enfadado espadachín se aventuró en los pasillos de la fortaleza, buscando con una severa mirada la habitación que hacía de meta en aquel momento. No tardó demasiado en encontrar su objetivo, situado en el ala oeste del enorme castillo Raphael. Cuando estuvo delante de la puerta de madera maciza que protegía la habitación, metió la mano en el bolsillo y sacó una copia de la llave, facilitada por los amables señores de mantenimiento. La llave giró varias veces, abriendo la puerta que ofrecía un espectáculo cuanto menos curioso. Oscuridad, total y absoluta. Eso no es algo raro en los aposentos de un vampiro… pero durante la noche, lo normal es que la luna hiciera las veces de sol, entrando por las bonitas cristaleras con las que contaban todas las habitaciones, pero aquel lugar estaba oscuro como boca de lobo.

Aprovechándose de su visión nocturna, Eliah sorteo los obstáculos y fue directo a las ventanas, abriéndolas a la vez que subía las persianas. –Aquí huele a choto-. Dijo en voz alta mientras se giraba, buscando con la mirada a la señorita Luna. Un ligero movimiento en la enorme cama que tenía a su derecha reveló su objetivo. No llegó a verla directamente, pues una gruesa capa de al menos 4 mantas ocultaban su cuerpo. –Por dios… A ver, soy Eliah, uno de los líderes del clan. Vengo a hacer que muevas un poco el culo, ya que un murcielaguito me ha dicho que has sido una chica vaga-. El vampiro se colocó al lado de la cama y tiró de las mantas sin piedad. –Vamos, sal de ahí, los vampiros no necesitamos dor… Oh…- Al apartar todas las mantas, quedó a la vista la señorita Luna. Quizás demasiado a la vista. Estaba completamente desnuda, justo como su santa madre la trajo al mundo.

Eliah silenció sus labios y enarcó una ceja, observando un joven pero atractivo cuerpo de bellas formas. Contemplo durante unos segundos a la muchacha con una pícara sonrisa en la boca y la cubrió de nuevo con las mantas. Dio la vuelta y camino un poco hasta llegar a un sofá cargado de ropa, en el cual se sentó. –Vamos, vamos. Mueve ese bonito trasero que tenemos mucho trabajo que hacer-. El vampiro de cabello castaño permaneció sentado, examinando con curiosidad el desordenado cuarto de la chica. –Al menos ya me has ofrecido una buena compensación por todo el trabajo que tienes atrasado.- Dijo divertido Eliah. A pesar de la curiosa sorpresa, el plan de la noche no había cambiado, haría trabajar un poco a aquella vaga.

avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Sáb Sep 07, 2013 10:29 pm

Dos noches atrás  había estado en el bar,  pronto se cumpliría aniversario del día fatal y   había sentido necesidad de ver a sus viejos compañeros de oficio. Entre cigarros, algo de hierba, cervezas y música triste,  recordaban a quien días antes le había propuesto matrimonio a la chica de ojos verdes y a  los otros 3 amigos que habían muerto aquella noche, celebraban que ella se hubiese “salvado”. Entre risas y melancolía pasaron la noche entera. Justo antes de irse Ray el  dueño del bar le dio una caja larga y ligeramente pesada a la chica estaba envuelta en papel  oscuro y con un abrazo corto le dijo: “ lo encontré en una casa de empeño, se viene tu cumpleaños y quería esperar, pero pensándolo bien quizás sea mejor que lo tengas desde hoy”. La noche anterior entre  el recuerdo de su vida perdida y la negación no quiso hacer nada mas que  oír música  fumar y leer comics. Quizás había sido eso lo que su mente  había estado girando y recordando  entresueño, cuando sintió el jalón súbito de las sabanas, pero eso no  provoco más que  buscara con la mano la manta y musitara  con algo de  lentitud y pereza, como por mucho tiempo estuvo acostumbrada.
 
-Tony….5 minutos mas …  Tony..
 
El generalmente despertaba antes que ella y le dejaba dormir 10  o 15 minutos mas mientras preparaba el café, su recuerdo quizás le habían hecho creer que aun estaba en su departamento. Luego la manta cayo denuevo en ella. En ese momento tal vez  recuperaba algo de lucidez y se daba cuenta de  donde estaba y para su sorpresa, que no estaba sola. Se tallo un poco los ojos aun bajo las mantas y lentamente saco la cabeza de entre ellas para ver bien quien estaba ahí, lo miro,  lo miro un poco mas, lo reconoció y se volvió a acostar…
 
-El ….aquí.. nah.. debo estar soñando..
 
Por alguna razón, quizás por lo vivido que parecía el sueño se volvió a levantar mirándole aun  somnolienta a ver si seguía ahí la alucinación, para su mala suerte y sorpresa seguía ahí mirándole.  Se levanto, camino hacia el y le pico la mejilla, era real lo que la hizo despertarse por completo,  luego recordó que no traía  ropa y  se tapo con las manos  en un golpe de pudor…
 

-WAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!


Tomo una  prenda que tenia a la mano y se la puso lo mas rápido que pudo, era una camisa bastante mas grande que ella , pero no importaba era momentáneo. Lo miró entre apenada, sorprendida, asustada y bastante incomoda.


-¿Qué ….. hace …. A…quí?...



 En verdad no había escuchado nada de lo que el había dicho desde que entro en la habitación y no sabia bien como debía referirse a el .
avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Eliah Amasias el Dom Sep 08, 2013 9:10 pm

Eliah observó con curiosidad como la dormida muchacha se levantaba y caminaba desnuda hacia él sin ningún tipo de pudor. Enarcó una ceja mientras recorría con sus ojos rojizos las atractivas formas de la señorita Luna. –Si crees que así te vas a librar de las tareas estás equivocada, querida.- Dijo el vampiro con una pícara sonrisa en los labios. Luna presionó la mejilla del joven espadachín varias veces y emitió un grito que sonaba a “despertar”, por fin se había dado cuenta de toda la situación. –Oh, buenas noches, bienvenida al mundo de los muertos.- El vampiro no se movió de su sitio, simplemente apoyó la cabeza en la mano que, en ese momento, estaba reposando en el brazo del asiento en el que se encontraba, parecía un noble espectador de algún entretenido espectáculo. –Imagino que no te has enterado de nada de lo que te he dicho…- Emitió un suave suspiro y se cargó de paciencia. No acostumbraba a tratar con nadie fuera de su círculo de “confianza”. Antaño había sido bastante sociable, pero con todas las cosas que tenía en la cabeza, socializar era lo último que le apetecía.

Había aceptado el favor de Evans por la oportunidad de molestar un rato a algún novato y nada le estropearía esa dudable empresa. –Soy Eliah Amasías, uno de los líderes del clan Raphael. Clan al que perteneces y al que debes algún y que otro servicio que, al parecer, no te ha apetecido realizar.- Miró con dureza a la muchacha durante unos segundos y después desvió su atención hasta su cuerpo, cubierto en ese momento por una enorme camiseta. –Dicen que no hay nada más sexy que una mujer con una camiseta de chico. Quizás si llevaras alguna más corta…-. Eliah se encogió de hombros y la miró a los ojos de nuevo, pensando las palabras correctas. –Vas a estar conmigo unos cuantos días trabajando, tres concretamente, que son los que tengo libres. Voy a perder mi tiempo de ocio a tu lado, así que espero que hagas que realmente merezca la pena.-

Realmente, Eliah podía tomarse todo el tiempo libre que le diera la gana, su única tarea obligatoria era colaborar con la inteligencia del clan para establecer planes de batalla y defensa, el resto del tiempo lo dedicaba a asuntos personales, relacionados con su ascensión al poder en el clan. –Me ha dicho un pajarraco que sabes pelear, así que vas a acompañarme esta noche con una patrulla, mañana con una misión de reconocimiento y pasado mañana serás mi sirvienta personal.- El vampiro cerró sus labios y la observó durante unos incómodos segundos. Todas las chicas con las que había tratado eran… genéricas. Mujeres de hielo y acero curtidas por el paso del tiempo. En resumen, aburridas. Luna era como un soplo de aire fresco, una chica recién convertida que no parecía tener demasiado interés en asuntos de los chupópteros, una mente joven e inocente con la que divertirse un rato.

-Si tienes alguna pregunta hazla ahora o calla para siempre y si pretendes cuestionar la legalidad de mis actos… No son precisamente legales, pero no creo que haya nadie ahí fuera dispuesto a encararme, así que no te queda otra. Vamos, vístete con ropa adecuada para el combate y no, no voy a darme la vuelta.- Le dedico una sonrisa peligrosamente amable. –Oh, por curiosidad… ¿Te dolió esa perforación?- Preguntó divertido, desviado la mirada hacia su entrepierna, cubierta en ese momento por la enorme camiseta. Había tenido tiempo de observar perfectamente su cuerpo y había visto algunos detalles bastante… singulares.
avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Dom Sep 08, 2013 11:08 pm

Ya sabía quien era, que fuese vaga no significaba que no  pusiera atención y de hecho quizás eso le ayudaba mucho a observar y escuchar detenidamente lo que los demás decían,  pero no pensaba contrariar al líder del clan con detalles de ese tipo. Solo le miro algo apenada, quizás un tanto sonrojada por la situación tan  “al descubierto”. Pero  le asombraba de sobremanera que  alguien de esa posición se tomara el tiempo de verificar que hiciera algo , eso era lo mas preocupante del asunto, ¿Cuánta gente tenía ya al borde  de  la molestia para que llamaran a un líder?. Aparentemente tendría tres días  para averiguarlo.
 
Mantenía sus manos muy juntas a su pecho algo a la defensiva y aun alterada mientras lo escuchaba,  y justo desde el inicio de ello ya las dudas atacaban.. ¿Quién le había dicho que sabia pelear?.. nadie excepto un vampiro le había visto hacerlo, el que le había convertido justo esa noche mientras se defendían de los pandilleros. En ese momento se pregunto muchas cosas sobre ese hombre y sobre el que tenía en frente, solo que no estaba en posición adecuada para empezar interrogatorios. Quizas era una fortuna que tuviesen esos tres días después de todo.
 
-eh… ok.
 
Dijo con suavidad y un ligero eco de duda cuando le indicaron como vestir, y entonces miro a los lados buscando la ropa adecuada al caso. Aparentemente este líder no era del todo legal,  estaba curiosa de a que se refería con ello, pues tampoco era la vampira modelo realmente. Tomo ropa de uno y otro montón y se veía ahora en la vergonzosa necesidad de vestirse con el hombre frente a ella, así que  puso la ropa en la cama y se sentó para ponerse las calcetas. Mientras deslizaba la prenda por sus pies y pantorrillas escucho la última pregunta  y entonces si se puso algo roja fuese posible o no..
 
-Mucho… pero no estaba sola. Y al final valió la pena…
 
Bajo la mirada para que sus cabellos ocultaran su expresión lo mas posible mientras se acomodaba las bragas entre los pies y las subía hasta las caderas . Se enfundo unos pantalones algo flojos de varias bolsas que llegaban a sus caderas y se puso sus botas  de correas y  suela ancha.. se ajusto el cinturón y luego se quito la camisa tras un suspiro  para acomodarse un sostén oscuro y luego una playera ajustada a rallas que dejaba ver el ombligo. Se levanto hacia un tocador lleno de cosas, se  cepillo el cabello y se puso su labial rojo como de costumbre. Ahí miro la caja que le habían dado, la curiosidad le llamo denuevo y quizás no tendría tiempo después de saber que era, asi que quito la envoltura y miro una caja  de cartón gruesa, al abrirla, casi se  va hacia atrás, solo dio un paso mientras sus piernas y brazos  temblaban.
 
-Dios… No es.. posible.
 
La palabra fue mas un gemido que otra cosa mientras veía un violín eléctrico  de rojo color con una inscripción que ella conocía bien “My light in the darkness. Tony” Ella lo abrazo, era la pieza que les habían robado cuando les atacaron era el regalo que el le había dado de cumpleaños y que había demorado meses en juntar el dinero. Respiró con fuerza mientras se sujetaba a ese instrumento el cual devolvió a la caja y  luego  llevo a su cama, ahí se quedo un momento antes de mirar a el vampiro y sonreírle…
 

-Solo tengo una pregunta.. ¿Comenzamos ya Boss?..
avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Eliah Amasias el Mar Sep 17, 2013 9:10 pm

The Road So Far

Eliah decide sacar a la señorita Luna a dar un pequeño garbeo por la ciudad. Las rondas se han repartido y les toca el área este de la ciudad, incluida una parte del bosque. La inusual pareja acuerda hacer un pequeño alto en una pizzería a las afueras de la urbanización, un sitio tranquilo donde las palabras vuelan y la comida desaparece. Luna, algo cohibida, habla más bien poco, dejando escapar algún y que otro detalle de su pasado, ya que Eliah parece interesado por la joven vampiresa. El espadachín descubre que la muchacha no recuerda demasiados detalles del día de su conversión. Pertenecía a una banda que fue atacada y exterminada, siendo ella la única superviviente, que fue mordida en el cuello por un individuo desconocido. La vista nublada y la noche sin luna, hicieron que fuera imposible reconocer a su “salvador”. Eliah no tiene mucha idea de quién puede haber realizado un acto de obvia piedad, pero la curiosidad lo invade y deposita una nota mental para sacar un poco de información más tarde.

Tras una agradable cena, la pareja se interna en el bosque cercano, en el cual continúa el intercambio de palabras, siendo Eliah el principal protagonista, movido por una extraña afinidad que siente con la jovencita. A los pocos minutos de caminar, el vampiro decide evaluar el requisito más importante para estar en el clan, la habilidad marcial. Desaparece en un instante y ataca a Luna por sorpresa, propinándole dos ataques que son esquivados con una habilidad intuitiva y asombrosa. Eliah, contento con las capacidades de combate de la muchacha, la anima a entrenarse con un arma que le guste, pero Luna por fin da a conocer sus verdaderos pensamientos, ocultos quizás por temor al rechazo.

Luna odia pelear, se vio envuelta en una guerra de bandas que no le trajo más que problemas y no entiende porque, tras la muerte, tiene que seguir siendo importunada por estúpidas peleas sin un sentido claro. Es entonces cuando Eliah descubre el por qué de esa extraña conexión que siente con la chiquilla. Al mirarla, se estaba mirando en un espejo que reflejaba su yo recién convertido. Cuando Dimitri le salvó la vida, se vio envuelto en un mundo cruel y sin sentido, un mundo que no perdonaba un solo error. Se vio obligado a pasar las dudas y las inseguridades, a tragarse sus pensamientos, desarrollando en el camino una personalidad con la que poder ser justo, con la que poder ser un caballero blanco. No puede evitar sentir nostalgia por aquellos buenos tiempos.

El espadachín le ofrece un trato, adoptarla como discípula, prometiendo no darle órdenes que no le gustaran, así no tendría que pelar si no era necesario. A cambio, ella entrenaría a diario con él, preparándose en el arte de la espada, con el fin de poder defenderse de forma correcta. Obviamente, siempre hay un motivo oculto. Eliah ve en Luna una perfecta aliada, con las ideas y creencias aún por moldear. Llevándola por el camino adecuado, podría crear una perfecta aliada para su subida al poder, una aliada que le ofreciera ayuda y apoyo incondicional, como él se lo ofrecía a Dimitri. Luna acepta algo reticente, pero no puede dejar escapar una oportunidad como aquella, sabía que Eliah era un alto cargo de Raphael y un espadachín de renombre, su protección y ayuda serían realmente útiles.

You see? This is the way of the knight

Una vez acordado y aclarado todo, los dos vampiros deciden dar una pequeña ronda para acabar su turno de guardia correctamente, asegurando la zona. Mientras caminan, ambos se percatan de que los árboles presentan varios arañazos, demasiado pequeños para tratarse de un lobo completamente transformado. –Tienes buena vista.- Dice Eliah sonriendo. El vampiro desenvaina Aether y se la coloca al hombro, agudizando todos sus sentidos. No estaban solos en el bosque, notaba una presencia desconocida que los acosaba desde algún lugar cercano. Le parecía casi imposible que los estúpidos chuchos se adentraran tanto en su territorio, era una declaración de guerra total y absoluta que, obviamente, tendrían que responder. –Estate atenta, quédate detrás de mí y deja que yo pare todos los golpes duros. Cuando estén distraídos conmigo, ataca a sus puntos vitales.-

Saco de su bota un cuchillo de combate que siempre llevaba “por si acaso” y se lo dio a la chica, guiñándole un ojo. Eliah avanza unos pasos más y se detiene en seco al percibir entre las sombras una figura desconocida que se acerca tambaleante hacia ellos. No había que ser un experto biólogo para darse cuenta que aquello no era ningún lícano, era un humano, herido de gravedad al parecer, pues cojeaba de la pierna derecha y avanzaba torpemente. El sexto sentido del vampiro se activa por algún motivo y decide observar con un poco más de cuidado. -… ¿Eso es un zombie?- Pregunta al fijarse en todos y cada uno de los detalles del individuo. Tenía la ropa rasgada y muy sucia, con manchas rojas y negras aquí y allá. Su piel era pálida como la luna y mostraba múltiples heridas. Su cara era un grotesco dibujo sin parte del labio inferior y con los ojos hundidos, casi en blanco.

Eliah avanzó hacia la criatura, que extendió las manos hacia él y emitió un quejido hambriento. Con un rápido movimiento de la espada, cortó la cabeza del desdichado hombre y observó pensativo como el cuerpo caía inerte. Aquella cosa no era obra de una malvada compañía farmacéutica o de una plaga extendida por monos. Aquello era obra de Lázaro y su agradable “científico” Fausto, que se dedicaba a experimentar todo tipo de cosas extrañas con todos los sujetos que pillara. En una visita a una de las guaridas del clan, lo había visto trabajando en algo similar, inyectándole a un desgraciado algún tipo de suero hechizado. –Vámonos, tenemos que informar de esto.- Pero mientras Eliah había estado distraído pensando, más seres se habían ido acercando a su posición. El espadachín sintió como los no muertos avanzaban hacia ellos en la oscuridad, ocultos aún por los árboles y arbustos que los rodeaban.

Si corrían, podrían escapar de allí sin ningún problema, pero estaban al lado de la ciudad… Si aquellos bichos llegaban a suelo poblado, se armaría un escándalo de narices. Tenían que despejar el lugar antes de marcharse. –Tenemos que despejar esto Luna, no podemos permitir que vayan a por los humanos. Ataca de cuello para arriba y no pares de moverte, no sabemos qué demonios llevan esas cosas dentro.- Cuando sus labios se silenciaron, los putrefactos caminantes aparecieron ante ellos. Se trataba de un grupo de unos veinte muertos que avanzaba hacia ellos silenciosamente, formando un perfecto círculo que se cerraba con cada pútrido paso. –Mira, si están educados y todo… Manos a la obra, ¿lista? ¡Vamos!.- Eliah cargo contra el grupo que tenía a la derecha, moviendo la espada con una ferocidad animal, cortando todo lo que se pusiera en su rango de acción.
avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Jue Sep 19, 2013 12:22 am

Ella tomo el cuchillo y lo miro aunque en su mente seguía pensando cosas como ; “me debes una pizza” o “¿en que lio me acabo de meter?”.. sin embargo la aparición de aquella criatura extraña  hizo que  enfocara todo sentido en lo que sucedía ahora.  Había visto antes ese tipo de criaturas pero en videojuegos y películas,  no le había sombrado mucho verlo andar, después de todo  había conocido vampiros y hombres lobo, a este paso Cthulhu seria el siguiente.
 
-¿Zombis?.. Tan cerca de el día de brujas…  no dejan nada para la festividad ¿cierto?..
 
Antes e que el tuviese que dar indicaciones algo mas que obvias ella ya estaba espalda con espalda   con el cuchillo desenvainado y mas que lista con la guardia en alto,  asi eliminaban toda posibilidad de  ataque desprevenido .
 
-Tsk.. yo naci lista..
 
Se arrojo hacia las criaturas  al mismo tiempo que su mentor en  una casi coordinada  embestida, con el puño izquierdo  dio en la cara a uno de los seres para hacerlo hacia atrás dándole espacio para   ponerse en guardia otra vez y darle una patada a otra de las criaturas  en un medio giro alzando bien la pierna, cuando el tercero se acerco ella con la mano derecha   simplemente clavo  el cuchillo en la frente de la criatura que se retorció un poco , ella no quito la mano de la empuñadura mientras propinaba una segunda patada a el mismo zombi anterior pero con el talón de la bota  haciéndolo caer de  bruces, jalo  su arma  sin sutileza alguna  para clavarla en el cráneo del   que estaba  cayendo frente a ella  en una estocada certera y mortal , al jalar el cuchillo se apoyo sobre la espalda del ahora completo muerto para saltar a un lado de otros dos  barriéndose  con una pierna tumbando a uno de ellos. Y  clavando el cuchillo justo entre los ojos. Ya entonces tenía a otro detrás de ella, cambio el cuchillo de mano para en una voltereta sobre su propio eje deslizar la hoja del arma por la garganta del asechador  quien al no tener ya a su presa delante parecía  irse también de  frente  recibiendo entonces  una patada en la cabeza para terminar de desprenderla. Tenia ya a 4  abajo, faltaban 6.
 
-Son lentos….
 
Se dijo a si misma para correr entonces contra uno de ellos y usándolo como  escalón le salto a  su hombro y cayo detrás de otros 2, hubiese sido mas fácil con un arma larga o de fuego pero, no podía ponerse en ese momento quisquillosa. Las dos masas de podredumbre se le arrojaron desde ambos costados a la vez, ella espero el momento justo para arrojar el cuchillo  y  en un salto  tomarlos a ambos de la cabeza y hacerlos  estrellarse uno con otro, dejando ambos cráneos maltrechos por el impacto y la fuerza de la caída impuesta en ellos. Ya eran 6. Atrapó el cuchillo  justo para clavarlo en la frente el tercero que ya tenia frente y patearle el estomago para hacerlo retroceder y  destrabar la hoja… 7.
 
Miro a otro grupo de  criaturas que se dirigía hacia ella y corrió a un árbol, se impulso en su carrera y en el tronco puso el esfuerzo de la pirueta para girarse en el aire y caer de espaldas a las criaturas  clavando el cuchillo en la nuca de uno, soltó el mango y   se giro un tanto para golpear con el  codo la espalda del segundo. Ya con ambos en el suelo tomo el cuchillo que ya parecía solo un pedazo de metal bañado en sangre negra y rematar   a quien tenía  prácticamente a sus pies… 9.



Hasta entonces no había puesto atención en Eliah, pero tenia a un par mas ya caminando hacia ella cuando   con el brazo se limpio un poco el rostro antes de correr a su encuentro.
avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Eliah Amasias el Vie Sep 20, 2013 10:13 am

El vampiro no se esforzó demasiado en la pelea contra aquellos despojos. Entre su velocidad y el tamaño de Aether, simplemente tenía que hacer uno o dos movimientos para partirlos por la mitad sin tener que acercarse demasiado. Estuvo bastante entretenido viendo como Luna se desenvolvía con soltura. Estaba claro que algunas nociones de pelea tenía, pues se movía de forma correcta e intuitiva. Además, los poderes vampíricos le otorgaban una clara ventaja que estaba aprovechando a la perfección, probablemente de forma inconsciente, pues se tarda un tiempo en aprender a exprimir las nuevas habilidades en su totalidad. Luna acabo con la gran mayoría de zombies y Eliah terminó con los que restaban, atacándolos con cierta desgana. Cuando estuvo todo despejado, la pareja acabo como habían empezado, espalda con espalda.
 
-Nada mal, nada mal. Cuando termine contigo nadie podrá pararte.- Dijo sonriendo a la vez que limpiaba la sangre del filo de la espada con un pañuelo que había sacado de algún lugar desconocido. –Tenemos que volver rápido y mandar algún grupo que esté pendiente del bosque esta noche. De momento está despejado, vamos.- Enfundó la espada y salió corriendo como alma que lleva el diablo, directo a la fortaleza del clan. En menos de 15 minutos estaban entrando en el baluarte, Eliah empezó a lanzar órdenes a diestro y siniestro, preparando un grupo de “contención” que vigilaría el linde del bosque y otro de “búsqueda y captura”, que se encargaría de las rondas en el interior del bosque.
 
Cuando todo estuvo bien organizado, Eliah fue a buscar a Luna. –Mañana al anochecer ven a buscarme a mi cuarto, entra sin llamar, te estaré esperando. Haremos una hora de entrenamiento y después volveremos al bosque a ver qué tal va el asunto. En el interior del bosque hay una iglesia abandonada desde hace siglos. Está en ruinas, pero creo recordar que tenía un sótano bastante amplio, puede ser un buen lugar donde buscar algún tipo de portal o asentamiento Lázaro. Ahora descansa un poco, te lo has ganado.- Le dedico una pequeña sonrisa y se dio la vuelta, metiéndose en el enorme edificio.
 
 
No sabía qué demonios estaba pasando, no podía asegurar al 100% que aquellos muertos eran cosa del clan Lázaro, pero casi podía ver la macabra firma de Fausto detrás de todo eso. Sabía que el científico loco trabajaba aislado de todo el mundo, no respondía ante nadie, únicamente el líder podía controlarlo o darle ordenes. Quizás se aburría y se entretenía de esa manera, más de una vez sus “inventos” les habían dado unos cuantos problemas. Paso toda la noche cruzando la fortaleza de un lado para otro, informando y organizando. Evans y Layla habían salido a hacer alguna misión y con Arcueid no pensaba contar, así que lo solucionaría el solo, con la ayuda de Luna. Le venía mejor incluso, si al final resultaba que el follón era cosa de Fausto o algún Lázaro descontrolado, podría ser arriesgado, por si revelaba algo indebido. Con luna podía fingir algo, pero con Evans y Layla no. Cuando todo estuvo preparado, quedaban solamente dos horas para empezar el entrenamiento con Luna.
 
Tras pasar por la armería para recoger una cosa, Eliah fue a su cuarto y se quitó la ropa, quedando en ropa interior. Se tumbó en la cama y cerró los ojos, descansaría un poco, se daría una ducha y estaría fresco como una rosa. Pero incluso los vampiros tienen sus límites, había estado más de una semana sin descansar una sola vez, trabajando en muchas cosas a la vez. Los problemas con el clan se acumulaban y había tenido que ir resolviéndolos uno a uno, había tenido que atender unos cuantos asuntos personales con el clan Lázaro y había participado en unas cuantas cacerías de lobos. Todo aquello hizo que el cansado espadachín quedara completamente traspuesto, sumergiéndose en un profundo sueño regenerador. Cuando Luna tocó a la puerta del cuarto, nadie respondió.
avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Vie Sep 20, 2013 11:15 pm

Ella termino con los dos últimos antes de mirarle no muy satisfecha del todo. Enfundó el cuchillo y se lo regreso aunque no estaba del todo limpio. Se acomodo la ropa y le siguió denuevo. Al parecer ya habían terminado por esa noche.

-Claro es fácil para ti decirlo, tu eres el de la espalda con poderes raros.

Sin mucha dificultad siguió a Eliah en su regreso a la fortaleza, una vez ahí y mientras el daba órdenes e indicaciones y demás cosas que un líder debe hacer, Luna simplemente se sentó en una saliente de la pared saco un bolígrafo de la chamarra y comenzó a escribirse cosa en las manos, mas detalladamente ya ojo entrenado eran acordes, que mas tarde se traducirían en pedazos de una canción que llevaba tiempo escribiendo. Luego de un rato miro a su ahora mentor acercarse y darle indicaciones. ¿Una iglesia? No había pisado una mientras estaba viva y la harían visitar una ahora siendo vampiro, la ironía de la vida. Pero fue la sonrisa de él lo que realmente le saco una mirada de confusión real. ¿En serio le estaba felicitando? ¿a ella? ¿Quién lo diría?...

Fue hacia su habitación y se tomo una ducha caliente, mientras dejaba que el agua bajara por su cuerpo se puso a pensar en la extraña noche que había tenido ese día, quizás sus miedos estaban algo infundados o quizás debía permanecer más atenta que nunca. Una vez limpia y mas relajada, se acercó a su ropa y se pudo una camisa grande que usaría de pijama, al menos por esa noche no quería otro incomodo momento al despertar. Una vez así tomo su violín y toco un poco, nada uy ruidosos ni largo pero tenia que hacerlo, las curdas vibrar hacían que su pecho lo hiciera también, se sentía viva cuando la música recorría sus oídos.

Se recostó a dormir toda la mañana y la tarde al anochecer, se vistió muy semejante a lo anterior, pantalones entallados y cómodos, botas hasta las espinillas y de suelas cómodas de muchas tiras, un top negro y una chamarra de mezclilla corta. Se arreglo un poco, colonia, labial , cepillarse el cabello y su pieza de dominó al cuello. Y salió de su habitación hacia la de Eliah. Tocó la puerta pero no hubo respuesta así que entro como le había dicho el la noche anterior, lo encontró ahí echado en ropa interior , dormido profundamente, en un giro inesperado de situaciones, quizás en compensación karmica por lo de la vez anterior.

¿Qué hacer?... Podria hacerle alguna maldad o perversión, pero después de pensarlo por unos momentos simplemente se acostó en la cama a un lado y se le repegó al cuerpo, mirándolo atentamente esperando a que despertase. Ayudando claro al asunto moviéndose bastante quería ver que cara ponía al verla ahí.
avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Evans Cromwell el Sáb Sep 21, 2013 7:24 pm

Desde que la niña había llegado a la fortaleza, Evans jamás le pudo prestar atención. Primero, no era su tipo; demasiado baja y flaca para despertar su interés a simple vista. Pero al menos, al principio, ella solo le era indiferente. Entre tantas mujeres con las cuales compartir un rato; sumado a sus dramas mentales que no hacían más que causar alboroto en su cabeza, no tenía tiempo para dedicar a prestar atención a una cortesana cualquiera. La había visto ir y venir, sí, pero eso era todo y a veces, hasta el nombre con el cual era conocida se le olvidaba, llamándola con cortas frases como “hey, tu”. Sin embargo, hacía exactamente quince días, una desagradable noticia había llegado a sus oídos mientras caminaba por el bosque más cercano, acompañado de uno de los centinelas. Casualmente, esa noche él había mencionado su dulce encuentro con una de las cortesanas nuevas, Christine; una visión de cabellos enrulados y dorados como el sol, de mirada azulina y piel blanca. Las manos de Christine eran un bálsamo para cualquier guerrero que llegase después de una batalla a la fortaleza, y a decir verdades, muchos de aquellos solitarios hombres esperaban el momento de volver a posar sus cabezas agobiadas en el torso desnudo de una hermosa cortesana para sentir que algo de todo lo que habían hecho había valido la pena. El Raphael es un exterminador solitario, y Evans se había vuelto mucho más promiscuo desde la caída de Dimitri y el quiebre con su relación con Layla. ¿Ella le juzgaba? Sí, y no temía demostrarlo. Pero ¿qué derecho tenía ella de criticar su forma de vida? ¡Ella le había abandonado primero y se había ido a meter a los brazos de su amigo! Cada recuerdo hacía que su afecto por esa vampiresa de hielo se viese particionado en múltiples partes, haciendo de los pocos encuentros con la mujer en los pasillos desagradables experiencias para ambos. Sin embargo, no era Layla la que le hacía caminar en los pasillos esa noche. Sus pasos resonaban por los mismos luego de ver entrar a esa pequeña criatura a la habitación de Eliah. Quizás lo mejor para Evans era que ella siguiese siendo el ser más indiferente pero, luego de lo que aquel centinela le dijo, la sola idea le retorcía el estomago y había estado esperando el momento en cruzarse con la cara de la muchacha para verificar con sus propios ojos aquello que le habían notificado.

Cuando la muchacha se acomodó junto a Eliah, la puerta volvió a abrirse, y lejos de hacerlo con cuidado, ésta chocó contra la pared resonando en la habitación – ¿Interrumpo? – preguntó el vampiro a la vez que sacaba un atado de cigarrillos del bolsillo de su chaqueta y se llevaba uno a los labios, paseando la mirada desde su adormecido camarada a esa muchacha que, según decían, era cortesana. Sin embargo, no era el rango lo que interesaba al cazador de mirada ambarina en esos momentos. La miraba como si fuese un halcón con los ojos clavados en una rata. Encendió el cigarrillo con ayuda de un encendedor de plata que había pertenecido a Dimitri, donde la espada de Raphael estaba tallada como un escudo orgulloso. –¿Luna , cierto? – preguntó fingiendo una leve sonrisa, apretando con sus labios el cigarrillo del cual surgía una fina nube de humo que al instante se vio disuelta en el techo de la habitación. Evans se sentó justo frente a ella, en el sillón que estaba ubicado al lado de la cama de Eliah, esperando que su amigo reaccionase del limbo donde estuviese flotando ahora. Pero, para quien supiese mirar los gestos del cazador, no había ido a esa habitación por su camarada - ¿Fumas, Luna? – preguntó extendiendo el atado de cigarrillos a ella – Oh, no se preocupen por mi, no les consumiré mucho tiempo…- sonrió, pero su sonrisa ocultaba algo y eso era extraño en un hombre tan transparente como lo era Evans.

avatar
Evans Cromwell
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 96

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Eliah Amasias el Lun Sep 23, 2013 12:05 pm

Se encontraba en un trance tan profundo, que no se enteró de que Luna se recostaba a su lado. Permanecieron en esa posición unos segundos hasta que Evans entró con un tremendo portazo. Ese golpe fue el que sacó a Eliah de su sueño, provocando que se incorporara sobresaltado, mirando a todos lados con rapidez, con una expresión desconcertada en el rostro. -¿Evans?- Miró a su izquierda. -¡¿Luna?!– ¿Qué demonios estaba pasando en aquella habitación? No había bebido absolutamente nada, de eso estaba seguro. Lo último que recordaba era una imagen de sí mismo tumbándose y cerrando los ojos para descansar unos minutos. El reloj que había en su cuarto indicaba que había sido algo más que unos cuantos minutos, probablemente se había dormido por el cansancio, pero ¿como habían acabado esos dos ahí?. Se levantó de la cama y se estiró como un felino que llevaba demasiado tiempo en una jaula. –No sé exactamente qué ha pasado aquí, pero sea como sea, moveos, tenemos trabajo. Luna, dejaremos el entrenamiento para otro día, eso de la bolsa es para ti y esto…- Caminó hacia su escritorio y tomó un portafolios que contenía el informe de la pequeña expedición que había realizado con Luna. -…Es para ti, vejete. Me habían dicho que estabas de cacería, me alegra ver que has hecho acto de presencia y vas a acompañarme a dar un romántico paseo por el bosque.-
 
Le lanzó el portafolio a Evans y tomó una toalla de un cajón. –Voy a darme una ducha rápida, hablad lo que tengáis que hablar, pero hacedlo en voz alta, quiero enterarme.- Esbozó una suave sonrisa mientras sacaba algo de ropa limpia del armario y se metió en el baño. La bolsa que le había mencionado a la muchacha, contenía un cuchillo largo y una katana de aleación de acero y carbono. No era eléctrica obviamente, pero bastante resistente y cortaba como un demonio. No conocía las intenciones de Evans, era obvio que tenían que ver con Luna y a juzgar por el brillo de sus ojos, no auguraba nada nuevo. Si bien la chica era oficialmente su alumna, solo tenía el deber de protegerla si su vida corría peligro, así que mientras no comenzaran la tercera guerra mundial en su cuarto, todo iría bien. La situación era bastante favorable, Evans era un aliado inestimable para la pequeña exploración que iban a realizar. Luna era buena, pero aún estaba algo verde, mejor cubrirse un poco las espaldas. Únicamente debía tener cuidado de que ninguno de los dos escuchara o averiguara algo indebido. 

Se metió en la bañera llena de agua hasta arriba y se tumbó, afinando bien el oído para ver qué pasaba con esos dos.
avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Lun Sep 23, 2013 7:05 pm

El golpe en la puerta le hizo mirar algo asustada, pues le había sacado de concentración de sus planes, al ver al hombre suspiro pesadamente, era como si en ese lugar no conocieran el significado de las palabras; sutileza o privacidad. Era la segunda vez que irrumpían cuando estaba en la cama, propia o ajena. Eso se les estaba haciendo costumbre y era algo fastidioso. Bajo los pies al suelo quedando sentada en el borde de la cama tras el sobresalto de Eliah, rechazando el cigarro que le ofrecían, aunque usualmente fumaba no le apetecía para nada en ese momento.

-Si ese mi nombre y se esta haciendo extrañamente popular en este sitio…

La mirada de Evans no era nuevo para luna, en el era la primera vez pero estaba muy acostumbrada a esas cosas como para notarlo. Pero al parecer quien menos se percataba de las cosas era Eliah, o lo ocultaba muy bien. Ella fue y tomo la bolsa que le indicaban mientras el hablaba con Evans, Tomo el cuchillo largo y pensó para si misma “¿mas cuchillos? “ después de lo de anoche debía ser una forma de bromear con ella, pero al sacar la katana no pudo evitar una sonrisa, destrabó un poco la saya para ver apenas unos centímetros de la hoja, el brillo en el filo era una señal excelente, luego simplemente volvió a enfundar antes de acomodarla en su cadera con el sageo. Al terminar se giro para ver a Evans mientras escondía el cuchillo justamente en la bota derecha aprovechando el interior de la correas.

-Por la forma de entrar se puede deducir que no viene caballero a negocios agradables. Adelante, vamos al punto sin rodeos.

Bajo la bota de el borde de la cama donde se había recargado para acomodar el cuchillo y le miro de frente esperando a que le dijera que lo había llevado a buscarla, después de todo consiente estaba de todo lo que había pasado desde el día que despertó en el lugar.
avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Evans Cromwell el Miér Sep 25, 2013 8:17 pm

Su rostro no se inmutó al ver la reacción de Eliah, prácticamente saltando del susto al notar que tenía a la niña a su lado. No era para menos. Comparando a la pequeña cortesana con la audaz y temible amazona que era Layla, hasta el mismo Evans miraría con un gesto incrédulo a su hermano, el cual, en ese momento solo caía en la catalogación de “perdído”. Era sabido que el cazador no sentía empatía por Luna pero, ver a Eliah en esa posición con una vampiresa que, según le habían dicho, ni para cortesana servía no pudo hacer más que sacarle una mirada de reproche.

Dejó caer su espalda sobre el respaldo de la silla, siguiendo con la mirada al muchacho y sus acciones, mientras el humo de su cigarrillo se elevaba a lo alto de la habitación, deshaciéndose en el techo. Eliah, pudiendo comprarle un bozal o una jaula, le hacía entrega de una preciosa pieza de arte para que ella la use…¿limpiando? – Es una cortesana, idiota. No usan armas – susurró con recelo, volviendo los ojos a la muchacha. ¿Acaso su hermano estaba loco? ¿Acaso no entendía cuales eran las jerarquías marcadas en los Raphael? Tenían jóvenes que sí merecían aprender; Arcueid misma había mostrado el carácter de una amazona ¿Y él le daba un cuchillo a esa niñata? Si Evans estaba de mal humor, tal gesto terminó de tocarle en el centro de los cojones. Apretó los labios mientras veía de reojo el informe que el mercenario le pasaba. Tomó con su mano libre el mismo, posando por un instante sus ojos ambarinos en las hojas mientras las movía con velocidad. Hasta que llegó aquello que puso fin a su, ya de por sí, nula paciencia. Ella, la niña, la cortesana, inferior a él no solo en rango, tamaño y jerarquía, osaba exigirle que fuese al grano. Clavó sus ojos en los de ella como si fuesen agujas y echó el informe a la cama sin siquiera mirar dónde iba a caer. Olvidó por completo aquello que Eliah dijo, porque por un instante, se olvidó por completo que Eliah estaba presente. Se puso de pie y rápidamente se vio la diferencia de tamaños entre él y Luna, llegándole la muchacha al pecho seguramente con tacones. - ¿Tu mente te lleva a deducir que por regalarte un cuchillito puedes hablarme de esa forma, cortesana? – susurró, arrastrando sus palabras. Sus labios estaban tensos y sus ojos no se movían de los de ella - ¿Hum? – increpó al instante.

Evans era un hombre realmente relajado, pero lo que lo había llevado a ese sitio esa noche no era algo que le hubiese gustado. De por sí, quiso no creer aquello que había llegado a sus oídos pero no podía simplemente tolerar que algo así pasara ¡Más ahora que Raphael había muerto! Era escupir en su recuerdo el hecho de dejar que esa asquerosa muchacha hiciese cosas semejantes – Veo que tu y ella están muy unidos últimamente, Eliah – dijo, elevando la voz sin siquiera sacar por un instante los ojos de la mirada altanera de la joven – Imagino que te ha contado sus pasatiempos ¿Lo has hecho, Luna? – preguntó, manteniendo el tono de voz alto. Aspiró lo último que quedaba del cigarrillo y lo echó al suelo, ladeando por un instante la cabeza hacia éste. Y entonces, sin mediar distancias, estiró el brazo para tomar a la niña de la nuca con su mano libre. Buscaría sujetarla con su fuerte diestra para guiarla al baño donde Eliah se había metido, para echarla sobre el suelo de éste, sin importarle lo terrible que fuese la escena para su amigo – ¡Sucia ingrata! – gritaba por primera vez desde que había ingresado al sitio. –¡Cuéntanos qué hacías en los bosques hablando con un licano y bebiendo la sangre de un asqueroso animal!-
avatar
Evans Cromwell
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 96

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Vie Oct 11, 2013 7:16 pm

Ella se levanto como si de resortes fuesen sus músculos, y se sacudió un poco Demasiadas acusaciones y muy poca la oportunidad de hablar, pese a todo ella no perdió su semblante tranquilo y hasta relajadamente alegre. Pese quizás a lo que Evans esperaba ella sonrio y se encogió un tanto de hombros mientras miraba a Eliah quien como se estaba bañando pues… dejaba ver que el karma quizás si estaba de su lado esa mañana después de todo, se sonrojo un poco y luego miro a otro lado quizás se pondría una toalla o algo.

-Si, si, ¿ pero sabe algo mi estimado caballero?, puedo caminar yo solita, a veces incluso en tacones.

Miro la taza, bajo la tapa de esta y tomo asiento ahí usándolo de silla pues no es que fuera experta en reuniones ni esas cosas, pero un baño no era quizás la mejor elección para una, anda, las costumbre de los Raphael eran mas y mas extrañas cada vez. Y dejaba entre ver que no tenían mucho aprecio por el espacio personal o la privacidad.

-Si, salí a caminar al bosque, quizás de mas por que llegue a una zona donde no había estado antes. Y si me tope con un lobo y entable conversación con el, pero vamos ¿Qué pretendía que hiciera? ¿Masajearlo hasta morir?... Ni siquiera estaba segura de que era lo que el podía hacer, considero que arrojarme a batalla sin armas y contra lo desconocido raya mas en lo imbécil que intentar razonar y ver una vía alternativa de escape… Pero denuevo, no soy un líder táctico como ustedes dos.. puedo aceptar sugerencias por si me vuelve a ocurrir.

Lo miró con mucha curiosidad de lo que pudiera decirle, de verdad se suponía que ellos tenia muchos años ya de prectica y debían tener una alternativa mejor si a tantos gritos venían a lo que ella había optado por hacer. Sin embargo continuo con su relato de los hechos in ninguna intensión de ocultar nada.

-Además debo decir que al ver que no me atacaba me dio curiosidad, saber que era lo que pasaba por su mente al tenerme ahí y no matarme, le pregunte un par de cosas, luego me pidió que me fuera y eso hice. Comía un animal.. por que no me gusta la sangre humana y aun as para mi es algo difícil… como nota cuando estaba viva era vegetariana. Considero fortuito que pudiese regresar de una pieza, pero anda que todo esto me trae a mi un par de preguntas.

Entonces de reojo miro a Eliah, puesto que lo que pensaba era algo un tanto descabellado pero ya que estaban en interrogatorio , podría traer mas luz al asunto o eso creía.

-La persona que te lo contó no pudo ser ni el lobo ni yo, así que había alguien más ahí, uno de los nuestros… ¿Por qué en lugar de ayudarme con el lobo, quien evidentemente tenia mas ventaja que yo *dice casi musitando para si el esto ultimo* prefirió ignorar mi posible muerte y vino corriendo a la fortaleza?... El que no lo hiciera me deja ver que simplemente no valgo mucho para este clan y esta bien no espero menos *sonrió casi burlonamente , aunque muy para si misma*. Pero entonces me deja una pregunta aun mayor. ¿Por qué ahora estas tan molesto? ¿Qué puede saber una pobre cortesana que haga que unas palabras cruzadas con un lobo sea de tan crucial prioridad para que un líder se torne tan hostil?... Por que en realidad no tengo idea de nada aquí y eso creo que lo saben de sobra, ¿acaso es tan frágil la seguridad de la fortaleza que lo que yo haga puede ponernos a todos en peligro o hacernos quedar mal?...

De verdad parecía algo consternada por la idea , ya los lobos habían bien donde estaban , los ataques lo habían confirmado mucho antes de su incursión al bosque, y poco a poco todo lo que había escuchado de rumores por aqui y por allá tomaban un tinte bastante a considerar. Subió las piernas y las cruzo mirando a Evans fijamente, esperando una respuesta de el, no importaba mucho como reaccionara, puesto que sus actos y palabras serian respuesta para ella de una u otraforma.
avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Eliah Amasias el Vie Oct 18, 2013 8:45 am

El vampiro de largos cabellos escuchaba atentamente toda la conversación, sorprendido por el mal humor de su hermano de sangre. Algo debía haber hecho Luna para enfadarlo tanto… Era cierto que se había saltado a la torera todo el rollo de jerarquías y de rangos, nunca le había hecho demasiado caso a ese aspecto y no empezaría ahora. Lo que si debía reconocer es que se había comprometido con ella a muchas cosas demasiado rápido, sin pensar en todas las consecuencias, por mucho que quisiera el poder, aún tenía que consultar con sus compañeros algunas decisiones. Realmente, era bastante raro en Eliah ser tan sociable con una persona. ¿Quizás el jugar tanto tiempo al llanero solitario le había pasado factura? ¿Quizás su mente no había podido soportar durante tanto tiempo la carga que le había sido impuesta e inconscientemente había buscado un posible aliado?

Eliah endureció la expresión al escuchar la última frase y movió ligeramente el rostro, observando a la sonriente muchachita desde su posición recostada en la gran bañera. Estaba completamente tumbado en ella, con el agua transparente hasta el pecho. Las acusaciones de Evans eran graves, muy graves, no podía ignorarlas por mucho que quisiera. La guerra interna de Raphael le había robado toda la atención, tanto que el hecho de matar lobos formaba parte de una tarea mecánica que hacía por compromiso. Pero aunque los chuchos fueran indiferentes en ese momento, sus acciones afectaban a todo el clan. –Explícate Luna- Dijo simplemente, mirándola de reojo desde su incómoda posición.

La muchacha habló claro y sin tapujos, terminando con una acusación directa hacia el vampiro pistolero. Era momento de intervenir. Se levantó de la bañera sin preocuparse demasiado por su desnudez, salió de ella y tomó una toalla, colocándosela alrededor de la cintura. –En cierto modo ambos tenéis razón, tu no deberías haber salido sola por el bosque y mucho menos interactuar con un lobo y nosotros deberíamos tener un poco más de cuidado con los novatos.- Miró a Evans y le dio una palmada en el hombro. –Tiene potencial, puede ser una buena guerrera si la preparamos y sabes muy bien que va siendo hora de renovar la plantilla de guerreros del clan, estamos quedándonos pocos y eso es peligroso en los tiempos que corren. Olvida ese desliz y achacalo al desconocimiento-

Salió del baño y se vistió con la ropa de guerrero que tan bien conocía Evans. –La he tomado como alumna, yo mismo me encargare de su entrenamiento, así como de su educación.- Se colocó el cinturón de la invisible Aether y se cruzó de brazos, mirando a la pareja en el extraño lugar de reunión. –Pero quiero que quede claro que yo no respondo de tus actos Luna, voy a ser tu maestro, no tu padre. Si la cagas de nuevo, Evans te dará unos azotes y yo no haré nada para impedirlo. ¿Entendido?- Eliah lanzó una mirada “amigable” a su mejor amigo, una mirada que conocía muy bien, la veía cada vez que el espadachín se encaprichaba con algo. 

–Tomate esto como un examen, le echamos un ojo en una misión de campo, si crees que tiene potencial bien y si no, de vuelta a dar masajes. Pero al menos dale una oportunidad, regáñala y azótala todo lo que quieras ahora. Pero relájate, respira hondo y piensa que nos vamos a patear unos cuantos culos peludos. Te vendrá bien, tienes cara de estreñido.- El vampiro intentó relajar un poco el ambiente, aunque sabía muy bien que Evans tenía motivos para estar bien cabreado. 
avatar
Eliah Amasias

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Evans Cromwell el Vie Oct 25, 2013 10:42 pm

Ya la actitud de la jovencita le estaba tocando peligrosamente los cojones. No podía ponerse en el papel de cortesana así su vida dependiese de ello y eso lograba llamar a una bestia oculta en el interior del cazador que ya estaba arañando para escapar. Al verla sentarse como si nada, acomodándose con cuidado mientras sus tacones amenazaban con dañar sus propios tobillos, Evans estudió claramente las acciones de la mujer a la vez que se cruzaba de brazos. Ni siquiera le importó que Eliah anduviese mostrando su ser desnudo frente a ambos. Había un tema a tratar ahí y era el acto que podría significar traición para todo un clan de parte de una pobre cortesana que no servía ni siquiera para hacer un masaje – Te arrancaría la mano antes de que tus dedos se posasen siquiera sobre sus hombros, cortesana. Pero a pesar de eso, a pesar de que no sirvas para nada más que limpiar, y ni eso, sigues teniendo la sangre de Raphael en tus venas… ¿Y le pides alimento a una asquerosa artimaña de Gaia? – preguntó de repente. En su tono de voz se podía notar el asco y la repulsión que le causaba aquello, casi como si no pudiese dar crédito siquiera al relato que le habían dado los guardias y ahora Luna aceptaba sin siquiera molestarse en mentir.

Luego, a medida que ella hablaba, más y más preguntas aparecían en la mente del cazador. ‘Comía animal’; ‘Le dio curiosidad’, ‘No le atacaba’. Evans tenía sus ojos clavados en ella de tal forma que por un instante hasta se le olvidó que Eliah estuviese presente. Muy por el contrario, estaba tratando de reacomodar toda la versión de la joven y su defensa en su mente lo cual era terriblemente difícil para alguien que veía a los licanos como enemigos sin dar derecho a réplica – Eres tonta ¿verdad? Te metiste en su territorio ¿sabes que eso puede ser tomado como que los Raphael estamos tratando de invadirles? – pregunta, sabiendo al instante que ella apelaría a su incapacidad de pensar para poder defenderse, y eso, si quería defenderse dado que parecía demasiado prestada a su suerte desde que él puso un solo pie en aquel lugar. Ella podía recurrir a todas las tretas infantiles que se le ocurriesen, desde culpar a su padre por una infancia temible hasta apelar al hecho de que a nadie en el clan le importaba un carajo su existencia. Pero Evans estaba en una sintonía demasiado diferente para siquiera preocuparse o intentar sentir empatía por el pesar de la muchacha –Oye, niña. No hablamos de tus problemas existenciales aquí ¿No entiendes? – pregunta con real molestia. Evans usualmente no era de dar vueltas al hablar pero ahora se notaba que el carácter del cazador era estrictamente hostil, casi como si no soportase la sola idea de compartir el mismo espacio con esa muchacha. ¿Y la razón? Ella no lo merecía- Ni siquiera eres una buena cortesana. Eres una sombra que se escabulle cual rata por la fortaleza. No te has ganado el respeto de nadie, ni siquiera su afecto… - empezó a decir, con el tono de voz peligrosamente grave y bajo - ¿por qué deberían salvarte? – preguntó, finalmente. Su mirada era pétrea, incapaz de reconocerse en ella al viejo bromista mercenario que Eliah conocía desde hacía años. Estaba molesto, enfurecido. – Si no te importa la seguridad de los tuyos ¿Qué me impide acusarte de traidora ahora mismo? No eres más que una cortesana que no bebe sangre y se mete en lios. Eres…- empezó a decir pero la voz de Eliah lo atrajo de nuevo a la realidad. Una realidad donde  se notaba lo que en realidad pasaba: Evans estaba enojado al saber que Luna era una Raphael sin merecerlo pero, a pesar de eso, su mejor amigo la había tomado como alumna para ¿Hacerla amazona?. El Mercenario abrió sus ojos, incapaz de ocultar su sorpresa a la vez que se erguía frente a su camarada, casi desconociéndole al escucharle decir aquello. No había esperado que él le apoyase ante aquello. Era sabido que Eliah tenía cierta debilidad por las mujeres mientras éstas no fuesen Arcueid pero de ahí a tomarla como su aprendiz...Eso sí que era algo extraño y no le caía en gracia para nada - ¿Tomarás a esta cortesana inútil como tu aprendiz? – preguntó, dejando de mirar a la muchacha para clavar sus ojos ambarinos en Eliah. ¿Acaso su amigo había olvidado lo que las amazonas eran y el honor que significaba pertenecer a ellas que deseaba que Luna perteneciese a sus filas? -¿Perdiste la razón? ¿Potencial? ¿Cambiar a nuestra gente? ¡Los guerreros no son como ella! ¡Les insultas ante la sola mención! ¿Qué demonios te pasa? – exclamó, notoriamente molesto, elevando su voz a la vez que negaba con la cabeza, incapaz de dar crédito a sus oídos. Y entonces llegó la mirada de parte de él que le decía ‘Viejo, apóyame. Saldrá bien’. Sin embargo, Evans tenía su gesto implacable sobre su camarada, a la vez que negaba con la cabeza – Arcueid pasó tres siglos probándote a ti y a todos nosotros que podía ser una guerrera. Y tu, ni siquiera ahora, la aceptas como tal. ¿Y traes a una cortesana, una inútil, una cualquiera y quieres que yo la acepte como “chica con potencial”? – arrastraba sus palabras. Éstas emergían de su garganta como si las hubiese estado guardando por demasiado tiempo ya – No, Eliah. De ser por mí, de saber que tu no la proteges, la habría matado hoy mismo a ella y al idiota que la convirtió. ¿Llenar nuestras filas de gente que no tiene ni siquiera una mínima idea de lo que es ser un Raphael? ¿Qué va a pedir a los licanos que les alimenten porque no quieren comer humanos? ¿Qué sigue? ¿Propondrán traer un macho licano con el cual revolcarse? No...- susurró. Cada palabra era lenta, grave y baja pero dejaba en claro que Evans estaba en total desacuerdo con lo que estaba pasando – Las mujeres que no pelean, sirven. Los hombres que no pelean, mueren. Y con ese ejercito hemos sobrevivido desde que los Raphael pisaron la tierra. Ahora menos que nunca debemos permitirnos tener “débiles” entre los nuestros. -
avatar
Evans Cromwell
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 96

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Luna Midnight el Vie Oct 25, 2013 11:40 pm

-wow...

Y no dijo nada mas, subió las piernas y se abrazo un poco de ellas, solo mirando a los dos hablar a Evans casi soltar espuma por la boca y ella solo se limito a mirarle. Moviendo solo la mirada de lado a lado mientras intercambiaban puntos de vista, aparentemente lo que ella tuviese que decir, opinar o expresar pues estaba de mas. Por su cabeza paso las expresiónes “si quieren vengo mañana a que me digan que resolvieron” o “creo que debí pedir mas que una pizza ayer”. De pronto y sin darse cuenta se había perdido de ¾ partes de la conversación que tenían ellos dos, lo ultimo que escucho fue: “Ahora menos que nunca debemos permitirnos tener “débiles” entre los nuestros. “ … Lo que la hizo regresar a la realidad aunque ya no tenia ni idea de que estaban hablando asi que solo se quedo a la expectativa abriando sus ojos en búsqueda de alguna pista por que si le preguntaban estaría en problemas. Por lo que solo puso rostro de estar recibiendo regaño y parecer apenada por ello. Miro a Eliah a ver que respondia de lo que estaban hablando, ya de por si parecía tener problemas como para enfatizarlos con algo fuera de lugar.


nota:
Ella no usa tacones, trae botas tipo militar, lo puse arriba. y solo pondre eso, perdonen si no escribo mas pero, creo que le corresponde a Eliah responder.

avatar
Luna Midnight
HIJOS DE RAPHAEL
HIJOS DE RAPHAEL

Mensajes : 308

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche diferente.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.